La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El Evangelio según Lucas. CAPÍTULO 8 Bosquejo: Las mujeres que servían a Jesús (8:1-3) La parábola del sembrador (8:4-15) Todo sale a la luz (8:16-18)

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El Evangelio según Lucas. CAPÍTULO 8 Bosquejo: Las mujeres que servían a Jesús (8:1-3) La parábola del sembrador (8:4-15) Todo sale a la luz (8:16-18)"— Transcripción de la presentación:

1 El Evangelio según Lucas

2 CAPÍTULO 8 Bosquejo: Las mujeres que servían a Jesús (8:1-3) La parábola del sembrador (8:4-15) Todo sale a la luz (8:16-18) La verdadera familia de Jesús (8:19-21) Jesús calma la tempestad (8:22-25) El endemoniado de Gadara (8:26-39) La mujer del flujo de sangre (8:40-48) La hija de Jairo (8:49-56)

3 CAPÍTULO 8: ¿DONDE? Capernaúm Gadara Mar de Galilea Magdala

4 CAPÍTULO 8: ¿QUIÉN? Jesús No hace distinción en el trato, entre el hombre y la mujer: vv 2-3 Era sostenido en parte, por estas mujeres: v 3 Revelaba grandes verdades por parábolas: vv 4-10 Revela que su verdadera familia son los que le obedecen: v 21 Confía plenamente en la protección de Dios: vv Demuestra una vez más que es Dios, pues tiene poder sobre los fenómenos metereológicos: vv Tiene autoridad sobre los demonios: vv 28 y 30 Se apiada hasta de la legión de demonios: vv Es consciente de su poder: v 46 Ve de otra manera la muerte: v 52

5 CAPÍTULO 8: ¿QUIÉN? Los discípulos Necesitan entendimiento para comprender las parábolas, y lo buscan: vv 9-10 Todavía no llegan a confiar en el poder de Jesús: vv Los más cercanos a Jesús eran Pedro, Jacobo (Santiago) y Juan: v 51 La mujer del flujo de sangre Enferma desde hace 12 años: v 43 Sería de pocos recursos por su gasto en médicos: v 43 Valiente por acercarse a Cristo en medio de la multitud: v 44 y 47 Era considerada inmunda

6 CAPÍTULO 8: ¿QUIÉN? Jairo Principal de la sinagoga (Escriba o Fariseo): v 41 Tenía una unigénita de 12 años de edad: v 42 A pesar de su estatus, conocía y confiaba en Jesús: v 41

7 CAPÍTULO 8: ¿QUÉ y COMO? Inciso del autor para mostrar quienes servían a Jesús. Nuevamente se destaca la importante labor de la mujer. Nueva parábola con mensaje para distinguir a los que se interesan por el evangelio. Jesús sigue dejando claro quienes son los suyos. Nuevas demostraciones de autoridad: La tempestad y los espíritus inmundos Dos historias milagrosas entrelazadas: La sanación que no pudieron lograr los médicos y lo que nadie puede lograr, la resurrección de una persona

8 Lucas destaca en este relato el papel de la mujer en una cultura mayormente machista. Se trata de un inciso interesante tras el incidente anterior con la mujer pecadora. 8:1 El pasaje arranca con un momento indefinido, con el correr del ministerio de Jesús y los doce en su viaje por Galilea. 8:2-3 Jesús ya había sanado a algunas de estas mujeres, por lo que el servicio de ellas era un respuesta de gratitud. 8:2-3 Las mujeres eran María de Magdala (Magdalena), Juana (esposa de Chuza, el mayordomo de Herodes), ambas serán testigos privilegiados de la muerte y resurrección de Cristo. De Susana se sabe poco más. Lucas indica que hay más mujeres sirviendo y apoyando económicamente la obra. CAPÍTULO 8:1-3

9 A continuación viene una de las parábolas más conocidas de Jesús. Una de las más críticas con las actitudes humanas. Esta parábola también se encuentra en Mateo 13:1-9 y Marcos 4:1-9 La introducción de las mujeres que sirven es un buen ejemplo de lo que significa una semilla que germina y da fruto, como demostrará Jesús a continuación. 8:4 Aprovechando las multitudes que le seguían (cada uno con sus motivos) el maestro les contó una parábola. 8:5-8 La parábola del sembrador no es una historia extraña para un pueblo acostumbrado a las labores de los agricultores, de hecho, es algo tan sencillo y básico, que hoy día también se puede comprender por personas no familiarizadas con el campo CAPÍTULO 8:4-18

