La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

¡Esto es mi Cuerpo! Reflexión sobre la Eucaristía ¡Esto es mi Cuerpo! Reflexión sobre la Eucaristía.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "¡Esto es mi Cuerpo! Reflexión sobre la Eucaristía ¡Esto es mi Cuerpo! Reflexión sobre la Eucaristía."— Transcripción de la presentación:

1

2 ¡Esto es mi Cuerpo! Reflexión sobre la Eucaristía ¡Esto es mi Cuerpo! Reflexión sobre la Eucaristía

3 A pesar de que se quiera hacer ver a la Sagrada Eucaristía como un símbolo, Ella contiene el Cuerpo y la Sangre de Cristo, y ya que lo Escrito, escrito está; leamos que decía la Iglesia Primitiva acerca de la Eucaristía; pocos años después a la muerte de Jesús … A pesar de que se quiera hacer ver a la Sagrada Eucaristía como un símbolo, Ella contiene el Cuerpo y la Sangre de Cristo, y ya que lo Escrito, escrito está; leamos que decía la Iglesia Primitiva acerca de la Eucaristía; pocos años después a la muerte de Jesús …

4 Didaché o doctrina de los apóstoles (año después de Cristo) "Que nadie, empero, coma ni beba de vuestra acción de gracias, sino los bautizados en el nombre del Señor, pues acerca de ello dijo el Señor: No deis lo santo a los perros Reunidos cada día del Señor, romped el pan y dad gracias, después de haber confesado vuestros pecados, a fin de que vuestro sacrificio sea puro... Didaché o doctrina de los apóstoles (año después de Cristo) "Que nadie, empero, coma ni beba de vuestra acción de gracias, sino los bautizados en el nombre del Señor, pues acerca de ello dijo el Señor: No deis lo santo a los perros Reunidos cada día del Señor, romped el pan y dad gracias, después de haber confesado vuestros pecados, a fin de que vuestro sacrificio sea puro...

5 ...Todo aquel, empero, que tenga contienda con su compañero, no se junte con vosotros hasta tanto no se hayan reconciliado, a fin de que no se profane vuestro sacrificio......Porque éste es el sacrificio del que dijo el Señor: En todo lugar y en todo tiempo se me ofrece un sacrificio puro, porque yo soy rey grande, dice el Señor, y mi Nombre es admirable entre las naciones"...Todo aquel, empero, que tenga contienda con su compañero, no se junte con vosotros hasta tanto no se hayan reconciliado, a fin de que no se profane vuestro sacrificio......Porque éste es el sacrificio del que dijo el Señor: En todo lugar y en todo tiempo se me ofrece un sacrificio puro, porque yo soy rey grande, dice el Señor, y mi Nombre es admirable entre las naciones"

6 Carta de San Ignacio de Antioquía a los romanos, 7:3 año 106 Después de Cristo Anhelo el pan de Dios, que es la carne de Jesucristo. Carta de San Ignacio de Antioquía a los romanos, 7:3 año 106 Después de Cristo Anhelo el pan de Dios, que es la carne de Jesucristo.

7 Carta de San Ignacio de Antioquía a los de Esmirna, 6:2 106 años después de Cristo Se mantienen alejados de la Eucaristía y de la oración (los docetas), por no confesar que la Eucaristía es la carne de nuestro Salvador Jesucristo, la que padeció por nuestros pecados, la que el Padre, en Su bondad, ha resucitado." Carta de San Ignacio de Antioquía a los de Esmirna, 6:2 106 años después de Cristo Se mantienen alejados de la Eucaristía y de la oración (los docetas), por no confesar que la Eucaristía es la carne de nuestro Salvador Jesucristo, la que padeció por nuestros pecados, la que el Padre, en Su bondad, ha resucitado."

