La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

¡ NO SE OLVIDA !. 2 de octubre de 1968…. Se aproximaban los esperados juegos olímpicos en nuestro país, todo estaba casi listo, pero nadie pensó que.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "¡ NO SE OLVIDA !. 2 de octubre de 1968…. Se aproximaban los esperados juegos olímpicos en nuestro país, todo estaba casi listo, pero nadie pensó que."— Transcripción de la presentación:

1 ¡ NO SE OLVIDA !

2

3 2 de octubre de 1968…. Se aproximaban los esperados juegos olímpicos en nuestro país, todo estaba casi listo, pero nadie pensó que una revolución estaba lista para salir a flote. Todo comenzó como una manifestación cotidiana por parte de estudiantes, pero el gobierno al ver que las cosas se salían de control y el día esperado estaba a la vuelta de la esquina decidió recurrir al ejercito para terminar con esto sin medir las consecuencias que esto traería.

4 El fatídico 2 de Octubre de 1968 José Rafael López padrino Domingo, 5 de octubre de 2008 Hasta ahora no se sabe exactamente la cifra de las víctimas asesinadas en Tlatelolco: fallecidos según el parte oficial, 325 según una cuidadosa investigación del periódico inglés Manchester Guardián y según algunos defensores de los derechos humanos y testigos presenciales. Sin embargo, de alguna manera, la estimación se ha establecido en 300 fallecidos. Pero además hubo detenidos, de los cuales fueron encarcelados, algunos de ellos durante varios años, sin juicio, o con procesos amañados y sin garantía alguna de defensa. El gobierno justificó sus actos acusando al movimiento estudiantil de terrorista, de ser parte de una conspiración "comunista" promovida por agentes internacionales que atentaban en contra de la seguridad de la República. A escasos diez días después de la masacre se inauguraron las olimpiadas en una atmósfera de brutal hipocresía. Llenas de murales proclamaban en una docena de idiomas y colores: "todo se puede con paz" y los XIX Juegos Olímpicos, fueron bautizados irónicamente como La Olimpiada de la Paz. A pesar de que más de 25 ex funcionarios de gobierno y jefes militares fueron acusados por genocidio, incluyendo a los ex-presidentes Gustavo Díaz Ordaz y José Luís Echeverría, ni uno sólo de los señalados como responsables de estos trágicos sucesos, han sido condenados por los tribunales competentes. Por más de 40 años el Estado mexicano se ha transformado en cómplice de estos crímenes al no sancionar judicialmente a los responsables. La Masacre de Tlatelolco fue una sangrienta represión en contra de miles de estudiantes universitarios que reclamaban mejoras en el sistema educacional y mayores libertades para el pueblo mexicano. La lucha contra la impunidad propia de los gobiernos fascistas y autoritarios, no es una batalla de un día, sino de todos los días. Volver a poner en primer plano a la memoria y a la verdad, es indispensable para construir una Patria más justa para todos. Finalmente, mi reconocimiento a Tito Olivio Parra y a René Martínez camaradas venezolanos, participantes de las luchas estudiantiles del 68 y compañeros de prisión durante nuestra reclusión en las celdas del servicio secreto mexicano.

5 Han pasado ya 41 años de aquel terrible acontecimiento, sin embargo las cosas siguen igual por lo que sus muertes fueron en vano. Ese día nunca se borrara de nuestros días, ya que fue una clara muestra de lo que pasa cuando exigimos nuestros derechos de una manera justa y al no ver una respuesta se tiene que recurrir a la ultima opción que es la violencia, pero de todos modos si no hubiese sido de esa manera el gobierno se las hubiera arreglado para controlar la situación al precio que fuera. El gobierno no termina de aceptar que lo que hizo estuvo mal, pero no solo ese fue el caso ya que han cometido muchos errores y no los aceptan ni lo harán.


Descargar ppt "¡ NO SE OLVIDA !. 2 de octubre de 1968…. Se aproximaban los esperados juegos olímpicos en nuestro país, todo estaba casi listo, pero nadie pensó que."

Presentaciones similares


Anuncios Google