La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo? 1. El cuerpo es una cerca que el Hijo de Dios se imagina haber.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo? 1. El cuerpo es una cerca que el Hijo de Dios se imagina haber."— Transcripción de la presentación:

1 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

2 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo? 1. El cuerpo es una cerca que el Hijo de Dios se imagina haber erigido para separar partes de su Ser de otras partes. 2 Cree vivir dentro de esa cerca, para morir a medida que ésta se deteriora y se desmorona. 3 Pues cree estar a salvo del amor dentro de ella. 4 Al identificarse con lo que considera es su seguridad, cree ser lo que ésta es. 5 ¿De qué otro modo, si no, podría estar seguro de que permanece dentro del cuerpo, y de que mantiene al amor afuera? 2. El cuerpo no perdurará. 2 Sin embargo, para él eso supone una doble seguridad. 3 Pues la temporalidad del Hijo de Dios es la "prueba de que sus cercas funcionan y de que están llevando a cabo la tarea que su mente les asignó. 4 Pues si su unidad aún permaneciese intacta, ¿quién podría atacar y quién podría ser ata­cado? 5 ¿Quién podría ser el vencedor? 6 ¿Quién la presa? 7 ¿Quién podría ser la víctima? 8 ¿Quién el asesino? 9 Y si él no muriese, ¿qué "prueba" habría de que el eterno Hijo de Dios puede ser des­truido?

3 3. El cuerpo es un sueño. 2 Al igual que otros sueños, a veces pa­rece reflejar felicidad, pero puede súbitamente revertir al miedo, la cuna de todos los sueños. 3 Pues sólo el amor puede crear de verdad, y la verdad jamás puede temer. 4 Hecho para ser temeroso, el cuerpo no puede sino cumplir el propósito que le fue asignado. 5 Mas podemos cambiar el propósito que el cuerpo obedece si cambiamos de parecer con respecto a su finalidad. 4. El cuerpo es el medio a través del cual el Hijo de Dios recobra la cordura. 2 Aunque el cuerpo fue concebido para condenarlo al infierno para siempre, el objetivo del Cielo ha substituido a la búsqueda del infierno. 3 El Hijo de Dios busca la mano de su her­mano para ayudarlo a marchar por la misma senda que él. 4 Ahora el cuerpo es santo. 5 Ahora su propósito es sanar la misma mente para dar muerte a la cual fue concebido. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

4 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. Te identificarás con lo que pienses que te ha de dar seguridad. 2 Sea lo que sea, creerás que ello es lo que tú eres. 3 Tu seguridad reside en la verdad, no en las mentiras. 4 El amor es tu seguridad. 5 El miedo no existe. 6 Identifícate con el amor, y estarás a salvo. 7 Identifícate con el amor, y estarás en tu morada. 8 Identifícate con el amor, y hallarás tu Ser.

5 LECCIÓN 261 Dios es mi refugio y seguridad. 1. Me identificaré con lo que creo es mi refugio y mi seguridad. 2 Me veré a mí mismo allí donde percibo mi fuerza y pensaré que vivo dentro de la ciudadela en la que estoy a salvo y en la que no puedo ser atacado. 3 No dejes que hoy busque seguridad en el peligro ni que trate de hallar mi paz en ataques asesinos. 4 Vivo en Dios. 5 En Él encuentro mi refugio y mi fortaleza. 6 En Él radica mi Identidad. 7 En Él reside la paz eterna. 8 Y sólo allí recordaré Quién soy realmente. 2. No dejes que vaya en pos de ídolos, 2 Padre mío, pues lo que deseo es estar Contigo en casa. 3 Elijo ser tal como Tú me creaste y encontrar al Hijo que Tú creaste como mi. Ser. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

6 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo? LECCIÓN 262 No dejes que hoy perciba diferencias. 1. Padre, tienes un solo Hijo. 2 Y es a él a quien hoy deseo contemplar. 3 Él es Tu única creación. 4 ¿ Por qué habría de percibir miles de formas en lo que sigue siendo uno solo? 5 ¿Por qué habría de darle miles de nombres, cuando con uno solo basta? 6 Pues Tu Hijo tiene que llevar Tu Nombre, ya que Tú lo creaste. 7 No permitas que lo vea como algo ajeno a su Padre o a mí. 8 Pues él es parte de mí, así como yo de él, y ambos somos parte de Ti que eres nuestra Fuente. 9 Estamos eternamente uni­dos en Tu Amor y somos eternamente el santo Hijo de Dios. 2. Nosotros que somos uno, queremos reconocer en este día la verdad acerca de nosotros mismos. 2 Queremos regresar a nuestro hogar y descansar en la unidad. 3 Pues allí reside la paz, la cual no se puede buscar ni hallar en ninguna otra parte. __

