La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LITERATURA UNIVERSAL GUÍA DE LECTURAS. Jornada IV de El Decamerón, de Boccaccio. Jornada IV de El Decamerón, de Boccaccio. Romeo y Julieta, de William.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LITERATURA UNIVERSAL GUÍA DE LECTURAS. Jornada IV de El Decamerón, de Boccaccio. Jornada IV de El Decamerón, de Boccaccio. Romeo y Julieta, de William."— Transcripción de la presentación:

1 LITERATURA UNIVERSAL GUÍA DE LECTURAS

2 Jornada IV de El Decamerón, de Boccaccio. Jornada IV de El Decamerón, de Boccaccio. Romeo y Julieta, de William Shakespeare. Romeo y Julieta, de William Shakespeare. Las Penas del joven Werther, de Goethe. Las Penas del joven Werther, de Goethe. La Piel de zapa, de Balzac. La Piel de zapa, de Balzac. Las Flores del mal, de Charles Baudelaire. Las Flores del mal, de Charles Baudelaire. La Metamorfosis, de Franz Kafka. La Metamorfosis, de Franz Kafka. El Guardián entre el centeno, de Salinger. El Guardián entre el centeno, de Salinger.

3 LITERATURA UNIVERSAL LA PIEL DE ZAPA DE HONORÉ DE BALZAC

4 La Piel de zapa, de Honoré de Balzac Capítulo I. El Talismán Capítulo I. El Talismán En 1829, tras perder en el Casino de París su última moneda de oro, Rafael de Valentín, joven solitario y taciturno, piensa suicidarse. Sin embargo, decide entrar en una almoneda, donde halla una prodigiosa piel de zapa (onagro), con inscripciones en sánscrito, que permite a quien la posea cumplir todos sus deseos. Al salir de la tienda, olvidándose de la advertencia del viejo anticuario (a cada deseo se reduce el tamaño de la piel y con ella, la propia vida), anhela un gran banquete real. En ese preciso momento, encuentra a unos amigos, quienes le invitan a una fiesta, por la que corren el vino, las palabras ingeniosas y las chanzas, entre sensuales y bellas mujeres. La vida de Rafael comienza a cambiar. PARTES DE LA NOVELA El talismán. El talismán. La mujer sin corazón. La mujer sin corazón. La agonía. La agonía. Epílogo. Epílogo.

5 La Piel de zapa, de Honoré de Balzac Capítulo II. Una mujer sin corazón Capítulo II. Una mujer sin corazón Durante la fiesta, Rafael de Valentín se queja ante su amigo Emilio de las penalidades de su vida: cómo fue desposeído de una pródiga herencia y de un nombre ilustre; cómo comenzó sus andanzas como un erudito que vivía en la pobreza, ocupando una covacha gracias a la generosidad de sus compatriotas (Paulina, joven benefactora e ilusa, y su madre, la señora Gaudin); cómo penetró, a duras penas, en la sociedad parisina, de la mano de su amigo Rastignac (personaje que aparece en otras novelas de la Comedia humana); y cómo cayó en las redes seductoras de la hermosa Fedora, mujer displicente y desdeñosa para el amor y para el amante, la cual lo convirtió en el hombre desgraciado del principio de El Talismán. Al final de la fiesta, recibe una herencia por parte de un familiar materno. Narradores La novela está escrita en tercera persona (punto de vista cero). Coinciden el narrador y el autor. La novela está escrita en tercera persona (punto de vista cero). Coinciden el narrador y el autor. Sin embargo, en el capítulo II, el protagonista, en una especie de flashback, relata los principales acontecimientos de su vida, sus penalidades y avatares. (Narrador-protagonista, punto de vista interno.) Sin embargo, en el capítulo II, el protagonista, en una especie de flashback, relata los principales acontecimientos de su vida, sus penalidades y avatares. (Narrador-protagonista, punto de vista interno.) Narrador-autor Narrador-protagonista El Talismán La agonía Una mujer sin corazón

6 La Piel de zapa, de Honoré de Balzac Capítulo III. La Agonía Acabada la fiesta, Rafael comienza su nueva vida, colmada de riquezas y dichas. Sin embargo, la piel de zapa se encoge conforme su voluntad desea nuevos caprichos. Se instala en una mansión, custodiado por su antiguo criado Jonatás, quien le aparta del mundo de los apetitos. Una noche, cuando asistía al teatro, reconoció a Paulina, bellísima y elegante. Los recuerdos y su hermosura sedujeron tanto a Rafael que se entregó a un amor noble y sensual. Cuanto más amaba, más veía reducirse el trozo de piel. Enterada Paulina del prodigio, decidió apartarse de Rafael para no consumirlo. El miedo a la muerte lo trastornó y pidió consejo a los sabios (médicos, químicos, físicos…): huyó de Paulina, se refugió en un balneario de Europa, se batió en duelo a sabiendas de su triunfo, se ocultó en las montañas aledañas… Cuando regresó a París, volvió a los brazos de Paulina hasta su muerte. En el epílogo se dice que una bella mujer vaga por los tenues aires; Fédora continúa su vida liviana. Tiempo y espacio La acción transcurre durante varios años, desde octubre de 1829 en adelante. Sin embargo, mediante el flashback, se remonta a años anteriores. Se desarrolla la trama en París (principalmente, los ambientes cortesanos de la Restauración francesa y de la revolución de 1831), en el balneario de Aix- les- bains y en las montañas aledañas.