8 En Primera Apología 65,66. San Justino describe la Misa Católica que celebraron en aquel tiempo. En el capítulo 66 Justino dice, que el pan no es cualquier pan ni el vino cualquier bebida, sino Jesús que por el poder de su palabra nos alimenta con su cuerpo y su sangre, el mismo cuerpo y sangre de nuestra naturaleza que él toma al hacerse hombre. En Primera Apología 65,66. San Justino describe la Misa Católica que celebraron en aquel tiempo. En el capítulo 66 Justino dice, que el pan no es cualquier pan ni el vino cualquier bebida, sino Jesús que por el poder de su palabra nos alimenta con su cuerpo y su sangre, el mismo cuerpo y sangre de nuestra naturaleza que él toma al hacerse hombre.

9 San Justino Martir (151 años después de Cristo): "Porque recibimos de los Apóstoles que Jesús dijo: "Esto es mi sangre" y se les dio". San Justino Martir (151 años después de Cristo): "Porque recibimos de los Apóstoles que Jesús dijo: "Esto es mi sangre" y se les dio".

10 Ireneo Contra las herejías, 4:32-33, : 189 años después de Cristo "El vino y el pan, al recibir las palabras de la consagración, se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo". Ireneo Contra las herejías, 4:32-33, : 189 años después de Cristo "El vino y el pan, al recibir las palabras de la consagración, se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo".

11 Lecturas de la Catequesis de San Cirilo de Jerusalén, 22 (Mistagógica 4) 350 años Después de Cristo Por lo tanto no consideren el pan y el vino como simplemente eso; puesto que son, de acuerdo a la declaración del Maestro, el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Lecturas de la Catequesis de San Cirilo de Jerusalén, 22 (Mistagógica 4) 350 años Después de Cristo Por lo tanto no consideren el pan y el vino como simplemente eso; puesto que son, de acuerdo a la declaración del Maestro, el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

12 San Gregorio de Nisa, El Gran Catecismo, 37, 383 años después de Cristo. Justamente, nosotros creemos que el pan consagrado por la palabra de Dios ha sido convertido en el cuerpo de Dios que es Verbo. San Gregorio de Nisa, El Gran Catecismo, 37, 383 años después de Cristo. Justamente, nosotros creemos que el pan consagrado por la palabra de Dios ha sido convertido en el cuerpo de Dios que es Verbo.

13 San Ambrosio de Milán, Los Sacramentos, 4:4:14, 390 años después de Cristo. Pudieras tal vez decir: "Mi pan es ordinario." Pero ese pan es pan antes que se realice la consagración. En donde la consagración ha entrado, el pan se convierte en el cuerpo de Cristo. San Ambrosio de Milán, Los Sacramentos, 4:4:14, 390 años después de Cristo. Pudieras tal vez decir: "Mi pan es ordinario." Pero ese pan es pan antes que se realice la consagración. En donde la consagración ha entrado, el pan se convierte en el cuerpo de Cristo.

14 San Juan Crisóstomo, Homilías a los Primeros Corintios, 24:4:7, 392 años D.C. Cuando ves el cuerpo de Cristo en el altar, di a ti mismo, Por este Cuerpo no soy mas polvo y ceniza, tampoco prisionero, sino libre … San Juan Crisóstomo, Homilías a los Primeros Corintios, 24:4:7, 392 años D.C. Cuando ves el cuerpo de Cristo en el altar, di a ti mismo, Por este Cuerpo no soy mas polvo y ceniza, tampoco prisionero, sino libre …

15 " Este es aquel cuerpo que fue manchado con sangre, traspasado por una lanza, y del cual brotaron fuentes de misericordia, una de sangre, la otra de agua, para el mundo entero. Este es el cuerpo que Él nos dio, para tenerlo en un receptáculo y comerlo, lo cual era apropiado para tan intenso amor. " Este es aquel cuerpo que fue manchado con sangre, traspasado por una lanza, y del cual brotaron fuentes de misericordia, una de sangre, la otra de agua, para el mundo entero. Este es el cuerpo que Él nos dio, para tenerlo en un receptáculo y comerlo, lo cual era apropiado para tan intenso amor.

