La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La vida económica EL BIENESTAR COMO FIN DE LA ECONOMÍA.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La vida económica EL BIENESTAR COMO FIN DE LA ECONOMÍA."— Transcripción de la presentación:

1 La vida económica EL BIENESTAR COMO FIN DE LA ECONOMÍA

2 No solo subsistencia «Sería un grave desconocimiento de la realidad del ser humano el creer que la economía puede establecerse únicamente sobre la simple necesidad de subsistir. «Sería un grave desconocimiento de la realidad del ser humano el creer que la economía puede establecerse únicamente sobre la simple necesidad de subsistir. La economía cuenta con esta necesidad, pero también con nuestra propensión a desbordarla» La economía cuenta con esta necesidad, pero también con nuestra propensión a desbordarla»

3 Bienestar Hay una inclinación natural a buscar algo más que lo estrictamente indispensable para vivir porque, el hombre tiene necesidades que van más allá de lo puramente orgánico. Hay una inclinación natural a buscar algo más que lo estrictamente indispensable para vivir porque, el hombre tiene necesidades que van más allá de lo puramente orgánico. A ese «algo más» vamos a llamarle bienestar. A ese «algo más» vamos a llamarle bienestar.

4 Bienestar Lo definitorio del bienestar es el esfuerzo por lograr «un modo más humano de vivir», en lo referente a las condiciones materiales de ese vivir. Lo definitorio del bienestar es el esfuerzo por lograr «un modo más humano de vivir», en lo referente a las condiciones materiales de ese vivir. «Bienestar» y «malestar» significan, en primer lugar, estar materialmente bien o mal «Bienestar» y «malestar» significan, en primer lugar, estar materialmente bien o mal

5 Condición impresindible El bienestar es algo más que la simple plenitud gozosa de la vida biológica. El bienestar es algo más que la simple plenitud gozosa de la vida biológica. Es una condición imprescindible de la felicidad: la humanización de las condiciones materiales del propio vivir, de un modo tal que entonces puedan satisfacerse otras necesidades, igualmente humanas y quizá aún más importantes Es una condición imprescindible de la felicidad: la humanización de las condiciones materiales del propio vivir, de un modo tal que entonces puedan satisfacerse otras necesidades, igualmente humanas y quizá aún más importantes

6 Requisito de la vida buena En este sentido, consiste en el disfrute de unas condiciones materiales que faciliten las actividades humanas propias de la vida buena. En este sentido, consiste en el disfrute de unas condiciones materiales que faciliten las actividades humanas propias de la vida buena. Es decir, es un requisito previo para llevar una vida buena: o la persona tiene solventadas sus necesidades materiales, o no podrá dedicarse a tareas propiamente humanas Es decir, es un requisito previo para llevar una vida buena: o la persona tiene solventadas sus necesidades materiales, o no podrá dedicarse a tareas propiamente humanas

7 Los bienes mas propios Estar encerrado en el mundo de la necesidad es una situación lacerante, que hay que combatir. Estar encerrado en el mundo de la necesidad es una situación lacerante, que hay que combatir. La razón es clara: sólo desde una disposición de bienestar (estar-bien) estoy en condiciones de dedicarme a los bienes más propios de mi naturaleza (conocer, querer, hablar). La razón es clara: sólo desde una disposición de bienestar (estar-bien) estoy en condiciones de dedicarme a los bienes más propios de mi naturaleza (conocer, querer, hablar).

8 La prudencia Eso parece claro. En cambio, no lo es el saber las cantidades y cualidades de cosas materiales con las cuales se consigue «estar bien» y llevar entonces una vida buena. Esto es por necesidad algo vago e indefinido Eso parece claro. En cambio, no lo es el saber las cantidades y cualidades de cosas materiales con las cuales se consigue «estar bien» y llevar entonces una vida buena. Esto es por necesidad algo vago e indefinido Decir lo que, en estas circunstancias, corresponde a una vida propiamente humana, es tarea de la prudencia, dependse del juicio de cada persona Decir lo que, en estas circunstancias, corresponde a una vida propiamente humana, es tarea de la prudencia, dependse del juicio de cada persona

9 Apertura a la infinitud Al hombre no le basta simplemente con vivir: necesita «estar bien» para poder desarrollar su espíritu, su cultura, su inventiva, o su ambición, deseos de poder y de placer. Al hombre no le basta simplemente con vivir: necesita «estar bien» para poder desarrollar su espíritu, su cultura, su inventiva, o su ambición, deseos de poder y de placer. Esta tendencia a sobrepasar los requisitos mínimos de la pura subsistencia obedece a que las tendencias humanas son controladas por la razón y que ésta se abre a la infinitud. Esta tendencia a sobrepasar los requisitos mínimos de la pura subsistencia obedece a que las tendencias humanas son controladas por la razón y que ésta se abre a la infinitud.

10 El orden de lo económico Así pues, aunque el fin inmediato y directo de las actividades económicas sea una correcta y útil administración de los recursos escasos, el fin de la economía como tal no es sólo ese. Así pues, aunque el fin inmediato y directo de las actividades económicas sea una correcta y útil administración de los recursos escasos, el fin de la economía como tal no es sólo ese. Hay que superar la escasez, lo económico se ordena al logro de un bien humano diferente y más alto que la economía misma, se ordena a la consecución del bienestar.. Hay que superar la escasez, lo económico se ordena al logro de un bien humano diferente y más alto que la economía misma, se ordena a la consecución del bienestar..

11 El fin de la economía Si el bienestar es el motor y la finalidad de la economía, ésta deja de ser sólo una técnica de disposición acerca de los medios y la adquisición de bienes materiales. Si el bienestar es el motor y la finalidad de la economía, ésta deja de ser sólo una técnica de disposición acerca de los medios y la adquisición de bienes materiales. Se convierte en un saber que facilita la vida buena: el fin de la economía está más allá de ella. Se convierte en un saber que facilita la vida buena: el fin de la economía está más allá de ella.

12 Los bienes como condición A su vez, y para huir de nuevo de espiritualismos, sería una simplificación olvidar que el bienestar no se da independientemente de los bienes materiales. A su vez, y para huir de nuevo de espiritualismos, sería una simplificación olvidar que el bienestar no se da independientemente de los bienes materiales. Por eso, y con razón, suele decirse que «el dinero no da la felicidad, pero ayuda bastante a conseguirla» Por eso, y con razón, suele decirse que «el dinero no da la felicidad, pero ayuda bastante a conseguirla»


Descargar ppt "La vida económica EL BIENESTAR COMO FIN DE LA ECONOMÍA."

Presentaciones similares


Anuncios Google