La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Los mil rostros Reforma y contrarreforma Europa sangra: de la distancia a la violencia Los mil rostros de la divinidad Historia, arte y espiritualidad.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Los mil rostros Reforma y contrarreforma Europa sangra: de la distancia a la violencia Los mil rostros de la divinidad Historia, arte y espiritualidad."— Transcripción de la presentación:

1 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Europa sangra: de la distancia a la violencia Los mil rostros de la divinidad Historia, arte y espiritualidad en la Europa del siglo XVI

2 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Índice 1.Cuando la cercanía de los árboles no permitía ver el bosque: Roma frente a las primeras reformas 2.La segunda ola revolucionaria: de la distancia a la violencia 3.Las tensiones políticas locales con tintes religiosos Rafael, Parnaso, 1511

3 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Revisando el cristianismo en el 1500 Un observador crítico de la Europa del medio milenio (y algunos miembros de la iglesia lo eran), notaría que los pilares que habían servido de referencia al mundo medieval parecían a punto de colapso: a)Por una parte, la liturgia y la vida sacramental que habían servido de pauta para medir tiempos, pertenencia, refugio, eran duramente cuestionados tanto por filósofos (nominalistas), por humanistas (que reían de algunas de esas prácticas [reliquias, peregrinaciones] como vulgaridades para ignorantes) e, incluso, por ciertos sectores laicos que estaban optando por formar sus propios grupos de reflexión –devotio moderna, oratorio del Divino Amor-, y que se sentían alejados de la jerarquía y lejos de sus devociones b)Por la otra, el papel del primado pontificio había sido tan duramente cuestionado que cada grupo (religioso o secular, párrocos o reyes) defendía los intereses propios o regionales antes que pretender buscar un bien universal Parecía que, ser cristiano, era una cuestión de ensayo y error Rafael Sanzio, Pablo predicando en Atenas, bosquejo y tapiz

4 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Fortalezas y altares: ¿qué veríamos en la Europa del 1500? Un creyente centro-europeo notaría que el Landesvater ha decidido afirmar su autonomía le pese a quien le pese: defender sus derechos regionales contra los demás (iglesia o Estado) (los Habsburgo, los Valois, los Tudor; pero, también los duques de Sajonia o el arzobispo de Magdeburgo) Observaría con extrañeza que los otomanos, especialmente bajo el sultán Suleimán, apodado el magnífico, conquistan Belgrado, sitian Buda y humillan a los ejércitos cristianos en Hungría sin que los reyes se pongan de acuerdo o sin que los papas logren conciliar intereses para lanzar una cruzada Posiblemente escucharía que en los reinos de la península ibérica una gran cantidad de intolerantes persigue y mata a todos los que piensan algo diferente a lo establecido desde la Corte Se maravillaría de que el Mundo crece en extensión (los dominios de España y Portugal) y en calidad: sin embargo, titubearía entre el optimismo humanista y la inseguridad sobre el fin del mundo (la nueva peste = el mal francés [sífilis]) Nuestro buen cristiano se enteraría de la existencia de humanistas que cuestionan la inmortalidad del alma y de dominicos que queman vanidades para prepararse a la llegada del fin de los tiempos; tendría alguna información sobre estudiantes que aprenden griego o hebreo mientras otros prefieren abandonarse a Dios para ser salvados.

5 Los mil rostros Reforma y contrarreforma ¿Qué veríamos en la Italia del 1500? Una Roma que se niega a despertar El creyente italiano ha vivido medio siglo (desde 1442), de una política temerosa frente al expansionismo de los reyes de Nápoles (con Alfonso V y su hijo, Ferrante) y frente a las intromisiones francesas iniciadas por el Carlos VIII, el libertador rey de los franceses Paradójicamente, había sido un napolitano electo papa, el bastante paranoico Inocencio VIII ( ), el principal instigador de la intervención del rey francés como un modo de presionar a los aragoneses de Nápoles Sin embargo, después de que Carlos VIII metiese en problemas a Milán y a Florencia, y que desplegase el mayor ejército de Occidente, nuestro buen Papa tuvo que buscar nuevos aliados, ahora para correr al francés Al aproximarse el 1500, nuestro hombre de fe atestiguó el ascenso de Alejandro VI Borgia, papa con delirio de gran señor: obsesionado con la familia (nepotismo), intrigante, con pretensiones de potente, endeudado

