La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El Mayordomo Infiel El paño y el vestido Odres nuevos y viejos Siete espíritus y una casa limpia.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El Mayordomo Infiel El paño y el vestido Odres nuevos y viejos Siete espíritus y una casa limpia."— Transcripción de la presentación:

1 El Mayordomo Infiel El paño y el vestido Odres nuevos y viejos Siete espíritus y una casa limpia

2 ¿Qué son la parábolas? Cualidades de las parábolas Propósito de las parábolas Parábola del mayordomo infiel. Parábola del paño y el vestido. Parábola de los odres. Parábola de los siete espíritus y la casa limpia. 2

3 La parábola es comúnmente una narración ilustrativa en la cual el autor describe un evento común en la vida para ilustrar una verdad espiritual. es un relato terrenal que ilustra una verdad celestial. 3

4 Hay más de cincuenta parábolas en los cuatro Evangelios, indicando que Jesús consideró las parábolas muy eficaces en la comunicación de verdades espirituales. 4

5 Algunas cualidades de una parábola que la recomiendan como método de enseñanza son: brevedad narración de eventos comunes interés parte de lo conocido y procede a lo desconocido fácil de recordar 5

6 Lucas 16:1-12 6

7 Cualquier cosa que tengamos, es de Dios; Nosotros sólo tenemos su uso conforme a lo que manda nuestro gran Señor, y para su honra. Este mayordomo despilfarró los bienes de su señor. Todos somos responsables de la misma acusación; no sacamos el provecho debido de lo que Dios nos ha encargado. El mayordomo no puede negarlo; debe rendir cuentas e irse. 7

8 Esto puede enseñarnos que la muerte vendrá y nos privará de las oportunidades que tenemos ahora. El mayordomo ganará amigos de los deudores e inquilinos de su señor, eliminando una parte considerable de la deuda de ellos con su señor. 8

9 El señor al cual se alude en esta parábola no elogió el fraude, sino la política del mayordomo. Los hombres mundanos, al elegir sus objetivos son necios, pero en su actividad y perseverancia, son a menudo más sabios que los creyentes. El mayordomo injusto no se nos pone como ejemplo de engaño a su amo, ni para justificar la deshonestidad, sino para señalar el cuidado que ponen los hombres mundanos. 9

10 Bueno sería que los hijos de la luz aprendieran sabiduría de los hombres del mundo, y siguieran con igual diligencia su mejor objetivo. 10

11 La moraleja de esta parábola es: "Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas." (Lucas 16.9, RVR60) 11

12 Ganancias injustas eran las deudas que el mayordomo le perdonó a los deudores de su señor. O sea, que dio lo que no era de él. Las riquezas injustas son aquellas cosas que no son nuestras. Jesús no sugiere que una persona deba comprar su entrada al cielo, sino pone de relieve que la forma en que se ejercita la mayordomía constituye una prueba de nuestra relación con Dios. La explicación está en los versos

13 Jesús no sugiere que una persona deba (o pueda) comprar su entrada al cielo, sino que explica cómo debemos administrar lo que Dios nos da. La explicación está en los versos

14 "El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro?" (Lucas , RVR60) 14

15 Si no fuimos fieles con lo que Dios nos dió en esta vida, ¿por qué iríamos a esperar que Él nos diera lo nuestro? Lo nuestro es nuestra herencia en los cielos. 15

16 Una gran verdad: Jesús espera el cristiano use bien lo que Él le da. El que no es fiel con que Él le da, no heredará el reino de los cielos. 16

17 "¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios." (1 Corintios , RVR60) 17

18 "Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. " (Mateo , RVR60) 18

19 Mateo 9:16 19

20 "Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura." (Mateo 9.16, RVR60) 20

21 El contexto de la parábola: "Entonces vinieron a él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos muchas veces, y tus discípulos no ayunan? Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura." (Mateo , RVR60) 21

22 La pregunta del ayuno: ¿Por qué tus discípulos no ayunan? Recordemos que Juan había denunciado la hipocresía de los fariseos (3:7–10). Especialmente acerca de sus actos públicos. Recordemos también que Moisés mandó el ayuno solamente para el día de la Expiación (Levítico 16:29; Salmo 35:13). 22

23 Los fariseos, sin embargo, comenzaron a practicar el ayuno hasta dos veces a la semana como prueba de gran piedad (Lucas 18:12). 23

