La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Colegio Las Claras del Mar Menor Patricia López Peinado.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Colegio Las Claras del Mar Menor Patricia López Peinado."— Transcripción de la presentación:

1 Colegio Las Claras del Mar Menor Patricia López Peinado

2 1.1 Definición. 1.2 Origen de la sociedad de la información. 1.3 Rasgos de la sociedad de la información. A. Abundancia de la información. B. Importancia de los medios de comunicación. C. Contenidos multimedia. D. Interactividad de los medios. E. Cotidianeidad de la tecnología. F. Globalización de la información. G. Eliminación de las fronteras. H. Aparición de nuevos sectores laborales. I. Fractura digital. 1.4 La sociedad del conocimiento. 1.5 ¿Y hacia donde vamos?.

3 Habéis nacido en una época que está marcada por la influencia del progreso tecnológico. Casi todas las facetas de vuestra vida tienen relación con el mundo de las tecnologías de la información y, lo queramos o no, vuestra existencia se caracterizará por este hecho. Para los sociólogos y demás estudiosos del mundo contemporáneo, esta sociedad en la que os ha tocado vivir se llama Sociedad de la Información.

4 Llamamos Sociedad de la Información a la organización de las estructuras y relaciones sociales, económicas, políticas y culturales que empezó hace unos años –no demasiados– y que se basa en la implantación, en todos esos campos, de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Esta sociedad se fundamenta también en la digitalización de la información –lo que permite transportarla con rapidez, bajos costes y conseguir una capacidad casi ilimitada de almacenamiento de datos–; en la influencia enorme de los medios audiovisuales; en la expansión de las redes telemáticas; en la robotización de los sistemas de producción; y en la mundialización de la economía (globalización).

5 La Sociedad de la Información tiene, a juicio del sociólogo Manuel Castells, dos expresiones tecnológicas concretas: una es Internet, la red de redes, y la otra, la capacidad de ingeniería genética. Estas dos manifestaciones tecnológicas se entrecruzan y colaboran en muchas ocasiones. Esta sociedad, como todas las demás que conocéis, presenta sus luces y sus sombras; aspectos positivos y negativos que vais a poder aprovechar o sufrir.

6 El origen de esta sociedad es muy reciente. Esto no quiere decir que en épocas anteriores no fuera importante la información para los seres humanos, pero este tipo de organización que estamos estudiando no sólo considera a la información como algo importante, sino que basa todos sus cimientos y su desarrollo en los procesos de producción, gestión y control de datos, apoyada en una tecnología que se fundamenta en la digitalización y en la facilidad de transmisión a través de redes de ordenadores interconectados.

7 Vamos, pues, a estudiar los principales hitos que han marcado la historia más reciente y que han desembocado en un nuevo sistema de organización social. Finales de la década de 1960 Se empezó a acuñar el término Sociedad de la Información. Los sociólogos Alain Touraine y Daniel Bell publican sendas obras en las que hablan por vez primera de la Sociedad Postindustrial. La televisión se populariza enormemente y se comienza a vislumbrar lo que el profesor Marshall McLuhan llamaría «una nueva galaxia de comunicación». Este hecho posibilitó la difusión de la información, acercándonos a lo que McLuhan llamó «Aldea Global».

8 Década de 1970 La llegada de esta nueva sociedad fue un tema que importó mucho a los gobiernos de esta década. Se patrocinan numerosos estudios e informes que intentan calibrar la importancia de la informatización de todos los procesos y su influencia en las telecomunicaciones. Este tipo de trabajos aumentó en los últimos años de esa década y fue entonces cuando James Martin, en su libro La sociedad interconectada, acuña el término autopistas electrónicas. Internet, una red de ordenadores interconectados, que tuvo su origen en el mundo militar y que hasta esta fecha estaba restringida a pequeños núcleos universitarios, comienza a cobrar importancia; su uso se va extendiendo y ya se empieza a adivinar la importancia que llegará a tener en el futuro, hasta el punto de ser el núcleo de un nuevo estilo de vida hasta entonces desconocido.

