La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Reencontrarse Estamos viviendo en un mundo en donde los acontecimientos se atropellan, nuestros compromisos se superponen y son demasiadas las veces.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Reencontrarse Estamos viviendo en un mundo en donde los acontecimientos se atropellan, nuestros compromisos se superponen y son demasiadas las veces."— Transcripción de la presentación:

1

2 Reencontrarse

3 Estamos viviendo en un mundo en donde los acontecimientos se atropellan, nuestros compromisos se superponen y son demasiadas las veces que obramos desde el deber dejando de lado el querer. Esto nos provoca una sensación amarga, la presión nos sofoca, nos sentimos casi sin fuerza ni entusiasmo. Nos hemos educado de tal modo que si no cumplimos con ese deber impuesto nos sentimos con culpa.

4 Pero, ¡no desesperes! Tiene solución y depende únicamente de vos. Para ello es necesario que te reencuentres, que te conectes con tu esencia, quitándote innumerables máscaras, y obres acorde a lo que tu voz interior te indica. Hace tiempo que sientes que lo que estás haciendo no es lo que te gusta; hay señales que te indican que hay algo más por descubrir… Maravilloso sería si encontrases tu propio camino Entonces, quizás te atreverías a soltar lo que estás siendo a través del deber para revelar lo que serás a través del querer, del elegir.

5 Te propongo que a partir de hoy y cada día de tu vida dediques 5 minutos diarios a este espacio de reencuentro con tu ser. Sí, nada más que 5 minutos es suficiente para un buen comienzo. Elige un lugar en donde te sientas bien, cómodo, y allí te sientas en posición de buda o como te resulte confortable. Si quieres puedes aromatizar el ambiente con esencias o acompañar este encuentro con música suave, aunque no será imprescindible ningún estímulo externo. A continuación, observa tu respiración, probablemente sea entrecortada, siente como que sólo respiras por la nariz y allí se detiene el aire. Chequea que no existan tensiones en el rostro, el cuello, la espalda, los brazos, la pelvis, las piernas, los pies... Ahora, comienza a inspirar y exhalar profundamente, llenando los pulmones como grandes globos, sintiendo como si el aire llegase al estómago. Repite esta respiración cuantas veces sientas que es necesario para llegar a un estado de quietud, percibiendo ya a tu cuerpo más relajado. Deja correr los pensamientos, cuando llegan no te detengas en ellos, déjalos pasar por tu mente y sigue concentrándote en respirar armónicamente. Imagínate que estás en un hermoso lugar en donde el sol te acaricia y en donde te sientes verdaderamente feliz porque, finalmente, estás siendo vos mismo en conexión con tu Divinidad.

6 Había una vez, algún lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un hermoso jardín, con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales, todos ellos felices y satisfechos. Todo era alegría en el jardín excepto por un árbol profundamente triste. El pobre tenía un problema: "No sabía quién era". Lo que le faltaba era concentración, le decía el manzano, si realmente lo intentas, podrás tener sabrosas manzanas. "¿Ves qué fácil es ? No lo escuches, exigía el rosal. Es más sencillo tener rosas y "¿Ves qué bellas son?". Y el árbol desesperado, intentaba todo lo que le sugerían, y como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado. Un día llegó hasta el jardín el búho, la más sabia de las aves, y al ver la desesperación del árbol exclamó: "No te preocupes, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos seres sobre la tierra. Yo te daré la solución: no dediques tu vida a ser como los demás quieran que seas... Sé tu mismo, conócete, y para lograrlo, escucha tu voz interior". Y dicho esto, el búho desapareció.

7 ¿Mi voz interior...? ¿Ser yo mismo...? ¿Conocerme...? Se preguntaba el árbol desesperado, cuándo de pronto, comprendió... Y cerrando los ojos y los oídos, abrió el corazón, y por fin pudo escuchar su voz interior diciéndole: "Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso. Dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje... Tienes una misión: cúmplela. Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo y se dispuso a ser todo aquello para lo cual estaba destinado. Así, pronto llenó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Y sólo entonces el jardín fue completamente feliz. Yo me pregunto al ver a mi alrededor, ¿cuántos serán robles que no se permiten a sí mismos crecer? ¿Cuántos serán rosales que por miedo al reto, sólo dan espinas? ¿Cuántos, naranjos que no saben florecer? En la vida, todos tenemos un destino que cumplir, un espacio que llenar... "No permitamos que nada ni nadie nos impida conocer y compartir la maravillosa esencia de nuestro ser." (Desconozco el autor del cuento)

8 Practica este simple ejercicio frecuentemente. Esta gimnasia, que quizás te cueste un poco al principio, se convertirá pronto en tu recarga diaria de energía, y el puente que te lleve al encuentro con tu esencia. Escucha tu voz interior en el silencio de la meditación. Empieza por darte amor, mimando tu alma y reflejando amor. Amor es tu esencia, jamás dudes de ello. Desde el amor y al servicio del Amor, ¡Refleja! por Marcela Parolin Música: Cambiar el Mundo ( Alejandro Lerner) SOLICITAMOS NO MODIFICAR ESTA PRESENTACIÓN ¡Refleja! Va siendo un movimiento cuyo objetivo es irradiar Amor al mundo, facilitando herramientas para la transformación personal, que faciliten discernir cuál es el Camino, a fin de ya no desviarse y no atraer para las vidas el dolor. No perseguimos fines económicos porque es una tarea de servicio. Envía mensajes positivos a los tuyos, será una manera más de demostrarles tu amor. Si deseas recibir nuestras presentaciones semanales gratuitas envía un mensaje con tus datos, incluyendo tu país, a Si deseas, podes contarnos algo sobre tí, tu vida y tus sueños.


Descargar ppt "Reencontrarse Estamos viviendo en un mundo en donde los acontecimientos se atropellan, nuestros compromisos se superponen y son demasiadas las veces."

Presentaciones similares


Anuncios Google