La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Santos Felipe y Santiago, apóstoles LA LITURGIA, FUENTE DE VIDA ESPIRITUAL Primer día.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Santos Felipe y Santiago, apóstoles LA LITURGIA, FUENTE DE VIDA ESPIRITUAL Primer día."— Transcripción de la presentación:

1 Santos Felipe y Santiago, apóstoles LA LITURGIA, FUENTE DE VIDA ESPIRITUAL Primer día

2 Concilio Vaticano II La liturgia centro de la vida espiritual de los bautizados. La liturgia nutre y es fuerza vital para ser testigos del Misterio Pascual. Subraya la importancia de la acción del Espíritu (SC 43).

3 Nuevo Testamento Toda la vida cristiana es existencia pascual. Bautismo es participación de la vida nueva que proviene de la Pascua de Jesucristo celebrada en el sacramento. Bautismo es una realidad presente y que transforma lo cotidiano. Algunos textos: Romanos 6, 1-14; Colosenses 2, 12; 1Corintios 6, ; Hechos 2, 42-47: Predicación de la Palabra. Fracción del pan. Oración –casa y templo-. Comunión de bienes y de vida. Diakonía. Testimonio de vida. Liturgia lleva al servicio y al testimonio y a la predicación, no se pueden separar.

4 Época Patrística hasta el Siglo XIII Los Padres de la Iglesia continúan y desarrollan la línea del Nuevo Testamento. Parten de los sacramentos celebrados para introducir a los creyentes a la práctica cristiana. La liturgia es el lugar de la plena identificación con Cristo, centro de la vida cristiana. Liturgia y espiritualidad son dos realidades inseparables. Es fundamental la catequesis mistagógica (introducción a los misterios por medio de los signos presentes en las celebraciones) La liturgia es el lugar por excelencia del encuentro con Cristo y de la recepción de la gracia. Lugar de adoración y alabanza en espíritu y verdad.

5 Siglo XIII hasta finales del Siglo XIX Son escasos los que buscan y encuentran en la liturgia el alimento de su vida espiritual. A partir del Siglo XIII aparece formas de espiritualidad desgajadas de las acciones litúrgicas. Siglo XVI dos grandes santos: Ignacio de Loyola y Teresa de Jesús tienen el vivo sentido de Dios Ignacio: todo gira en torno a la Eucaristía. Teresa: hace alusiones en sus escritos a elementos de la liturgia. Siglo XVII: Francisco de Sales habla en particular de la penitencia y de la Eucaristía.

6 La separación entre liturgia y vida espiritual se origina en que ésta no se comprende como acción eclesial ni como actualización del misterio de la salvación. Predomina la acción humana y el compromiso moral. El elemento subjetivo individual está por encima de los elementos comunitarios del misterio cristiano. Occidente elabora una teología, pastoral, catequesis y moral desconectada de la liturgia. Liturgia y espiritualidad van por caminos paralelos.

7 Movimiento litúrgico Finales del Siglo XIX, necesidad de unir las dos realidades. Se habla de espiritualidad litúrgica. Nace el movimiento litúrgico. Son pioneros: Dom Próspero Guéranger, Dom Lambert Beauduim, Dom Columba Marmion, Romano Guardini. El ideal es favorecer un acercamiento de los fieles a la celebración litúrgica.

8 Pío X – Motu proprio Tra le sollecitudini -: La liturgia es la fuente primera del verdadero espíritu cristiano. Pío XII – Encíclica Mediator Dei -: La liturgia es la acción de todo el cuerpo místico de Cristo, ejercicio del culto público que el Cristo total, cabeza y miembro dirige al Padre. Se quiere encontrar un equilibrio entre la liturgia y las prácticas personales de piedad.

9 Concilio Vaticano II SC cristaliza las líneas fundamentales del movimiento litúrgico: El sujeto de la celebración es la asamblea litúrgica. Todos son actores de la celebración. La existencia debe quedar comprometida con lo celebrado (SC 48). La finalidad de la liturgia es implantar en los fieles una vida insertada en el misterio de Cristo. La espiritualidad litúrgica es la base de toda la vida espiritual del cristiano (SC ). La liturgia es el lugar del encuentro con el Padre y con su enviado Jesucristo.