6 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Un testigo de la época Rafael Sanzio ( ), joven genial a quien en 1500 ya se le llama Maestro, representa la línea de continuidad renacentista. Como para muchos creyentes italianos, para Rafael los pontífices tienen una tarea primordial: proteger los intereses de Italia Nace en una familia de artistas en Urbino. A los 12 o 13 años se traslada a Perugia para aprender de un Maestro (Perugino), de quien tomará ideas y estilo. Llega el momento de continuar y, el único destino posible para un artista del Renacimiento será, claro, Florencia Ahí conocerá y se empapará de la genialidad de Leonardo y de Miguel Ángel; sin embargo, Rafael pertenece al grupo que opta por seguir retratando un mundo en calma, las grandes pasiones de sus maestros no le van A la genialidad y el talento se suma una convicción de que la belleza debe ir unida a la simplicidad. Una sencillez que permite abrir la mente y el corazón a lo trascendente Como tantos otros, el clímax de su carrera coincide con la invitación a trabajar en Roma en 1508 Sueño de un caballero, óleo de 1504 Notamos la re-conversión de un antiguo poema romano: el caballero (Scipio Borghese) deberá triunfar (laurel) reuniendo las virtudes de Minerva y de Venus (aquí muy recatada, por cierto)

7 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Sosteniendo ilusiones: el mundo religioso de Rafael Madonna del Belvedere, óleo de 1506 Evidente influjo de las técnicas de Leonardo Visión de la cruz, Stanza de Constantino, 1520 Una visión triunfalista de la historia conectaba el judaísmo, la Iglesia primitiva y el momento presente

8 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Mantener el sueño por la fuerza: Julio II (1503 – 1513) Cuando Giuliano della Rovere es electo papa en 1503, casi como reacción contra la herencia de los Borgia, Roma queda en manos de un hombre que prefiere controlar ciudades dentro de los Estados pontificios que tratar asuntos sobre reformas Se derrama sangre en Italia, pero, al modo renacentista: tratando de mantener balances de poder, fragmentando o debilitando al poderoso en turno Julio II no era la persona que pudiese responder a los retos reformistas de Erasmo o a los reproches que Lutero pudiese elevar en su universidad: para Julio, Italia era su interés y lo ocurrido en Alemania, un pleito de monjes (Lutero y sus agustinos con complejo de culpa; contra los dominicos) Como todo renacentista, el Papa es patrón de los grandes artistas del momento y promotor de la construcción de una nueva basílica de San Pedro (él traerá a Rafael a pintar las estancias vaticanas) ¡La indignación de Lutero ante las indulgencias para recabar fondos para Julio y su basílica compiten con la vehemente defensa que los italianos hacen del papa que los liberó de los extranjeros! Rafael, retrato del papa Julio II, tempera de 1512

9 Los mil rostros Reforma y contrarreforma A la hora decisiva: un Médici sigue construyendo palacios Los humanistas exigiendo una vuelta ad fontes (respetando las fuentes de la Escritura, el latín y las formas clásicas), los dominicos empleando toda su lógica van contra las devociones pías de algunos cardenales, frailes y párrocos en franca lucha por el control pastoral. Alemania (con Lutero), los Países Bajos y Suiza hirviendo con deseos de cambio, ¡todo ello mientras un Médici es electo como papa en 1513, mala combinación! León X Médici ( ) era un hombre que disfrutaba del arte, de comidas y viajes, que aceptaba las discusiones filosóficas y pláticas con notables como Erasmo o Maquiavelo; pero, que no quiere controversias Diplomáticamente, un hombre falto de escrúpulos y ávido de dinero (cruzadas, arte), negociará peligrosamente con el emperador y reyes de España e Inglaterra para sacar a los franceses del norte de Italia (contra Luis XII). Sin embargo, a los pocos años prácticamente entregará parte del territorio italiano al nuevo rey de Francia (Francisco) a cambio de paz para su amada Florencia (en manos de su sobrino Lorenzo, hijo de Piero de Médici y nieto del Magnífico) El terrible dios de justicia que asustaba a Lutero y lo llevaba a entregarse a la gracia de Dios, nunca fue percibido como tal por los optimistas romanos

