La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LA LITERATURA DEL SIGLO XV La Lírica: La Lírica: - La lírica popular. - La lírica popular. - Los Romanceros. - Los Romanceros. - La lírica culta o cortesana:

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LA LITERATURA DEL SIGLO XV La Lírica: La Lírica: - La lírica popular. - La lírica popular. - Los Romanceros. - Los Romanceros. - La lírica culta o cortesana:"— Transcripción de la presentación:

1 LA LITERATURA DEL SIGLO XV La Lírica: La Lírica: - La lírica popular. - La lírica popular. - Los Romanceros. - Los Romanceros. - La lírica culta o cortesana: Los cancioneros. Juan de Mena y el Marqués de Santillana. - La lírica culta o cortesana: Los cancioneros. Juan de Mena y el Marqués de Santillana. Las Danzas de la Muerte. Las Danzas de la Muerte. - Jorge Manrique: Coplas a la muerte de su padre. - Jorge Manrique: Coplas a la muerte de su padre. La prosa: La prosa: - Los libros de caballerías: El Amadís de Gaula - Los libros de caballerías: El Amadís de Gaula - - La novela sentimental La Celestina La Celestina

2 Contexto socio-histórico y cultural El siglo XV ha sido considerado como un periodo de transición entre la Edad Media y el Renacimiento, en el que se produjeron crisis y transformaciones de todo tipo: socioeconómicas, políticas y culturales. El siglo XV ha sido considerado como un periodo de transición entre la Edad Media y el Renacimiento, en el que se produjeron crisis y transformaciones de todo tipo: socioeconómicas, políticas y culturales. A este periodo también se le ha denominado Prerrenacimiento, y A este periodo también se le ha denominado Prerrenacimiento, y hay quienes afirman que: constituye el otoño de la Edad Media y los albores del humanismo renacentista. (Johan Huizinga, El otoño de la Edad Media). El mundo medieval se tambalea: 1) Descomposición del sistema feudal y surgimiento del estado. La lucha por el poder enfrentó a la aristocracia y a la monarquía, sobre todo durante los reinados de Juan II ( ) y de Enrique IV ( ), y finalizará con la subida al trono de los Reyes Católicos, abriendo paso absolutismo moderno, en detrimento del poder de la aristocracia y de la iglesia. 2) Debido al desarrollo de la agricultura, la ganadería, la industria y el comercio, crece la burguesía, de origen judío la mayor parte, que cobra un papel importante en las luchas entre nobles y reyes, apoyando a unos o a otros. Supone, por tanto, el declive del rígido sistema estamental propio de la Edad Media. 3) El teocentrismo es sustituido por otras concepciones del universo debido a la influencia de un movimiento cultural denominado Humanismo, según el cual el hombre es el centro del universo (antropocentrismo).

3 Otros hechos históricos y culturales En 1492, la Península queda bajo dominio cristiano, ya que se produce la conquista del último foco musulmán, el reino nazarí de Granada; también es el año en que Colón descubre America y el sevillano Elio Antonio de Nebrija publica la primera gramática castellana. En 1492, la Península queda bajo dominio cristiano, ya que se produce la conquista del último foco musulmán, el reino nazarí de Granada; también es el año en que Colón descubre America y el sevillano Elio Antonio de Nebrija publica la primera gramática castellana. Un acontecimiento transcendental en el plano cultural es la invención de la imprenta por el alemán Gutemberg, sobre el año 1440, introduciéndose en España hacia el año Esto supuso, junto a la difusión del papel, originario de China, el abaratamiento de los libros y la creación de numerosos ejemplares que estaban al alcance de un público mucho más amplio. Un acontecimiento transcendental en el plano cultural es la invención de la imprenta por el alemán Gutemberg, sobre el año 1440, introduciéndose en España hacia el año Esto supuso, junto a la difusión del papel, originario de China, el abaratamiento de los libros y la creación de numerosos ejemplares que estaban al alcance de un público mucho más amplio. El humanismo también se refleja en los autores españoles del siglo XV, los cuales tienen una clara predilección por las formas y los temas italianos, tomando como referentes principales a Petrarca, Dante y Boccaccio, cuya influencia se prolongará durante los siglos XVI y XVII. La cultura se convierte en un rasgo de distinción social, de ahí la abundante literatura cortesana o culta, cargada de retoricismo; o el ornato característico de los monumentos arquitectónicos de la época: el denominado gótico florido (posterior gótico isabelino) y estilo plateresco. denominado gótico florido yestilo plateresco. Fachada de la Universidad de Salamanca

