La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar COMPENDIO DEL CATECISMO.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar COMPENDIO DEL CATECISMO."— Transcripción de la presentación:

1 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar COMPENDIO DEL CATECISMO

2 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar 20ª Sesión LA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS Compendio, números 218 a 246 I. Puntos de partida Nuestras preguntas ¿Cómo hablar del misterio del sufrimiento humano y del misterio de la misericordia divina sin que se contrapongan? ¿Cuál es el sentido cristiano de la enfermedad? Los enfermos, marcados por el sufrimiento, están unidos a la cruz de Cristo y al mismo tiempo son testigos de la misericordia de Dios. ¿Cómo es esto posible? Dios se inclina con amor hacia la humanidad y en Cristo comparte el sufrimiento de todo hombre.

3 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar La Palabra de Dios "Todos cuantos tenían enfermos de diversas dolencias se los llevaban; y, poniendo él las manos sobre cada uno de ellos los curaba". Lc 4, 40 "¿Está enfermo alguno entre vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor. Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor hará que se levante, y, si hubiera cometido pecados, le serán perdonados". St 5,14-15 El testimonio de la Iglesia "Porque has querido que tu único Hijo, autor de la vida, médico de los cuerpos y de las almas tomase sobre sí nuestras debilidades, para socorremos en los momentos de prueba y santificamos en la experiencia del dolor. En el signo sacramental de la Unción, por la oración de la Iglesia, nos libras del pecado, nos confortas con la gracia del Espíritu Santo y nos haces partícipes de la victoria pascual". Del Prefacio de la Unción de los enfermos

4 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar II. Exposición de la fe 1. El sacramento de la Unción La enfermedad es una prueba para el hombre. la fe nos ayuda a darle sentido. Sabemos dos cosas: que el mal de los hombres tiene su origen en el pecado; y que, por el sacrificio de Cristo todo sufrimiento puede tener un valor redentor, purificar y salvar del pecado. El Compendio afronta la enfermedad desde el Antiguo y el Nuevo Testamento. Leer nn. 313 y ¿Cómo es considerada la enfermedad en el Antiguo Testamento? En el Antiguo Testamento, el hombre experimenta en la enfermedad su propia limitación y, al mismo tiempo, percibe que ésta se halla misteriosamente vinculada al pecado. Los profetas intuyeron que la enfermedad podía tener también un valor redentor de los pecados propios y ajenos. Así, la enfermedad se vivía ante Dios, de quien el hombre imploraba la curación.

5 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar 314. ¿Qué significado tiene la compasión de Jesús hacia los enfermos? La compasión de Jesús hacia los enfermos y las numerosas curaciones realizadas por él son una clara señal de que con él había llegado el Reino de Dios y, por tanto, la victoria sobre el pecado, el sufrimiento y la muerte. Con su pasión y muerte, Jesús da un nuevo sentido al sufrimiento, el cual, unido al de Cristo, puede convertirse en medio de purificación y salvación, para nosotros y para los demás.

6 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar La Iglesia manifiesta la compasión de Cristo atendiendo a los enfermos y rezando por ellos. Y ha recibido del Señor el sacramento de la Unción. Con él, los enfermos participan en la redención y son aliviados por Cristo. Leer nn 315 y ¿Cómo se comporta la Iglesia con los enfermos? La Iglesia, habiendo recibido del Señor el mandato de curar a los enfermos, se empeña en el cuidado de los que sufren, acompañándolos con oraciones de intercesión. Tiene sobre todo un sacramento específico para los enfermos, instituido por Cristo mismo y atestiguado por Santiago: «¿Está enfermo alguno de vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, que oren sobre él y le unjan con óleo en el nombre del Señor» (St 5, 14-15) ¿Cuáles son los efectos de este sacramento? El sacramento de la Unción confiere una gracia particular, que une más íntimamente al enfermo a la Pasión de Cristo, por su bien y por el de toda la Iglesia, otorgándole fortaleza, paz, ánimo y también el perdón de los pecados, si el enfermo no ha podido confesarse. Además, este sacramento concede a veces, si Dios lo quiere, la recuperación de la salud física. En todo caso, esta Unción prepara al enfermo para pasar a la Casa del Padre.

