La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Texto: Antonio Rodríguez Carmona Montaje: Antonio García Polo Citas bíblicas de la Biblia de Jerusalén Música: Ernesto Cortázar.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Texto: Antonio Rodríguez Carmona Montaje: Antonio García Polo Citas bíblicas de la Biblia de Jerusalén Música: Ernesto Cortázar."— Transcripción de la presentación:

1

2

3 Texto: Antonio Rodríguez Carmona Montaje: Antonio García Polo Citas bíblicas de la Biblia de Jerusalén Música: Ernesto Cortázar

4 IV. EUCARISTÍA

5 * La carta a los Hebreos no desarrolla explícitamente los temas de la Eucaristía y del sacerdocio ministerial, fundamentales para la vivencia del sacerdocio del pueblo de Dios. No debe extrañar, pues este escrito, como los demás del NT, es ocasional y pretende responder a unos problemas concretos de la comunidad. Su intención no es ofrecer un tratado sistemático en el que se aborden todos los aspectos del tema. Un diabético fue al médico aquejado de una afección de garganta. El médico le recetó un medicamento para esta dolencia. Es lo único que consta en la receta. Y basta, pues la receta no pretende ser un expediente de toda la situación sanitaria de una persona. Por ello no se puede deducir de ella que el médico ignorara la diabetes del paciente. Si se desea más información, se debe acudir a otras recetas en que sí aparece la diabetes...Igual sucede con los escritos del NT: responden a problemas concretos. El silencio sobre otros no implica que los niegue o desconozca. Para conocerlos, hay que acudir a otros escritos y a la praxis de la Iglesia primitiva. I. LA CARTA A LOS HEBREOS

6 * Hebreos sólo alude a los temas de la Eucaristía y del ministerio sacerdotal. Los da por supuestos y conocidos por los lectores. Insiste en el sacrificio existencial de Cristo porque éste implica pruebas y sufrimientos, los mismos que tiene que asumir el cristiano en la vivencia de su participación de este sacrificio: no hay que venirse abajo ante el dolor y el sufrimiento; es normal en la vida cristiana. * Con todo hay un texto que posiblemente se refiere a la Eucaristía: Tenemos nosotros un altar del cual no tienen derecho a comer los que dan culto en la Tienda (13,9), es decir, los que sacrifican en el templo de Jerusalén. Este altar sería la Eucaristía.

7 1. Jesús instituyó la Eucaristía como memorial. * Jesús celebró una cena especial en la noche en que iba a ser entregado y mandó a sus discípulos que la repitieran como su memorial: Haced esto en memoria mía (Lc 22,19; 1 Cor 11,24.25). II. LA EUCARISTÍA Aunque Hebreos no desarrolla el tema de la Eucaristía, tenemos bastante información en los escritos del Nuevo Testamento.

8 + Así recordar los beneficios de Dios implica la acción de agradecerlo y comportarse de acuerdo con la voluntad de Dios. Acordarse de un mal sufrido, implica el vengarlo... + Para el israelita los beneficios divinos tienen un valor permanente, no sólo han sido dados para los primeros beneficiarios, sino también para sus descendientes. Son beneficios destinados al pueblo, que lo constituyen y sostienen. Por ello Dios ordena que se recuerden para memoria, (l e zikaron, anámnesis) en fiestas que los actualicen, para que las futuras generaciones los agradezcan y se comprometan a corresponder. Así las grandes manifestaciones divinas (Pascua, Sinaí, Desierto...) están al alcance de todas las generaciones. Jesús igualmente ha querido que su última cena esté a disposición de los discípulos futuros, fortaleciendo la Iglesia de todos los tiempos. + El mandato divino es fundamental, pues es lo que da vida al acontecimiento pasado, y no la simple memoria subjetiva de los creyentes, pues concede a unas acciones el poder de dominar el tiempo y poder actualizar su virtualidad. * En general en la Biblia recordar es más que actualizar psicológicamente un hecho pasado, pues implica actuar positiva o negativamente de acuerdo con el contenido del recuerdo.

9 + Es interesante notar que Juan, que omite en su Evangelio el relato de la institución de la Eucaristía, ha puesto en su lugar lo que ella significa: el lavatorio de los pies, amor total y servicio, seguido de un mandato: lavaos los pies unos a otros. Haced esto en memoria mía equivale a lavaos los pies unos a otros. + Haced la memoria, pues, implica unirse al Cristo pascual, dinámico, el que está en actitud de entrega al Padre y a los hombres. Por ello no puede haber memoria real sin amor y acogida fraterna. Esto es importante porque la memoria se puede degradar. + La Eucaristía es el acto fundacional en el que la Iglesia debe constantemente constituirse, purificar su identidad y alimentarse. * El mandato de Jesús pretende que se repitan y actualicen con su poder no solo sus gestos y palabras sino también sus sentimientos.

