La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LAS RELACIONES ENTRE LA CRIMINOLOGÌA, LA POLÌTICA CRIMINAL Y EL DERECHO PENAL.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LAS RELACIONES ENTRE LA CRIMINOLOGÌA, LA POLÌTICA CRIMINAL Y EL DERECHO PENAL."— Transcripción de la presentación:

1 LAS RELACIONES ENTRE LA CRIMINOLOGÌA, LA POLÌTICA CRIMINAL Y EL DERECHO PENAL

2 LOS SABERES PENALES La criminología, la política criminal y el Derecho penal son saberes que se ocupan de la criminalidad desde diversas perspectivas y empleando también diferentes métodos.

3 LA CRIMINOLOGÌA CONCEPTO: Ciencia empírica e interdisciplinaria que tiene por objeto el crimen, el delincuente, la victima y el control social del comportamiento delictivo, y que aporta una información válida, contrastada y fiable sobre la génesis, dinámica y variables del crimen contemplado éste como fenómeno individual y como problema social, comunitario; así como sobre su prevención eficaz, las formas y estrategias de reacción al mismo y las técnicas de intervención positiva en el infractor y la víctima

4 CARACTERÍSTICAS DE LA CRIMINOLOGÍA Ciencia empírica interdisciplinaria. Ciencia del ser, fáctica e inductiva.

5 OBJETO DE LA CRIMINOLOGÍA. CRIMINOLOGÍA ETIOLÓGICA. CRIMINOLOGÍA DE LA REACCIÓN.

6 CRIMINOLOGÍA ETIOLÓGICA Concepto restrictivo de criminología: Investigación del delito, de la persona delincuente y de la ejecución de la pena. Concepto que se aviene mejor con las exigencias de la criminología positivista o tradicional.

7 CRIMINOLOGÍA DE LA REACCIÓN Acepción amplia o extensiva de la criminología: ésta tiene por objeto el estudio de los mecanismos, estrategias y procesos del control social. La investigación sobre las transformaciones del concepto de delito (criminalización) y el control del comportamiento desviado (indagación policial del delito, comportamiento de la víctima y del denunciante, comportamiento de la Administración penal, del proceso y de las instituciones penitenciarias.

8 POLÍTICA CRIMINAL Puede ser entendida en dos sentidos: Como actividad del Estado. Como actividad científica, que tiene por objeto precisamente el estudio de esa actividad del Estado.

9 POLÍTICA CRIMINAL APLICADA Como actividad del Estado se caracteriza por: Formar parte de la política general. Forma parte de la política jurídica. Pero sobrepasa los límites de la política jurídica al comprender también medidas de política social que pretenden incidir sobre el fenómeno delictivo o que sustituyen al empleo del Derecho Penal.

10 POLÍTICA CRIMINAL COMO ACTIVIDAD CIENTÍFICA Forma parte de la ciencia del Derecho Penal, y tiene por objeto lo siguiente: Estudiar la determinación de los fines que pretenden ser alcanzados mediante la utilización del Derecho penal, así como de los principios a los que debe estar sometido el Derecho Positivo. Sistematizar, en función de los fines y principios preestablecidos, los medios de los que dispone para el control del comportamiento desviado, entre ellos el Derecho penal, así como las líneas generales de su utilización.

11 CARACTERÍSTICAS DE LA POLÍTICA-CRIMINAL COMO ACTIVIDAD CIENTÍFICA La política criminal es una ciencia eminentemente valorativa. Dicha valoración incluye la efectividad de unos determinados medios en relación a la consecución de un determinado fin y además incide también sobre el establecimiento de los propios principios y fines. Es precisamente la posibilidad de incidir en el pronunciamiento de los fines del estado es lo que permite que la política criminal adquiera su verdadera dimensión crítica.

12 El objeto de valoración es doble: Uno de carácter neutral o funcional, considera la eficacia de un determinado medio para conseguir el fin. Uno previo que consiste en la utilidad e interés del propio fin que se persigue con la medida penal.

