La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Grandes hitos que han orientado la catequesis para el momento actual Grandes hitos que han orientado la catequesis para el momento actual El Catecismo.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Grandes hitos que han orientado la catequesis para el momento actual Grandes hitos que han orientado la catequesis para el momento actual El Catecismo."— Transcripción de la presentación:

1

2 Grandes hitos que han orientado la catequesis para el momento actual Grandes hitos que han orientado la catequesis para el momento actual El Catecismo de la Iglesia Católica Finalidad Articulación (partes) El Catecismo de la Iglesia Católica y la catequesis El Directorio General para la Catequesis: ¿Qué es? ¿Qué pretende? Destinatarios Estructura La catequesis de Iniciación Cristiana

3 El concilio Vaticano II: – Constituciones: Dei Verbum Lumen gentium Gaudium et spes – Decretos: Ad gentes divinitus Apostolicam actuositatem Índice

4 P OSTCONCILIO : – RICA (6 de enero de 1972) – Sínodo sobre la Evangelización Exhortación Apostólica: Evangelii Nuntiandi (8/12/1975) – Sínodo sobre la Catequesis en el mundo actual Exhortación Apostólica: Catechesi Tradendae (16/10/1979) – XXV aniversario de la clausura del Concilio y XV de EN Encíclica Redemptoris Missio (7/12/1990) – Preparación del jubileo del año 2000 Carta Apostólica Tertio millennio adveniente.(10/11/1994). – Al comienzo del nuevo milenio Carta Apostólica Novo millennio inneute (6/01/2001). Índice

5 Para presentar fiel y orgánicamente la enseñanza de la Sagrada Escritura, de la Tradición viva en la Iglesia y del Magisterio auténtico, así como la herencia espiritual de los Padres, de los santos y santas de la Iglesia. Para conocer mejor el misterio cristiano. Para reavivar la fe del Pueblo de Dios. Para iluminar, con la luz de la fe, las situaciones nuevas y los problemas que en el pasado aún no se habían planteado. Índice

6 El misterio cristiano es el objeto de la fe (Primera parte). El misterio cristiano es celebrado y comunicado en las acciones litúrgicas (Segunda parte). El misterio cristiano está presente para iluminar y sostener a los hijos de Dios en su obrar (Tercera parte). El misterio cristiano es el fundamento de nuestra oración, cuya expresión privilegiada es el Padrenuestro (Cuarta parte). Índice

7 «Lo reconozco como un instrumento válido y autorizado al servicio de la comunión eclesial y como norma segura para la enseñanza de la fe» Juan Pablo II, Depositum fidei, nº 4. «Pido a los pastores de la Iglesia y a los fieles que lo reciban con un espíritu de comunión y lo utilicen constantemente cuando realizan su misión de anunciar la fe y llamar a la vida evangélica. Este Catecismo les es dado para que les sirva de texto de referencia seguro y auténtico para la enseñanza de la doctrina católica, y muy particularmente para la composición de los catecismos locales» Juan Pablo II, Depositum fidei, nº 4. Índice

8 Directorio de 1971 Directorio de 1997 Índice

9 Es un servicio de la Sede Apostólica para toda la Iglesia (DGC 7). Valioso instrumento teológico-pastoral, adaptado para la nueva situación y a las nuevas necesidades (DGC 7). Recoge la herencia del magisterio pontificio y de la experiencia catequética del posconcilio (sus luces y sus sombras), y la sistematiza sintéticamente en orden a la actividad catequética, siempre en la perspectiva de la presente etapa de la Iglesia (cf. DGC 7). Índice

10 Ayudar a entender la naturaleza y los fines de la catequesis, como también las verdades y valores que deben transmitirse. Solo así se podrán evitar defectos y errores en materia catequética (DGC 9). Encuadrar la catequesis en la evangelización, postulado en particular por las Exhortaciones Evangelii nuntiandi y Catechesi Tradendae (DGC 7). Indicar cómo han de ser asumidos los contenidos de la fe propuestos por el Catecismo de la Iglesia Católica (DGC 7). Señalar los principios teológico-pastorales de carácter fundamental por los que pueda orientarse y regirse más adecuadamente la acción pastoral del ministerio de la Palabra y, en concreto, de la catequesis (DGC 9). Ofrecer reflexiones y principios, más que aplicaciones inmediatas o directrices prácticas (DGC 9). Prestar ayuda para la redacción de Directorios catequéticos y Catecismos (DGC 11). Índice

11 Los obispos. Las Conferencias Episcopales. Cuantos desempeñan una responsabilidad en el campo de la catequesis. Los catequistas. Índice

12 No todas las partes del Directorio tienen la misma importancia. Tiene valor para todos lo que se dice de: La divina revelación. La naturaleza de la catequesis. Los criterios con los que hay presentar el mensaje cristiano. Deben recibirse como sugerencias e indicaciones las partes que se refieren a: La situación presente. La metodología. La manera de adaptar la catequesis a las diferentes situaciones de edad o de contexto cultural. Índice

13 Exposición introductoria El anuncio del evangelio en el mundo contemporáneo Se ofrecen pautas y orientaciones para la interpretación y la comprensión de las situaciones humanas y eclesiales, desde la fe y la confianza en la fuerza de la semilla del Evangelio. Son breves diagnósticos en orden a la misión. El campo del mundo. La Iglesia en el campo del mundo. La siembra del Evangelio. Índice