24 Los discípulos de Juan (Juan estaba preso entonces) parecen haberse unido a los fariseos para criticar a Jesús y sus discípulos por no conformarse a la costumbre del ayuno. ¿Qué similitud vemos en nuestra vida cristiana? 24

25 Jesús contesta la pregunta en cuanto al ayuno con tres ilustraciones o parábolas (Lucas 5:36). En la primera parábola, Jesús se refiere a la costumbre en la fiesta de bodas, que duraba generalmente una semana, indicando que durante ese período no es apropiado ayunar. 25

26 "Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán." (Mateo 9.15, RVR60) 26

27 La pregunta: ¿Pueden tener luto...? se hace en tal forma en el texto griego como para anticipar una contestación negativa. Jesús relaciona el ayuno con el luto. Según esta referencia, el ayuno debe practicarse, no en forma mecánica con días y horas prefijadas, sino en momentos especiales de tristeza, profunda preocupación o dolor. 27

28 La segunda parábola que emplea Jesús es la parábola del paño y el vestido. Esta habla de una práctica muy conocida, especialmente de parte de las mujeres. La mayoría de la tela en aquel entonces era de lana. Todos sabían que la tela nueva de lana, cuando se moja, se encoge y se achica. En cambio, la tela vieja es más débil que la nueva y no se encoge más cuando se lava. 28

29 Por lo tanto, cuando se cose un parche de tela nueva sobre la tela vieja, la nueva se encoge y rompe la tela vieja. El resultado es una rotura más grande. La verdad central es que los defectos del judaísmo (tela vieja) no se pueden cubrir con algunas pocas verdades de la fe cristiana (parche de tela nueva). 29

30 Jesús no vino para destruir la ley, sino para cumplirla (5:17). Esto significa que iba a respetar las leyes morales del judaísmo pero que no estaría limitado por el sistema viejo y endurecido de las instituciones y ceremonias. La tela nueva (v. 16) tendría que tener libertad para encogerse, para cambiar de forma. 30

31 ¿Cómo se aplica esto a nuestra vida? 31

32 Los prejuicios son barreras que los hombres levantan, pero en Cristo no hay barreras que nos separen, sino una cruz que nos une. Obviamente, hay que estar claro que los fundamentos de la fe no son negociables. El amor de Cristo se brinda a todos por igual, sin discriminar raza, credo o condición social. 32

33 La tercera parábola presenta esencialmente la misma verdad central que hemos visto en la segunda. "Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente." (Mateo 9.17, RVR60) 33

34 Los odres son recipientes de cuero para contener agua, vino o algún otro líquido. Se hacen del cuero de chivos, cabras, cabritos, para el uso manual y diario. El cuero del animal, después de curtido se lo cose dejando solamente un orificio en la parte del cuello por donde se mete el líquido, o se vierte el agua. Muchos los cargaban sobre los hombros y salían a vender agua a los caminantes de la ciudad o a los viajeros. En las bodegas, los odres se hacían de animales más grandes, de bueyes o camellos. 34

35 El vino, al entrar en el odre, estira el cuero y, al fermentarse, lo hincha. Por eso el dicho de, "odres nuevos para vinos nuevos", ya que el odre viejo ya no tiene elasticidad y se rompe si intenta contener el vino nuevo. 35

36 El vino nuevo crece y emite gas cuando fermenta. Necesita lugar para expandirse y si uno procura forzarlo en un molde cerrado, la fuerza del nuevo vino rompe el molde. En aquel tiempo era la práctica común guardar líquidos en odres de cuero de cabra, especialmente para llevar agua o vino en viajes. 36

37 El odre viejo se vuelve duro e inflexible. Bajo presión, no puede ceder y por eso se rompe, y el vino se pierde. En cambio el vino nuevo necesita un recipiente flexible. 37

38 La verdad central es que las instituciones y prácticas judaicas (odres viejos) no pueden contener la fe cristiana (vino nuevo). La fe cristiana necesita libertad para expresarse en nuevas maneras de ministerio y nuevas formas de culto. 38

39 Por supuesto que el odre viejo, el creyente tradicional y conservador, sentirá cómo se rompe su esquema de religiosidad, pero podrá experimentar que si acepta el criterio con que Jesús comprende y acepta a la gente, entonces será un hombre nuevo. 39