13 DERECHO PENAL El derecho penal objetivo: Es el conjunto de normas que teniendo al delito como presupuesto designa la imposición de una pena., Es decir, que es el conjunto de normas o derecho positivo acerca de las cuestiones penales. El derecho penal subjetivo: Este también se designa como ius puniendi y se define como la facultad o poder del estado para imponer penas, es el ejercicio del derecho a castigar. La dogmática jurídico-penal: Es la disciplina que estudia el derecho penal positivo de manera sistemática.

14 RELACIONES ENTRE LA CRIMINOLOGÍA, LA POLÍTICA CRIMINAL Y EL DERECHO PENAL Modelo integrado de ciencia penal, propugnando por un método interdisciplinario para la comprensión y control del delito.

15 La criminología está llamada a aportar el sustrato empírico del DP. La política criminal está llamada a transformar la experiencia criminológica en opciones y estrategias concretas asumibles por el legislador y los poderes públicos. El Derecho penal está llamado a convertir en proposiciones jurídicas, generales y obligatorias, el saber criminológico esgrimido por la política criminal con estricto respeto de las garantías individuales.

16 Las relaciones entre la criminología, la política-criminal y el Derecho penal a través de ejemplos. Teoría biológica y antropológica de la criminalidad. Teoría funcionalista de la criminalidad. Teoría del etiquetamiento. Criminología crítica.

17 TEORÍA BIOLÓGICA O ANTROPOLÓGICA DE LA CRIMINALIDAD (Positivismo criminológico ) Ideas criminológicas. Lombroso y Ferri. Siglo XIX. Es una corriente criminológica que predica la predisposición delictiva del delincuente. Estos planteamientos siguen defendiéndose incluso en la actualidad por autores que consideran que la delincuencia puede explicarse, al menos parcialmente, atendiendo a factores considerados hereditarios como entre otros, la constitución física mesomórfica, baja inteligencia o la impulsividad de la persona.

18 PRINCIPALES IDEAS TEÓRICAS. Presunción determinista de la delincuencia La escuela positiva trata de explicar el delito de la misma manera que un físico explicaría la caída de un cuerpo. Esto los lleva necesariamente a defender la idea de anormalidad biológica del delincuente.

19 TEORÍA DEL DELINCUENTE NATO (Lombroso ) En la sociedad existen unas personas con una predisposición natural a cometer delitos que la sociedad muy poco o nada pueden hacer, de ahí que se denominen delincuentes natos. Para intentar confirmar esta hipótesis el autor realiza una investigación sobre 101 cráneos de delincuentes italianos, analizando en qué medida estos se asemejan con el hombre primitivo descendiente del mono. Estos resultados son confirmados posteriormente en un estudio de 1297 delincuentes encarcelados en las prisiones italianas, destacan que los delincuentes analizados muestran con mayor proporción que la población normal rasgos que los acercan al hombre primitivo o salvaje como son: frente salida, excesivo desarrollo de las mandíbulas, escasa capacidad craneal, volumen de las orejas

20 De estos estudios concluyen que una parte de los delincuentes deben ser considerados delincuentes natos. Son delincuentes porque la herencia que han recibido no es la común de la especie humana sino que es propia de un grupo que se ha quedado en un estadio anterior de la evolución humana, se trata de personas que sufren de atavismo. Al igual que el hombre primitivo se caracterizan por su escasa inteligencia, su insensibilidad al dolor, su falta de temor y su ausencia de sentimiento de compasión por las victimas.