7 LECCIÓN 263 Mi santa visión ve la pureza de todas las cosas. 1. Padre, Tu Mente creó todo cuanto existe, Tu Espíritu se adentró en ello y Tu Amor le infundió vida. 2 ¿Y voy yo acaso a contemplar lo que Tú creaste como si en ello pudiese anidar el pecado? 3 No quiero percibir imágenes tan tenebrosas y atemorizantes. 4 Es imposible que yo pueda preferir el sueño de un loco a toda la hermosura con la que tú bendijiste la creación; a toda su pureza y dicha, así como a su eterna y serena morada en Ti. 2. Y mientras todavía nos encontremos ante las puertas del Cielo, contemplemos todo cuanto veamos a través de una visión santa y de los ojos de Cristo. 2 Permite que todas las apariencias nos parez­can puras, para que podamos pasarlas de largo con inocencia, y dirigirnos juntos a la casa de nuestro Padre como hermanos y como los santos Hijos de Dios que somos. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

8 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo? LECCIÓN 264 El Amor de Dios me rodea. 1. Padre, estás delante y detrás de mí, a mi lado, allí donde me veo a mí mismo y dondequiera que voy. 2 Estás en todo lo que contemplo, en los sonidos que oigo y en cada mano que busca la mía. 3 En Ti el tiempo desaparece, y la idea del espacio se vuelve una creencia absurda. 4 Pues lo que rodea a Tu Hijo y lo mantiene a salvo es el Amor Mismo. 5 No hay otra fuente que ésa, y no hay nada que no comparta Su santidad, nada que se encuentre aparte de Tu única creación o que carezca del Amor que envuelve a todas las cosas dentro de Sí. 6 Padre, Tu Hijo es como Tú. 7 Hoy apelamos a Ti en Tu Propio Nombre, para estar en paz dentro de Tu eterno Amor. 2. Hermanos míos, uníos a mí en este propósito hoy. 2 Ésta es la plegaria de la salvación. 3 ¿No deberíamos acaso unirnos a lo que ha de salvar al mundo y a nosotros junto con él?

9 LECCIÓN 265 Lo único que veo es la mansedumbre de la creación. 1. Ciertamente no he comprendido el mundo, ya que proyecté sobre él mis pecados y luego me vi siendo el objeto de su mirada: 2 ¡Qué feroces parecían! 3 ¡Y cuán equivocado estaba al pensar que aquello que temía se encontraba en el mundo en vez de en mi propia mente! 4 Hoy veo el mundo en la mansedumbre celestial con la que refulge la creación. 5 En él no hay miedo. 6 No permitas que ninguno de mis aparentes pecados nuble la luz celestial que refulge sobre el mundo. 7 Lo que en él se refleja se encuentra en la Mente de Dios. 8 Las imágenes que veo son un reflejo de mis pen­samientos. 9 Pero mi mente es una con la de Dios. 10 Por lo tanto, puedo percibir la mansedumbre de la creación. 2. En la quietud quiero contemplar el mundo, el cual refleja únicamente Tus Pensamientos, así como los míos. 2 Concédaseme recordar que son lo mismo, y veré la mansedumbre de la creación. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

10 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo? LECCIÓN 266 Mi santo Ser mora en ti, Hijo de Dios. 1. Padre, mediste todos Tus Hijos para que fuesen mis salvadores y mis consejeros de visión; los heraldos de Tu santa Voz. 2 En ellos Tú te ves reflejado y en ellos Cristo me contempla desde mi Ser. 3 No permitas que Tu Hijo se olvide de Tu santo Nombre. 4 No permitas que Tu Hijo se olvide de su santo Origen. 5 No permitas que Tu Hijo se olvide de que su nombre es el Tuyo. 2. En este día entramos al paraíso, invocando el Nombre de Dios y el nuestro, reconociendo nuestro Ser en cada uno de nosotros y unidos en el santo Amor de Dios. 2 ¡Cuántos salvadores nos ha dado Dios! 3 ¿Cómo podríamos perdernos en nuestro trayecto hacia Él, cuando Él ha poblado el mundo con aquellos que seña­lan hacia Él, y nos ha dado la vista para poder contemplarlos?