7 La Piel de zapa, de Honoré de Balzac Sentido general de la novela Voluntad / Muerte A pesar de ser una novela realista, Balzac utiliza un elemento fantástico: la piel de zapa. Estos prodigiosos motivos ya los había empleado en algunas obras anteriores. Pero, en esta ocasión, se convierte en el leitmotiv de la trama. La piel de zapa, que se encoge y reduce cuantos más deseos y anhelos satisface el protagonista, representa el alma del propio Rafael de Valentín. La novela, pues, parte de la dicotomía entre la Voluntad (del latín, voluntas: deseo) y la Muerte. La satisfacción y el cumplimiento de los deseos y apetitos conducen inexorablemente a la muerte, agotan los resortes vitales. Es una variante de la tradicional oposición entre Eros / Thanatos.

8 La Piel de zapa, de Honoré de Balzac Un mito de la modernidad La venta del alma En La Piel de zapa aparece un tema fundamental de la literatura contemporánea: el mito fáustico del hombre que vende su alma al diablo a cambio del éxito, de la sabiduría, de los placeres o de las riquezas. Al parecer, el personaje de Fausto está inspirado en un mago del siglo XVI que vendió su alma al diablo por la sabiduría. El poeta alemán Goethe fijó las características esenciales del mito en su obra Fausto, convirtiéndolo en un personaje universal que ha influido en la obra de otros autores, como en El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde, o en Paul Valery y Fernando Pessoa. En la literatura española, el mito no ha gozado de gran importancia, quizás por existir ya el mito de don Juan, impío y galán de damas. No obstante, la novela de Juan Valera titulada Las ilusiones del doctor Faustino recuerda vagamente la figura de Fausto.

9 La Piel de zapa, de Honoré de Balzac Los ambientes realistas de la novela En 1831, año de la publicación de la novela, Balzac está inmerso en la estética realista. A pesar del elemento mágico de la piel de zapa, el autor se deleita con la descripción realista del Palais Royal de París, ofreciendo un mosaico de los distintos tipos de jugadores y circunstancias que envuelven el juego en los casinos. La descripción de la almoneda o tienda de antigüedades, donde Rafael halla la piel, es un prodigio de minuciosa y detallada precisión. De sus propios recuerdos extrae Balzac las páginas en que describe el desván de la casa de la señora Gaudin, su patrona, donde habitó, mísera y tristemente, el protagonista, así como también los ambientes cortesanos parisinos.

10 La Piel de zapa, de Honoré de Balzac El Realismo Balzac ( ) ha sido considerado por los historiadores de la literatura como uno de los creadores de la novela moderna. Sus dotes de observación y su capacidad para representar en su obras los personajes que deambulaban por la Francia del siglo XIX le hacen acreedor del título de uno de los grandes novelistas de la edad contemporánea. En su magna y universal obra titulada La Comedia humana escudriña los diversos tipos sociales -como un entomólogo que, con una lupa, observa la morfología de los insectos y los disecciona-; describe la conducta social y psicológica de sus personajes (algunos de ellos presentes en varias de sus historias, como Eugenio de Rastignac); o se adentra en los distintos ambientes de la sociedad francesa, sean decadentes o revolucionarios.

11 La Piel de zapa, de Honoré de Balzac Obras de Balzac La piel de zapa, 1831 La piel de zapa, 1831 La piel de zapa1831 La piel de zapa1831 Louis Lambert, 1845 Louis Lambert, 1845 Louis Lambert1845 Louis Lambert1845 Eugenia Grandet, 1834 Eugenia Grandet, 1834 Eugenia Grandet1834 Eugenia Grandet1834 La búsqueda del absoluto, 1834 La búsqueda del absoluto, 1834 La búsqueda del absoluto1834 La búsqueda del absoluto1834 Papá Goriot, 1834 Papá Goriot, 1834 Papá Goriot1834 Papá Goriot1834 La duquesa de Langeais, 1836 La duquesa de Langeais, 1836 La duquesa de Langeais1836 La duquesa de Langeais1836 El Coronel Chabert, 1835 El Coronel Chabert, 1835 El Coronel Chabert1835 El Coronel Chabert1835 La muchacha de los ojos de oro, 1889 La muchacha de los ojos de oro, 1889 La muchacha de los ojos de oro 1889 La muchacha de los ojos de oro 1889 El lirio en el valle, 1836 El lirio en el valle, 1836 El lirio en el valle1836 El lirio en el valle1836 La Misa del ateo, 1836 La Misa del ateo, 1836 La Misa del ateo1836 La Misa del ateo1836 Cesar Birotteau, 1837 Cesar Birotteau, 1837 Cesar Birotteau1837 Cesar Birotteau1837 Las ilusiones perdidas (I, 1837; II, 1839; III, 1843) Las ilusiones perdidas (I, 1837; II, 1839; III, 1843) Las ilusiones perdidas Las ilusiones perdidas La prima Bette, 1846 La prima Bette, 1846 La prima Bette1846 La prima Bette1846 El primo Pons, 1847 El primo Pons, 1847 El primo Pons1847 El primo Pons1847 Esplendor y miseria de las cortesanas, 1847 Esplendor y miseria de las cortesanas, 1847 Esplendor y miseria de las cortesanas1847 Esplendor y miseria de las cortesanas1847


Descargar ppt "LITERATURA UNIVERSAL GUÍA DE LECTURAS. Jornada IV de El Decamerón, de Boccaccio. Jornada IV de El Decamerón, de Boccaccio. Romeo y Julieta, de William."

Presentaciones similares


Anuncios Google