La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

.. Sor Pilar Caycho Vela Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl CAVI Lima - 03–IX-2013.

Presentaciones similares


Presentación del tema: ".. Sor Pilar Caycho Vela Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl CAVI Lima - 03–IX-2013."— Transcripción de la presentación:

1

2 .. Sor Pilar Caycho Vela Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl CAVI Lima - 03–IX-2013

3 Introducción 2

4 Federico Ozanam oyó e hizo suya la llamada de la santidad. Buscó la santidad primero en su estado de soltero, después de casado y padre de familia. Federico comprendió que la unión con Jesucristo depende de nuestros deseos y prontitud de elegirle progresivamente a niveles cada más profundos ya sea diariamente o durante toda su existencia. Federico comprendió que la unión con Jesucristo depende de nuestros deseos y prontitud de elegirle progresivamente a niveles cada más profundos ya sea diariamente o durante toda su existencia. Toda su vida fue un hombre de piedad excepcional.

5 4

6 5 Los santos nos indican el camino para ser felices y nos muestran cómo se consigue ser personas verdaderamente humanas. Benedicto XVI dijo a los jóvenes en Colonia:

7 6 La figura que hoy presentamos fue de un hombre joven que tuvo una breve existencia, 40 años. Un hombre que vivió la santidad en lo cotidiano: como hijo, estudiante universitario, profesor, filósofo, hombre de ciencia, esposo y padre de una hija; un hombre de una riqueza espiritual excepcional que elevó el amor familiar, conyugal y paterno a un grado sumo.

8 7

9 8 Sus amigos y las personas más allegadas estaban convencidos que era algo extraordinario, que era un santo. Paul Lamanche escribió, treinta años después de haber muerto Ozanam:

10 9

11 2.- Herencia familiar Los cimientos de santidad de Ozanam se fraguaron en el seno familiar. Era un hogar profundamente cristiano, donde recibió de una manera plena el don de la fe. Fueron sus padres los que le enseñaron a amar a Dios y a servir a los pobres. El mismo afirma que fue de su madre de quien recibió formación cristiana.

12 11

13 12

14 13 A los 15 años le llegó su primera crisis existencial. Era la época de abandonar las creencias infantiles para acoger una fe adulta. a.-Sus primeras dudas de Fe

15 14

16 15 Describe como una bendición el nacimiento de su hija, el 25 de julio de 1845, vive horas de plenitud, y en una explosión de alegría: El 23 de junio de 1841, ante su hermano el sacerdote Alphonse Ozanam, en la Iglesia San Nizier, en Lyon, Federico y Amélie Soulacroix Magagnos contraen matrimonio. b.-Su vida familiar: bendición de Dios ….Soy padre y soy depositario y guardián de una criatura inmortal, hay en ella un alma hecha para Dios y para la eternidad.

17 16 He usado mal sus beneficios y sus gracias, en lugar de amar en mi esposa a Aquel que me la ha dado, es a míHe usado mal sus beneficios y sus gracias, en lugar de amar en mi esposa a Aquel que me la ha dado, es a mí mismo a quien he buscado en ella….

18 17 c.-Prácticas de piedad y vida de oración

19 18

20 19 En octubre de 1853, un amigo A Dufieux dice de él: Que maduro estaba para el cielo… lo conocí desde los 19 años… ¡Cuántas virtudes le he visto practicar! ¡Qué bueno, qué paciente, qué agradable era para todos! Le acaparaban totalmente la gloria de Dios y la dedicación a los amigos…

21 3. Su amor por la Iglesia Católica3. Su amor por la Iglesia Católica 20

22 Federico Ozanam se dio cuenta de que él era Iglesia y tenía parte activa en ella, la amaba y la servía. 21 Su amor por la Iglesia le llevó a ser apologista. El cristianismo informó toda su vida y puso él su inteligencia al servicio de la fe. Las verdades cristianas fueron fuentes y objeto de todo cuanto escribió. Ni en Francia ni en nuestra época, ningún cristiano amó más a la Iglesia que Federico Ozanam (Larcordaire, carta desde Sorèze, Abril 1855)