21 Concepción plurifactorial de la delincuencia (Lombroso-Ferri) El punto de partida del autor es que en todo delincuente existe un ser biológicamente anormal, no obstante mientras que la anormalidad del delincuente nato es el aspecto más relevante para entender su criminalidad, en los otros delincuentes la anormalidad biológica es sólo una predisposición que sólo se realiza cuando concurren otros factores de carácter ambiental, que en esos casos son decisivos. Para completar las investigaciones de LOMBROSO, FERRI se vale de las estadísticas de criminalidad, esto le sirve para afirmar que la criminalidad varía en función a diversos factores como son, entre otros: el sexo, la edad, el lugar, el clima, la estación del año, la productividad agrícola, el nivel de educación, la renta de la persona o la organización jurídica del país.

22 Esta teoría afirma que el delito es el resultado de tres factores: Antropológicos. Estos se derivan de la herencia biológica. Raza, edad, sexo, constitución física, la personalidad. Factores físicos. Están el clima, la estación del año, el periodo del día. Ejemplo, los climas cálidos inciden directamente en la criminalidad pasional, en los periodos de escasez agrícola se producen más delitos contra la propiedad y que la oscuridad de la noche genera más delincuencia que la luz del día. Factores sociales. Estos hacen referencia principalmente a la familia, a la educación, al alcoholismo, las condiciones económicas. FERRI clasifica los delincuentes así: Locos, natos, habituales, pasionales y ocasionales.

23 IDEAS CRIMINOLÓGICAS QUE SE PROYECTAN EN LA POLÍTICA CRIMINAL La idea de la defensa social o protección de la sociedad ocupa un lugar destacado. Los delincuentes nacen determinados o predispuestos, la sociedad debe entonces defenderse o bien atacando las causas del delito o bien evitando que el delincuente reincida. La sociedad debe defenderse de los peligros a través de medidas eficaces. Para los delincuentes incorregibles se justificarían penas perpetuas. Para los corregibles dependiendo la gravedad del delito puede ser penas alternativas a la prisión si evitan la reincidencia y si la pena es de prisión esta debe ser indeterminada en el sentido de que pueda lograr la rehabilitación, es decir, debe cesar cuando este deje de ser peligroso para la colectividad.

24 EL DERECHO PENAL QUE RESULTARÍA DE ESTA POLÍTICA CRIMINAL Pena de muerte, penas indeterminadas, cadena perpetua. Tratamiento terapéutico porque el delito se percibe como una enfermedad. Sustitución de la pena por medidas de seguridad pre-delictuales. Transformación de los factores.

25 PLANTEAMIENTOS ACTUALES DE LAS TEORÍAS CRIMINOLÓGICAS POSITIVISTAS La teoría del delincuente nato ha sido abandonada por las teorías criminológicas más actuales. No obstante, hay teorías que entienden que el delito obedece a factores tanto biológicos como ambientales. Así por ejemplo: Existen un conjunto de factores, ya presentes en el nacimiento que predisponen a determinadas personas a la delincuencia. Esta predisposición se activará según estén presentes o no los factores ambientales. Los factores biológicos que predisponen a la delincuencia son:

26 El sexo (mayor agresividad masculina). La constitución física (la tipología mesomórfica). La baja inteligencia. La personalidad (impulsividad, extroversión).

27 CONSECUENCIAS PARA LA POLÍTICA-CRIMINAL La insistencia en los factores biológicos como causantes de la criminalidad deberá llevar a dar prevalencia en el plano de la ejecución de la pena a fines de incapacitación del delincuente, pues no se depositará mucha confianza en la posibilidad de la rehabilitación. Cuando se defiende que el fin fundamental de la ejecución de la pena debe ser la rehabilitación del delincuente es porque se están alejando del modelo biológico y postulando que son factores ambientales los más relevantes para entender la conducta delictiva.

28 TEORÍA FUNCIONALISTA DE LA CRIMINALIDAD. Este paradigma criminológico básicamente sostiene que en el sistema estamos funcionalmente organizados en orden a la realización de unas determinadas funciones y que son explicables en torno a las necesidades del sistema y que es legitimo en tanto el sistema lo requiera para su normal funcionamiento. Los hechos están funcionalizados en orden a los intereses del mantenimiento del sistema y el derecho penal será legitimo en tanto participe en el mantenimiento del sistema.