10 * El miembro del pueblo sacerdotal tiene que ofrecer su sacrificio existencial, pero no por sus propios medios, que sería imposible, sino unido al sacrificio de Cristo, especialmente cuando está sacramentalmente presente en la celebración de su memorial.

11 2. Significado de los diversos elementos de la Memoria: comida, pascual, sacrificio de acción de gracias, pan ázimo, vino, alusión a la comida escatológica. A. Comida. * La comida como acto social pone de manifiesto nuestras categorías de valores:Díme cómo comes y te diré quién eres y también Díme con quién comes, y te diré quien eres. En el contexto cultural semita, la comunión de mesa une a los comensales y crea una unión especial entre ellos, de tal forma que la traición entre los comensales era un crimen detestable (Mc 14,20). * La comida fue una de las acciones que Jesús empleó como signo de su obra y de la llegada del Reino de Dios, especialmente la comida con los pecadores. Comida es una acción personal, necesaria para alimentarse; es personal, pero ordinariamente tendemos a hacerlo en familia, en compañía con otras personas con las que compartimos alimento y amistad.

12 * En el AT se anuncia la plenitud del Reino de Dios con la imagen de un banquete que preparará el Señor: * En este contexto cultural Jesús se sirvió de la comida para proclamar la llegada del Reino de Dios, especialmente admitiendo a su mesa a los pecadores (Mc 2,15-17; Lc 15,2). Acoger a los pecadores y comer con ellos implica recibirlos como amigos, lo que supone que los perdona y forma con ellos una nueva comunidad. El Señor todopoderoso preparará en este monte para todos los pueblos un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera, manjares exquisitos, vinos refinados (Is 25,6).

13 * En este contexto cultural, Jesús escogió como memorial el signo de la comida, con todas sus implicaciones: implica alimento, familia, amistad, solidaridad, comunión, alegría, necesidad satisfecha. Con el signo de la comida Jesús afirma que él es alimento, alimento necesario capaz de satisfacer la necesidad existencial del hombre: * La eucaristía supone y potencia la solidaridad, la comunión y es motivo de gozo al estrechar la comunión dentro del grupo. Les dijo Jesús: «Yo soy el pan de la vida. El que venga a mí, no tendrá hambre, y el que crea en mí, no tendrá nunca sed... Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo» (Jn 6, ).

14 B. Cena pascual. * Se discute si la Última Cena de Jesús se celebró o no en la víspera de la Pascua y consiguientemente si tuvo carácter pascual, pero hay cierto acuerdo en que Jesús, aunque no la celebrara la tarde-noche en que comenzaba la Pascua, la revistió de una atmósfera pascual y empleó los ritos propios de esta fiesta.

15 * Pascua fue la mayor fiesta israelita y continúa siéndolo en el judaísmo rabínico actual. En su origen era una fiesta de agricultores y ganaderos, que celebraban el comienzo de la primavera. Más tarde, los hebreos la asociaron a su liberación milagrosa y salida de Egipto. El pan ázimo para los agricultores expresaba metafóricamente lo que la primavera realizaba en la naturaleza: el final de lo viejo, portador de la muerte, y el comienzo de lo nuevo, portador de la vida. Igualmente la aparición del corderillo, el primer nacido del rebaño, significaba la reaparición de la vida que destruye la muerte. Cuando Israel vive la liberación de Egipto, reinterpreta estos símbolos en términos históricos: como la naturaleza pasa de la muerte a la vida, así el pueblo judío ha pasado de la esclavitud a la libertad, pero a diferencia del paso anterior, que es automático, el nacimiento de la libertad es un camino de compromiso solidario y de responsabilidad.

16 * Así se convierte esta fiesta de primavera en memoria del éxodo, que recuerda y actualiza el final de la opresión y el comienzo de una nueva identidad. * Para el pueblo judío celebrar la pascua es sentirse solidario con todas las generaciones de oprimidos: generación tras generación el hombre debe reconocerse a sí mismo, como si él hubiera salido de Egipto (ritual de la celebración)

17 El Santo, bendito sea, no sólo liberó a nuestros padres, sino, junto con ellos, a nosotros también, según está escrito:Y nos sacó de allí a fin de conducirnos para darnos la tierra que prometió con juramento a nuestros padres(Dt 6,23) (Ritual de la celebración). * Además implica sentirse solidariamente salvados por Dios como miembros de su pueblo:

18 * En este nuevo contexto histórico el pan ázimo pasa a significar el pan de la prisa de Dios y del pueblo (cf. Éx 12,39), prisa de Dios para salvar y prisa del pueblo para cooperar con esta salvación. El cordero, por su parte, que también hay que comer de prisa (Éx 12,11), se convierte en signo de liberación de la muerte y de comunión.