4 La Lírica La lírica popular o tradicional castellana La lírica popular o tradicional castellana La existencia en la península de una lírica popular de transmisión oral es anterior al siglo XV, sólo hay que recordar las primeras jarchas mozárabes (siglo X) o las Cantigas de amigo gallego-portuguesas (siglos XIII y XIV); pero los primeros testimonios escritos se conocen a partir del siglo XV, gracias a que fueron recogidos en diversos cancioneros, cuyos autores imitaban esta lírica popular. Por este motivo son frecuentes las interferencias entre la lírica popular y la culta, debido a la presencia recurrente en ambas de temas, motivos y recursos formales. La existencia en la península de una lírica popular de transmisión oral es anterior al siglo XV, sólo hay que recordar las primeras jarchas mozárabes (siglo X) o las Cantigas de amigo gallego-portuguesas (siglos XIII y XIV); pero los primeros testimonios escritos se conocen a partir del siglo XV, gracias a que fueron recogidos en diversos cancioneros, cuyos autores imitaban esta lírica popular. Por este motivo son frecuentes las interferencias entre la lírica popular y la culta, debido a la presencia recurrente en ambas de temas, motivos y recursos formales. La composición más cultivada en la lírica popular era el villancico, término que proviene del vocablo de origen latino, villano; por tanto, el villancico es la "canción de la villa" que plasmaba la vida cotidiana del pueblo. Se trata de composiciones cuya temática, al igual que las jarchas y las cantigas, es también amorosa, aunque también las hay que tratan otros temas relacionados con el trabajo, las bodas y las fiestas, incluidas las de Navidad y de Pascua; de ahí el sentido actual del villancico como canción navideña. La composición más cultivada en la lírica popular era el villancico, término que proviene del vocablo de origen latino, villano; por tanto, el villancico es la "canción de la villa" que plasmaba la vida cotidiana del pueblo. Se trata de composiciones cuya temática, al igual que las jarchas y las cantigas, es también amorosa, aunque también las hay que tratan otros temas relacionados con el trabajo, las bodas y las fiestas, incluidas las de Navidad y de Pascua; de ahí el sentido actual del villancico como canción navideña. Dentro de la lírica popular hay que destacar los romances, composiciones de carácter épico o épico-lírico que llegaron a constituir corpus poéticos denominados Romanceros. Dentro de la lírica popular hay que destacar los romances, composiciones de carácter épico o épico-lírico que llegaron a constituir corpus poéticos denominados Romanceros.

5 Los temas de la lírica popular eran diversos; destacan principalmente: - Canciones de temática amorosa, en las que se repite el motivo de la mujer que se lamenta ante una confidente (la madre, la hermana o la naturaleza) por la ausencia del amado; aunque también es frecuente el tema de la mujer casada contra su voluntad o los requiebros del amado. - Plantos o Endechas, que son canciones fúnebres dedicadas a la muerte de un ser querido. - Mayas, canciones dedicadas al mes de mayo que exaltan el triunfo de la primavera y del amor. - Albas o alboradas, que cantan la separación de los amantes al clarear el alba, lamentándose de la llegada del día. - Canciones de trabajo y de fiesta, de tonos burlescos, generalmente. La lírica popular o tradicional castellana La lírica popular o tradicional castellana

6 El villancico zejelesco, es decir, el emparetado con el zéjel (estrofa métrica de origen arábigo-andaluz de los siglos XII y XIV) presenta la siguiente estructura: cabeza, mudanza, verso de enlace y de vuelta, y estribillo. La cabeza es el tema o estribillo del villancico, se sitúa al principio y suele ser una redondilla (abba); la mudanza, constituida por una estrofa de cuatro versos (suele ser también una redondilla); los versos de enlace riman algunos con la mudanza o entre ellos, y el verso de vuelta con el estribillo, que se repite al final. En cuanto a los rasgos formales característicos de la lírica popular, hay que destacar: - Uso abundante de recursos de repetición como los paralelismos y las anáforas. - Presencia de la función expresiva. - Utilización de otros recursos tales como imágenes tomadas de la naturaleza, cargadas de intensidad y de valor simbólico; juegos de palabras; contrastes; polisemias; etc. - Presencia de estribillo.