40 En la segunda y tercera parábolas, notamos dos características de la fe cristiana: Se encoge y Se expande. 40

41 Se requiere gran prudencia y cautela para que los nuevos convertidos no reciban ideas viejas y restrictivas del servicio de nuestro Señor. Antes bien serán estimulados en los deberes a medida que sean capaces de soportarlos. 41

42 "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas." (2da de Corintios 5.17, RVR60) 42

43 "Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente." (1ra de Corintios 2.14, RVR60) 43

44 Mateo 12:43–45 44

45 "Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo, y no lo halla. Entonces dice: Volveré a mi casa de donde salí; y cuando llega, la halla desocupada, barrida y adornada. Entonces va, y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero. Así también acontecerá a esta mala generación." (Mateo , RVR60) 45

46 Jesús continúa dirigiéndose a los fariseos y escribas, ahora con una parábola o ilustración que condena su sistema religioso. Tomando en cuenta el contexto, la verdad central puede expresarse así: La religión se concentra solamente en la limpieza exterior, y no llena el vacío interior creado por la limpieza, dejando al hombre en una condición peor que la anterior. 46

47 Los fariseos se habían esforzado al extremo de purificar y perfeccionar su religión con una infinidad de reglas y ritos. Quizá se refiere a la limpieza de la idolatría de Israel en el AT durante el cautiverio babilónico. No habían llenado el vacío con una fe verdadera en Jehovah. 47

48 También puede referirse al resultado del ministerio de Juan y Jesús, produciendo un entusiasmo del momento de parte de muchos para corregir sus malos caminos, pero sin permitir que las enseñanzas de Jesús ocupasen su corazón. 48

49 "Y decía a las multitudes que salían para ser bautizadas por él: ¡Oh generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre; porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto se corta y se echa en el fuego." (Lucas 3.7-9, RVR60) 49

50 Desocupada, barrida y adornada (v. 44) describe la condición de una casa dispuesta y esperando que alguien la ocupe. Nuestra palabra escuela es la transliteración del término en griego para desocupado. Antiguamente, solamente los desocupados tenían tiempo para estudiar. 50

51 Desocupada σχολαζοντα scholazonta Cesar de trabajar, deambular. Estar libre de trabajo, estar estático. Sitio vacante, vacío. Antiguamente, solamente los desocupados tenían tiempo para estudiar. 51

52 No tenemos un caso bíblico de un espíritu inmundo, o no limpio, que haya salido de su casa (cuerpo humano) en forma voluntaria. Aparentemente los demonios se sienten más cómodos ocupando el cuerpo de una persona, o de un animal (compare 8:31). Salen solamente obligados por una autoridad superior. 52

53 "Y los demonios le rogaron diciendo: Si nos echas fuera, permítenos ir a aquel hato de cerdos." (Mateo 8.31, RVR60) 53

54 De aquí se entiende que una persona puede ser limpiada de demonios por el poder de Dios. Así su cuerpo (su casa, el tabernáculo) quedaría vacante (desocupado). 54

55 También es cierto que una persona puede dejar de hacer cosas pecaminosas, sólo con atenerse a una religión. Uno se puede portar bien y modificar su comportamiento por muchas razones. 55

56 Pero sólo logra vaciar su casa… ¿Con qué la va a llenar? 56

57 Otros siete espíritus peores que él (v. 45) indica dos cosas: Hay grados morales entre los demonios, algunos peores que otros, todos siendo malos. También, el número siete es simbólico y describe lo completo. 57

58 Jesús advierte de la terrible consecuencia de no llenar el corazón con la verdad de Dios que él mismo estaba presentando. Tal era la condición de esa perversa generación (v. 45). 58

59 Esta verdad es aplicable a todos los que oyen la palabra de Dios y, se reforman en parte, pero no se convierten de verdad. El espíritu inmundo se va por un tiempo, pero cuando vuelve, encuentra que Cristo no está ahí para impedirle entrar; 59

60 El corazón está barrido por la reforma externa. Pero por no haber entendido bien el evangelio, no obtiene frutos y se frustra. Y el hombre se vuelve enemigo más decidido de la verdad. Todo corazón es la posible residencia de espíritus inmundos, salvo los que son templo del Espíritu Santo, por fe en Cristo. 60

61 "Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca." (1ra de Juan 5.18, RVR60) 61


Descargar ppt "El Mayordomo Infiel El paño y el vestido Odres nuevos y viejos Siete espíritus y una casa limpia."

Presentaciones similares


Anuncios Google