19 * La Pascua, pues, celebra, el pasado, el presente y el futuro: liberación y solidaridad en el pasado, compromiso de cooperar solidariamente con Dios en la liberación presente (lo que implica también protesta por las condiciones presentes que no responden al plan liberador de Dios), y esperanza de la liberación futura, anticipación del futuro banquete escatológico mesiánico.

20 En la Eucaristía se hace sacramentalmente presente la Pascua de Jesús, su paso de este mundo al Padre, que abre un camino liberador para toda la humanidad. Participar la Eucaristía implica unirse a Jesús y participar de su camino liberador en solidaridad con todos los hombres.

21 * La cena pascual se celebraba en las casas de acuerdo con el rito de acción de gracias o eucarístico. * Este rito simboliza los actos que suelen realizar las personas para dar gracias: + hechos previos: ser consciente de la propia limitación y necesidad, pedir ayuda en una necesidad, experimentarla, C. Sacrificio de acción de gracias. + acción de gracias formal: 1. Agradecerlo con palabras en público 2. Ofrecerse al bienhechor para lo que pudiera necesitar 3. Incluso ofrecer su amistad y comunión

22 * Por ello el rito bíblico de acción de gracias consta de tres partes: + proclamación del beneficio recibido de Dios o hagadá, + sacrificio de un cordero (una parte se quema totalmente y ofrece a Dios, otra se reserva para:), + y banquete de comunión. * Puesto que el sacrificio ha de hacerse en el templo, quedaban para la celebración doméstica dos partes, la hagadá y el banquete del pan ázimo y del cordero previamente ofrecido en el templo. A estas dos partes se le añadieron otras dos, una preparatoria y otra final de acción de gracias. De aquí las cuatro partes actuales: * (1) preparación, (2) hagadá o narración-memorial del éxodo y pascua, (3) cena ritual y (4) salmos de acción de gracias (Sal ) y cantos.

23 * En este contexto Jesús se identifica con las necesidades de la humanidad, echa sobre sí el pecado del mundo, pide al Padre por todos y experimenta la salvación. Por ello * Celebrar el memorial eucarístico implica - conciencia de la salvación recibida - una vida de acción de gracias en que se proclame a los hombres como testigos la salvación traída por Jesucristo - ofrecer la propia vida al Padre por medio de Jesús, entrando en su movimiento de entrega al Padre y a los hermanos. - recibir la Eucaristía en comunión con Jesús, con el Padre y con los hermanos da gracias al Padre, proclamando durante su existencia su bondad, se ofrece a sí mismo en sacrificio existencial, se ofrece a sí mismo como comunión.

24 * Esto se refiere a los trozos de pan ázimo que Jesús ha despedazado y dado a los comensales. Es un pan con una rica tradición: el pan que alimenta y une, el pan de la prisa y de los esclavos liberados. Jesús se identifica así con el alimento, con la prisa de la salvación personali- zada, con el liberador que se ha hecho esclavo. D. Pan ázimo. * Jesús comió pan ázimo, lo despedazó como padre de familia que preside la mesa, distribuyó a sus discípulos y le dio un nuevo sentido: esto es mi cuerpo que se entrega por vosotros

25 * Mi cuerpo : en la antropología judía cuerpo es la persona y, por ello, equivale a yo, el pronombre de primera persona. El judío no dice el hombre tiene cuerpo, sino el hombre es cuerpo. Pero este sentido tiene varios matices, entre ellos uno muy importante: cuerpo es la persona en cuanto que es capaz de relacionarse con el universo y con los demás hombres. Se refiere al cuerpo humano de Jesús, que a partir de la resurrección, adquiere una capacidad de relación divina, universal. Representa y contiene a toda la humanidad, especialmente a todos los que ratifican su obra salvadora. * Cuerpo, pues, es Jesús resucitado en cuanto que está relacionándose con el Padre y con los hombres. Es el Jesús pascual, dinámico, que ha adquirido un cuerpo espiritual, pneumático (cf. 1 Cor 15,44), compuesto de cabeza y miembros (1 Cor 12).

26 * Que se entrega por vosotros. El Jesús que se hace presente en la Eucaristía es el que se está entregando al Padre por su muerte y resurrección en favor de los hombres. No es un Jesús estático sino dinámico, que por su entrega está creando esta nueva dimensión que es en favor de la humanidad representada aquí por los discípulos. * Hay que subrayar el aspecto dinámico de estas palabras y de la nueva presencia. Celebrar el memorial de Jesús es unirse a este movimiento de entrega al Padre y a la humanidad. Así es como el miembro del pueblo sacerdotal realiza su sacrificio existencial unido a Cristo.

