La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Miau Benito Pérez Galdós. Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 1843-Madrid, 1920) -Estudió Derecho en Madrid, marco principal de sus novelas.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Miau Benito Pérez Galdós. Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 1843-Madrid, 1920) -Estudió Derecho en Madrid, marco principal de sus novelas."— Transcripción de la presentación:

1 Miau Benito Pérez Galdós

2 Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 1843-Madrid, 1920) -Estudió Derecho en Madrid, marco principal de sus novelas. -En 1865 ingresó en La Nación donde publicó 128 artículos y tradujo a Dickens. -En 1867 viajó a París y descubrió a Balzac. -En 1870 publicó La fontana de oro, su primera novela. -En 1886 fue elegido diputado del Partido Liberal por Guayama, Puerto Rico. -En 1897 ingresó en la Real Academia Española. -En 1901 estrenó su drama anticlerical Electra. -En 1912 fue presentado como candidato al Premio Nobel, pero sus enemistades políticas hacen que sea rechazado. -Ciego y sin recursos, murió en Madrid en 1920, en medio del clamor popular. -De pensamiento tolerante, pasó del liberalismo progresista a posiciones cercanas al socialismo. -Estudió Derecho en Madrid, marco principal de sus novelas. -En 1865 ingresó en La Nación donde publicó 128 artículos y tradujo a Dickens. -En 1867 viajó a París y descubrió a Balzac. -En 1870 publicó La fontana de oro, su primera novela. -En 1886 fue elegido diputado del Partido Liberal por Guayama, Puerto Rico. -En 1897 ingresó en la Real Academia Española. -En 1901 estrenó su drama anticlerical Electra. -En 1912 fue presentado como candidato al Premio Nobel, pero sus enemistades políticas hacen que sea rechazado. -Ciego y sin recursos, murió en Madrid en 1920, en medio del clamor popular. -De pensamiento tolerante, pasó del liberalismo progresista a posiciones cercanas al socialismo.

3 Concepto de novela Imagen de la vida es la novela, y el arte de componerla estriba en reproducir los caracteres humanos, las pasiones, las debilidades, lo grande y lo pequeño, las almas y las fisonomías, todo lo espiritual y lo físico que nos constituye y nos rodea, y el lenguaje, que es la marca de la raza, y las viviendas, que son el signo de familia, la vestidura, que diseña los últimos trazos externos de la personalidad : todo esto sin olvidar que debe existir perfecto fiel de balanza entre la exactitud y la belleza de la reproducción. De su discurso de entrada en la RAE, La sociedad presente como materia novelable. Imagen de la vida es la novela, y el arte de componerla estriba en reproducir los caracteres humanos, las pasiones, las debilidades, lo grande y lo pequeño, las almas y las fisonomías, todo lo espiritual y lo físico que nos constituye y nos rodea, y el lenguaje, que es la marca de la raza, y las viviendas, que son el signo de familia, la vestidura, que diseña los últimos trazos externos de la personalidad : todo esto sin olvidar que debe existir perfecto fiel de balanza entre la exactitud y la belleza de la reproducción. De su discurso de entrada en la RAE, La sociedad presente como materia novelable.

4 OBRA Episodios Nacionales Novelas españolas de la 1ª época Novelas contemporáneas 46 novelas históricas que recorren la historia del XIX. Novelas de tesis como Doña Perfecta y Marianela. 24 novelas publicadas desde 1881: La desheredada, El amigo Manso, La de Bringas, Fortunata y Jacinta, Miau…

5 Miau (1888) - Tema central: la tragedia del cesante. La cesantía de Villaamil y su desgaste psicológico que acaba en suicidio. -Asuntos secundarios: a) Autoengaño y frustración b) Injusticia c) Decadencia de la clase media d) Conflicto amoroso: Abelarda, Víctor y Ponce. e) Burocracia f) Religión - Tema central: la tragedia del cesante. La cesantía de Villaamil y su desgaste psicológico que acaba en suicidio. -Asuntos secundarios: a) Autoengaño y frustración b) Injusticia c) Decadencia de la clase media d) Conflicto amoroso: Abelarda, Víctor y Ponce. e) Burocracia f) Religión