9 Década de 1980 Aparece otro de los factores que van a servir de catalizadores para el cambio social: la aparición y la rápida difusión del ordenador personal (PC). Este nuevo tipo de computadora, más asequible para el gran público, aceleró la aparición de redes de ordenadores conectados entre sí y de programas sencillos y con gran aceptación popular. Década de 1990 Se habla ya con fluidez de autopistas de la información. La velocidad de transmisión de datos es tal que se pueden integrar en esas redes otros servicios añadidos: multimedia, hipertexto, virtualidad, interactividad, etc. Las tecnologías de la información son, cada vez más, el fundamento de nuestra vida cotidiana.

10 Quizá la mejor forma de comprender qué es la Sociedad de la Información sea analizar las características que la diferencian de esquemas sociales anteriores. El más importante de esos rasgos, el que ha propiciado más que ninguno el cambio estructural que supone, es la transformación económica que tiene su fuente en las tecnologías de la información. Este nuevo sistema social ya no tiene como único centro el desarrollo industrial, sino que busca también, y a veces de forma prioritaria, el acceso a la información y su posterior procesamiento, ya que ésta es la actividad que mayores beneficios económicos genera. Obtener una buena información a tiempo es básico para los poderes económicos y políticos. La custodia y salvaguarda de esa información privilegiada se ha convertido en una de las actividades mejor pagadas de hoy en día.

11 Vivimos inmersos en una sociedad que produce diariamente enormes cantidades de información. La digitalización de los datos y la proliferación de los medios de comunicación hacen que este fenómeno crezca exponencialmente. Se ha generado más información nueva en los últimos 30 años que en los anteriores. Casi 1000 libros se publican diariamente en el mundo y se considera que el total del conocimiento impreso se duplica cada 8 años. Lejos de ser una ventaja, este exceso de información, si no es previamente seleccionada, puede mantener más desinformado a quien la recibe que cuando estos datos venían de forma más dosificada y se adecuaban a la capacidad receptora del oyente, vidente o lector.

12 Los datos son tan abundantes que frecuentemente se nos presentan dispersos y se infrautilizan informaciones interesantes que vienen rodeadas de un maremágnum de noticias vacías y sin importancia. La información que se busca no se encuentra, a menudo, con la suficiente rapidez como para que sea útil, debido a los procesos de filtrado que nos exige la gran cantidad de noticias inútiles con las que nos topamos en esa búsqueda. En este contexto es en el que debemos entender la importancia de los instrumentos que nos ayudan a clasificar y almacenar la información de manera ordenada, permitiéndonos una recuperación de la misma de manera inmediata y eficaz. Aprender a crear y utilizar las bases de datos y los motores de búsqueda es uno de los aprendizajes básicos para el ser humano del siglo XXI.

13 Nuestra forma de vida se caracteriza por la influencia de los medios de comunicación en muchos de sus aspectos más cotidianos. Podemos ver esto más claro si intentamos imaginar que, de pronto, desaparecen de nuestra vida cosas en principio tan normales como los teléfonos móviles, la televisión o Internet. Desde su aparición, los medios de comunicación sociales han ido ganando en influencia y en capacidad de crear opinión y se han convertido en instrumentos para hacer de la información una fuente de poder y de ingresos económicos.

14 Con la expansión de la televisión, esa influencia se potenció enormemente. La televisión ha dejado de ser un medio alternativo de comunicación y ocio, para convertirse en una necesidad para muchas personas que, a veces, no tienen otra fuente de información y que conceden una excesiva credibilidad a lo que aparece en ella. La digitalización de la televisión, sin embargo, puede ofrecer al ciudadano una nueva oportunidad de utilización de ese medio, aportándole los beneficios de las nuevas tecnologías para conseguir, si es capaz de adoptar una postura crítica, un uso menos pasivo y más interactivo.

15 Hoy en día, otros medios de comunicación relativamente nuevos están haciendo la competencia a la televisión en influencia e importancia: Internet, la red de ordenadores que es el verdadero núcleo de nuestra sociedad y la telefonía móvil, que cada vez ofrece a los usuarios más servicios alternativos que poco o nada tienen que ver con la intención para la que fueron creados (posibilidad de escuchar música, envío de SMS multimedia, fotografía digital, juegos, GPS, etcétera). Estos medios de comunicación, actuando solos o en combinación, son los artífices de este universo multiconectado en el que vivimos y en el cual es posible hacer transferencias bancarias o la declaración de la renta desde nuestro domicilio, programar nuestro frigorífico para que pida de forma automática los productos que él mismo detecta que faltan y hasta coordinar una operación de corazónpor medio de una videoconferencia.