7 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar El Compendio señala las condiciones para recibir el sacramento. La Iglesia anima a confesarse y a recibir conscientemente la Unción cuando se padece una enfermedad grave o se está en peligro de muerte. Leer n ¿Quién puede recibir el sacramento de la Unción de los enfermos? El sacramento de la Unción de los enfermos lo puede recibir cualquier fiel que comienza a encontrarse en peligro de muerte por enfermedad o vejez. El mismo fiel lo puede recibir también otras veces, si se produce un agravamiento de la enfermedad o bien si se presenta otra enfermedad grave. La celebración de este sacramento debe ir precedida, si es posible, de la confesión individual del enfermo.

8 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar El ministro y el modo de celebrarlo. La unción con el óleo recuerda el alivio del dolor, pero también que el cristiano es ungido como Cristo. Leer nn. 317 y ¿Quién administra este sacramento? El sacramento de la Unción de los enfermos sólo puede ser administrado por los sacerdotes (obispos o presbíteros) ¿Cómo se celebra este sacramento? La celebración del sacramento de la Unción de los enfermos consiste esencialmente en la unción con óleo, bendecido si es posible por el obispo, sobre la frente y las manos del enfermo (en el rito romano, o también en otras partes del cuerpo en otros ritos), acompañada de la oración del sacerdote, que implora la gracia especial de este sacramento.

9 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar Entre los cuidados de la Iglesia para los enfermos, está el llevarles la Eucaristía y facilitarles la confesión. Les ayuda a vivir su enfermedad cerca del Señor. Cuando está próximo el momento de la muerte, se le llama Viático. Leer n ¿Qué es el Viático? El viático es la Eucaristía recibida por quienes están por dejar esta vida terrena y se preparan para el paso a la vida eterna. Recibida en el momento del tránsito de este mundo al Padre, la Comunión del Cuerpo y de la Sangre de Cristo muerto y resucitado, es semilla de vida eterna y poder de resurrección.

10 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar 2. La muerte del cristiano Tratamos también ahora las exequias cristianas, es decir, las ceremonias de la Iglesia en el momento de la muerte. Son varias: el responso u oración tras la muerte (liturgia de la Palabra); el traslado a la Iglesia, el funeral o Misa ofrecida por el difunto y el entierro, donde se le despide. La Iglesia trata con respeto y veneración el cuerpo del cristiano, que ha recibido los sacramentos y está llamado a la Resurrección. Leer n ¿Cuáles son los momentos principales de las exequias? De ordinario, las exequias comprenden cuatro momentos principales: la acogida de los restos mortales del difunto por parte de la comunidad, con palabras de consuelo y esperanza para sus familiares; la liturgia de la Palabra; el sacrificio eucarístico; y «el adiós», con el que se encomienda el alma del difunto a Dios, fuente de vida eterna, mientras su cuerpo es sepultado en la esperanza de la resurrección.

11 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar En estas ceremonias, la Iglesia recuerda la resurrección de Cristo y las promesas de la vida eterna. Leer nn.354 a ¿Qué relación existe entre los sacramentos y la muerte del cristiano? El cristiano que muere en Cristo alcanza, al final de su existencia terrena, el cumplimiento de la nueva vida iniciada con el Bautismo, reforzada con la Confirmación y alimentada en la Eucaristía, anticipo del banquete celestial. El sentido de la muerte del cristiano se manifiesta a la luz de la Muerte y Resurrección de Cristo, nuestra única esperanza; el cristiano que muere en Cristo Jesús va «a vivir con el Señor» (2 Co 5, 8) ¿Qué expresan las exequias? Las exequias, aunque se celebren según diferentes ritos, respondiendo a las situaciones y a las tradiciones de cada región, expresan el carácter pascual de la muerte cristiana, en la esperanza de la resurrección, y el sentido de la comunión con el difunto, particularmente mediante la oración por la purificación de su alma.