6 Estructura EXTERNA 44 CAPÍTULOS INTERNA -PRESENTACIÓN de los personajes y EXPOSICIÓN de la situación: CONFLICTOS: CLIMAX y RESOLUCIÓN: 34-44

7 Personajes RAMÓN VILLAAMIL: cesante en el Ministerio de Hacienda; agobiado por las deudas, la burocracia, las presiones sociales y familiares. Doña PURA: esposa de don Ramón, mujer derrochadora que trata de mantener su nivel de vida a pesar de la situación económica. VÍCTOR CADALSO: viudo de Luisa, yerno de Villaamil y padre de Luisito. Asciende gracias a su poder de convicción y a sus conquistas. Se traslada a vivir a casa de los abuelos temporalmente. ABELARDA: hija de don Ramón y doña Pura. Aunque tiene un prometido, Ponce, se enamora de Víctor Cadalso. MILAGROS: hermana de Pura. Obediente y modesta. Trabaja por y para los demás. Nació con dotes para la ópera pero no pudo triunfar. LUISITO CADALSO:nieto de Villaamil. Sufre desmayos y alucinaciones. RAMÓN VILLAAMIL: cesante en el Ministerio de Hacienda; agobiado por las deudas, la burocracia, las presiones sociales y familiares. Doña PURA: esposa de don Ramón, mujer derrochadora que trata de mantener su nivel de vida a pesar de la situación económica. VÍCTOR CADALSO: viudo de Luisa, yerno de Villaamil y padre de Luisito. Asciende gracias a su poder de convicción y a sus conquistas. Se traslada a vivir a casa de los abuelos temporalmente. ABELARDA: hija de don Ramón y doña Pura. Aunque tiene un prometido, Ponce, se enamora de Víctor Cadalso. MILAGROS: hermana de Pura. Obediente y modesta. Trabaja por y para los demás. Nació con dotes para la ópera pero no pudo triunfar. LUISITO CADALSO:nieto de Villaamil. Sufre desmayos y alucinaciones.

8 Otros personajes -Los Mendizabal: porteros del edificio. Canelo: perro de los Mendizábal. - Silvestre Murillo: compañero de clase de Luisito. -Posturitas: compañero de Luisito que lo insultaba. Muere de tabardillo. - Quintina: hermana de Víctor, quiere llevarse a Luisito a su casa. -Ildefonso Cabrera: marido de Quintina, traficaba con objetos de culto. -Ponce: novio de Abelarda, su tío le dejará una gran herencia. -Cucúrbitas: amigo de Don Ramón que le ayudaba, en lo posible. -Guillén: está cojo, persona cruel que ridiculiza e insulta a Villaamil. -Invitados a la tertulia de Villaamil: Federico Ruiz, Pepita Ballester, Ponce y Pantoja. -Pantoja: amigo de Villaamil que trabaja en Contribuciones. - Argüelles: otro amigo de Villaamil, también trabaja en Contribuciones. -Los Mendizabal: porteros del edificio. Canelo: perro de los Mendizábal. - Silvestre Murillo: compañero de clase de Luisito. -Posturitas: compañero de Luisito que lo insultaba. Muere de tabardillo. - Quintina: hermana de Víctor, quiere llevarse a Luisito a su casa. -Ildefonso Cabrera: marido de Quintina, traficaba con objetos de culto. -Ponce: novio de Abelarda, su tío le dejará una gran herencia. -Cucúrbitas: amigo de Don Ramón que le ayudaba, en lo posible. -Guillén: está cojo, persona cruel que ridiculiza e insulta a Villaamil. -Invitados a la tertulia de Villaamil: Federico Ruiz, Pepita Ballester, Ponce y Pantoja. -Pantoja: amigo de Villaamil que trabaja en Contribuciones. - Argüelles: otro amigo de Villaamil, también trabaja en Contribuciones.