16 La recientemente aparecida tecnología WiFi, que permite conectar ordenadores sin cables, y la relación cada vez más estrecha entre los ordenadores, los teléfonos móviles (a través de tarjetas BlueTooth) y los ordenadores de mano (tipo PDA), son ejemplos de cómo la evolución en el campo de la comunicación es cada vez más rápida. Aún están por llegar nuevas invenciones que van a desarrollar medios de comunicación basados en tecnologías tan novedosas como la holografía o la realidad virtual, y que abrirán nuevos campos de investigación y desarrollo.

17 Llamamos productos multimedia a aquellos que integran contenidos que utilizan diferentes medios comunicativos: textos, imágenes (fijas y animadas) y sonidos. Estos productos multimedia están tan generalizados en nuestra vida cotidiana que a las personas como vosotros, nacidos después de la década de 1980, os cuesta comprender un mundo en el que, por ejemplo, la televisión no existía o era en blanco y negro, un mundo en el que el cine una vez fue mudo, etcétera.

18 La prensa, la literatura, la enseñanza, el ocio, el arte, la empresa, etc., todos estos sectores se han rendido incondicionalmente a este sistema de comunicación que es tan potente porque es capaz de integrar en uno todos los medios de comunicación conocidos en la actualidad y porque se estimulan, a la vez, todos los sentidos. Incluso Internet, la red que es el símbolo de la sociedad de la información, comenzó su afianzamiento a partir de que incorporó en su forma de comunicación los contenidos multimedia, conformando lo que hoy llamamos páginas web y que son la única expresión del mundo Internet para muchas personas que desconocen los otros múltiples servicios que la Red ofrece (FTP, Telnet, etcétera).

19 Es innegable el atractivo de los productos con formato multimedia. Son muy útiles en educación, fáciles de manejar y muy motivadores… De hecho, una de las aplicaciones informáticas más usadas en entornos de comunicación y enseñanza hoy en día –Flash, de Macromedia– está concebido para la creación de animaciones multimedia. No obstante, es bueno saber también que su uso indiscriminado tiene inconvenientes: pueden favorecer informaciones superficiales, incompletas e incluso, en casos de uso abusivo, provocar un empobrecimiento de las relaciones humanas más directas.

20 El desarrollo de las comunicaciones en nuestra época ha venido acompañado de un proceso cada vez mayor de interactividad con los medios. Esto quiere decir que cada vez somos menos receptores pasivos y cada vez podemos decidir en mayor medida qué es lo que queremos ver, oír o hacer. Así, un aparato será más interactivo cuanto más pueda responder a nuestras necesidades o requerimientos puntuales. La interactividad es la posibilidad que tienen los usuarios para intervenir de manera directa en el desarrollo del mensaje a través de cualquier medio. Digitalización, multimedia e interactividad son tres conceptos que caminan unidos en la relación que tenemos con los medios tecnológicos actuales.

21 Frente a la transmisión masiva de información de la que hemos hablado anteriormente, el usuario puede, en virtud de la interactividad, seleccionar el contenido que quiere obtener. Desde la invención del teléfono, que permitía una conversación entre dos personas, la interactividad, el poder de relacionarnos de manera más natural y más profunda con los medios, ha avanzado de manera vertiginosa. Los actuales teléfonos móviles, las televisiones digitales, los ordenadores domésticos, las páginas web, etc., basan su desarrollo en posibilitar al usuario, cada vez más, la capacidad de elegir contenidos, lo que implica una diversificación cada vez mayor de los servicios que ofrecen.

22 Llamamos tecnología al proceso a través del cual los seres humanos diseñan herramientas y máquinas para incrementar su control y su comprensión del entorno material.