7 El Romancero El Romancero Los romances son poemas épicos o épico-líricos, compuestos originariamente para ser cantados o recitados al son de un instrumento. Según la teoría más admitida, la propuesta por Menéndez Pidal, los romances proceden de ciertos fragmentos de los antiguos cantares de gesta especialmente atractivos para el pueblo, y que eran cantados como composiciones autónomas con ciertas transformaciones. Al segmentarse los largos versos de los cantares de gesta, los hemistiquios iniciales se convierten en los versos impares sin rima de los romances, y los pares asonantados procederían del segundo hemistiquio. Sin embargo, hay quienes piensan que el romance nació como un género independiente de los cantares de gesta, fruto de la invención de algún poeta. Incluso se tiende a entroncar los romances con una tradición lírica tanto peninsular como europea; por ejemplo, con las baladas, cantos lírico- narrativos que se cultivaron en muchos países europeos.

8 El Romancero Viejo Se denomina Romancero viejo al conjunto de romances que se cantaban a finales de la Edad Media. Algunos se han conservado escritos en cancioneros o en romanceros a partir del siglo XV y, sobre todo, en el siglo XVI. Romance de Pero Díaz Moricos, los mis moricos, los que ganáis mi soldada, derribédesme a Baeza, esa villa torreada, y a los viejos y los niños 5 la traed en cabalgada y a los moros y varones los meted todos a espada, y a ese viejo Pero Díaz prendédmelo por la barba, 10 y a aquesa linda Leonor será la mi enamorada. Id vos, capitán Vanegas porque venga más honrada, que s vos sois mandadero, 15 será cierta la jornada. El Romancero viejo es un género originariamente oral y popular de fines del Medievo, pero fue recopilado a comienzos del Renacimiento para ser leído por un público aburguesado y cortesano, ya que se produce una revalorización culta de lo popular, que se prolongará durante los siglos XVI Y XVII y que permitirá a escritores como Cervantes, Lope de Vega, Góngora, etc., cultivar el romance.

9 El Romancero Nuevo Constituye el Romancero Nuevo el corpus de romances escrito por los poetas cultos a partir del siglo XVI. Estos romances tienen autor propio; no se transmiten de forma oral e imitan el estilo del Romancero Viejo, aunque se amplían los temas y se modifican las formas. ROMANCE DEL DUERO Río Duero, río Duero, nadie a acompañarte baja; nadie se detiene a oír tu eterna estrofa de agua. Indiferente o cobarde, la ciudad vuelve la espalda. No quiere ver en tu espejo su muralla desdentada. Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas. Y entre los santos de piedra y los álamos de magia pasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras. Quién pudiera como tú, a la vez quieto y en marcha, cantar siempre el mismo verso pero con distinta agua. Río Duero, río Duero, nadie a estar contigo baja, ya nadie quiere atender tu eterna estrofa olvidada, sino los enamorados que preguntan por sus almas y siembran en tus espumas palabras de amor, palabras. Gerardo Diego

10 Clasificación de los romances Clases de romances Históricos: Tratan temas históricos o legendarios como el Cid, Bernardo del Carpio, etc. Fronterizos: Narran sucesos ocurridos en la frontera entre cristianos y moros. De tema carolingio o Bretón: Narran hazañas de héroes de la épica francesa y bretona (Carlomagno, el rey Arturo, etc.) Novelescos y Líricos : De temática inventada, generalmente, expresando el yo íntimo del poeta.

