La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

12. ¿Qué es el ego?. 1. El ego no es otra cosa que idolatría; el símbolo de un yo limi­tado y separado, nacido en un cuerpo, condenado a sufrir y a que.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "12. ¿Qué es el ego?. 1. El ego no es otra cosa que idolatría; el símbolo de un yo limi­tado y separado, nacido en un cuerpo, condenado a sufrir y a que."— Transcripción de la presentación:

1 12. ¿Qué es el ego?

2 1. El ego no es otra cosa que idolatría; el símbolo de un yo limi­tado y separado, nacido en un cuerpo, condenado a sufrir y a que su vida acabe en la muerte. 2 Es la "voluntad" que ve a la Voluntad de Dios como su enemigo, y que adopta una forma en que Ésta es negada. 3 El ego es la "prueba" de que la fuerza es débil y el amor temible, la vida en realidad es la muerte y sólo lo que se opone a Dios es verdad. 2. El ego es demente. 2 Lleno de miedo, cree alzarse más allá de lo Omnipresente, aparte de la Totalidad y separado de lo Infinito. 3 En su demencia cree también haber vencido a Dios Mismo. 4 Y desde su terrible autonomía "ve" que la Voluntad de Dios ha sido destruida. 5 Sueña con el castigo y tiembla ante las figuras de sus sueños: sus enemigos, que andan tras él queriendo asesinarlo antes de que él pueda proteger su seguridad atacándolos primero.

3 3. El Hijo de Dios no tiene ego. 2 ¿Qué puede saber él de la locura o de la muerte de Dios, cuando mora en Él? 3 ¿Qué puede saber de penas o de sufrimientos, cuando vive en una dicha eterna? 4 ¿Qué puede saber del miedo o del castigo, del pecado o de la culpabili­ dad, del odio o del ataque, cuando lo único que le rodea es paz eterna, por siempre imperturbable y libre de todo conflicto, en la tranquilidad y silencio más profundos? 4. Conocer la realidad significa no ver al ego ni a sus pensamien­tos, sus obras o actos, sus leyes o creencias, sus sueños o esperan­zas, así como tampoco los planes que tiene para su propia salvación y el precio que hay que pagar por creer en él. 2 Desde el punto de vista del sufrimiento, el precio que hay que pagar por tener fe en él es tan inmenso que la ofrenda que se hace a diario en su tenebroso santuario es la crucifixión del Hijo de Dios. a Y la sangre no puede sino correr ante el altar donde sus enfermizos seguidores se preparan para morir. 12. ¿Qué es el ego?

4 5. Una sola azucena de perdón, no obstante, puede transformar la oscuridad en luz y el altar a las ilusiones en el templo a la Vida Misma. 2 Y la paz se les restituirá para siempre a las santas mentes que Dios creó como Su Hijo, Su morada, Su dicha y Su amor, completamente Suyas, y completamente unidas a Él. 12. ¿Qué es el ego?

5 LECCIÓN 331 El conflicto no existe, pues mi voluntad es la Tuya. 1. Padre, ¡qué absurdo creer que Tu Hijo podía causarse sufrimiento así mismo! 2 ¿ Cómo iba él a poder planear su condenación sin que se le hubiera provisto de un camino seguro que lo condujese a su liberación? 3 Me amas, Padre, 4 y nunca habrías podido dejarme en la desolación, para morir en un mundo de dolor y crueldad. 5 ¿ Cómo pude jamás pen­sar que el Amor se había abandonado a Sí Mismo? 6 No hay otra volun­tad que la Voluntad del Amor. 7 El miedo es un sueño, y no tiene una voluntad que pueda estar en conflicto con la Tuya. 8 Estar en conflicto es estar dormido; la paz, estar despierto. 9 La muerte es una ilusión, y la vida, la verdad eterna. 10 Nada se opone a Tu Voluntad. 11 El conflicto no existe, pues mi voluntad es la Tuya. 2. El perdón nos muestra que la Voluntad de Dios es una sola y que la compartimos. 2 Contemplemos los santos panoramas que hoy nos muestra el perdón, de modo que podamos encontrar la paz de Dios. 3 Amén. 12. ¿Qué es el ego?

6 LECCIÓN 332 El miedo aprisiona al mundo. El perdón lo libera. 1. El ego forja ilusiones. 2 La verdad desvanece sus sueños malva­dos con el brillo de su fulgor. 3 La verdad nunca ataca. 4 Sencilla­mente es. 5 Y por medio de su presencia se retira a la mente de las fantasías, y así ésta despierta a lo real. 6 El perdón invita a esta presencia a que entre, y a que ocupe el lugar que le corresponde en la mente. 7 Sin el perdón, la mente se encuentra encadenada, creyendo en su propia futilidad. 8 Mas con el perdón, la luz brilla a través del sueño de tinieblas, ofreciéndole esperanzas y propor­cionándole los medios para que tome conciencia de la libertad que es su herencia. 2. Hoy no queremos volver a aprisionar al mundo. 2 El miedo lo man­tiene aprisionado. 3 Mas Tu Amor nos ha proporcionado los medios para liberarlo. 4 Padre, queremos liberarlo ahora. 5 Pues cuando ofrecemos libertad se nos concede a nosotros. 6 Y no queremos seguir presos cuando Tú nos ofreces la libertad. 12. ¿Qué es el ego?