10 PARÁBOLA DEL SEMBRADOR JUNTO AL CAMINO Los de corazón duro Ejemplos: Faraón (Éxodo 5:2) Los escribas y fariseos (Mateo 23:27). ENTRE PIEDRAS Los emocionales sin base Ejemplos: Muchos que seguían a Jesús (Juan 6:63-66). Los 9 leprosos (Lucas 17:12-17). ENTRE ESPINOS Los afanados Ejemplos: El joven rico (Marcos 10:17-22). Salomón (1ª Reyes 11:1-4). BUENA TIERRA Los verdaderos creyentes Ejemplos: Hebreos 11

11 8:8 Destacar que Jesús dijo a gran voz lo de El que tenga oídos para oír, oiga Para llamar aún más la atención de su público. 8:9 Aunque esta parábola es una historia sencilla, los discípulos probablemente no captarían su sentido espiritual. 8:10-15 Jesús explica la parábola. Con las parábolas se establece un filtro entre los que realmente están interesados en el reino de Dios y los que tienen el corazón endurecido. (v10) 8:16-17 Hay una continuación de este relato: Habla de lo oculto que sale a la luz, probablemente se podría referir al significado de la parábola, la actitud de la gente o los frutos de los que sí han recibido correctamente la semilla. 8:18 Por último Jesús amonesta al que se le ha confiado palabra y no ha llevado fruto en consecuencia. Mateo 5:14-30 CAPÍTULO 8:4-18

12 Este pasaje está muy relacionado con la parábola del sembrador. Lucas lo sabía y decidió colocar esta historia a continuación. Los que producen fruto son también los que forman parte de la familia de Dios. 8:19-20 ¿Quiénes eran los hermanos de Jesús? (Mr 6:3) 8:21 Jesús vuelve a establecer un orden en las prioridades. La familia de la fe esta por encima de la familia carnal. Lucas 14: Lo que no resta suma importancia a la familia carnal. 8:21 Vuelve a poner un filtro para determinar quienes forman parte de la familia de Dios. Aquellos que le obedecen CAPÍTULO 8:19-25

13 Este pasaje esta también en Mateo 8:23-27 y Marcos 4: :22-23 Jesús decide seguir ministrando al otro lado del mar de Galilea, por lo que acorta atravesándolo en barco. Algunos de sus discípulos son expertos en gobernar barcos. Cansado decide dormir durante el viaje. 8:23 Debido a las condiciones geográficas y geológicas en las que se halla el Mar de Galilea, es habitual este tipo de tormenta, aún a pesar de la poca superficie que tiene. CAPÍTULO 8:19-25

14 8:24 Los discípulos se asustaron aún a pesar de tener al Cristo mismo durmiendo en la misma barca. El Señor reprendió a las olas y la tormenta se desvaneció. Es una demostración del verbo divino, la palabra que creó el universo podía detener las manifestaciones atmosféricas. ¿dónde hemos visto otro milagro metereológico? (Stg 5:17-18) 8:25 Los discípulos aún parecen que no conocen a Jesús, que puede que aún duden de su poder o de su amor, pero aún así le siguen. Jesús les reprende con firmeza por estas dudas. CAPÍTULO 8:19-25

15 Este pasaje tiene su equivalencia en Mateo 8:28-34 y Marcos 5:1-20) 8:26 Sería lógico pensar que esto ocurrió después del incidente en el mar. Aunque no se indica claramente, si estaban en la orilla opuesta a donde se encuentra Gadara, podría haber venido desde Capernaúm. 8:27 Un hombre que tenía un episodio de locura incitado por sus demonios. Lucas nos describe su estilo de vida, para mostrar este comportamiento y sus causas. ¡Problema! Mateo afirma que fueron dos hombres. ¿Quién tiene razón? Dos teorías. Marcos es el evangelio más antiguo y además la fuente de los otros dos, este dice que era un hombre. Por otro lado podrían haber sido dos, pero sólo uno se manifestaría. CAPÍTULO 8:26-39

16 8:28 Los demonios podrían haber hecho que el hombre huyera de Jesús al verle, pero más bien al contrario se acercó y se postró. Con su confesión el mismísimo enemigo estaba contestando a la pregunta de los apóstoles en 8:25. Satanás es consciente de la superioridad divina de Jesús. 8:29 Otro apunte más de Lucas sobre las circunstancias del Gadareno. Los endemoniados pueden desarrollar una fuerza, en ocasiones sobrenatural. Jesús es capaz de detener lo que los hombres no son capaces. 8:30 Una vez identificado Jesús, también quiso que el hombre se identificara, quizá para que su alrededor pudiera comprobar la gravedad de este hombre y la existencia de estos demonios. Legión puede significar una gran y bélica multitud de ellos. CAPÍTULO 8:26-39