23 En nuestros días, el desarrollo tecnológico se ha producido con tal intensidad y rapidez que hemos fabricado aparatos para que realicen prácticamente todas las tareas mecánicas de la vida cotidiana y del trabajo. Expresión clara de lo cotidiano del mundo tecnológico es la aparición de la domótica, disciplina que estudia la incorporación en viviendas y edificios de la tecnología que permita gestionar los distintos aparatos e instalaciones domésticas tradicionales. Hoy ya se puede controlar, desde un mismo dispositivo, e incluso desde fuera de casa, la calefacción, la iluminación, la alarma, la precocción o calentamiento de los alimentos y, como ya se dijo antes, la compra automatizada de productos directamente a través del frigorífico.

24 Lo que para los mayores fue tecnología punta, para los más jóvenes es algo absolutamente cotidiano. Tenemos en nuestro domicilio aparatos que han requerido un gran esfuerzo de investigación y desarrollo y que se han adaptado para un uso doméstico, aunque su origen fuera muy distinto (las microondas, que utilizamos para hacer las palomitas surgió para favorecer la efectividad del radar en la Segunda Guerra Mundial). Esta situación se ha concretado en dos tipos de individuos, en cuanto a su visión de esa tecnología tan abundante en nuestra vida cotidiana, los que Víctor Manuel Marí Sáez y otros pensadores llaman tecnofóbicos y tecnofílicos, detractores y adoradores de las nuevas tecnologías.

25 Visión tecnofóbica de la sociedad Se ve como negativo: El poder que se encuentra detrás de las nuevas tecnologías. El acceso restringido por razones económicas. El individualismo que genera el diálogo con el ordenador. La realidad fragmentada y virtual que nos ofrecen. La massmediatización embrutecedora. La destrucción de fuentes de trabajo. Visión tecnofílica de nuestro mundo Para los tecnofílicos o tecnoadictos, lo positivo es que: Tenemos libertad para pensar, decir y comunicar. Podemos dialogar en tiempos reales con bajos costos y con cualquier persona en cualquier lugar del planeta. Manejamos toda la información que se produce en el mundo, lo que se ve como sinónimo de conocimiento. Poseemos un espacio de esparcimiento, placer y felicidad.

26 Por globalización de la información entendemos el poder de los medios de comunicación para transmitir una información de forma inmediata y global, y la posibilidad de obtener información instantánea de cualquier parte del planeta, como una de las características de nuestra sociedad. Las noticias y las informaciones se transmiten con enorme rapidez y su recepción es inmediata. Podemos encender el ordenador y leer los diarios del mundo sin necesidad de movernos de la comodidad de nuestros hogares o puestos de trabajo. Recibimos mensajes de correo electrónico en nuestro ordenador provenientes de amigos de otros países y podemos enterarnos, en el acto, de lo que está pasando en el otro extremo del mundo.

27 Las noticias se difunden rápidamente, y de forma masiva, con un coste relativamente bajo. Así, organizaciones como Amnistía Internacional, que denuncian masivamente acciones que contravienen los derechos humanos, han aprovechado esta globalización de la información para difundir sus comunicados y conseguir que cientos de miles de personas se impliquen en la denuncia de hechos contra la dignidad o la vida de personas que, de otro modo, pasarían inadvertidas.

28 Consecuencia de todo lo dicho anteriormente es la eliminación en la práctica de las fronteras y de las distancias. Las distancias desaparecen porque las comunicaciones acercan las realidades de países lejanos y porque la rapidez de transmisión de datos hace posible una comunicación casi instantánea. De forma parecida y teniendo en cuenta que es muy complicado, prácticamente imposible, controlar el tráfico de información, los gobiernos ven como se les escapa la posibilidad de controlar el comercio y el tránsito transnacional. Las leyes y los medios de control de aduanas actuales están diseñados para controlar el tráfico de materias entre un país y otro, pero ¿cómo vigilar la transmisión de información?

29 Informaciones científicas, económicas, empresariales, militares e incluso de organizaciones delictivas circulan diariamente por Internet, protegidas por el anonimato que provoca el gran flujo de datos y guardada bajo sofisticados sistemas de encriptación. Un nuevo mundo, una nueva sociedad, necesita de nuevas normas y leyes que regulen la vida cotidiana sin interferir en las libertades individuales.