12 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar 3. Los sacramentales En las páginas finales sobre la liturgia, el Compendio trata también de los sacramentales. Además de los siete sacramentos instituidos por Jesucristo, la Iglesia usa otros signos o ceremonias, que se llaman sacramentales. Leer n ¿Qué son los sacramentales? Los sacramentales son signos sagrados instituidos por la Iglesia, por medio de los cuales se santifican algunas circunstancias de la vida. Comprenden siempre una oración acompañada de la señal de la cruz o de otros signos. Entre los sacramentales, ocupan un lugar importante las bendiciones, que son una alabanza a Dios y una oración para obtener sus dones, la consagración de personas y la dedicación de cosas al culto de Dios.

13 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar Los exorcismos protegen a las personas o cosas del poder del maligno. Leer n ¿Qué es un exorcismo? 1673 Tiene lugar un exorcismo, cuando la Iglesia pide con su autoridad, en nombre de Jesús, que una persona o un objeto sea protegido contra el influjo del Maligno y sustraído a su dominio. Se practica de modo ordinario en el rito del Bautismo. El exorcismo solemne, llamado gran exorcismo, puede ser efectuado solamente por un presbítero autorizado por el obispo.

14 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar Además de los ritos y celebraciones propias de la Iglesia, los cristianos han creado a lo largo de la historia otras prácticas para mantener y fomentar el amor de Dios. Es la piedad popular. Leer n ¿Qué formas de piedad popular acompañan la vida sacramental de la Iglesia? El sentido religioso del pueblo cristiano ha encontrado en todo tiempo su expresión en formas variadas de piedad, que acompañan la vida sacramental de la Iglesia, como son la veneración de las reliquias, las visitas a santuarios, las peregrinaciones, las procesiones, el «Vía crucis», el Rosario. La Iglesia, a la luz de la fe, ilumina y favorece las formas auténticas de piedad popular.

15 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar III. Propuestas para conocer y vivir Reflexión y diálogo ¿Qué efectos tiene el sacramento de la Unción de los enfermos? ¿Cuál es el signo de este sacramento? ¿Qué son las exequias cristianas? ¿Por qué la Iglesia trata con respeto el cuerpo del difunto? ¿Qué son los sacramentales?

16 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar Recordar El sentido del sacramento de la Unción de enfermos, que identifica con la pasión de Cristo, al tiempo que facilita la compañía y el consuelo del Señor y, a veces, la curación. Conocer más Leer el rito de la Unción de enfermos en el Ritual de la Unción de enfermos.

17 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar Llevar a la vida Dedicar una parte de nuestro tiempo en acompañar y ayudar a personas enfermas.

18 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar Para orar Oración por los difuntos (Tradición bizantina) Dios de los espíritus y de toda carne, que sepultaste la muerte, venciste al demonio y diste la vida al mundo. Tú, Señor, concede al alma de tu difunto siervo (Nombre), el descanso en un lugar luminoso, en un oasis, en un lugar de frescura, lejos de todo sufrimiento, dolor o lamento. Perdona las culpas por él cometidas de pensamiento, palabra y obra, Dios de bondad y misericordia; puesto que no hay hombre que viva y no peque, ya que Tú sólo eres Perfecto y tu Justicia es justicia eterna y tu Palabra es la Verdad. Tú eres la Resurrección, la Vida y el descanso del difunto, tu siervo N. Oh Cristo Dios nuestro. Te glorificamos junto con el Padre no engendrado y con tu santísimo, bueno y vivificante Espíritu.

19 Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar Para orar "Señor Jesucristo, Redentor de los hombres, que en tu Pasión quisiste soportar nuestros sufrimientos y aguantar nuestros dolores te pedimos por [nuestros enfermos]. Tú que los has redimido, aviva en ellos la esperanza de su salvación y conforta su cuerpo y su alma. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén". Ritual de La Unción del enfermo


Descargar ppt "Diócesis de Asidonia-Jerez Pastoral Familiar COMPENDIO DEL CATECISMO."

Presentaciones similares


Anuncios Google