17 8:31 Los demonios sabían lo que les esperará en el final de los tiempos. (Mateo 8:29) ¿Qué les espera? Apocalipsis 20:1-3, 10, :32-33 Los demonios rogaron ocupar otro cuerpo vivo y Jesús les dio permiso para ir a los 2000 cerdos que había. Estos reaccionaron por la posesión demoníaca arrojándose por uno de los muchos acantilados de esa zona del mar de Galilea. ¿Por qué creéis que Jesús permitió que esto sucediera? 8:34-35 Los dueños de los cerdos asustados, avisaron a los de la ciudad y vieron claramente el milagro de ver al hombre atormentado en su sano juicio. En lugar de alegrarse por su vecino y de tener entre ellos al Cristo, temieron. CAPÍTULO 8:26-39

18 8:36-37 Para corroborar la veracidad de este acto milagroso, los testigos les contaron como sucedió todo. ¿Qué hicieron? Le echaron de allí, por temor. Jesús se volvió probablemente por donde vino. 8:38-39 Como agradecimiento, el hombre quiso volver con Jesús, pero este le dio una misión más interesante. El propio Jesús no tenía suficiente crédito para estar con estos gadarenos, pero el ex-endemoniado, que ya era muy conocido en aquel lugar, sí podía dar testimonio a los suyos, y así ocurrió. CAPÍTULO 8:26-39

19 El pasaje equivalente se encuentra en Mateo 9:18-26 y Marcos 5: Mateo colocó entre medias del regreso de Jesús y los apóstoles y la intervención de Jairo, algunas de las predicaciones de Jesús 8:40 Es bastante probable que Jesús volviera a Capernaúm. Donde todos le recibieron con gozo, al contrario del miedo que se provocó en la otra orilla del mar. 8:41 Aparece Jairo, uno de los ancianos (administradores) de la sinagoga. Podría no ser tanto un fariseo, sino ocupar un cargo de carácter laico. Se postra a los pies de Jesús. A menudo postrarse se traduce también como adorar, aunque este no es el caso. CAPÍTULO 8:40-56

20 8:42 Jairo quería que Jesús fuese a su casa a ver a su única hija enferma. (Tanto sería así que no podía sacarla de su casa). No se indica su enfermedad, tan sólo que esta agonizando. El detalle de la multitud oprimiendo a Jesús no hace sino darle más sentido a lo que ocurrirá después. 8:43 Una mujer aparece en la escena. Curiosamente padecía de flujo de sangre desde la misma cantidad de años que edad tenía la hija de Jairo. Lucas nos la presenta de forma breve. El flujo de sangre, se da por sentado que es uterino. 8:44 Le bastó con acercarse por detrás de Jesús y apenas tocar una borla de su vestidura, para ser curada. En contraste con Jairo ¿Por qué no le pidió que le sanara de frente? Levítico 15:19. Idea hebrea de sangre contaminada. CAPÍTULO 8:40-56

21 8:45-46 Aunque la multitud oprimía a Jesús, el Señor es consciente de haber curado a alguien, es más, sabe quién fue curada. ¿Por qué lo pregunta? 8:47 Jesús no quiere contactos anónimos. Quiere una relación personal y directa. La mujer confesó delante de todo el pueblo. Ella antes era inmunda. 8:48 El sencillo pero imperfecto gesto de fe hizo que quedara sanada. La confesión hizo que fuera salvada. 1ª Juan 1:9. Además, nótese de la expresión cariñosa hija con la que se dirige Jesús a la mujer. 8:49 Este contratiempo hace que Jesús llegue tarde a la sanación de la hija de Jairo CAPÍTULO 8:40-56

22 8:50 Nuevo no temas ¿dónde hemos oído esto antes? ¿Creer te hace salvo? 8:51 Jesús tiene a su círculo más íntimo de discípulos, son los que le acompañan en este momento tan difícil. ¿Adonde más le acompañan estos tres? 8:52 La expresión dormir es muy utilizada para referirse a la muerte… hace mención clara a algo transitorio, algo que pasará. Por lo tanto ¿cómo ve Jesús la muerte? Daniel 12:2, 1ª Corintios 11:30, 15:6, 1ª Tesalonicenses 4: :53 Si no vemos las cosas como Dios las ve, para nosotros son locura, no las entendemos. 1ª Corintios 1:18, 2:14 CAPÍTULO 8:40-56

23 8:54 Nueva palabra de autoridad. Otros ejemplos de autoridad con la voz de Dios: Lucas 7:14, 8:24, Génesis 1:3. Con razón Juan le llama el verbo. Juan 1:1 8:55 Nueva demostración de discernimiento espiritual, en relación al detalle del regreso del espíritu al cuerpo de la niña 8:56 Jesús vuelve a pedir que no dijeran nada a nadie. ¿Por qué puede ser esto? CAPÍTULO 8:40-56


Descargar ppt "El Evangelio según Lucas. CAPÍTULO 8 Bosquejo: Las mujeres que servían a Jesús (8:1-3) La parábola del sembrador (8:4-15) Todo sale a la luz (8:16-18)"

Presentaciones similares


Anuncios Google