10 Los mil rostros Reforma y contrarreforma ¡Golpe dado, ni Dios! León X pretendió asustar al monje alemán con una condena (Exsurge Domine en 1520) de la que Lutero se rió y quemó en público. La excomunión no tardó mucho Alguna esperanza de entendimiento pudiese esperarse del siguiente pontífice, Adriano VI de Utrecht. Educado humanista, tutor de Carlos V, colaborador con Cisneros en la regencia y el proyecto reformista hispano. Adriano pretendió reconciliar a los alemanes reconociendo los errores de Roma, pero condenando doctrinalmente a Martín Lutero. La esperanza duró poco, murió al año de ser electo (la maldición de los nombres) Para redondear la crisis, en 1523, el cónclave posterior a la muerte de Adriano nombra ¡a otro Médici! Giulio, hijo bastardo de Giuliano y primo del Papa León X. Demasiado prudente para su momento, el nuevo papa, Clemente VII, quedará atrapado entre Francisco de Francia y el emperador alemán (y rey de España). Tratando de evitar el crecimiento de Carlos cometió el error de desafiarlo, lo que le costará que en 1527 los ejércitos imperiales saqueen la ciudad de Roma Este tipo de problemas debilita los esfuerzos de Clemente por arreglar algo entre los reformistas alemanes y por encabezar una cruzada contra los turcos. Además de sufrir la ruptura con los ingleses por no ceder a la anulación matrimonial de Enrique VIII Así, si bien Roma no se opone a tendencias reformistas más conservadoras (como la española o la de ciertas órdenes religiosas), los pontífices parecían totalmente incapaces de entender la relevancia de lo que ocurría en Alemania y en Suiza

11 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Índice 1. Cuando la cercanía de los árboles no permitía ver el bosque: Roma frente a las primeras reformas 2. La segunda ola revolucionaria: de la distancia a la violencia Pieter van Aelst, Trinidad, óleo actualmente en el Prado, ¿modelo para tapices?

12 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Lets go wild! ¿imágenes sí o imágenes no? ¿bautizamos infantes o no? ¿debemos obedecer a las autoridades civiles como dice epístola a Romanos o Dios es nuestro guía? A lomos de caballo o entre inspirados profetas populares, la Reforma iniciaba la década de los 1520s con violencia: frailes anti-clericales abandonando los monasterios para contraer matrimonio mientras algunos esposos dejan a sus parejas por ser poco cristianos e iniciar de nuevo; se arrojan imágenes de santos y de María al agua que, como flotan, son consideradas demoníacas y quemadas en las hogueras; grupos de campesinos se levantan en armas contra sus señores apoyados en discursos religiosos El carnaval desenfrenado hacía dudar a los príncipes alemanas y al propio Lutero sobre el valor de la Reforma. Una brillante ocasión para nobles de segunda de reclamar oportunidades y títulos en nombre de la Reforma y del orden político Una opción para salir del atolladero: cuius regio, eius religio (lo que supondrá una intervención directa del príncipe en religión) Imágenes destrozadas en la catedral de Utrecht

13 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Nace el protestantismo: desmoronando la Reforma En 1529, representantes de las iglesias evangélicas aceptan la invitación del Landgrave (conde) Felipe de Hesse y protestan contra los decretos tradicionalistas, ahí nace el sobrenombre de estas iglesias En 1530, en Augusburg, sur de Alemania, los grupos intentan defender sus posturas teológicas y se topan con distancias que no quieren reducir: nace el luteranismo y se inicia un proceso de confesionalización o redacción de los artículos de fe de cada una de las iglesias reformadas. El protestantismo se subdivide La década corre entre tolerancia o imposibilidad de imponer un credo nacional. Sin embargo, los grandes reyes (Habsburgo, Valois, Jagiellon) tienen ideas fijas sobre convivencia: cuando los protestantes y los católicos entran en conflictos en Francia, Francisco I perseguirá a los primeros. Entre los refugiados se encontrará el reformador más importante de la siguiente generación: Juan Calvino ( ) Retrato de Calvino