30 La nueva estructura social y laboral que comporta la Sociedad de la Información está planteando una revolución en el mercado laboral. Existen multitud de ocupaciones actuales que, basadas en la sociedad tradicional y en la producción de bienes de consumo a partir de materia prima, están condenadas a desaparecer o a aparecer como cada vez menos deseables (agricultor tradicional, tornero, etc.). Las empresas del sector secundario tienden a reconvertirse y a introducir procesos automatizados que obligan a prescindir de mano de obra no especializada y que es sustituida por maquinaria.

31 El desarrollo del sector servicios, la robotización de las tareas y las nuevas tecnologías hacen que nuevas profesiones, cuyos perfiles apenas conocemos, sean las que predominen en un futuro no muy lejano y que deberéis tener en cuenta a la hora de pensar en vuestro futuro profesional. Ocupaciones como formador-animador de formación continua, experto en videomática (vende servicios interactivos por teléfono y TV), experto en audiomática (vende servicios interactivos por teléfono y ordenador), experto en nuevas tecnologías para enseñanza, eurocomunicador (experto en relaciones públicas internacionales) o dimafonista (graba y descifra artículos dictados por teléfono a los periódicos) no eran conocidas hasta hace unos pocos años.

32 También se perfilan ya nuevas modalidades laborales que afectarán a las profesiones que conocemos hoy en día: el teletrabajo es una opción que intenta aprovechar las tecnologías de la información para facilitar el trabajo desde casa. Con esta modalidad laboral se pretende evitar desplazamientos englobando todos aquellos trabajos realizados por personas externas a una determinada organización, sin tener en cuenta su ubicación geográfica, puesto que son llevados a cabo a distancia. Los trabajadores del mundo actual ven cómo deben adaptarse a unos nuevos modos de entender el mundo laboral que les obliga a reciclarse continuamente o a cambiar frecuentemente de actividad profesional a causa de formas de relación con la empresa, como, por ejemplo, el trabajo temporal.

33 El nuevo entramado social está provocando cambios continuos en todos los sectores laborales, provocando cierto desconcierto en las personas que se tienen que enfrentar por primera vez con el mercado de trabajo y propiciando nuevos yacimientos de empleo. La importancia que está cobrando esta modalidad laboral nos la da el hecho de que más del 31,9 % de las contrataciones actuales en España se efectúan por este sistema y que entre la población juvenil la temporalidad se sitúa alrededor del 70 %.

34 La Sociedad de la Información fue considerada por muchos sociólogos como el paradigma de la igualdad, pero hoy ya caben dudas acerca de sus capacidades igualitarias y liberadoras. Internet, la manifestación más clara de esa Sociedad, no resuelve por sí sola los problemas del mundo. De hecho, ha sido casi inevitable que reproduzca algunas de las desigualdades más notables que hay en nuestros países. Mientras las naciones más industrializadas extienden el acceso a la red de redes entre porcentajes cada vez más altos de sus ciudadanos, Internet sigue siendo ajena a casi la totalidad de la gente en los países más pobres o incluso en zonas o entre segmentos marginados de la población en los países más desarrollados

35 Por tanto, una de las características de nuestra sociedad es la fractura o brecha digital, es decir, la distancia (y no nos referimos a términos físicos) que existe entre conectados y no conectados, ya sean éstos personas, capas sociales o países enteros. Los parados, los marginados, las personas mayores, las amas de casa y otras personas que no acceden al uso de los ordenadores y de Internet constituyen un segmento social que queda excluido de las ventajas que las nuevas comunicaciones pueden reportar.

36 Si bien podemos decir que una de las causas principales de la aparición de estas diferencias es la pobreza, no es éste el único factor, ya que no basta con enchufar un ordenador en una choza para superar la fractura digital, pues también hay que superar los abismos del contenido. Así pues, más importante que el acceso al ordenador es la educación. A la luz de estas consideraciones, cada vez son más las voces que reclaman un giro en la política de los países más desarrollados para que dirijan sus esfuerzos hacia la consecución de un desarrollo sostenible; es decir, la búsqueda de un futuro mejor a través de centrar el progreso en el ser humano, por medio de un crecimiento económico basado en la equidad social, en el equilibrio ecológico, el respeto a la diversidad étnica y cultural, la participación ciudadana, y que garantice la calidad de vida de las generaciones futuras.

