La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El término proviene del griego Pneuma que significa " espíritu", describe un ser inmaterial o influencia. y logía que significa tratado, estudio. Definiéndose.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El término proviene del griego Pneuma que significa " espíritu", describe un ser inmaterial o influencia. y logía que significa tratado, estudio. Definiéndose."— Transcripción de la presentación:

1

2 El término proviene del griego Pneuma que significa " espíritu", describe un ser inmaterial o influencia. y logía que significa tratado, estudio. Definiéndose como el estudio de seres espirituales. En teología bíblica, el estudio de la persona y la obra del Espíritu Santo.

3 La palabra Espíritu se encuentra: En el AT, heb. ruah 378 veces (más 11 en arameo en Dn.) En el NT, gr. pneuma 379 veces.

4 En tiempos más primitivos en el pensamiento heb. ruah tuvo diversos significados 1. Viento, fuerza invisible, misteriosa, poderosa 2. Aliento, la misma fuerza misteriosa vista como la vida y la vitalidad del hombre (y de las bestias). 3. Poder divino, describe las ocasiones en que algunos hombres parecieran haber sido arrebatados, o una fuerza sobrenatural

5 En los primeros usos del vocablo no existía una distinción inicial entre el ruah divino y el ruah antropológico. Más tarde los significados espíritu humano, espíritu angélico o demoníaco, y Espíritu divino predominan y se diferencian más. En el concepto más primitivo de ruah había muy poca o ninguna distinción entre lo natural y lo sobrenatural.

6 Inicialmente también el ruah de Dios se entendía más en función de poder que en función de lo moral, no se entendía todavía como Espíritu (Santo) de Dios. Los primeros líderes de Israel vinculados con el surgimiento de la nación hacían depender su autoridad de manifestaciones específicas de ruah, de poder extático: así fue en el caso de los jueces.

7 Se da una creciente tendencia en los círculos proféticos a entender el ruÆah\ de Dios en términos escatológicos, como el poder del fin, la marca distintiva de la nueva era. notable es la forma en que el Espíritu, en última instancia, se subordina a la Torá (ley). El Espíritu inspiró la Torá,. Pero para los rabinos esto significa que la ley es actualmente la única voz del Espíritu, que el Espíritu no habla aparte de la ley.

8 Cuando aparece Juan el Bautista produjo bastante conmoción. Aunque él mismo no afirmaba que tuviese el Espíritu, pero se aceptaba ampliamente que era profeta, por lo tanto, que estaba inspirado por el Espíritu de la profecía. Y en su mensaje, proclamaba que el derramamiento del Espíritu era algo inminente: el que venía habría de bautizar en Espíritu y en fuego.

9 Jesús afirmó que la nueva era, el reino de Dios, no era sólo inminente sino que ya había adquirido efectividad mediante su ministerio. El Espíritu escatológico, ya había entrado en acción por medio de él en una medida única, como lo evidenciaban sus exorcismos y la exitosa liberación de las víctimas de Satanás. (Mt –32) y por su proclamación de las buenas noticias a los pobres (Lc )

10 En Hechos el derramamiento del Espíritu en Pentecostés es el momento en que los discípulos experimentaron por primera vez los postreros días por sí mismos (la libre dispensación del Espíritu escatológico constituía el sello de la nueva era)

11 En Hechos, la promesa del evangelio a los primeros interesados se centra en el Espíritu, y en otras situaciones evangelísticas. Es la recepción del Espíritu lo que evidentemente se considera como el factor crucial que pone de manifiesto la aceptación por Dios de la persona que responde.

12 Para Pablo el don del Espíritu es el comienzo de la experiencia cristiana (Gá ), hace referencia a la nueva relación de justificación (1 Co. 6.11; así Tit ). Expresado de otro modo, no se puede pertenecer a Cristo a menos que se tenga el Espíritu (Ro. 8.9), no se puede compartir la herencia de Cristo como Hijo si no se comparte su Espíritu (Ro. 8.14–17; Gá. 4.6s), Somos miembros del cuerpo de Cristo si hemos sido bautizados en el Espíritu (1 Co ).

13 Ademas, el don del Espíritu es el comienzo que anticipa un cumplimiento final (Gá. 3.3; Fil. 1.6), el comienzo y la primera cuota de un proceso de transformación a la imagen de Cristo, que dura toda la vida y que sólo logra su cometido en la resurrección del cuerpo (2 Co. 1.22; 3.18; Ef ). El Espíritu es las primicias de la siega de la resurrección, por la que Dios comienza a ejercer dominio sobre el hombre en su totalidad (Ro. 8.11).

14 En Juan el Espíritu de lo alto es el poder que efectúa el nuevo nacimiento (Jn. 3.3–8; 1 Jn. 3.9), por cuanto el Espíritu es el que da vida (Jn. 6.63), como un río de agua viva que fluye de Cristo y da vida al que acude y cree (7.37– 39). En la fraseología es un reflejo deliberado de Gn. 2.7; el Espíritu es el hálito de la vida de la nueva creación. Y en 1 Jn y 4.13 la presencia del Espíritu es una de las pruebas de la vida.

15

16


Descargar ppt "El término proviene del griego Pneuma que significa " espíritu", describe un ser inmaterial o influencia. y logía que significa tratado, estudio. Definiéndose."

Presentaciones similares


Anuncios Google