11 Características estructurales y formales de los romances Los recursos formales más comunes de los romances son: las repeticiones; las enumeraciones; las antítesis; la alternancia de tiempos verbales; el uso de fórmulas y epítetos épicos; el lenguaje arcaizante; las llamadas al oyente y los diálogos, entre otros. Se caracterizan por su sencillez y aparente claridad, lo cual no significa que no haya una expresión elaborada, pues el poder expresivo y dramático de los romances se consigue mediante la concisión, la sugerencia emocional. De ahí el fragmentarismo de los romances, ya que en muchos la acción inicia in media res y finaliza de forma abrupta. Son, por tanto, estructuras abiertas, con gran variedad de temas y motivos; todo ello condicionado por su originaria transmisión oral y su parentesco con la canción popular y las gestas épicas. Esto permite y favorece su recreación, dando lugar a nuevas versiones adaptadas al gusto, pensamiento o cultura del receptor.

12 La poesía culta o cortesana Durante el siglo XV, la nobleza se aficiona a las artes y a las letras, surgiendo así la poesía palaciega o cortesana, que se ha conservado en Cancioneros, como el de Baena o el de Estúñiga. Tales recopilaciones no son exclusivas de este siglo, sino que se siguen elaborando en el siglo XVI ( destaca el Cancionero General de Hernando del Castillo). Los Cancioneros La canción lírica breve de versos octosílabos y de tema amoroso, preferentemente, que entronca con la tradición galaico-portuguesa de origen provenzal y que se inspira en el denominado amor cortés. Y la de influencia italiana (alegórico-dantesca), de carácter doctrinal, narrativo o satírico, y en verso de arte mayor, generalmente. En ellos no sólo se recoge poesía culta, sino que también hay abundantes muestras de lírica tradicional anónima o elaborada por los propios poetas cultos, imitando el estilo de la lírica popular. Este tipo de poesía presenta dos variedades fundamentales:

13 Los Cancioneros He aquí el inicio de un poema de Francisco Imperial recogido en el Cancionero de Baena en el que pueden observarse las relaciones entre la lírica culta y la tradicional: En el poema se cuenta que en Sevilla, durante una jornada festiva, en el mes de mayo y al alba, el poeta se encuentra con su enamorada. De la poesía tradicional se recogen los temas: el amor en el mes de mayo y al alba, durante una fiesta; pero bajo los parámetros del amor cortés (la amada se muestra como un dechado de perfecciones que se asocian con la primavera; además, oculta su nombre bajo el seudónimo de Estrella Diana); también hay que destacar como rasgo propio de la poesía culta, la influencia italiana en las formas y metros: la estrofa se asemeja a la octava italiana (ocho versos endecasílabos de rima consonante _AABCC_B, y son agudos los versosl 4º y 8º) con variaciones en la rima ABBAACCA, y sin versos agudos. Non fue por cierto mi carrera vana, pasando la puente de Guadalquivir, a tan buen encuentro que yo vi venir ribera del río, en medio Triana, a la muy hermosa Estrella Diana, cual sale por mayo al alba del día, por los santos pasos de la romería, muchos loores haya Santa Ana. E por galardón demostrar me quiso la muy delicada flor de jazmín, rosa novela de oliente jardín, e de verde prado gentil flor de liso, el su gracioso e honesto riso, semblante amoroso e viso suave; propio me parece al que dijo: Ave, cuando enviado fue del paraíso.

14 Íñigo López de Mendoza Marqués de Santillana ( ) Nació en Carrión de los Condes (Palencia). Perteneció a una de las familias más influyentes en la política de su época y es un representante típico de la nobleza influida por el humanismo prerrenacentista. Sus composiciones en verso se pueden dividir en tres grupos: Poesía de origen trovadoresco de verso de arte menor, generalmente octosílabo, y de inspiración popular. Aquí se incluyen una serie de Canciones y decires y, sobre todo, sus famosas Serranillas. Éstas últimas son composiciones de verso corto (seis sílabas) y ritmo ligero, donde las serranas, hermosas y estilizadas, son cortejadas por un caballero con elegancia y galanura. Poesía de influencia italiana y estilo alegórico escrita en versos de arte mayor. Destacan sus poemas al estilo de la Divina Comedia de Dante como el Infierno de los enamorados o la Comedieta de Ponza, así como los Sonetos fechos al itálico modo, intento fallido de adaptar al castellano el endecasílabo italiano. Poesía didáctico-moral, entre la que destaca el Diálogo de Bías contra Fortuna, donde desarrolla temas fundamentales como el poder de la fortuna y el desprecio de los bienes terrenales.