7 LECCIÓN 333 El perdón pone fin al sueño de conflicto. 1. El conflicto debe ser resuelto. 2 Si se quiere escapar de él, no debe evadirse, ignorarse, negarse, encubrirse, verse en otra parte, llamarse por otro nombre u ocultarse mediante cualquier clase de engaños. 3 Tiene que verse exactamente como es, allí donde se cree que está, y tiene que verse también la realidad que se le ha otorgado y el propósito que le ha asignado la mente. 4 Pues sólo entonces se desmantelan sus defensas y la verdad puede arrojar su luz sobre él según desaparece. 2. Padre, el perdón es la luz que Tú elegiste para que desvaneciese todo conflicto y toda duda, y para que alumbrase el camino que nos lleva de regreso a Ti. 2 Ninguna otra luz puede dar fin a nuestro sueño malvado. 3 Ninguna otra luz puede salvar al mundo. 4 Pues dicha luz es lo único que jamás ha de fallar, ya que es el regalo que le has hecho a Tu Hijo bienamado. 12. ¿Qué es el ego?

8 LECCIÓN 334 Hoy reclamo los regalos que el perdón otorga. 1. No esperaré ni un solo día más para encontrar los tesoros que mi Padre me ofrece. 2 Todas las ilusiones son vanas, y los sueños desaparecen incluso a medida que se van tejiendo con pensamien­tos basados en percepciones falsas. 3 No dejes que hoy vuelva a aceptar regalos tan míseros. 4 La Voz de Dios les ofrece Su paz a todos los que escuchan y eligen seguirlo. 5 Esto es lo que elijo hoy. 6 Y así, voy en busca de los tesoros que Dios me ha dado. 2. Busco sólo lo eterno. 2 Pues Tu Hijo no podría sentirse satisfecho con menos de eso. 3 ¿Qué otra cosa, entonces, podría brindarle solaz, sino lo que Tú le ofreces a su desconcertada mente y a su atemorizado corazón, a fin de proporcionarle certeza y traerle paz? 4 Hoy quiero contemplar a mi hermano sin mancha alguna de pecado en él. 5 Eso es lo que Tu Voluntad dispone que yo haga, pues así es como podré contemplar mi propia impe­cabilidad. 12. ¿Qué es el ego?

9 LECCIÓN 335 Elijo ver la impecabilidad de mi hermano. 1. Perdonar es una elección. 2 Nunca veo a mi hermano tal como es, pues eso está mucho más allá de la percepción. 3 Lo que veo en él es simplemente lo que deseo ver, pues eso es lo que quiero que sea verdad. 4 A eso es a lo único que respondo, por mucho que parezca que es a los acontecimientos externos. 5 Elijo lo que deseo contemplar, y eso, y sólo eso, es lo que veo. 6 La impecabilidad de mi hermano me muestra que quiero contemplar la mía propia. 7 Y la veré, puesto que he decidido ver a mi hermano en la santa luz de su inocencia. 2. ¿De qué otro modo podría restituírseme Tu recuerdo, sino viendo la inocencia de mi hermano? 2 Su santidad me recuerda que él fue creado uno conmigo y semejante a mí. 3 En él encuentro mi Ser, y en Tu Hijo encuentro asimismo el recuerdo de Ti.

10 LECCIÓN 336 El perdón me enseña que todas las mentes están unidas. 1. El perdón es el medio a través del cual a la percepción le llega su fin. 2 El conocimiento es restituido una vez que la percepción ha sido transformada y ha dado paso enteramente a lo que por siempre ha de estar más allá de su más elevado alcance. 3 Pues las imágenes y los sonidos tan sólo pueden servir, en el mejor de los casos, para evocar el recuerdo que yace tras todos ellos. 4 El per­dón elimina las distorsiones y revela el altar a la verdad que se hallaba oculto. 5 Sus blancas azucenas refulgen en la mente, y la instan a regresar y a mirar en su interior para encontrar lo que en vano ha buscado afuera. 6 Pues ahí, y sólo ahí, se restaura la paz interior, al ser la morada de Dios Mismo. 2. Que el perdón elimine en la quietud mis sueños de separación y de pecado. 2 Y que entonces pueda mirar, Padre, en mi interior y descubrir que Tu promesa de que en mí no hay pecado es verdad; que Tu Palabra permanece inalterada en mi mente y que Tu Amor reside todavía en mi corazón. 12. ¿Qué es el ego?