14 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Polarizando las diferencias Entre 1546 y 1547 mueren tanto Martín Lutero como Enrique VIII. Ambos lo harán piadosamente. Enrique convencido de que lo único que había hecho era recordar a Roma que el gobierno de Inglaterra (iglesia incluida) le corresponde al rey. Lutero, según algunos, un tanto preocupado por los alcances de la libre interpretación y la creciente violencia en el Imperio Germánico Ninguno de los primeros reformadores vieron en sus acciones algo más que un intento por volver al evangelio. Sin embargo, nuestro Jean Cauvin (latinizado Calvino) tenía otras ideas. Su compromiso misionero y su deseo de transformar la situación religiosa y política servirán de preámbulo al primer gran periodo de guerras religiosas en Europa (la guerra de los treinta años). Cuando en 1536 apareció la primera obra de este hombre, Institución de la religión cristiana quedaba claro que Lutero había sido un moderado conservador y no un verdadero radical del evangelio, Lutero sometía la iglesia al Príncipe; Calvino no lo aceptará Las acciones de Calvino provocaban recelo y violencia en Francia, incluso en ciudades tan liberales como Basilea o Estrasburgo encontraría oposición. Será Ginebra el espacio que le recibirá... El radicalismo de Calvino y su convicción de que la salvación se obtiene en la pertenencia a una iglesia visible, activa políticamente, provocará reacciones católicas igualmente polarizadas

15 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Radicalizando a Calvino Cuando en los 1540s Calvino regresa a Ginebra organizará una iglesia (pastores, ancianos, doctores, y diáconos) con pretensiones civiles. Poco a poco logrará imponer una visión de ciudad-iglesia que se volverá tan intolerante como las comunidades criticadas por él mismo [los casos de M. Servet ( ) o de S. Castellion ( )], lo que, paradójicamente, elevará la popularidad europea de este francés. Sus muy negros (por su ropa) seguidores irán extendiendo la Reforma hacia el norte de Europa Teológicamente, los seguidores de Calvino irán apostando por la teoría de la doble predestinación y por una lectura literal del texto sagrado. Movidos por un rechazo a los demás, Calvino espiritualizará la religión interpretando la Eucaristía como instrumento espiritual y demeritando el papel de María en la historia de la salvación (contra Lutero y Zwinglio) Las distancias entre Calvinistas y Luteranos parecen no poder solucionarse: ¡Europa se divide de nuevo! (Alemania y Escandinavia para Lutero; Francia, Suiza y Países Bajos para los calvinistas) Pietá francesa en mármol, ca. 1520

16 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Los caminos de la iglesia reformada Muro de los reformadores, Ginebra, Suiza (estatuas de casi 5 metros de alto) Guillaume Farel primer predicador de la Reforma en Ginebra Jean Calvin líder de la Reforma y padre espiritual de la Ciudad Theodore Beza sucesor de Calvino (enfatizó mucho la teoría de la predestinación) John Knox predicador escocés, amigo de Calvino, fundador del presbiterianismo en Escocia

17 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Hombres de mundo: atrapados a dos fuegos (Pieter Bruegel (ca.1525 – 1569)) El triunfo de la muerte, Evidente influjo del Bosco

18 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Bruegel, testigo de la polarización religiosa en Europa Al igual que muchos de los pintores neerlandeses y flamencos, Pieter viajará a Italia, conocerá artistas, se impresionará con los Alpes y vivirá en carne propia las tensiones entre grupos religiosos al cruzar por Francia El censo en Belén, óleo de 1566 Al regresar a Bruselas (ca. 1556) continuará una línea satírico- moralizante aprendida del Bosco; pero, a los pocos años, sin embargo, inicia un proceso de regionalización en su obra: fascinado por paisajes, por lo cotidiano y, por las dificultades producidas por las luchas entre reformistas y la muy católica familia de Austria (Habsburgo) En 1566 un grupo calvinista quemará las imágenes de algunas iglesias religiosas; un año más tarde, llegaría el sangriento Duque de Alba. Bruegel será testigo de la represión

19 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Sentido común: un reclamo Este Maestro ha demostrado un enorme talento para materializar las tonterías del neerlandés común y corriente (ha retratado sus dichos, sus juegos infantiles, sus delirios de grandeza constructiva) Bruegel empleará todo su colmillo para enfatizar, también, el sin sentido de las guerras religiosas; pero, debe hacerlo con precaución porque los gobernantes de los Países Bajos, parientes de los reyes españoles, dejan márgenes de libertad muy pequeños Hemos visto el censo en Belén en que los personajes centrales (según la Reforma católica) pasan casi desapercibidos; en muchas de sus obras tardías, Bruegel muestra el reto ante la muerte y la persecución El asno asiste a clase, 1556 Los peces grandes devoran a los pequeños, 1557