29 TEORIA DE LA ANOMÍA Introducida por E. DURKHEIM y Desarrollada por Robert Merton. El objetivo de esta teoría es explicar el delito a partir de determinadas características de la sociedad que promueven su existencia. Por eso se puede situar en la tradición criminológica de búsqueda de las causas de la criminalidad.

30 PRINCIPALES IDEAS DE DURKHEIM Las causas de la desviación no deben buscarse ni en factores bioantropológicos y naturales (clima, raza), ni en una situación patológica de la estructura social. La desviación es un fenómeno normal de toda estructura social. Sólo cuando se hayan sobrepasado ciertos limites, el fenómeno de la desviación es negativo para la existencia y el desarrollo de la estructura social, si se acompaña de un estado de desorganización, en el cual todo el sistema de reglas de conducta pierde valor, mientras no se haya afirmado aún un nuevo sistema (este es el momento de la anomia). Dentro de los limites funcionales, el comportamiento desviado es un factor necesario y útil del equilibrio y del desarrollo sociocultural.

31 Por qué es funcional el delito, desde la perspectiva funcionalista El delito provoca la reacción social y por tanto estabiliza y mantiene vivo el sentimiento colectivo en que se basa, en la generalidad de los coasociados, la conformidad a las normas. El hecho de que la autoridad, sostenida por el sentimiento colectivo descargue su propia reacción reguladora sobre fenómenos de desviación que llegan a la intensidad del crimen, permite una elasticidad mayor respecto a otros sectores normativos, y hace posible a través de la desviación individual la transformación social. El delito no solo permite que el sentimiento colectivo se mantenga en una situación susceptible de cambio, sino que anticipa el contenido mismo de la futura transformación. El delito es a menudo la anticipación de la moral futura. El delincuente no es ya un ser anormal, patológico sino un agente regulador social

32 El modelo de explicación funcionalista propuesto por MERTON Éste consiste en referir la desviación a una posible contradicción entre cultura y estructura social así: La cultura impone unas determinadas metas (bienestar y éxito económico). También proporciona modelos de comportamiento institucionalizados que concierne a las modalidades y a los medios legítimos para alcanzar aquellas metas. La estructura económico social ofrece diversa posibilidad de acceso a los medios legítimos de acuerdo a la pertenencia de los diversos estratos sociales. La incongruencia entre los fines y la disposición de medios legítimos para alcanzarlos es el origen del comportamiento desviado. Esta incongruencia solo será anormal y patológica si supera ciertos limites cuantitativos. Cuando no alcanza el nivel critico de la anomia, es un elemento funcional e ineliminable de la estructura social.

33 RESPUESTA A LOS PROBLEMAS DE AJUSTE ENTRE CULTURA Y VALORES Conformidad (Fines +; medios lícitos +). Innovación (Fines +; medios lícitos -) Ritualismo (Fines –; medios lícitos +) Apatía (Fines -; medios lícitos -) Rebelión (Fines -+; medios lícitos -+).

34 CONSECUENCIAS PARA LA POLÍTICA CRIMINAL Y EL DERECHO PENAL Política criminal: Incidir en la estructura cultural para que las personas rebajen sus aspiraciones. Incidir en la estructura social para generar mayores oportunidades de alcanzar las metas.

35 El derecho penal que le correspondería a estas propuestas de política criminal podría oscilar entre una intervención penal centrada en las personas que se sitúan en las escalas más bajas de la sociedad, que serían las que estarían avocadas a cometer los delitos, o, por el contrario, tener en cuenta la no correspondencia entre fines capitalistas y medios lícitos para morigerar la respuesta penal frente a los comportamientos vinculados con la satisfacción de las metas económicas.