15 Juan de Mena ( ) Portada del Laberinto de Fortuna Escritor cordobés que fue secretario en la corte de Juan II, nombrado asimismo traductor y cronista. La formación previa la recibió en Salamanca y también en Roma, donde estuvo en contacto con el humanismo. En su obra se distinguen dos estilos: Lírica cancioneril, que fue divulgada, a partir del año 1511, en el Cancionero general. Esta obra poética menor la constituyen canciones, juegos, decires como, por ejemplo, Ya no sufre mi cuidado. Todos están escritos en un lenguaje conceptual, pero escasamente latinizante. Poesía italianizante de influencia alegórico-dantesca, entre la que destaca Laberinto de Fortuna o Las trescientas (CCC), porque consta de casi trescientas estrofas (297), y está escrita en versos de arte mayor. Al igual que Dante, el poeta, guiado por la Providencia, contempla en el Palacio de la Fortuna tres ruedas: dos inmóviles (la del pasado y el futuro) y una móvil (la del presente). Describe así personajes y acciones que ve y, además, da a conocer la historia castellana.

16 Las Danzas de la Muerte Se trata de un género relacionado con la sátira social, muy difundido por toda Europa entre los siglos XIV y XV. En Castilla se escribió un poema anónimo de más de seiscientos versos titulado precisamente así, Danza de la Muerte, una alegoría en la que la Muerte (representada mediante un esqueleto) va llamando sucesivamente a danzar con ella a representantes de las distintas clases sociales, desde el Papa al más humilde labrador, igualándolos a todos en el morir y recriminando a muchos su mala vida. La danza comienza con estos versos puestos en boca de la Muerte: Yo soy la muerte cierta a todas criaturas que son y serán en el mundo durante; demando y digo: ¡Oh hombre! ¿Por qué curas de vida tan breve, en punto pasante? […]

17 Jorge Manrique ( ) Nació en Paredes de Navas (Palencia) y perteneció a una de las familias castellanas más poderosas de la sociedad de la época. En la vida del poeta destacan las figuras de su padre Rodrigo Manrique, maestre de la orden de Santiago, y de su tío paterno, el famoso poeta Gómez Manrique. En su formación literaria no sólo son importantes las relaciones con su tío sino también sus vivencias en la corte de Toledo. En esos círculos cortesanos escribe una poesía amorosa que sigue las pautas de la escuela galaico-portuguesa, dentro de los cauces del amor cortés. Se conservan sólo cincuenta composiciones del conjunto de su obra poética: La mayoría es poesía amorosa, continuadora de los temas e ideas de la lírica cortesana, pero con claros signos de renovación; es decir, se observa en ella cierto distanciamiento en el estilo y la forma de composición de los poetas cancioneriles anteriores: deja atrás el rebuscamiento expresivo y el uso de la alegoría encarnada en figuras abstractas, y tiende a la concisión y al uso de sus propias vivencias en la creación alegórica y metafórica. También se advierte la influencia petrarquista en el uso de antítesis y paradojas, por ejemplo, para describir el amor. También se le atribuyen tres poemas burlescos: Coplas de la panadera, Coplas de Mingo Revulgo y Coplas del Provincial. Pero destaca, sobre todo, por la que ha sido considerada su obra maestra: Coplas por la muerte de su padre, de contenido moral.