23 22

24 23 Para Ozanam, el pobre, fue su lugar dePara Ozanam, el pobre, fue su lugar de encuentro, fue su Evangelio, la buena noticia. Un Cristo encarnado para transformar al hombre, para liberarlo, universal y abierto a todos como gracia salvadora y donación gratuita. El amor a Cristo, a quien veía en el pobre, le urgió al servicio: Lo que hiciste a uno de mis hermanos, a Mí me lo hiciste… (Mt 25,40). Considerándolo como un deber sagrado, piensa con el apóstol Juan: Quién no ama al hermano a quien ve, ¿cómo puede amar a Dios, a quien no ve?. ( 1° carta 4, 20)

25 24

26 25 Su alma plena de amor consideraba un deber sagrado amar al hermano en el que ve a Dios. En uno de sus discursos dice:

27 26 El actuar de Federico Ozanam, su caridad hacia los pobres, era verdaderamente expresión de la virtud teologal de la caridad. Su amor sobrenatural al prójimo no fue más que expresión del amor a Dios.

28 27

29 28 En una carta del año 1836 a sus amigos les explica la forma de ver a Dios a través del pobre: Si no sabemos amar a Dios como los santos le aman, sin duda debe ser objeto de reproche… Parece que hay que ver a Dios para amarle y no vemos a Dios más que con los ojos de la fe… Pero a los pobres los vemos con los ojos de la carne, están ahí y podemos meter el dedo y la mano en sus llagas …… Deberíamos caer a sus pies y decirles con el Apóstol: Tú eres mi Dios y mi Señor. Son nuestros dueños y nosotros somos sus servidores. Son imágenes sagradas de Dios a quien no vemos, y no sabiendo amarle de otra manera, lo haremos en sus personas.

30 29 La caridad de Ozanam se apoyó completamente en el precepto,evangélico: Que la mano derecha ignore lo que hace la izquierda, y también dejó bien claro las diferencias que existen entre caridad y filantropía. La caridad nunca debe mirar hacia atrás, sino hacia adelante, porque el número de buenas acciones ya pasadas, es siempre muy pequeño, mientras que las miserias presentes y futuras a las que hay que atender, son infinitas. Desde París escribe:

31 30 Desde las primeras reuniones de las Conferencias dejó bien claras las coordenadas en que debe moverse este amor activo: Si deseáis, les dice, … ser útiles a los pobres, haced que vuestra caridad no sea tanto una obra de beneficencia como una obra de moralización cristiana, santificándoos vosotros mismos por la contemplación de Jesucristo sufriente en la persona del pobre….

32 31 Sus sentimientos sobre Jesús eran de completa entrega, absoluta confianza y total ternura filial.

33 32 Federico decía a su madre que el P.Marduel : es el único consejero espiritual íntimo que tengo, el único que, con bondad y sabiduría, puede ocupar el lugar del padre y de la madre. (Baunard, p ).es el único consejero espiritual íntimo que tengo, el único que, con bondad y sabiduría, puede ocupar el lugar del padre y de la madre. (Baunard, p ).

34 33 Juan Pablo II en la homilía de la Beatificación dijo: Frente a las formas de pobreza que agobian a tantos hombres y mujeres, la caridad es un signo profético del compromiso del cristiano en el seguimiento de Cristo..

35 34 Cristo les llama, a cada uno por su nombre, Para que cada uno pueda decir: ¡Este es mi camino!¡Este es mi camino! Beato Juan Pablo II

36 35 Federico fue muy austero consigo mismo. El mundo le creía grande; él se tenía por muy pequeño. El mundo le creía bueno; él se tenía por indigno. Creía que debía su situación en la vida al duro trabajo y a la gracia de Dios. 5.- Humildad de Federico5.- Humildad de Federico Federico fue un hombre de profunda humildad a imitación de su patrono, San Vicente. Veía la humildad como la virtud distintiva de cada Vicentino y de las Conferencias de San Vicente en general.

37 36

38 37 ¿Hasta qué punto debemos amar a Jesucristo en la persona de los pobres? Federico dice, Incluso hasta el martirio. El mundo se ha vuelto frío, somos nosotros los católicos los que debemos reactivar el fuego vital que se ha extinguido. Estas palabras de Federico nos recuerdan las de San Vicente: Nuestras vocación es encender los corazones de la gente, hacer lo que el Hijo de Dios hizo, quien vino a encender un fuego en la tierra para abrasarla con Su Amor.

39 38

40 39

41 40 El sufrimiento fue parte de aquel ofrecimiento sacrificial de sí mismo a Dios. Su salud frágil fue su cruz de cada día. En sus últimos años experimentó dolores intensos. Que supo aceptarlo con amor.

