La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

PALABRAS de VIDA Quien sabe amar alegre pasa y muy gozoso las olas de este mar tempestuoso (Santa Teresa) No hay mayor alegría que la de quien se siente.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "PALABRAS de VIDA Quien sabe amar alegre pasa y muy gozoso las olas de este mar tempestuoso (Santa Teresa) No hay mayor alegría que la de quien se siente."— Transcripción de la presentación:

1

2 PALABRAS de VIDA

3 Quien sabe amar alegre pasa y muy gozoso las olas de este mar tempestuoso (Santa Teresa) No hay mayor alegría que la de quien se siente incondicionalmente y es capaz de amar de manera incondicional. Juan 15, 9-17 // 6º Pascua –B- Zumaia

4 9 Como el Padre me ama a mí, así os amo yo a vosotros. Permaneced en mi amor. Jesús cuando se despide, desvela lo que ha guiado e impulsado toda su vida: el amor. Habla de lo que más le gusta y necesita el ser humano: las relaciones humanas, de amor, de alegría, de amistad. Seguir a Jesús es cuestión de amor. El amor divino tiene para rostro visible y calor humano en Jesús.

5 10 Pero sólo permaneceréis en mi amor, si obedecéis mis mandamientos, lo mismo que yo he observado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 11 Os he dicho todo esto para que participéis en mi gozo, y vuestro gozo sea completo. El amor que nos tiene es el mismo que el que el Padre le tiene a Él. Se nos promete algo grande: poder compartir la alegría misma de Jesús. Quizá meditamos poco en la alegría de Jesús y en la nuestra, quizá no hemos aprendido a disfrutar de la vida siguiendo sus pasos. A veces puede dar la sensación de que nos da miedo ser personas alegres. Quizá meditamos poco en la alegría de Jesús y en la nuestra, quizá no hemos aprendido a disfrutar de la vida siguiendo sus pasos. A veces puede dar la sensación de que nos da miedo ser personas alegres. La alegría y la felicidad son características esenciales de de Jesús. Sólo conoce la alegría quien sabe regalarla. Como Jesús.

6 Amar, ser es un grito y un don que las personas llevamos dentro. Lo que nos alegra es el amor hecho detalle, hecho realidad cotidiana. Lo que más duele es el desamor, la falta de amor. Jesús añade un pequeño matiz: como yo os he amado. Tenemos un modelo y una forma de amar: amar como Jesús ama. Amar como Jesús no brota sin más. Lo vamos aprendiendo mirándole a Él. 12 Mi mandamiento es éste: Amaos los unos a los otros, como yo os he amado. 13 Nadie tiene amor más grande que quien da la vida por sus amigos.

7 14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. 15 En adelante, ya no os llamaré siervos, porque el siervo no conoce lo que hace su señor. Desde ahora os llamo amigos, porque os he dado a conocer todo lo que he oído a mi Padre. Jesús expresa su relación con con una palabra clave: amistad. Ser es ser de Jesús. no La amistad supone comunicación, compartir la alegría de la tarea común,sentir como propios los objetivos y sentimientos de quien apreciamos y amamos. Jesús nos ha hecho saber lo que Él sabe: que Dios es Amor.

8 16 No me elegisteis vosotros a mí; fui yo quien os elegí a vosotros. Y os he destinado para que vayáis y deis fruto abundante y duradero. Así, el Padre os dará todo lo que le pidáis en mi nombre. Nuestro amor es respuesta a su iniciativa libre y gratuita. Quien se compromete con las necesidades y aspiraciones de demás está cerca de Dios. Conoce a Dios. Da fruto. Quien ama, sea o no incluso si se confiesa o conoce a Dios. Quien no ama, no ha conocido a Dios. Eso afirma Jesús en la parábola del juicio final: no nos va a preguntar si somos hombre o mujer, monjas, monjes, ni por nuestra profesión, ni por nuestras ideas, ni sobre conceptos teológicos o dogmáticos. Únicamente importará la calidad de nuestro amor: lo que hicisteis a mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis.

9 17 Lo que yo os mando es esto: que os améis los unos a los otros. El mandamiento de Jesús consiste en amar. El amor no es una cuestión de obediencia o de deber. Es la respuesta agradecida y gozosa al amor incondicional de Dios, no una ley. Al decirnos: que os améis, Jesús nos indica la dirección. El Padre nos ama, no tanto para que le amemos, sino para que nos amemos. ¿Vivo amando o cumpliendo?

10 Así es Él, hermano/a, así es Él. Se le desborda la ternura por los poros, nos alza hasta sus ojos, nos besa, nos hace mimos, cosquillas y guiños, y sueña esperanzas para nosotros más que las madres más buenas y apasionadas. Dios ha puesto su esperanza en nosotros. Dios nos confió a su Hijo, su Buena Noticia, y aun su esperanza misma, Hay que tener confianza en la vida a pesar de lo mal que nos dicen que está todo. Hay que tener esperanza en las personas, ¡en todas! Hay que confiar más en Dios y echarnos en sus brazos y descansar en su regazo. Hay que esperar EN Dios. Mejor: hay que esperar A Dios. Y si todo esto ya lo haces y gozas, una cosa te falta todavía: ¡hay que esperar CON Dios! Ulibarri, Fl.


Descargar ppt "PALABRAS de VIDA Quien sabe amar alegre pasa y muy gozoso las olas de este mar tempestuoso (Santa Teresa) No hay mayor alegría que la de quien se siente."

Presentaciones similares


Anuncios Google