20 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Una religión viva y actual El sermón de San Juan Bautista (detalle), óleo de 1566, hoy en Budapest La matanza de los inocentes, óleo entre , hoy en Viena

21 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Índice 1.Cuando la cercanía de los árboles no permitía ver el bosque: Roma frente a las primeras reformas 2.La segunda ola revolucionaria: de la distancia a la violencia 3.Las tensiones políticas locales con tintes religiosos

22 Los mil rostros Reforma y contrarreforma El peculiar caso inglés: cualquier lugar menos Roma (Eduardo) La ley de los seis artículos (1539) nos muestran a un Enrique VIII dogmático, tradicionalista y devoto; pero, sin papa y expropiando propiedades de monasterios A su muerte, el hijo de Enrique y de Jane Seymour, Eduardo VI ( ), ocupa el trono con nueve años de edad. Los ejecutores provocarán un giro religioso hacia el calvinismo apoyando al tío Seymour como protector: ¡cambio de jerarquía y persecución contra anabaptistas, católicos, devociones populares! Tiempo de regreso a escena de T. Cranmer y su proyecto de imponer su Prayer Book (1552) calvinista Pero, las tensiones entre nobles se traducían en un ir y venir de apoyos y beneficios (incluso cediendo espacios en Escocia). Al hacerse evidente la enfermedad del adolescente rey, Northumberland quiere imponer a Jane Gray (casada con su hijo) pero, el pueblo prefiere respetar la voluntad de Enrique VIII Retrato de Eduardo VI, artista desconocido, ca. 1546

23 Los mil rostros Reforma y contrarreforma El caso inglés: entre Ginebra y Roma, opto por Inglaterra El apoyo popular coronó a María como reina ( ) pero, sus políticas pro-católicas, su boda con Felipe II de España a sus 37 años de edad, y las persecuciones a ciertos líderes protestantes (condena a Cranmer) provocarán un rechazo grave a bloody Mary Sus simpatías pro-hispanas provocarán alienación entre los miembros del Parlamento. A su muerte, el Acta de sucesión de Enrique VIII sería cumplida: viva Elizabeth I El largo reinado de Isabel ( ) coincide con la aparición de lo que hoy denominaríamos anglicanismo. Con el apoyo de su primer ministro, Cecil, Isabel aleja a Inglaterra del Papa, removiendo y encarcelando obispos. En 1571, la reina firma una versión moderada de los treinta y nueve artículos, credo dogmático fundamental de la iglesia anglicana Más optimista que el luteranismo y menos radical que el calvinismo, la esencia del nuevo credo sigue siendo protestante (dos sacramentos, pero, bautismo infantil; sólo la fe, pero, las obras de caridad son recomendadas) Moneda conmemorativa de la boda de María Tudor y Felipe II

24 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Los vaivenes franceses Francisco I de Francia ( ) había mostrado especial tolerancia para con los primeros brotes protestantes a pesar de su propia devoción y piedad Para unos, la tolerancia religiosa del rey resultaba una forma de atraerse el apoyo de príncipes alemanes contra su archienemigo, Carlos de Habsburgo Para otros, la liberalidad religiosa del rey francés y de su hermana, reina de Navarra (Margarita), son rasgos típicos del Renacimiento francés que, ¡finalmente llegaba a estas tierras! 1534, l affaire des placards, el activismo iconoclasta de los protestantes ofende al rey quien, desde entonces, inicia una persecución que se irá tornando más y más violenta (algunos suponen que se debe a los intentos por ganarse a Carlos V) Maestro de Fontainebleau, Caridad, óleo de 1560

