La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El Día que Jesús habló conmigo Pedro Grieco El niño Mis luchas eran en silencio. Nuestros grandes sueños son nuestra realidad más bella. Con los ojos.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El Día que Jesús habló conmigo Pedro Grieco El niño Mis luchas eran en silencio. Nuestros grandes sueños son nuestra realidad más bella. Con los ojos."— Transcripción de la presentación:

1

2 El Día que Jesús habló conmigo Pedro Grieco

3 El niño Mis luchas eran en silencio. Nuestros grandes sueños son nuestra realidad más bella. Con los ojos abiertos tan sólo para ver la línea del horizonte, mi pensamiento vio a Jesús. El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco

4 Encuentro con Jesús Todo el horizonte era Jesús. Era mi amanecer armonioso y brillante, suave y gozoso. En una barca, cerca de la orilla, estaban sus discípulos cubiertos de tristeza, intentando pescar en vano. Jesús los miró y me dijo: Ya despertarán a la resurrección. Cada vez que se sale de un sueño de muerte, hay una resurrección a la vida. El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco

5 El tiempo no existe Pregunté: ¿Por qué ellos no nos pueden ver? Cada ser se da su propio tiempo. - ¿Se puede ver la inocencia de alguien? - Para ver la inocencia hay que ver con la Mente, mirando al corazón. - Es en el campo de la bondad donde fructifica el amor. Una conciencia exenta de impureza y maldades ve el ser real bello y puro.

6 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco Los alumnos y la enseñanza …La luz entra en todas partes y bendice al enfermo en la cárcel de la enfermedad, al preso en la cárcel del pecado, al sacerdote en la religiosa cárcel de los rituales. - Así tú, como la luz, podrás entrar en todas partes. El entendimiento ve lo que los ojos no pueden.

7 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco Saber es comprender - Y ¿qué es el en-ten-di-mien-to? - Es la capacidad para comprender la verdad, sin importar lo que pretendan decir los ojos. Los ojos ven imágenes. La mente discierne la verdad. Nada está fuera del alcance del pensamiento.

8 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco El mal - Yo estoy enojado con Judas, le dije muy convencido. - No hay que enojarse con las personas … hay que enojarse con el pecado y destruirlo, para salvar al pecador. - La verdad no es el resultado de un acuerdo de personas. La verdad siempre es una revelación. Al buscador inspirado la verdad le sale al encuentro.

9 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco La ley del amor - ¿Y la mujer pecadora? ¿Por qué la llevaron ante ti? - La ley del Amor tenía que manifestarse para que todos la comprendieran. - La ley del Amor tenía que manifestarse para que todos la comprendieran. La ley del Amor elimina el pecado y salva al pecador. Bendito quien no confunde pecado con pecador.

10 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco El camino es oración y acción - Aprende a orar, entrénate. -Orar no es repetir palabras, es vivir a Dios: vivir el Amor en cada acción, vivir el Bien supremo, vivir la santidad. -¿Cómo lo hago? Repito palabras pero no pasa nada. ¿Cómo se entrena uno para orar? Expresa gozo y estarás orando. Haz el bien y estarás orando. Ama a tu padre y a tu madre, y estarás orando. Ayuda a tu prójimo y estarás orando.

11 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco La realidad no es lo que se ve - Los ojos tan sólo informan apariencias. Tu deber es interpretarlas. Tu deber es interpretarlas. - Sí, ¡qué mal! Hubiera peleado a muerte con mi espada por defender lo que mis ojos habían visto. -La humanidad, desde Adán, pierde su tiempo con apariencias, tiene enojos por apariencias, guerras por apariencias, y muere por apariencias. El necio y el ignorante sufren las apariencias, el sabio discierne la realidad detrás de ellas.