9 ESPACIO -Espacios internos: casa de Villaamil y Ministerio de Hacienda. Son espacios de pasillos laberínticos. -Espacios externos: barrio de Noviciado y vertederos de la Montaña. También aparecen otras calles del centro de Madrid. Son espacios laberínticos de calles y plazuelas. -El espacio encierra a los personajes, ayuda a entender el trágico final. -Espacios internos: casa de Villaamil y Ministerio de Hacienda. Son espacios de pasillos laberínticos. -Espacios externos: barrio de Noviciado y vertederos de la Montaña. También aparecen otras calles del centro de Madrid. Son espacios laberínticos de calles y plazuelas. -El espacio encierra a los personajes, ayuda a entender el trágico final. TIEMPO -Tiempo real: dos meses a principios de Analepsis o flash back que explican detalles anteriores. -Tiempo real: dos meses a principios de Analepsis o flash back que explican detalles anteriores.

10 Narrador: perspectivismo realista Narrador omnisciente Narrador objetivo (visión de Canelo) Estilo indirecto libre Monólogo interior Diálogos con dominio del registro coloquial Discurso en voz alta de personajes Perspectiva infantil y el mundo onírico de Luisito Implicación del autor en el relato Introduce acotaciones escénicas (La teatralidad está muy presente en la obra, desde su estructura, hasta la obsesión de los personajes por el drama) Narrador omnisciente Narrador objetivo (visión de Canelo) Estilo indirecto libre Monólogo interior Diálogos con dominio del registro coloquial Discurso en voz alta de personajes Perspectiva infantil y el mundo onírico de Luisito Implicación del autor en el relato Introduce acotaciones escénicas (La teatralidad está muy presente en la obra, desde su estructura, hasta la obsesión de los personajes por el drama)

11 Rasgos de estilo y lenguaje galdosiano Recrea el lenguaje de diferentes capas sociales y condición: lenguaje infantil, femenino, burocrático, etc. Reproducción del lenguaje coloquial y familiar en los diálogos. Sensación de espontaneidad y viveza. Amplias descripciones basadas en la observación rigurosa. Son muy frecuentes las descripciones dinámicas de tipos y ambientes. Humor, paradojas, ironías y elementos grotescos como la caricaturización y animalización de personajes: toda la familia Miau padece la humillación ridícula de su comparación con los gatos. Recrea el lenguaje de diferentes capas sociales y condición: lenguaje infantil, femenino, burocrático, etc. Reproducción del lenguaje coloquial y familiar en los diálogos. Sensación de espontaneidad y viveza. Amplias descripciones basadas en la observación rigurosa. Son muy frecuentes las descripciones dinámicas de tipos y ambientes. Humor, paradojas, ironías y elementos grotescos como la caricaturización y animalización de personajes: toda la familia Miau padece la humillación ridícula de su comparación con los gatos.

12 El pobre chico de este modo burlado se llamaba Luisito Cadalso, y era bastante mezquino de talla, corto de alientos, descolorido, como de ocho años, quizá de diez, tan tímido que esquivaba la amistad de sus compañeros, temeroso de las bromas de algunos, y sintiéndose sin bríos para devolverlas. Siempre fue el menos arrojado en las travesuras, el más soso y torpe en los juegos, y el más formalito en clase, aunque uno de los menos aventajados, quizás porque su propio encogimiento le impidiera decir bien lo que sabía o disimular lo que ignoraba. Al doblar la esquina de las Comendadoras de Santiago para ir a su casa, que estaba en la calle de Quiñones, frente a la Cárcel de Mujeres, uniósele uno de sus condiscípulos, muy cargado de libros, la pizarra a la espalda, el pantalón hecho una pura rodillera, el calzado con tragaluces, boina azul en la pelona, y el hocico muy parecido al de un ratón. Llamaban al tal Silvestre Murillo, y era el chico más aplicado de la escuela y el amigo mejor que Cadalso tenía en ella. Su padre, sacristán de la iglesia de Montserrat, le destinaba a seguir la carrera de Derecho, porque se le había metido en la cabeza que el mocoso aquel llegaría a ser personaje, quizás orador célebre, ¿por qué no ministro? La futura celebridad habló así a su compañero: -Mia tú, Caarso, si a mí me dieran esas chanzas, de la galleta que les pegaba les ponía la cara verde. Pero tú no tienes coraje. Yo digo que no se deben poner motes a las personas. ¿Sabes tú quién tie la culpa? Pues Posturitas, el de la casa de empréstamos. Ayer fue contando que su mamá había dicho que a tu abuela y a tus tías las llaman las Miaus, porque tienen la fisonomía de las caras, es a saber, como las de los gatos. Dijo que en el paraíso del Teatro Real les pusieron este mal nombre, y que siempre se sientan en el mismo sitio, y que cuando las ven entrar, dice toda la gente del público: 'Ahí están ya las Miaus». (Capítulo I, Miau)

