La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LOS MISIONEROS SON COMO LOS NAVÍOS… Al mirar un navío en el puerto, imaginamos que está en su lugar más seguro, protegido por una fuerte ancla.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LOS MISIONEROS SON COMO LOS NAVÍOS… Al mirar un navío en el puerto, imaginamos que está en su lugar más seguro, protegido por una fuerte ancla."— Transcripción de la presentación:

1

2

3 LOS MISIONEROS SON COMO LOS NAVÍOS…

4 Al mirar un navío en el puerto, imaginamos que está en su lugar más seguro, protegido por una fuerte ancla.

5 Sin embargo, sabemos que está allí preparándose, abasteciéndose y alistándose para ser lanzado al mar, cumpliendo con el destino para el cual fue creado, yendo al encuentro de sus propias aventuras y riesgos.

6 Dependiendo de lo que la fuerza de la naturaleza le reserve, tendrá que desviar la ruta, trazar otros caminos y buscar otros puertos.

7 Pero retornará fortalecido por el conocimiento adquirido, enriquecido por las diferentes culturas recorridas. Y siempre habrá gente esperándolo feliz en el puerto.

8 Así son los MISIONEROS. Tienen su tierra, o sea, el puerto seguro, hasta que tienen que partir lejos para anunciar el EV ANGELIO. …

9 Por más seguridad, protección y bienestar que puedan sentir junto a los suyos, los misioneros nacieron para surcar los mares de la vida, correr riesgos y experimentar nuevas aventuras.

10 Cierto es que llevarán consigo experiencias, vivencias, conocimientos; pero lo más importante estará en el interior de cada uno:

11 ¡ LA FUERZA DEL ESPÍRITU SANTO !

12 El lugar más seguro para el navío es el puerto. Pero no fue construido para permanecer allí.

13 El misionero, al igual que el navío, se prepara para remar mar adentro y encontrar en todo puerto su casa y la certeza de que será siempre lugar de acogida para todos…

14 Sólo existe Alguien -JESÚS- que puede controlar la brújula de un misionero, pero TODOS pueden ayudarle para que nunca olvide llevar en su equipaje:

15 Un amor profundo e intenso al Dios de la Vida, fe, humildad, solidaridad, honestidad, disciplina, gratitud, generosidad, fidelidad, espíritu de sacrificio y un ardor misionero que no le permita extrañar lo dejado atrás.

16 La felicidad del misionero consiste en vivir en fidelidad su vocación y expresar en todos sus actos la alegría de saberse llamado y enviado.

17 Para ello, lo único que se necesita es: ¡ HABERSE SENTIDO AMADO Y LLAMADO!

18 ¡Qué difícil resulta soltar las amarras y dejar partir al navío! Sin embargo, el regalo de amor más grande que se puede dar al Dios de la Vida es sencillamente la propia vida…


Descargar ppt "LOS MISIONEROS SON COMO LOS NAVÍOS… Al mirar un navío en el puerto, imaginamos que está en su lugar más seguro, protegido por una fuerte ancla."

Presentaciones similares


Anuncios Google