14 La Primera Parte La catequesis en la misión evangelizadora de la I glesia: Se articula en tres capítulos y enraíza de forma más acentuada la catequesis en la Constitución conciliar Dei Verbum, situándola en el marco de la evangelización, presente en EN y CT. Propone una clarificación sobre la naturaleza de la catequesis. Capítulo I: La revelación y su transmisión mediante la evangelización. Capítulo II: La catequesis en el proceso de la evangelización. Capítulo III: Naturaleza, finalidad y tareas de la catequesis Índice

15 La Segunda Parte El mensaje evangélico: Capítulo I: Normas y criterios para la presentación del mensaje evangélico en la catequesis. Con nueva articulación y en una nueva perspectiva enriquecida respecto al directorio anterior. Capítulo II: Ésta es nuestra fe, ésta es la fe de la Iglesia. Se trata de una capítulo completamente nuevo. Está al servicio de la presentación del Catecismo de la Iglesia Católica, como texto de referencia para la transmisión de la fe en la catequesis y para la redacción de los Catecismos locales. Ofrece principios básicos en orden a la elaboración de los Catecismos por parte de las Iglesias particulares y locales. Índice

16 La Tercera Parte La pedagogía de la fe: Aparece bastante renovada. Se formula lo esencial de una pedagogía de la fe, inspirada en la pedagogía divina; cuestión ésta que concierne tanto a la teología como a las ciencias humanas. Capítulo I: La pedagogía de Dios, fuente y modelo de la pedagogía de la fe. Capítulo II: Elementos de metodología. Índice

17 La Cuarta Parte (Los destinatarios de la catequesis): Se atiende a las muy diversas situaciones de las personas a las que se dirige la catequesis. No pudiendo tratar de forma detallada cada uno de los tipos posibles de catequesis, se consideran solo algunos aspectos relevantes para cualquier situación. Se atiende también a los aspectos relativos a la situación socio- religiosa y de modo especial a la cuestión de la inculturación, en lo referente a los contenidos de la fe, a las personas y al contexto cultural. Capítulo I: La adaptación al destinatario. Aspectos generales. Capítulo II: La catequesis por edades. Capítulo III: Catequesis para situaciones especiales, mentalidades y ambientes. Capítulo IV: Catequesis según el contexto socio-religioso. Capítulo V : Catequesis según el contexto socio-cultural. Índice

18 La Quinta Parte (La catequesis en la Iglesia particular): Criterios para organizar la pastoral catequética que, de hecho, se realiza en la Iglesia particular. Coloca, como centro de gravitación, la Iglesia particular, que tiene el deber primordial de promover, programar, supervisar y coordinar toda la actividad catequizadora. Adquiere un particular relieve la descripción de los respectivos roles de los diversos agentes (que tienen siempre su referencia en el Pastor de la Iglesia particular) y de las exigencias formativas en cada caso. Capítulo I: El ministerio de la catequesis en la Iglesia particular y sus agentes. Capítulo II: La formación para el servicio de la catequesis. Capítulo III: Lugares y vías de la catequesis. Capítulo IV: La organización de la pastoral catequética en la Iglesia particular. Índice

19

20 La catequesis de IC ha de ser: Una iniciación ordenada y sistemática a la revelación que Dios mismo ha hecho al hombre en Jesucristo. Revelación conservada en la memoria profunda de la Iglesia y en las Sagradas Escrituras. Revelación comunicada constantemente, mediante una traditio viva y activa, de generación en generación. Esa iniciación vital y orgánica en el misterio de Cristo es lo que, principalmente, distingue a la catequesis de todas las demás formas de presentar la Palabra de Dios. Índice

21 Es más que una enseñanza: es un aprendizaje de toda la vida cristiana, que propicia un auténtico seguimiento de Jesucristo, centrado en su Persona. Se trata, en efecto, de educar en el conocimiento y en la vida de fe, de forma que el hombre entero, en sus experiencias más profundas, se vea fecundado por la Palabra de Dios. Se ayudará así al discípulo de Jesucristo a transformar el hombre viejo, a asumir sus compromisos bautismales y a profesar la fe desde el «corazón». Índice

22 La catequesis de iniciación ha de propiciar una formación básica y esencial. Se ha de centrar, por tanto, en lo nuclear de la experiencia cristiana, en las certezas más básicas de la fe y en los valores evangélicos más fundamentales. Trata de poner los cimientos del edificio espiritual del cristiano; alimentar las raíces de su vida de fe, capacitándole para recibir el posterior alimento sólido en la vida ordinaria de la comunidad cristiana. Índice

23 Por ser orgánica y sistemática, no se reduce a lo meramente circunstancial u ocasional. Por ser formación para la vida cristiana, desborda (incluyéndola) la mera enseñanza. Por ser esencial, se centra en lo «común» para el cristiano, sin entrar en cuestiones disputadas ni convertirse en investigación teológica. En fin, por ser iniciación: Incorpora a la comunidad que vive, celebra y testimonia la fe. Ejerce, por tanto, al mismo tiempo, tareas de iniciación, de educación y de instrucción. Esta riqueza, inherente al catecumenado de adultos no bautizados, ha de inspirar a las demás formas de catequesis, también la infantil. Índice


Descargar ppt "Grandes hitos que han orientado la catequesis para el momento actual Grandes hitos que han orientado la catequesis para el momento actual El Catecismo."

Presentaciones similares


Anuncios Google