37 Con frecuencia podemos observar cómo utilizamos de forma indistinta los términos información y conocimiento; sin embargo, hay muchas diferencias entre estos términos. La identificación entre ambos viene de la década de 1940, desde las teorías de la información y la cibernética, en las que la mente humana se concibe como una máquina capaz de adquirir y manipular información, de forma que pensar se reduce a procesar esa información. A pesar de que el conocimiento se basa en la información, ésta por sí sola no genera conocimiento. Para que esta información se convierta en conocimiento es necesaria la puesta en marcha, el desarrollo y el mantenimiento de una serie de estrategias que podemos agrupar en dos etapas: 1. Discriminación de aquella información relevante para nuestro interés. 2. Análisis desde una postura reflexiva, intentando profundizar en cada uno de los elementos, descomponiendo el mensaje para reconstruirlo desde nuestra propia realidad.

38 Del mismo modo, se equiparan equivocadamente los conceptos de Sociedad de la Información y Sociedad del Conocimiento, puesto que, mientras que la primera designa a la organización social caracterizada por una generalización del uso de las redes y una globalización de la información, la segunda hace referencia a aquella sociedad basada en el uso crítico, racional y reflexivo de la información global y distribuida. Caminar hacia la Sociedad del Conocimiento implica generar estrategias políticas y económicas que faciliten y garanticen la formación, la educación y el aprendizaje a lo largo de la vida. A pesar de que se considera a las redes telemáticas como potentes contextos formativos y a los ordenadores como herramientas imprescindibles y con una gran potencialidad dentro de los procesos de formación, estas grandes posibilidades resultarán ínfimas si no van acompañadas de una serie de medidas fomentadas desde los estamentos políticos.

39 Los sistemas educativos deben atender las demandas sociales que se realicen en este sentido. Una de estas demandas es la educación multimedia, es decir, aquella educación que capacite al alumnado para comunicarse utilizando distintos lenguajes y medios y que desarrolle su autonomía personal y el pensamiento crítico. Con estas capacidades, los seres humanos pueden construir una sociedad justa e intercultural donde se conviva con las innovaciones que vayan apareciendo.

40 Uno de los ejercicios más apasionantes que podemos realizar en estos momentos, una vez estudiadas las características más representativas de nuestra sociedad, es intentar deducir hacia dónde nos dirigimos y qué clase de mundo nos encontraremos dentro de unos años. Si no nos dejamos llevar por el fácil recurso de pensar en un inminente cataclismo, podemos probar a hacer un análisis prospectivo basándonos en los datos con los que hoy ya contamos. Dando un rapidísimo repaso a ciertas disciplinas, nos encontramos con que el futuro se está gestando en estos momentos pues podemos ver avances técnicos y líneas de investigación que incluso para nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI, son difíciles de imaginar.

41 En el mundo de las comunicaciones domésticas nos encontramos con una evolución rapidísima de las terminales de telefonía móvil que, cada vez más, se convierten en aparatos multimedia con capacidades que, poco a poco, se alejan de la vocación inicial de comunicar a dos personas. Como ejemplo de lo dicho valgan los últimos avances en telefonía móvil que ya permiten descargarse de un servidor remoto música e imágenes y que muy pronto podrán ser utilizados para descargar y visionar películas. La telefonía fija está condenada a desarrollar pues la posibilidad de realizar llamadas, incluso de larga distancia, con un coste ínfimo y a través de Internet, lo que está siendo un auténtico revulsivo para las compañías tradicionales.

42 La videoconferencia, las redes wifi y las comunidades digitales son otros avances que van a configurar las comunicaciones del futuro. Internet se colapsa y evoluciona para convertirse en una red mucho más capaz, más ágil y más eficaz. Los protocolos están ya cambiando y del viejo protocolo IPv4, ya hemos pasado a uno más moderno –Ipv6– en vías de implantación. En medicina, las líneas de trabajo actuales que se proyectan al futuro más inmediato pasan por la erradicación total de enfermedades como el cáncer y el sida, por la investigación en nuevos medicamentos como la polipíldora, sin olvidar el inmenso campo de trabajo abierto con la investigación del ADN, la clonación y el uso con fines terapéuticos de las células madre.


Descargar ppt "Colegio Las Claras del Mar Menor Patricia López Peinado."

Presentaciones similares


Anuncios Google