42 Providencia de Dios

43 42

44 43 Dejo mi futuro en manos de la Providencia. Aceptaré de buen grado cualquier lugar al que le plazca asignarme, por humilde que sea. Será noble siempre que se desempeñe dignamente. (Baunard, p ). Más tarde escribió:

45 44 Federico tiene hermosos e inspirados pensamientos sobre la Providencia en su matrimonio. Escribe a Amelia, su mujer:

46 45 7.-Federico tenía una gran devoción a María.7.-Federico tenía una gran devoción a María. Fue idea suya colocar las Conferencias bajo el patronato de la Santísima Virgen, poco después de ser fundadas. También se decidió celebrar la Fiesta de la Immaculada Concepción con especial devoción. Añadió el Ave María a las oraciones de las reuniones semanales de las Conferencias. El Santuario de Nuestra Señora de Fourvière, en la colina que domina la ciudad de Lión, lo consideró como un lugar especial de oración. Al pie de este altar a la edad de 21 años, decidido santificarse por medio de un mayor sacrificio.

47 Federico Ozanam y Sor Rosalia Rendu8.- Federico Ozanam y Sor Rosalia Rendu

48 47

49 48

50 49 Qué mejor conclusión a este sencillo bosquejo del caminar espiritual de Federico Ozanam que meditar en su maravilloso adiós en esta vida, último acto de fe, amor y esperanza, que se abrió a la luz de la eternidad. 9.- El nacimiento para el cielo9.- El nacimiento para el cielo Agotado y afectado por una grave enfermedad, los últimos años de su vida fueron años de sufrimientos físicos y morales. Es el momento del abandono total, el sacrificio de su gran obra. La separación de todo y de todos los que ama. El 8 de IX de 1853, Ozanam muere en Marsella, después de pasar por una dolorosa enfermedad.

51 50 Murió muy joven, pero ciento cincuenta años más tarde siguen vivos sus planteamientos sociales y su testimonio evangélico:

52 51 La víspera, llegado el momento de abandonar la casa, vuelve a dirigirse a Dios con una sentida y profunda oración: Dios mío, os doy gracias por los sufrimientos y aflicciones que me habéis dado en esta casa, acéptalos como expiación de mis pecados… Y dirigiéndose a su esposa le dijo: Quiero que bendigas a Dios por mis dolores…. Y abrazándola añadió: También bendigo a Dios por los consuelos que me ha dado.

53 52

54 53

55 Federico siguió la espiritualidad del famoso principio de san Vicente:Amemos a Dios, amemos a Dios, pero con el sudor de nuestras frentes y la fuerza de nuestros brazos. Federico siguió la espiritualidad del famoso principio de san Vicente:Amemos a Dios, amemos a Dios, pero con el sudor de nuestras frentes y la fuerza de nuestros brazos. El sueño de Federico fue ser Apóstol y Mártir. En cierto sentido, en su breve vida realizó su sueño de servicio amoroso al género humano, aunque, por humildad, nunca lo hubiera admitido. El sueño de Federico fue ser Apóstol y Mártir. En cierto sentido, en su breve vida realizó su sueño de servicio amoroso al género humano, aunque, por humildad, nunca lo hubiera admitido. Federico fue apóstol – enviado – a aliviar la miseria espíritu. Federico fue apóstol – enviado – a aliviar la miseria espíritu.

56 55

57 56 Los lazos entre vicencianos fueron privilegiados desde el principio de la Sociedad, puesto que es una Hija de la Caridad, la hermana Rosalía Rendu, quien guió al joven Federico Ozanam y sus compañeros hacia los pobres… Homilía Misa de BeatificaciónHomilía Misa de Beatificación

58 57

59 58

60 La santidad en Federico Ozanam Autor: María Teresa Candelas, H.C. Año de publicación original: Fuente: XXXII Semana de Estudios Vicencianos (Salamanca). 2.- Ozanam y su Obra Autor Padre Luis Emilio Holguin Q.,C.M 3.- Federico Ozanam: su piedad y devoción. Tomado de la web Somos Vicencianos. Bibliografía

61 60


Descargar ppt ".. Sor Pilar Caycho Vela Hija de la Caridad de San Vicente de Paúl CAVI Lima - 03–IX-2013."

Presentaciones similares


Anuncios Google