La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Mateo 16:13.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Mateo 16:13."— Transcripción de la presentación:

1

2 Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Mateo 16:13

3 1.Comprender que Jesús no fue un mito; su vida y ministerio revelaron que Él era el Hijo de Dios. 2.Sentir la necesidad de estar unido a Jesús, quien es Salvador personal para todo aquél que cree. 3.Anunciar que Jesús vino a salvar a este mundo caído de los efectos desastrosos del pecado.

4 A pesar de los permanentes cuestionamientos respecto de la verdadera identidad de Jesús, y los ataques de los críticos mediante métodos pseudocientíficos, debe prevalecer la fe en la revelación de que Jesús es el Mesías prometido, el Hijo de Dios.

5 ¿Por qué razón Jesús llevó a sus discípulos hacia las ciudades cercanas a Cesarea de Filipo, una región idólatra y pagana, para que le preguntaran a las personas respecto de Él?

6 Jesús quería abiertamente decirle a sus discípulos que Él era el Mesías y así hablarles más claramente acerca de su misión de carácter universal. Allí estaban lejos de la influencia nefasta de los maestros judíos.

7 Tanto en Judea como en Galilea, los líderes religiosos tenían ideas preestablecidas acerca de Jesús y lo acechaban esperando encontrar algo por lo cual pudieran condenarlo. En Cesarea nada de eso podía ocurrir.

8 Los diferentes conceptos que el pueblo tenía acerca de Jesús probablemente nos permitan entender cómo experimentaban el ministerio de Cristo diferentes personas en su propio entorno.

9 ¿Qué significado puedes encontrar en el hecho de que los contemporáneos de Cristo lo identificaron con todos esos personajes en particular?

10 Elías fue el profeta del poder, hizo grandes milagros y convirtió a poderosos hombres como Naamán, el sirio. Jeremías, un reformador, predicó acerca de la esperanza en tiempos de una desastrosa crisis nacional.

11 Cualquier ser humano se daría por satisfecho con esas comparaciones. Pero Jesús no era un ser humano común. Ninguno de esos notables personajes del pasado (Juan, el Bautista, Elías o Jeremías) comunicaba algo tan especial y único como Jesús. Él estaba por encima de todo eso.

12 El Nuevo Testamento no especula acerca de Jesús. Simplemente lo presenta como el Hijo de Dios. Pero el así llamado Iluminismo de los siglos XVII y XVIII, cambió todo. Las Escrituras dejaron de ser el funda- mento de los debates acerca de Cristo. En su lugar, los nuevos métodos y criterios, aplicados a otros documentos antiguos, también pasaron a ser aplicados a la Biblia.

13 La pretensión básica de los iluministas era la de generar una religión más racional y menos sentimentalista. Comenzaron a surgir varios teólogos pretendiendo exponer teorías acerca de quién era realmente Jesucristo. Trazaron una diferencia entre el Jesús histórico y el Cristo de la fe.

14 El primero, si realmente existió, sería el Jesús históricamente real; mientras que el segundo sería un ser mitológico inventado y mantenido por la iglesia a través de los tiempos.

15 Deus no se deja escarnecer. El movimiento denominado Jesús histórico, se mantuvo hasta el siglo XX, cuando nuevos estudios contribuyeron a minar las ideologías defendidas por sus representantes, mostrando que la idea de un Jesús histórico era totalmente anti científica y subjetiva. Se expuso a ese emprendimiento racionalista como un rotundo fracaso.

16 Tal vez uno de los foros más conocido entre los promovidos por los cuestionadores de la Biblia, ninguno sea tan famoso como polémico como el Seminario de Jesús, que se realiza dos veces por año en Norteamérica. Se convoca para definir qué es y que no es histórico con respecto a los hechos de la vida de Jesucristo.

17 Contrariando, no obstante, su pretensión académica y su compromiso de imparcialidad, puesto que sus integrantes muchas veces asumen posturas tendenciosas que se valen de métodos altamente cuestionables.

18 Hoy pocos toman en serio al Seminario de Jesús. (¿Cómo podríamos tomar en serio a personas que argumentan que Jesús, en vez de resucitar, fue comido por los perros después de muerto?).

19 En la actualidad, la posición prevaleciente en el cristianismo es la de que la fe cristiana permanece sobre un fundamento sólido, firme, histórico, más allá de dos milenios de críticas y controversias. Jesús continúa siendo el incomparable Maestro de los siglos.

20 Es probable que el escepticismo con respecto a Jesús perdure mientras exista el tiempo. Para nosotros, ¿cuáles son las evidencias más convincentes de la veracidad con respecto a Jesús y su gracia salvadora? ¿De qué manera podemos compartir esas evidencias con los demás para que también se convenzan?

21 Los escritores de los Evangelios confiaban con seguridad en la verdad que estaban escribiendo, pues eran narraciones de hombres que fueron testigos oculares y obras escritas como fruto de una cuidadosa investigación (Lucas 1:1-4).

22 Uno de los testigos oculares de los que habla Lucas fue Pedro, el mismo que tuvo que enfrentar a los escépticos con respecto a la iden- tidad de Jesús (2 Pedro 1:16-21). Pablo también tuvo que confrontar con el tema de la identidad de Jesús y con valentía nos motiva a predicar al Cristo crucificado, alog escandaloso para los judíos y una locura para los gentiles (1 Corintios 1:18-27; 15:3-7)

23 1.El ministerio de Cristo siempre fue objeto de crítica, pues Satanás sabe la importancia de la gracia salvadora de Jesús en la vida de los seres humanos. 2.Debemos mantener viva nuestra fe y convicción en la Palabra de Dios. 3.Debemos predicar con vehemencia al Cristo resucitado y testificar de lo que Él ha hecho en nuestra vida.

24 4.¿Quién es este Jesús? Preguntaron. El que se había arrogado la gloria del Mesías era el hijo de un carpintero, y había trabajado en su oficio con su padre José. Lo habían visto subiendo y bajando trabajosamente por las colinas; conocían a sus hermanos y sus hermanas […] Lo habían visto conver- tirse de niño en adolescente, y de adoles- cente en hombre. Aunque su vida había sido intachable, no querían creer que fuera el Prometido. No querían admitir que Aquél que había surgido de la pobreza y la humildad fuese otra cosa que un hombre común [El Deseado de todas las gentes, pp. 204, 206]

25 5.Un hombre que era meramente un hombre y decía esa clase de cosas que Jesús decía no sería un gran maestro moral. O era un lunático […] o sino sería el diablo de infier- no. Cada uno debe hacer su elección. O este hombre era, y es, el Hijo de Dios; o sino, es un loco o algo peor. Lo pueden descartar como un necio, pueden escupir sobre Él y matarlo como un demonio; o pueden caer a sus pies y llamarlo Señor y Dios. Pero no vayamos a favorecer la insensatez de que Él fue un gran maestro humano. El no dejó eso abierto ante nosotros. No tuvo la intención de hacerlo [C. S. Lewis; The Shocking Alternative, p. 56]

26 DISEÑO ORIGINAL Dpto. MiPES (Unión Sur del Brasil) Coordinación: Ana Tostes ADAPTACIÓN GRAFICOS & TEXTOS al Español Rolando D. Chuquimia Para recibir las próximas lecciones inscríbase enviando un mail a: Asunto: Lecciones en Powerpoint RECURSOS ESCUELA SABATICA Recursos gratuitos para la Escuela Sabática Inscríbase en

27


Descargar ppt "Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? Mateo 16:13."

Presentaciones similares


Anuncios Google