13 Cadalsito estaba en el comedor, sentado a la mesa, los codos sobre ella, los libros delante. Estos eran tantos, que el escolar se sentía orgulloso de ponerlos en fila, y parecía que les pasaba revista, como un general a sus unidades tácticas. Estaban los infelices tan estropeados, cual si hubieran servido de proyectiles en furioso combate; las hojas retorcidas, los picos de las cubiertas dobladas o rotas, la pasta con pegajosa mugre. Pero no faltaba a ninguno, en la primera hoja, una inscripción en letra vacilante, que declaraba la propiedad de la finca, pues sería en verdad muy sensible que no se supiera que pertenecían exclusivamente a Luis Cadalso y Villaamil. Este cogía uno cualquiera, a la suerte, a ver lo que salía. ¡Contro, siempre salía la condenada Gramática!… Abríala con prevención y veía las letras hormiguear sobre el papel iluminado por la luz de la lámpara colgante. Parecían mosquitos revoloteando en un rayo de sol. Cadalso leía algunos renglones. «¿Qué es adverbio?». Las letras de la respuesta eran las que se habían propuesto no dejarse leer, corriendo y saltando de una margen a otra. Total, que el adverbio debía de ser una cosa muy buena; pero Cadalsito no lograba enterarse de ello claramente. Después leía páginas enteras, sin que el sentido de ellas penetrara en su espíritu, que no se había desprendido aún del asombro de la visión; ni se le había quitado el malestar del cuerpo, a pesar de haber comido con tanta gana; y como notase que al fijar la atención en el libro se ponía peor, tuvo por buen remedio el ir doblando una a una las puntas de las hojas de la Gramática, hasta dejar el pobre libro rizado como una escarola. (Inicio del capítulo IV, Miau)

14 ¿Y la carta?... ¿qué decía la carta? Con trémula mano abriola Villaamil (mientras doña Pura se llevaba adentro al chiquillo para mudarle la ropa), y al leerla se le cayeron las alas del corazón. Era una de esas cartas de estampilla, como las que a centenares se escriben diariamente en el Congreso y en los Ministerios. Mucha fórmula de cortesía, mucho trasteo de promesas vagas sin afirmar ni negar nada. Cuando su mujer acudió a enterarse, Villaamil ofrecía un aspecto trágico, mostrando la epístola abierta, arrojada sobre la mesa. «¡Ya! -dijo la Miau, después de leerla-, las pamplinas de siempre. Pero no te apures, hombre. Vete mañana a verle, y...». -Cuando te digo (con atroz desaliento), que entre unos y otros me están jorobando... Pasó la noche sumido en negra tristeza, y a la mañana inmediata, cambio completo de decoración. En la afanosa vida del pretendiente ocurren estos rudos contrastes que les hacen pasar del desconsuelo a la esperanza. Recibió Villaamil una esquela del prohombre citándole para su casa, de doce a una. Con la prisa y el anhelo que le entró a mi hombre no acertaba a ponerse el gabán. «Me llamará para decirme alguna tontería - pensaba, arrimándose siempre a lo peor-. Vamos, vamos allá». Y salió dejando a su mujer excitadísima con la ilusión de un próximo triunfo. Por el camino, procuraba compenetrarse bien de su fatalismo pesimista. Según su teoría, siempre sucede lo contrario de lo que uno piensa. (Capítulo XXIX, Miau)


Descargar ppt "Miau Benito Pérez Galdós. Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 1843-Madrid, 1920) -Estudió Derecho en Madrid, marco principal de sus novelas."

Presentaciones similares


Anuncios Google