12 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco Los deseos y las ambiciones Los que buscan la fuerza, la mayoría de las veces lo que buscan es poder. ¿Te contaron la historia de David y Goliat? - Yo quiero ser bueno. La apariencia de Goliat no lo asustó, él sabía que la batalla era y es de Dios. - … renunciar al más mínimo poder, es demostrar el poder más grande del mundo. Ser generoso es cuando, pese a tener hambre, damos nuestro pan para que otro coma primero. Ser generoso es cuando, pese a tener hambre, damos nuestro pan para que otro coma primero.

13 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco Misión y destino Miré las blandas sombras sobre la barca. La humanidad siempre espera un renacer espiritual. Era toda la humanidad detenida en un amanecer eterno, un amanecer en espera de la resurrección del sol en la mente. Nuestra vida es el resultado de nuestros pensamientos.

14 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco Juzgar con justo juicio - Tienes curiosidad por la experiencia llamada muerte. Deberías tener más curiosidad por conocer cómo caminar por la experiencia en la que estás soñando, llamada vida. La muerte es un sueño que hay que enfrentar. La muerte es un sueño que hay que enfrentar. - Para juzgar con justo juicio, no juzgues por las apariencias, juzga por los resultados. Por lo tanto si por el fruto conoces al árbol, por sus actos conocerás a los hombres.

15 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco El éxito y el mundo - Hallar un tesoro, ¿es buena o mala suerte? - ¡Muy buena! - El azar no existe. Lo que un día es suerte, otro día lo pueden llamar desgracia. Andar en el camino te hará bienaventurado …evita estancarte y el progreso irá contigo. La felicidad es abundante como el infinito

16 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco De la vida y de la muerte - Me ibas a hablar de la muerte. Mi bisabuela decía que morimos como vivimos. Mi bisabuela decía que morimos como vivimos. En la parábola de la vida la muerte es otro sueño del que hay que despertar. Sus palabras eran fuerza y celebración de la existencia. - La muerte no existe. Lo que existe es la creencia en la muerte.

17 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco El terapeuta Divino está en nosotros - No hay cura sin remedio, pero el remedio está en la mente. Es el Principio divino desenvolviendo la ley de perfección, que cura. Es el Principio divino desenvolviendo la ley de perfección, que cura. - Pero al ciego le pusiste barro en los ojos… - Sí, sí… Escupí en tierra e hice lodo… Mi desprecio fue hacia la fábula de Adán, el hombre de barro. Detrás de las apariencias y las formas está nuestro ser puro y luminoso.

18 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco La llave de la libertad - ¿Yo puedo ir contigo? - Nadie sueña eternamente. Si crees en mí, podrás seguirme en el momento oportuno. - Todos queremos ser libres, pero no siempre encontramos la llave de la libertad. Para ser libres hay que cortar las creencias que nos atan al mundo. - …Mira, con las manos atadas ¿puedes abrazar, comer, trabajar? …Es el pensamiento que ata al hombre y crea nudos en su mente, y angustia al corazón.

19 El día que Jesús habló conmigo © Pedro Grieco La gran pregunta Del cielo descendió la paloma. Se paró. Había llegado la hora… Él, encendería el fuego. Yo volvería a mis ovejas. Todos los signos y símbolos tienen su significado. - Se me ocurrió preguntarle para qué quería verlos nuevamente. El triunfo final es del Amor - Los veré por una pregunta. …en su respuesta estarás incluido tú y toda la humanidad.

20 El día que Jesús habló conmigo Presentación realizada por la Fundación para el Desarrollo del Pensamiento Espiritual, con fragmentos del libro El día que Jesús habló conmigo escrito por su Fundador el señor Pedro Grieco. Si usted está interesado en adquirir este libro puede comunicarse con nosotros a través de: Si desea conocer sobre el autor puede ingresar a su sitio personal o ingrese en nuestro sitio a la página El Fundador Lo invitamos a visitar nuestro Sitio y conocer sobre la Fundación. Que tu día sea luminoso Diseño: © FDPE 2005


Descargar ppt "El Día que Jesús habló conmigo Pedro Grieco El niño Mis luchas eran en silencio. Nuestros grandes sueños son nuestra realidad más bella. Con los ojos."

Presentaciones similares


Anuncios Google