La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La casa sobre la roca Clic para avanzar Desde el monte donde predica el Sermón de la Montaña, Jesús continúa sus enseñanzas. Desde el monte donde predica.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La casa sobre la roca Clic para avanzar Desde el monte donde predica el Sermón de la Montaña, Jesús continúa sus enseñanzas. Desde el monte donde predica."— Transcripción de la presentación:

1

2 La casa sobre la roca Clic para avanzar

3 Desde el monte donde predica el Sermón de la Montaña, Jesús continúa sus enseñanzas. Desde el monte donde predica el Sermón de la Montaña, Jesús continúa sus enseñanzas.

4 No son los que me dicen: "Señor, Señor", los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo

5 Muchos me dirán en aquel día: "Señor, Señor, ¿acaso no profetizamos en tu Nombre? ¿No expulsamos a los demonios e hicimos muchos milagros en tu Nombre?".

6 Entonces yo les manifestaré: "Jamás los conocí; apártense de mí, ustedes, los que hacen el mal".

7 puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica

8 Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca.

9 puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica,

10 Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: esta se derrumbó, y su ruina fue grande".

11 Poner en práctica las palabras de Jesús es el fundamento más sólido de la vida del creyente y por tanto, el mejor criterio para distinguir al verdadero del falso discípulo. El mensaje es claro y directo

12 La parábola está construida sobre la imagen de dos hombres que construyen su casa, uno la cimentó sobre la roca y el otro la construyó sobre la tierra, sin cimientos.

13 Los dos hombres son discípulos de Jesús, los dos han escuchado sus palabras, pero sólo uno las ha puesto en práctica.

14 La parábola nos invita a escuchar la Palabra, pero sobre todo a hacer de esta Palabra acciones concretas de vida.

15 Enseñar al que no sabe. Dar buen consejo al que lo necesita. «El que tiene el don de enseñar, que enseñe». Romanos 12, 7 «Compartan las preocupaciones de los demás». 1 Pedro 3,8

16 Perdonar las ofensas. Corregir al que se equivoca. «Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden». (Mateo 6,12) «Instrúyanse en la verdadera sabiduría, corrigiéndose los unos a los otros». Colosenses 3,16

17 Soportar con paciencia los defectos del prójimo. Consolar al triste «Sopórtense los unos a los otros, y perdónense mutuamente siempre que alguien tenga motivo de queja contra otro». Colosenses 3, 13 «Simón, hijo de Juan ¿me amas más que estos?' Le dijo: '¡Sí, Señor! Tú sabes que te quiero'. Le dijo: '¡Apacienta mis corderos!» Juan 21,15-17

18 Dar de comer al hambriento Rogar a Dios por los vivos y los muertos. «Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer.» Mateo 25, 35 «Oren los unos por los otros, para ser curados. La oración perseverante del justo es poderosa». Santiago 5,16

19 Vestir al desnudo. Dar de beber al sediento. «Tuve sed, y me dieron de beber». Mateo 25, 35 «¿De qué sirve si uno de ustedes, al ver a un hermano o una hermana desnudos o sin el alimento necesario, les dice: «Vayan en paz, caliéntense y coman», y no les da lo que necesitan para su cuerpo?». Santiago 2, 15-16

20 Visitar a los enfermos. Dar posada al peregrino «Estaba de paso, y me alojaron». Mateo 25, 35 «La oración que nace de la fe salvará al enfermo, el Señor lo aliviará». Santiago 5, 15

21 Visitar a los presos. Dar sepultura a los muertos. «(Estaba) preso, y me vinieron a ver.» Mateo 25, 36 «Daba mi pan a los hambrientos, vestía a los que estaban desnudos y enterraba a mis compatriotas». Tobías 1, 17

22 Señor, ayúdame a fin de que te escuche verdaderamente. Escuchar... Poner en práctica.. Concédeme que esté atento a tu voz. Señor, ayúdame; que mi obrar sea verdadero, que mis actos sean conformes a lo que Tú quieres.


Descargar ppt "La casa sobre la roca Clic para avanzar Desde el monte donde predica el Sermón de la Montaña, Jesús continúa sus enseñanzas. Desde el monte donde predica."

Presentaciones similares


Anuncios Google