36 Teoría del etiquetamiento (Lemert, Becker, etc.) La fascinación por esta teoría en EE.UU., se explica por la insatisfacción existente con las teorías criminológicas anteriores, a las cuales se les criticaba su mayor adhesión a los métodos empíricos cuantitativos, su preocupación por mantener el orden social y sus vínculos con las políticas de prevención gubernamentales del delito.

37 PRINCIPALES IDEAS a) Proceso de definición del delito y del delincuente. Lo que se debe someter a discusión es la propia categoría del comportamiento desviado, no como lo hace la criminología tradicional que se pregunta por qué la gente realiza estos comportamientos. Es decir, se debe preguntar en primer lugar cómo un comportamiento es considerado delito y una persona considerada criminal. Desde este punto de vista empieza a variar el objeto de estudio de la criminología y se empieza a formular una nueva pregunta así:

38 Quién crea las normas y por qué motivo. Una aportación de la teoría del etiquetamiento, consiste en sostener que las leyes penales no solo existen como consecuencia de que se quieran prohibir las conductas dañinas sino que estas son creadas por grupos sociales que logran movilizar el Estado y el Derecho para que se plasme en las leyes su concepción moral del mundo. Desde aquí se estudia o analiza no sólo el poder de los grupos sociales para etiquetar una actividad como negativa, sino también los procesos de criminalización.

39 Por qué se aplican las normas penales y a quién se aplican, ésta es otra pregunta que intenta responder la teoría. Y finalmente se estudia la etiqueta, a quién se etiqueta y el proceso para imponerla.

40 b) LA ETIQUETA Y LA ASUNCIÓN DE UNA IDENTIDAD COMO DELINCUENTE La reacción social es la que define que comportamiento es desviado, pero además reacción formal o informal crea la identidad del delincuente. Esto implica partir del hecho de que nuestra auto imagen se forma en la interacción con los demás, lo cual implica que en la medida en que los demás nos identifiquen y traten como un delincuente nosotros mismo tenderemos a asumir esa identidad que predominará sobre las anteriores y terminará absorbiéndolas. El proceso penal entonces funciona como una especie de ceremonia de degradación social.

41 La adquisición de la nueva identidad, afirma un autor como Lemert, no es automático sino que es un proceso que pueda adoptar la siguiente forma: Desviación primaria; Sanciones sociales. Posterior desviación primaria Mayores sanciones y rechazo. Más desviación primaria, acompañada de una hostilidad frente a quien impone las sanciones. Crisis en el límite de tolerancia de la comunidad que se expresa en una acción formal la cual estigmatiza al desviado. Fortalecimiento de la conducta desviada como reacción a la estigmatización. Aceptación del estatutos de criminal y Asunción del rol.

42 Una vez se ha producido la asunción de la identidad, la etiqueta facilita la comisión de futuros delitos. La etiqueta de delincuente, asumida por contacto con el sistema penal, propicia la realización de actos delictivos y funciona como profecía que se auto cumple.

43 c) La estadística del delito. Las estadísticas son construidas y no recogen la realidad del delito, la distribución de la cifra negra es desigual, hay una mayor presión policial y penal frente a la criminalidad común que aquélla que se ejerce frente a la criminalidad de cuello blanco.

44 CONSECUENCIAS PARA LA POLÍTICA CRIMINAL Y EL DERECHO PENAL Política Criminal Des-criminalización. Des-institucionalización. Des-carcelación.

45 Derecho penal Derecho penal mínimo. Cuando se trata de jóvenes evitar la intervención penal para impedir que refuercen su identidad como delincuentes. Se buscó la creación de penas alternativas a la prisión.

46 CRIMINOLOGÍA CRÍTICA Parte de una superación de la teoría del etiquetamiento a la cual le realiza las siguientes criticas: No se preocupó por los factores estructurales que iniciaban la delincuencia. Presentar al delincuente como algo creado o producto de la reacción social (en vez de admitir que la delincuencia podía ser una opción de oposición política) No señalar claramente al responsable (el poder de los grupos económicos de toda la empresa del etiquetamiento).