16 San Agustín de Hipona, Sermones, 393 años después de Cristo. El pan que vemos en el altar, habiendo sido santificado por el Verbo de Dios, es el Cuerpo de Cristo. El cáliz, mas bien lo que está en ese cáliz, habiendo sido santificado por el Verbo de Dios, es la Sangre de Cristo." San Agustín de Hipona, Sermones, 393 años después de Cristo. El pan que vemos en el altar, habiendo sido santificado por el Verbo de Dios, es el Cuerpo de Cristo. El cáliz, mas bien lo que está en ese cáliz, habiendo sido santificado por el Verbo de Dios, es la Sangre de Cristo."

17 San Cirilo de Alejandría, Comentarios sobre Mateo, 26:27, 428 años después de Cristo. Él afirma demostrativamente: "Este es Mi Cuerpo", y "Esta es Mi Sangre", para que no supongan que lo que ven es figurativo. San Cirilo de Alejandría, Comentarios sobre Mateo, 26:27, 428 años después de Cristo. Él afirma demostrativamente: "Este es Mi Cuerpo", y "Esta es Mi Sangre", para que no supongan que lo que ven es figurativo.

18 Por lo contrario, por un secreto de Dios todo poderoso las cosas vistas son transformadas en el Cuerpo y la Sangre de Cristo, ofrecidas verdaderamente en un sacrificio en el que nosotros, como participantes, recibimos la vida dada y la fuerza santificadora de Cristo. Por lo contrario, por un secreto de Dios todo poderoso las cosas vistas son transformadas en el Cuerpo y la Sangre de Cristo, ofrecidas verdaderamente en un sacrificio en el que nosotros, como participantes, recibimos la vida dada y la fuerza santificadora de Cristo.

19 Macario, Obispo de Magnesia, Apocritico, 3:23, 400 después de Cristo. Cristo tomó el pan y el cáliz, cada uno de la misma forma y dijo, "Este es mi Cuerpo y esta es Mi Sangre. Macario, Obispo de Magnesia, Apocritico, 3:23, 400 después de Cristo. Cristo tomó el pan y el cáliz, cada uno de la misma forma y dijo, "Este es mi Cuerpo y esta es Mi Sangre.

20 " No una figura de Su cuerpo tampoco una figura de Su sangre, como algunas personas de mente petrificada acostumbran decir, pero en verdad, es el cuerpo y la sangre de Cristo, viendo que Su cuerpo es de la tierra, al igual que el pan y el vino son de la tierra. " No una figura de Su cuerpo tampoco una figura de Su sangre, como algunas personas de mente petrificada acostumbran decir, pero en verdad, es el cuerpo y la sangre de Cristo, viendo que Su cuerpo es de la tierra, al igual que el pan y el vino son de la tierra.

21 San Cirilo de Jerusalén. Catequesis, 22,1. Adoctrinados y llenos de esta fe certisima, debemos creer que aquello que parece pan no es pan, aunque su sabor sea de pan, sino el cuerpo de Cristo; y que lo que parece vino no es vino, aunque así le parezca a nuestro paladar, sino la sangre de Cristo San Cirilo de Jerusalén. Catequesis, 22,1. Adoctrinados y llenos de esta fe certisima, debemos creer que aquello que parece pan no es pan, aunque su sabor sea de pan, sino el cuerpo de Cristo; y que lo que parece vino no es vino, aunque así le parezca a nuestro paladar, sino la sangre de Cristo

22 San Atanasio, Sermón a los bautizados. Una vez terminadas las grandes y admirables preces, el pan se hace cuerpo y el cáliz sangre de Nuestro Señor Jesucristo San Atanasio, Sermón a los bautizados. Una vez terminadas las grandes y admirables preces, el pan se hace cuerpo y el cáliz sangre de Nuestro Señor Jesucristo