27 Cáliz es una metonimia que presenta el continente por el contenido y se refiere al vino contenido. El uso de la metonimia copa tiene su propio matiz. En el AT copa puede referirse al recipiente que se usa para echar dados y repartir suertes. De aquí que equivalga a la suerte negativa o positiva, reservada a alguien (cf Mc 10,38s); también se utiliza para evocar la copa que se bebe para celebrar un hecho positivo, o al contrario, y ahora con sentido metafórico, para designar que una persona bebe la ira o sufre una situación negativa. En este sentido usa la palabra Jesús en Getsemaní (Mc 14,36 par). Aquí no se trata de la copa de la ira divina, sino de la copa de salvación, la del salmo 116,13. E. El vino en el cáliz * Hay diversas versiones de las palabras de Jesús sobre el cáliz, pero todas coinciden en relacionar la muerte de Jesús con la nueva alianza en favor de la humanidad. * Beber juntos en una comida significa comunión gozosa de los comensales. Aquí se trata de una comunión especial, pues el vino es la sangre de Cristo que une a todos los comensales con gozo en una alianza.

28 * la sangre en la antropología bíblica es sede de la vida. Aquí se trata de la sangre-derramada, es decir, de la vida quitada violentamente a Jesús, expresión de su fidelidad extrema al plan salvador del Padre; por ello el Padre lo acoge y resucita. * Sangre derramada es, pues, Jesús que muere y resucita. De esta forma la muerte es provechosa para toda la humanidad * Sangre derramada por muchos/vosotros:

29 Tomó Moisés la mitad de la sangre y la echó en vasijas; la otra mitad la derramó sobre el altar. Tomó después el libro de la Alianza y lo leyó ante el pueblo, que respondió: «Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahveh. » Entonces tomó Moisés la sangre, roció con ella al pueblo y dijo: «Esta es la sangre de la Alianza que Yahveh ha hecho con vosotros, según todas estas palabras.» (Ex 24,4-8). * Esta sangre ratifica la nueva Alianza, de forma superior a como la sangre de animales ratificó la primera: Entonces escribió Moisés todas las palabras de Yahveh; y, levantándose de mañana, alzó al pie del monte un altar y doce estelas por las doce tribus de Israel. Luego mandó a algunos jóvenes, de los israelitas, que ofreciesen holocaustos e inmolaran novillos como sacrificios de comunión para Yahveh.

30 He aquí que días vienen oráculo de Yahveh en que yo pactaré con la casa de Israel (y con la casa de Judá) una nueva alianza; no como la alianza que pacté con sus padres, cuando les tomé de la mano para sacarles de Egipto; que ellos rompieron mi alianza, y yo hice estrago en ellos oráculo de Yahveh. Sino que esta será la alianza que yo pacte con la casa de Israel, después de aquellos días oráculo de Yahveh : pondré mi Ley en su interior y sobre sus corazones la escribiré, y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Ya no tendrán que adoctrinar más el uno a su prójimo y el otro a su hermano, diciendo: « Conoced a Yahveh », pues todos ellos me conocerán del más chico al más grande oráculo de Yahveh cuando perdone su culpa, y de su pecado no vuelva a acordarme (Jer 31,31-34). * Nace así la nueva y verdadera alianza de Dios con los hombres por medio de Jesús muerto y resucitado. Es la nueva alianza anunciada por Jer 31, (cf Ez 36,26-28), que ahora se hace realidad, pues perdona los pecados y así se cumple la condición necesaria para la alianza:

31 * Bebed todos de él (el cáliz). Es necesaria una cooperación por parte de los discípulos, consistente no en rociarse con la sangre, como se hacía en el sacrificio de expiación para conseguir la purificación, sino en beber, es decir, en asumir e incorporarse a la muerte y resurrección, a la nueva alianza personificada en su cuerpo resucitado y conseguir así un aumento de vida. * El cáliz consagrado por Jesús fue el tercero, que se bebía al final de la comida pascual como acción de gracias. La sangre de Cristo, que se derrama por los hombres, realiza la verdadera acción de gracias que llega a Dios y crea la nueva alianza.

32 * Os digo que ya no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día en que lo beba con vosotros, nuevo, en el reino de Dios. Con estas palabras Jesús manifiesta la seguridad de que su entrega será acogida por el Padre y la compartirá en el futuro con sus discípulos. F. Vertiente futura. * En toda celebración Jesús incorpora al discípulo a su proceso pascual, ya consumado en él, pero todavía no en el creyente. Por ello la celebración de la memoria es necesaria y alimenta y garantiza la participación en la pascua futura y consumada:

33 La Eucaristía es el centro vital de la Iglesia como pueblo sacerdotal


Descargar ppt "Texto: Antonio Rodríguez Carmona Montaje: Antonio García Polo Citas bíblicas de la Biblia de Jerusalén Música: Ernesto Cortázar."

Presentaciones similares


Anuncios Google