25 Los mil rostros Reforma y contrarreforma De una selectiva intolerancia a la radicalidad de una viuda Enrique II, rey de Francia ( ) continuará las líneas dejadas por su padre Francisco. Políticamente un ávido reformador, militarmente ansioso de derrotar a los Austria (lo que inicialmente logra) siendo finalmente humillado por la coalición hispano-savoyana (Francia pierde toda influencia sobre Piamonte, Saboya, Córcega, Milán) y sin esperanza de recibir apoyo de Elizabeth de Inglaterra (Enrique protegió a María de Escocia) Enrique perseguirá a los calvinistas franceses o hugonotes (término de origen dudoso) pero, será tolerante con miembros de la nobleza que habían abrazado ese credo (el príncipe de Condé, Luis de Borbón, como figura principal). A la muerte del rey, las tensiones entre los hugonotes y el partido ultra-católico, comandado por la casa de Guisa, explotarán y Francia se verá afectada por 30 años de guerras religiosas Los intentos diplomáticos de la reina madre, Catalina de Médici, conducen al fracaso. Llegará entonces, la noche de San Bartolomé (agosto de 1572)

26 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Herramienta de poder: la religión Las guerras religiosas francesas esconden otro conflicto desde mediados de siglo XVI: la España de Felipe II contra la Inglaterra de Elizabeth Apoyando nobles, presionando comerciantes, lo sucedido en Francia durante los caóticos años de los últimos Valois nos muestra cómo, ya en este siglo, la visión radical del credo religioso va unida a un intento de absolutismo o centralismo político con alcances desconocidos hasta entonces Será necesario un rey converso, Enrique IV de Navarra, para lograr un edicto de tolerancia en Francia (Nantes, 1598). A finales del siglo XVI, la católica Francia verá el ascenso de la casa de Borbón

27 Los mil rostros Reforma y contrarreforma La religión gestando uniones políticas: los Países Bajos Cuando en 1482 María I de Valois, duquesa de Borgoña, se casa con el emperador Maximiliano de Austria abre las puertas para el reconocimiento de esta parte de Europa como algo más que dependencias del Sacro Imperio o de Francia. Será el emperador Carlos V quien, en 1549, emita un edicto (la Sanción pragmática) haciendo independientes las diecisiete provincias del Imperio y de Francia Entre 1507 y 1555 dos mujeres administrarán las Provincias en nombre de los Austria: Margarita, tía de Carlos, y, a la muerte de ella, la hermana de Carlos y ex-reina de Hungría, María. Ambas verán la aparición de calvinistas, especialmente en las áreas del Norte, y a pesar de algunos intentos por erradicarlos, deberán tolerarlos frente a un problema más acuciante: los ataques de los franceses

28 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Una tajante victoria para los calvinistas Cuando Carlos de España (en 1556) decide abdicar y retirarse al monasterio de Yuste, dividirá sus posesiones entre su hermano menor, Fernando (quien será elegido Emperador de Alemania) y su hijo Felipe: rey de España, Nápoles, de Portugal ( ), rey consorte de Inglaterra ( ), Señor de América y, Señor de las diecisiete provincias Felipe será menos tolerante con la disidencia religiosa en sus dominios que su padre; además, el estilo centralista de gobierno y los altos impuestos cobrados en los Países Bajos llevarán a levantamientos populares constantes. Para apaciguarlos, Felipe enviará a Fernando Álvarez de Toledo, tercer duque de Alba, de línea militar y dura Sin dejarse intimidar por los éxitos del Duque, Guillermo de Orange encabezará el partido rebelde que buscará, en el calvinismo, un medio de atraerse la simpatía internacional… Se abrirá otro largo periodo bélico ( ) que únicamente concluirá con la división de los Países Bajos entre los fieles católicos del sur y las provincias del norte, Holanda, bajo control de la casa de Orange (Mauricio de Nassau)

29 Los mil rostros Reforma y contrarreforma Aviso La próxima sesión tendremos examen sobre el material visto desde el examen anterior. Tiene una ponderación de 15% de la nota final de esta materia Una parte del examen deberá ser anexada (contestada con anterioridad) y consiste en una tabla comparativa de la forma en que las iglesias luterana, reformadas (calvinistas), anglicana y católica entienden cada uno de los sacramentos (si los tienen) y un par de sacramentales o devociones (empleo de imágenes, el papel de María, etc.)


Descargar ppt "Los mil rostros Reforma y contrarreforma Europa sangra: de la distancia a la violencia Los mil rostros de la divinidad Historia, arte y espiritualidad."

Presentaciones similares


Anuncios Google