23 San Cirilo de Alejandría, Coment. sobre S. Mateo. Y dijo en modo demostrativo: Este es mi cuerpo y esta es mi sangre, para que no pienses que las cosas que aparecen son una figura (tipo), San Cirilo de Alejandría, Coment. sobre S. Mateo. Y dijo en modo demostrativo: Este es mi cuerpo y esta es mi sangre, para que no pienses que las cosas que aparecen son una figura (tipo),

24 sino que por algo inefable del Dios Omnipotente las oblaciones son realmente transformadas en el cuerpo y en la sangre de Cristo; y nosotros, al participar de ellos, recibimos la fuerza vivificadora y santificadora de Cristo sino que por algo inefable del Dios Omnipotente las oblaciones son realmente transformadas en el cuerpo y en la sangre de Cristo; y nosotros, al participar de ellos, recibimos la fuerza vivificadora y santificadora de Cristo

25 San Gregorio de Nisa, Sermón sobre el Bautismo). El pan, antes de la consagración, es un pan ordinario; pero cuando se le consagra, se convierte y se llama Cuerpo de Cristo San Gregorio de Nisa, Sermón sobre el Bautismo). El pan, antes de la consagración, es un pan ordinario; pero cuando se le consagra, se convierte y se llama Cuerpo de Cristo

26 San Juan Crisostomo, Hom. sobre el Bautismo del Señor. Este es mi cuerpo, dice (el sacerdote). Esta palabra transforma las cosas ofrecidas San Juan Crisostomo, Hom. sobre el Bautismo del Señor. Este es mi cuerpo, dice (el sacerdote). Esta palabra transforma las cosas ofrecidas

27 "...«Tomad, comed, éste es mi cuerpo.»... Mateo 26,26-28 "La copa de bendición que bendecimos ¿no es acaso comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo? Porque aun siendo muchos, un solo pan y un solo cuerpo somos, pues todos participamos de un solo pan." 1 Corintios 10,16 "...«Tomad, comed, éste es mi cuerpo.»... Mateo 26,26-28 "La copa de bendición que bendecimos ¿no es acaso comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo? Porque aun siendo muchos, un solo pan y un solo cuerpo somos, pues todos participamos de un solo pan." 1 Corintios 10,16

28 "Porque yo recibí del Señor lo que os he transmitido: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este es mi cuerpo que se da por vosotros; haced esto en recuerdo mío.» Asimismo también la copa después de cenar diciendo: "Porque yo recibí del Señor lo que os he transmitido: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan, y después de dar gracias, lo partió y dijo: «Este es mi cuerpo que se da por vosotros; haced esto en recuerdo mío.» Asimismo también la copa después de cenar diciendo:

29 «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre. Cuantas veces la bebiereis, hacedlo en recuerdo mío.» Pues cada vez que coméis este pan y bebéis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga. «Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre. Cuantas veces la bebiereis, hacedlo en recuerdo mío.» Pues cada vez que coméis este pan y bebéis esta copa, anunciáis la muerte del Señor, hasta que venga.

30 Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo." 1 Corintios 11,23-29 Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo." 1 Corintios 11,23-29

31 "Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.» Discutían entre sí los judíos y decían: "Yo soy el pan de la vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto y murieron; este es el pan que baja del cielo, para que quien lo coma no muera. Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es mi carne por la vida del mundo.» Discutían entre sí los judíos y decían:

32 «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?» Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. «¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?» Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida.

33 El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí. Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre.»" Juan 6,48-58 El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. Lo mismo que el Padre, que vive, me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí. Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; el que coma este pan vivirá para siempre.»" Juan 6,48-58

34 Si deseas recibir mails, relacionados con la Iglesia: que contienen diapositivas, vida de Santos, Evangelio del Domingo, etc. Escribe a: y si no consigues suscripción escribe : con el título suscripciones. Servicio Gratuito. Que Dios te llene de bendiciones. Y que permanezcamos unidos en el amor de Jesús.


Descargar ppt "¡Esto es mi Cuerpo! Reflexión sobre la Eucaristía ¡Esto es mi Cuerpo! Reflexión sobre la Eucaristía."

Presentaciones similares


Anuncios Google