La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La actividad misionera de la IglesiaLa necesidad de la misiónLos misionerosLas Obras Misionales Pontificias.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La actividad misionera de la IglesiaLa necesidad de la misiónLos misionerosLas Obras Misionales Pontificias."— Transcripción de la presentación:

1

2 La actividad misionera de la IglesiaLa necesidad de la misiónLos misionerosLas Obras Misionales Pontificias

3 El mismo Jesús, antes de subir al cielo, confió a los Apóstoles el mandato de ir por todo el mundo anunciando la buena noticia de la salvación: Jesús les dijo: Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado (Mt 28, 18-20).

4 La Iglesia, enviada por Dios a las gentes para ser El sacramento universal de la salvación", obedeciendo el mandato de su Fundador, se esfuerza por anunciar el Evangelio a todos los hombres.

5 Evangelizar es liberar al ser humano, de cualquier nación o raza del mundo, de sus ataduras y darle una plenitud que nada ni nadie de este mundo puede conseguir.

6 Todos pecaron y todos están privados de la gloria de Dios (Rom 3, 23). Nadie por sí y sus propias fuerzas se libra del pecado, ni se eleva sobre sí mismo; nadie se ve enteramente libre de su debilidad, de su soledad y de su servidumbre, sino que todos tienen necesidad de Cristo modelo, maestro, liberador, salvador y vivificador. Cristo En realidad, el Evangelio fue el fermento de la libertad y del progreso en la historia humana, incluso temporal, y se presenta constantemente como germen de fraternidad, de unidad y de paz. No carece, pues, de motivo el que los fieles celebren a Cristo como esperanza de las gentes y salvador de ellas" (AG 8).

7 Es importante recordar que la mayor obra de caridad es precisamente La evangelización, es decir, el servicio de la Palabra. Ninguna acción es más benéfica y, por tanto, caritativa hacia el prójimo, que partir el pan de la Palabra de Dios, hacerle partícipe de la Buena Nueva del Evangelio, introducirlo en la relación con Dios: La evangelización es la promoción más alta e integral de la persona humana.

8 La misión es una obra en la que hay lugar para todos: Para los padres que en familia transmiten a sus hijos el amor a Cristo y a su Evangelio, Para los que viven con espíritu cristiano su profesión, Para los que se consagran a Dios en la vida religiosa o sacerdotal y, especialmente, Para los que dejan su patria y su familia y marchan a tierras lejanas, para anunciar allí la buena noticia.

9 Para los sacerdotes, los religiosos y los laicos misioneros el hombre lejano se transforma en prójimo y su deseo es poder decirle de Jesucristo: lo que hemos visto y oído os lo anunciamos para que estéis unidos a nosotros (1 Jn 1, 3). Enamorados del Señor, no pueden dejar de anunciar al mundo que sólo él nos salva. Ellos buscan transformar el mundo con la proclamación del Evangelio del amor.

10 Los misioneros, que frecuentemente realizan su trabajo entre las gentes del tercer mundo, llevan a cabo una gran labor de promoción social y de ayuda humanitaria. Pero, no se debe relegar el anuncio del Evangelio con la excusa de que lo más importante es sacar de la pobreza y de la marginación a los pueblos subdesarrollados. Ambas cosas deben ir necesariamente unidas.

11 El DOMUND, Domingo Mundial de las Misiones, en favor de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe, Para mover a los católicos a amar y apoyar la causa misionera. Es un deber de todos los católicos colaborar con la oración y las aportaciones económicas en las Obras Misionales Pontificias, para que el Papa pueda distribuir de modo equitativo, entre todos los misioneros del mundo, los donativos que llegan de los fieles. En 1926, Pío XI estableció que el penúltimo domingo de octubre se celebrara en toda la Iglesia

12 Con esos donativosse construyen templos,se compran vehículos, se atienden proyectos sociales, sanitarios y educativos, se ayuda al sostenimiento de las comunidades religiosas y se forma a los responsables de la acción pastoral en las tierras de misión. Por ello, de esta forma, todos podemos ser misioneros.

13 Oh Dios, que quieres que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, mira tu inmensa mies y envíale operarios, para que sea predicado el Evangelio a toda criatura, y tu grey, congregada por la palabra de la vida y sostenida por la fuerza de los sacramentos camine por las sendas de la salvación y del amor. Por N.S.J. Amén.

14 Nuestra WEB Diócesis Palencia:


Descargar ppt "La actividad misionera de la IglesiaLa necesidad de la misiónLos misionerosLas Obras Misionales Pontificias."

Presentaciones similares


Anuncios Google