18 Coplas por la muerte de su padre Se trata de una elegía que el poeta compone a su padre don Rodrigo Manrique, tras su muerte. Consta de cuarenta estrofas, denominadas coplas de pie quebrado o manriqueñas (en honor al poeta); cada una de ellas es una sextilla doble, es decir, está constituida por doce versos octosílabos (1º, 2º, 4º y 5º) y tetrasílabos (3º y 6º). Recuerde el alma dormida, (8a) avive el seso y despierte (8b) contemplando (4c) cómo se pasa la vida, (8a) cómo se viene la muerte (8b) tan callando, (4c) cuán presto se va el placer, (8d) cómo, después de acordado,(8e) da dolor; (4f) cómo, a nuestro parecer, (8d) cualquiera tiempo pasado (8e) fue mejor. (4f) Estructura y temas Según los temas que trata, la obra se organiza en tres partes: Reflexión, a modo de semón, sobre la fugacidad de la vida y la muerte (Coplas I-XIII), donde recrea los temas clásicos o tópicos como el tiempo,tempus fugit (el tiempo pasa y nos conduce a la muerte);memento mori (recuerda que morirás): Nuestras vidas son los ríos/ que van a dar en la mar/ qu es el morir; o la fortuna. Motivos éstos que van ligados a lo efímero de los bienes terrenales. Individualización en torno a la figura del padre (Coplas XXV-XL), es decir, la parte elegíaca propiamente dicha. Su padre se presenta como ejemplo por sus virtudes y hazañas, su resignación y su serenidad ante la muerte, logrando así, además de la vida eterna, la fama. Estilo y sentido de las coplas Se caracterizan por su estilo sencillo y antirretórico, contrastando la naturalidad del lenguaje con la gravedad del tema. Tal vez, esa combinación de sencillez y profundidad lo haya convertido en uno de los poetas más valorados por la literatura posterior. La obra refleja las contradicciones de la época al expresar, por un lado, la concepción cristiana medieval, que infravaloraba los bienes terrenales por efímeros y que ofrecía esa particular visión de la muerte como un paso hacia la vida eterna; pero, por otro lado, introduce una nueva sensibilidad, donde este sentido acerca de la muerte aparece renovado gracias a la presencia de la fama, que había sido despreciada anteriormente. Evocación emotiva y nostálgica del pasado (Coplas XIV-XXIV), empleando el tópico del ubi sunt? (¿dónde están?); de este modo, concreta con ejemplos y casos de personajes ilustres ya fallecidos, las ideas o temas anteriores, como el de la muerte que a todos iguala, tanto a poderosos como a humildes campesinos.

19 La prosa Los Libros de caballerías Los Libros de caballerías Son libros de aventuras protagonizados por caballeros cuya misión es restablecer el orden y proteger a los indefensos. Literariamente, los personajes son meros tipos, sin apenas evolución ni desarrollo psicológicos; y el amor, es el tema central de la obra. Un primer esbozo de este género en la península es el Libro del caballero Zifar, compuesto hacia el año Pero la primera novela de caballerías impresa, publicada en 1490, es Tirant lo blanc, escrita en catalán por el valenciano Joanot Martorell; aunque, al parecer fue concluida por otro valenciano,Martí Joan de Galba. La novela sentimental La novela sentimental No obstante, el libro de caballerías más importante y célebre en lengua castellana es Amadís de Gaula. Existieron diversas versiones desde el siglo XIV, pero la que se conoce es una de fines del siglo XV, corregida y completada por Garci Rodríguez de Montalvo, y que publicó en Esta obra destaca por su lirismo; por su lenguaje elegante, pero carente de retoricismo; y por la multiplicidad de episodios que se van hilvanando, rompiendo la unidad del relato. Sin embargo, esto último, la carencia de unidad, fue objeto de crítica en el Quijote como una más de las objeciones existentes hacia libros de caballerías. La novela sentimental es un subgénero narrativo idealista que triunfa en España durante la segunda mitad del siglo XV y la primera mitad del siglo XVI. Predominan las pasiones, la expresión de sentimientos amorosos de los personajes, sobre la acción. Se desarrolla en un ambiente cortesano y sigue las pautas establecidas por el amor cortés. Suele presentar las siguientes características: La obra más representativa de este género es Cárcel de amor (1492), de Diego de San Pedro, cuyos protagonistas son Leriano y Laureola. Leriano, prisionero en esa cárcel de amor, acaba suicidándose al ser rechazado definitivamente por Laureola. El amor es el eje central de la obra y supone innumerables sufrimientos para el enamorado, que siente adoración por la amada. Ésta es presentada como un ser colmado de belleza y virtudes. El lenguaje es recargado y retórico; está lleno de antítesis, paradojas, metáforas, etc. Importancia de la alegoría, que se fusiona con la realidad. Suelen tener un final trágico, ya que el amor no es totalmente correspondido. Presencia de la carta como recurso literario.

