La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Domingo 3A de Adviento Liturgia de la Palabra.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Domingo 3A de Adviento Liturgia de la Palabra."— Transcripción de la presentación:

1

2 Domingo 3A de Adviento

3

4 Liturgia de la Palabra

5

6

7

8 LITURGIA DE LA EUCARISTIA

9 Aquí Herodes puso a Juan Bautista en la prisión En la cima, fortaleza de Maqueronte

10 Ruinas de la Fortaleza de Maqueronte

11 ¿Por qué está en la cárcel? Había acusado a Herodes de vivir con la mujer de su hermano.

12 Encerrado en la fortaleza de Maqueronte, el Bautista vive anhelando la llegada del juicio terrible de Dios que extirpará de raíz el pecado del pueblo.

13 Antes de ser ejecutado, Juan logra enviar hasta Jesús algunos discípulos, para que le responda a la pregunta que lo atormenta por dentro: «¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?».

14 ¿ERES TÚ EL QUE HA DE VENIR O TENEMOS QUE ESPERAR A OTRO?

15 ¿Es Jesús el verdadero Mesías o hay que esperar a alguien más poderoso y violento?

16 Jesús no responde directamente, no se atribuye ningún título mesiánico. El camino para reconocer su verdadera identidad es más vivo y concreto. Díganle a Juan «lo que están viendo y oyendo». Jesús no responde directamente, no se atribuye ningún título mesiánico. El camino para reconocer su verdadera identidad es más vivo y concreto. Díganle a Juan «lo que están viendo y oyendo».

17 Para conocer cómo quiere Dios que sean sus Enviados, hemos de observar bien cómo actúa Jesús y debemos estar muy atentos a su mensaje. Ninguna confesión abstracta puede sustituir a este conocimiento concreto. Para conocer cómo quiere Dios que sean sus Enviados, hemos de observar bien cómo actúa Jesús y debemos estar muy atentos a su mensaje. Ninguna confesión abstracta puede sustituir a este conocimiento concreto.

18 Jesús les respondió: «Vayan y cuenten a Juan lo que Ustedes oyen y ven: l os ciegos ven y los cojos andan, los leprosos quedan limpios y los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia a los pobres la Buena Nueva; ¡y dichoso aquel que no halle escándalo en mí!»

19 Como Jesús, hagamos que los desvalidos reciban la Buena Nueva ¿Nuestros regalos serán para los pobres o para los ricos? Para conocer a Cristo, es indispensable prestar atención a las nuevas formas de pobreza (Evangelii Gaudium. 4,II)

20 Sólo viviremos la Navidad, si robustecemos a los débiles ¿Nos escandaliza ver este niño que hemos engendrado con nuestras economías?

21 Jesús no juzga ni condena, sino que cura y libera. Primero, le han de comunicar a Juan lo que ven: Jesús vive volcado hacia los que sufren, dedicado a liberarlos de lo que les impide vivir de manera sana, digna y dichosa.

22 Luego, le han de decir lo que oyen a Jesús: un mensaje de esperanza dirigido precisamente a aquellos campesinos empobrecidos, víctimas de toda clase de abusos e injusticias. Este Mesías anuncia la Buena Noticia de Dios a los pobres.

23 ¿Qué obras les podemos mostrar? ¿Qué mensaje nos pueden escuchar?

24 ¿Cuáles son los dos rasgos que no han de faltar en una comunidad de Jesús:

25 1 - Primero, debe ser una comunidad curadora: cercana a los que sufren, atenta a los enfermos más solos y desasistidos, que acoja a los que necesitan ser escuchados y consolados, presente en las desgracias de la gente. 1 - Primero, debe ser una comunidad curadora: cercana a los que sufren, atenta a los enfermos más solos y desasistidos, que acoja a los que necesitan ser escuchados y consolados, presente en las desgracias de la gente.

26 2 - Segundo, no construir la comunidad de espaldas a los pobres: al contrario, conocer más de cerca sus problemas, atender sus necesidades, defender sus derechos, no dejarlos desamparados. Los pobres son los primeros que han de escuchar y sentir la Buena Noticia de Dios. 2 - Segundo, no construir la comunidad de espaldas a los pobres: al contrario, conocer más de cerca sus problemas, atender sus necesidades, defender sus derechos, no dejarlos desamparados. Los pobres son los primeros que han de escuchar y sentir la Buena Noticia de Dios.

27 Una comunidad de Jesús no es sólo un lugar de iniciación a la fe ni un espacio de celebración. Ha de ser, de muchas maneras, fuente de vida más sana, lugar de acogida y casa para quien necesita hogar.

28 Cuando los discípulos de Juan se marchaban, se puso Jesús a hablar de Juan a la gente: «¿Qué salieron Ustedes a ver en el desierto? ¿Una caña agitada por el viento? ¿Un hombre elegantemente vestido? ¡No! Los que visten con elegancia están en los palacios de los reyes.

29 Estar pendientes de vestidos lujosos nos priva de ser profetas Vivir de falsas tristezas o falsas alegrías nos hace cañas sacudidas por el viento

30

31 «En verdad les digo que no ha surgido entre los nacidos de mujer uno mayor que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el Reino de los Cielos es mayor que él.

32 Pequeños señalando al Cordero, grandes comiendo su cuerpo y su sangre. Pequeños ante el Esposo presente, grandes por el compromiso eterno con Él Igual que Juan, en el Reino, cuanto más pequeños seamos, seremos más grandes

33 Venga tu REINO, Señor, el de los pequeños que son grandes, el de los que en esta Navidad queremos volver a nacer.

34

35

36

37


Descargar ppt "Domingo 3A de Adviento Liturgia de la Palabra."

Presentaciones similares


Anuncios Google