11 LECCIÓN 267 Mi corazón late en la paz de Dios. 1. Lo que me rodea es la vida que Dios creó en Su Amor. 2 Me llama con cada latido y con cada aliento; con cada acción y con cada pensamiento. 3 La paz llena mi corazón e inunda mi cuerpo con el propósito del perdón. 4 Ahora mi mente ha sanado, y se me concede todo lo que necesito para salvar al mundo. 5 Cada latido de mi corazón me inunda de paz; cada aliento me infunde fuerza. 6 Soy un mensajero de Dios, guiado por Su Voz, apoyado por Su amor y amparado eternamente en la quietud y en la paz de Sus amorosos Brazos. 7 Cada latido de mi corazón invoca Su Nombre, y cada uno es contestado por Su Voz, que me asegura que en Él estoy en mi hogar. 2. Que preste atención sólo a Tu Respuesta, no a la mía. 2 Padre, mi corazón late en la paz que el Corazón del Amor creó. 3 Y es ahí y sólo ahí donde estoy en mi hogar. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

12 LECCIÓN 268 Que todas las cosas sean exactamente como son. 1. No permitas que hoy sea Tu crítico, Señor, ni que juzgue contra Ti. 2 No permitas que interfiera en Tu creación, desfigurándola y convirtién­dola en formas enfermizas. 3 Permítaseme estar dispuesto a no atacar su unidad imponiéndole mis deseos, y así dejarla ser tal como Tú la creaste. 4 Pues de esta manera seré también capaz de reconocer a mi Ser tal como Tú lo creaste. 5 Fui creado en el Amor y en el Amor he de morar para siempre. 6 ¿ Qué podría asustarme si dejo que todas las cosas sean exacta­mente como son? 2. Que nuestra vista no sea blasfema hoy, y que nuestros oídos no hagan caso de las malas lenguas. 2 Sólo la realidad está libre de dolor. 3 Sólo en la realidad no se experimentan pérdidas. 4 Sólo la realidad ofrece completa seguridad. 5 Y esto es lo único que bus­camos hoy. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

13 LECCIÓN 269 Mi vista va en busca de la faz de Cristo. 1. Te pido que hoy bendigas mi vista. 2 Mi vista es el medio que Tú has elegido para mostrarme mis errores y para poder ver más allá de ellos. 3 Se me ha concedido poder tener una nueva percepción a través del Guía que Tú me diste, y, mediante Sus lecciones, superar la percepción y regresar a la verdad. 4 Pido la ilusión que trasciende todas las que yo inventé. 5 Hoy elijo ver un mundo perdonado en el que todo lo que veo me muestra la faz de Cristo y me enseña que lo que contemplo es mío, y que nada existe, excepto Tu santo Hijo. 2. Hoy nuestra vista es bendecida. 2 Compartimos una sola visión cuando contemplamos la faz de Aquel Cuyo Ser es el nuestro. 3 Somos uno por razón de Aquel que es el Hijo de Dios, Aquel que es nuestra Identidad. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

14 LECCIÓN 270 Hoy no utilizaré los ojos del cuerpo. 1. Padre, la visión de Cristo es el don que me has dado, el cual tiene el poder de transformar todo lo que los ojos del cuerpo contemplan en el panorama de un mundo perdonado. 2 ¡Cuán glorioso y lleno de gracia es ese mundo! 3 No obstante, ¡cuánto más podré contemplar en él que lo que puede ofrecerme la vista! 4 Un mundo perdonado significa que Tu Hijo reconoce a su Padre, permite que sus sueños sean llevados ante la verdad y aguarda con gran expectación el último instante de tiempo en el que éste acaba para siempre, conforme Tu recuerdo aflora en su memoria. 5 Y ahora su voluntad es una con la Tuya. 6 Ahora su función no es sino la Tuya Propia, y todo pensamiento salvo el Tuyo ha desaparecido. 2. El sosiego de hoy bendecirá nuestros corazones y, a través de ellos, la paz descenderá sobre todo el mundo. 2 Cristo se convierte en nuestros ojos hoy. 3 Y mediante Su vista le ofrecemos curación al mundo a través de Él, el santo Hijo que Dios creó íntegro; el santo Hijo a quien Dios creó como uno solo. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?

15 dEYrFM


Descargar ppt "5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo?. 5. ¿Qué es el cuerpo? 5. ¿Qué es el cuerpo? 1. El cuerpo es una cerca que el Hijo de Dios se imagina haber."

Presentaciones similares


Anuncios Google