20 La Celestina En 1499 se publica, de forma anónima, en Burgos la Comedia de Calisto y Melibea, que constaba de 16 actos. Se reedita al año siguiente (1500), acompañada de unos preliminares en los que aparece el nombre del autor, Fernando de Rojas, y en los que dice haberse encontrado el primer acto ya escrito y que, a partir de él, decidió continuar la obra, escribiendo quince más. En 1502 se imprime con un nuevo título, Tragicomedia de Calisto y Melibea, con cinco actos más, 21 en total, y el prólogo. Éste es el texto definitivo que nos ha llegado bajo el título de La Celestina, personaje singular y más significativo de la obra. Género y estilo Texto y autor Se trata de una obra dialogada, pues son los propios personajes los que hablan, y no tiene narración, ni apenas descripción. Por este motivo, algunos la han considerado una obra teatral (dentro del género de la comedia humanística), destinada a ser leída en voz alta, pero no a ser representada por su considerable extensión. Otros, sin embargo, la consideran una especie de novela dialogada, por su extensión, por los diversos cambios espacio-temporales y hasta por la evolución psicológica e individualismo de los personajes. En cuanto al lenguaje y estilo, se mezcla la lengua culta y erudita (mediante latinismos, utilización de sentencias cultas o citas de la Antigüedad clásica, frases largas y complejas, etc.) con la lengua popular (llena de viveza, términos populares, refranes, frases cortas, chistes, insultos, etc.). Temas Combina los tres temas del momento: amor, muerte y fortuna, junto con la codicia, la soberbia y la lucha de clases, la cual se refleja, por ejemplo, en la deslealtad de los criados a lo largo de toda la obra. La sociedad de la Celestina está divida en dos mundos: el mundo de los señores y el de los criados, y ambos están unidos por un mismo propósito: gozar del amor y del placer sexual. Además del amor, a los criados les mueve el interés económico; de ahí que la codicia los incitara a matar a Celestina. Asimismo, esta conducta, unida al loco amor, conducen a la muerte de los principales personajes de la obra. Sin embargo, pese a la finalidad moralizante del autor en La Celestina existe una incitación al carpe diem.

21 Personajes Como características comunes a todos, hay que destacar que: Son personajes redondos, de gran carga psicológica; especialmente, Celestina, considerado como uno de los personajes de mayor complejidad, cuyo antecedente lo encontramos en la vieja alcahueta del Libro del Buen Amor, Trotaconventos. Los que se presentan más estereotipados son Calisto y Melibea, jóvenes pertenecientes a familias burguesas adineradas que actúan, movidos por la pasión, según los parámetros del amor cortés. Se muestran como seres individualizados y, al mismo tiempo, como miembros de una sociedad urbana, algo totalmente novedoso hasta ahora, ya que el autor, sensible a los cambios producidos durante este periodo, refleja en su obra la sociedad del siglo XV. Aparecen claramente diferenciados los estamentos o clases superiores, al que pertenecen Calisto y Melibea, Pleberio y Alisa; de los inferiores, donde se encuentran los criados, las prostitutas y Celestina. Se reflejan así las relaciones medievales entre amos y criados, sin ningún tipo de idealización. Aparecen claramente diferenciados los estamentos o clases superiores, al que pertenecen Calisto y Melibea, Pleberio y Alisa; de los inferiores, donde se encuentran los criados, las prostitutas y Celestina. Se reflejan así las relaciones medievales entre amos y criados, sin ningún tipo de idealización. La Celestina ha suscitado distintas interpretaciones: Es evidente su intención moralizante, pues muestra la capacidad de destrucción del loco amor, y advierte sobre la ruindad de las alcahuetas y falsos sirvientes; prueba de ello es que los personajes principales mueren sin confesión, condenados por sus actos. Pero también puede interpretarse, debido al posible origen converso del autor, como una obra que presenta una visión desengañada y pesimista del mundo, donde el ser humano se halla desamparado e indefenso frente al destino, sin orden ni reglas que rijan su conducta. Sentido de la obra:


Descargar ppt "LA LITERATURA DEL SIGLO XV La Lírica: La Lírica: - La lírica popular. - La lírica popular. - Los Romanceros. - Los Romanceros. - La lírica culta o cortesana:"

Presentaciones similares


Anuncios Google