47 La criminología critica en su ultima fase puede caracterizarse así: Estudia el delito en un contexto histórico, social y económico determinado. Esto los lleva a poner el énfasis en los procesos de criminalización. De este estudio se deriva una crítica al derecho penal, el cual aun cuando no es sólo un instrumento que se utilice en contra de los débiles tampoco es un instrumento neutral mero reflejo del consenso.

48 Acepta la premisa teórica de la teoría del etiquetamiento de estudiar el funcionamiento del sistema penal para entender el fenómeno social del delito. Se niegan aceptar que la mayor social sea proporcionada por la delincuencia común, favorecen el análisis del delito de cuello blanco y de la delincuencia organizada como actos íntimamente relacionados con los intereses de poder o realizados desde posiciones de poder.

49 Por lo que se refiere al estudio del comportamiento delictivo tiende a atribuirlo de manera similar a la teoría de la anomía (MERTON) Los métodos preferidos por esta escuela son los cualitativos, profesando desconfianza por las estadísticas oficiales que también inciden en la definición del delito, y las cuales no pueden explicar la cifra negra. La criminología critica no sostiene que en las sociedades socialistas se elimine el delito, pero sigue dudando que la delincuencia pueda reducirse mediante programas de reformas individuales que no alteren el sistema social. Vincula en todo caso delito y justicia social.

50 CONSECUENCIAS PARA LA POLÍTICA CRIMINAL Y EL DERECHO PENAL Política criminal Reforma social. Desconfianza hacia los intentos de basar toda política penal en el tratamiento individual de la delincuencia, al existir el convencimiento de que la delincuencia no es el resultado de personalidades defectuosas, sino reflejo de problemas sociales como la desigualdad económica, la prohibición de las drogas o de leyes que pretenden frenar la inmigración de los países pobres a los países ricos.

51 DERECHO PENAL A) Expansión de la intervención penal para los delitos de cuello blanco, los delitos medio-ambientales, los delitos contra las mujeres y los delitos de lesa humanidad o violación de derechos humanos. B) Derecho penal en su mínima expresión. C) Abolición de la cárcel o del Derecho penal en su conjunto.

52 ACTIVIDAD PEDAGÓGICA Dentro de un avión de la compañía El embrujo, en el aeropuerto de la ciudad de Barranquilla-Colombia, fueron encontrados 50 kilos de una sustancia de color blanco, al parecer cocaína. El alijo había sido enviado desde Bogotá por un ciudadano colombiano -quien pagó 50 millones de euros al piloto del avión y a un encargado de la vigilancia del aeropuerto- con destino a la ciudad de Miami, donde un traficante de drogas ilícitas de nacionalidad norteamericana, lo esperaba comercializar. [Caso tomado de Fernando Velásquez, Problemas y casos de derecho penal, Bogotá, Temis, 2002, p. 19]. Con el fin de delimitar el objeto de estudio de los diferentes saberes penales, explique, en relación con este caso, de qué aspectos o problemas debería ocuparse en este caso el derecho penal y de cuáles una criminología positivista, la teoría de la anomia, la teoría del etiquetamiento, la criminología crítica y la política criminal.

53 BIBLIOGRAFÍA Las ideas presentadas fueron extraídas de los siguientes libros: G ARCÍA -P ABLOS DE M OLINA, A NTONIO, Tratado de criminología: Valencia, Tirant lo Blanch, 2009.Tratado de criminología L ARRAURI P IJOAN E LENA y C ID M OLINÉ, J OSÉ : Teorías criminológicas: explicación y prevención de la delincuencia, Barcelona, Bosch, Teorías criminológicas: explicación y prevención de la delincuencia,


Descargar ppt "LAS RELACIONES ENTRE LA CRIMINOLOGÌA, LA POLÌTICA CRIMINAL Y EL DERECHO PENAL."

Presentaciones similares


Anuncios Google