10 La liturgia es obra de la Redención humana y de la glorificación a Dios (SC 5). La celebración no es propiedad de nadie. Todo el pueblo santo de Dios es protagonista. El ministro ordenado debe hacer sentir la presencia viva de Cristo. La acción litúrgica no se agota en la asistencia sino debe llevar una actitud celebrativa. Todos deben saber comprender, responder, estar en silencio, cantar, actuar. Debe aparecer la conciencia de ser un pueblo sacerdotal y de la exigencia de la fraternidad (SC 10). La Palabra de Dios conquistó un puesto de máxima importancia:

11 La Palabra de Dios conquistó un puesto de máxima importancia (SC ): Se impone un trabajo de formación bíblica. Palabra y sacramento forman un solo acto de culto. Es necesario crecer en la capacidad de escucha y de respuesta, de proclamación que se entienda y digna, una homilía que cumpla la función de partir el pan de la palabra para verla como acontecimiento presente de salvación y pueda ser traducida en la vida.

12 La liturgia es la espiritualidad propia de la Iglesia. Liturgia: Acción sagrada. Con un rito. En la Iglesia. Mediante la Iglesia. Se ejerce la obra sacerdotal de Cristo: santificación de la humanidad y glorificación de Dios. Dimensión descendente y ascendente.

13 Vida espiritual: Es la relación personal con Dios. Conjunto de actitudes interiores y exteriores. Implica el ámbito de la fe, la oración y su traducción en lo personal y la vinculación con los demás. Afecta lo más íntimo y lleva exigencias y compromisos.

14 La liturgia como encuentro con Cristo a. Presencia operante de la acción salvadora de Jesucristo (SC ). El cristiano debe alimentar su vida por medio de una participación consciente, activa, plena y fructuosa. b. Incorporación a Cristo. La liturgia hace presente a Cristo y su acción salvadora y la pone en directa relación con la comunidad celebrante y con cada individuo de manera real.

15 c. Obra del Espíritu Santo. Este encuentro con Cristo en la liturgia es obra del Espíritu Santo y tiene una cuádruple misión: Preparar. Recordar y manifestar. Hacer presente y actualizar. Fructificar.

16 d. A través de la Palabra y del sacramento. la espiritualidad cristiana debe ser bíblico - litúrgica. Palabra y sacramento son inseparable, la gracia comunicada por la Iglesia es efecto común de los dos.

17 a. Es fuente de vida nueva en Cristo y en el Espíritu. Por medio de la liturgia vamos haciéndonos discípulos más perfectos del Señor. b. Fuente de piedad (y actitud reverencial y de entrega a Dios) La celebración litúrgica crea en los que celebran la actitud de alabanza y agradecimiento, de dependencia filial y confiada. Todos los elementos de la liturgia nos llevan a un afecto cordial y dialogal con Dios, a una entrega a su voluntad. La liturgia estimula y alimenta la oración personal.

18 c. Fuente de santificación. La liturgia alimenta la fe, la esperanza y la caridad (SC ). La santidad consiste conocer a Cristo y asimilarlo en la propia existencia (identificación, configuración, divinización). d. Fuente de conducta moral. Lo que recibimos en la celebración litúrgica por medio de la fe, debe ser expresado en la vida (SC 10). El cristiano debe vivir lo más coherentemente posible con su incorporación sacramental a Cristo.

19 e. La espiritualidad cristiana debe ser litúrgica. No se puede definir la experiencia cristiana sin situarla en el ámbito culto espiritual ofrecido en la celebración y en la vida. La liturgia es el fundamento, la fuente, el alimento y la expresión de la vida espiritual.


Descargar ppt "Santos Felipe y Santiago, apóstoles LA LITURGIA, FUENTE DE VIDA ESPIRITUAL Primer día."

Presentaciones similares


Anuncios Google