11 LECCIÓN 337 Mi impecabilidad me protege de todo daño. 1. Mi impecabilidad garantiza mi perfecta paz, mi eterna seguri­dad y mi amor, imperecedero; me mantiene eternamente a salvo de cualquier pensamiento de pérdida y me libera completamente del sufrimiento. 2 Mi estado sólo puede ser uno de felicidad, pues eso es lo único que se me da. 3 ¿Qué debo hacer para saber que todo esto me pertenece? 4 Debo aceptar la Expiación para mí mismo, y nada más. 5 Dios ha hecho ya todo lo que se tenía que hacer. 6 Y lo que tengo que aprender es a no hacer nada por mi cuenta, pues sólo necesito aceptar mi Ser, mi impecabilidad, la cual se creó para mí y ya es mía, para sentir el Amor de Dios protegiéndome de todo daño, para entender que mi Padre ama a Su Hijo y para saber que soy el Hijo que mi Padre ama. 2. Tú que me creaste en la impecabilidad no puedes estar equivocado con respecto a lo que soy. 2 Era yo quien estaba equivocado al pensar que había pecado, pero ahora acepto la Expiación para mí mismo. 3 Padre, mi sueño termina ahora. 4 Amén. 12. ¿Qué es el ego?

12 LECCIÓN 338 Sólo mis propios pensamientos pueden afectarme. 1. Con este pensamiento basta para dejar que la salvación arribe a todo el mundo. 2 Pues es el pensamiento mediante el cual todo el mundo por fin se libera del miedo. 3 Ahora cada uno ha aprendido que nadie puede atemorizarlo, y que nada puede amenazar su seguridad. 4 No tiene enemigos, y está a salvo de todas las cosas externas. 5 Sus pensamientos pueden asustarlo, pero, puesto que son sus propios pensamientos, él tiene el poder de cambiarlos sustituyendo cada pensamiento de miedo por un pensamiento feliz de amor. 6 Se crucificó a sí mismo. 7 Sin embargo, Dios planeó que Su Hijo bienamado fuese redimido. 2. Padre mío, sólo Tu plan es infalible. 2 Todos los demás fracasarán. 3 Y tendré pensamientos que me asustarán hasta que aprenda que Tú ya me has dado el único Pensamiento que me conduce a la salvación. Sólo mis propios pensamientos fracasarán, y no me llevarán a ninguna parte. 5 Mas el Pensamiento que Tú me diste promete conducirme a mi hogar, porque en él reside la promesa que Tú le hiciste a Tu Hijo. 12. ¿Qué es el ego?

13 LECCIÓN 339 Se me concederá todo lo que pida. 1. Nadie desea el dolor. 2 Pero puede creer que el dolor es placer. 3 Nadie quiere eludir su felicidad, 4 mas puede creer que la dicha es algo doloroso, amenazante y peligroso. 5 No hay nadie que no haya de recibir lo que pida. 6 Pero puede estar ciertamente confun­dido con respecto a lo que quiere y al estado que quiere alcanzar. 7 ¿Qué podría pedir, pues, que al recibirlo aún lo siguiese dese­ando? 8 Ha pedido lo que le asustará y le hará sufrir. 9 Resolvamos hoy pedir lo que realmente deseamos, y sólo eso, de manera que podamos pasar este día libres de temor, y sin confundir el dolor con la alegría o el miedo con el amor. 2. Padre, Te ofrezco este día. 2 Es un día en el que no haré nada por mi cuenta, sino que tan sólo oiré Tu Voz en todo lo que haga. a Y así, Te pediré únicamente lo que Tú me ofreces y aceptaré únicamente los Pensamientos que Tú compartes conmigo. 12. ¿Qué es el ego?

14 LECCIÓN 340 Hoy puedo liberarme de todo sufrimiento. 1. Padre te doy las gracias por el día de hoy y por la libertad que estoy seguro me ha de brindar. 2 Hoy es un día santo, pues hoy Tu Hijo será redimido. 3 Su sufrimiento ha terminado. 4 Pues él oirá Tu Voz exhortán­dole a que busque la visión de Cristo a través del perdón y se libere para siempre de todo sufrimiento. 5 Gracias por el día de hoy, Padre mío. 6 Vine a este mundo sólo para llegar a tener este día, así como la alegría y libertad que encierra para Tu santo Hijo y para el mundo que él fabricó, el cual hoy se libera junto con él. 2. ¡Regocíjate hoy! 2 ¡Regocíjate! 3 Hoy no hay cabida para nada que no sea alegría y agradecimiento. 4 Nuestro Padre ha redimido a Su Hijo en este día. 5 Ni uno solo de nosotros dejará de salvarse hoy. 6 No habrá nadie que no esté a salvo del miedo ni nadie a quien el Padre no acoja en Su regazo, despierto ahora en el Cielo, en el Corazón del Amor. 12. ¿Qué es el ego?

15 Esta es una etapa crucial en este curso, pues en este punto tiene que tener lugar una completa separación entre tu y el ego. UCDM T-22.2,6


Descargar ppt "12. ¿Qué es el ego?. 1. El ego no es otra cosa que idolatría; el símbolo de un yo limi­tado y separado, nacido en un cuerpo, condenado a sufrir y a que."

Presentaciones similares


Anuncios Google