La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

1 2 3 PROCESADOS EN LAS CASAS DE DIOS.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "1 2 3 PROCESADOS EN LAS CASAS DE DIOS."— Transcripción de la presentación:

1 1

2 2

3 3 PROCESADOS EN LAS CASAS DE DIOS

4 4 Hay 5 casas en la cual Dios nos procesa: 1. La Casa del Alfarero. 2. La Casa del Curtidor. 3. La Casa del Herrero. 4. La Casa del Cantero. 5. La Casa del Carpintero.

5 5

6 6 2Ti 2:19 Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. 2Ti 2:20 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles.

7 7 2Ti 2:21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra. Será instrumento para honra. Santificado (apartados para Dios) Útil al Señor (Instrumento) Dispuesto para toda buena obra. ¿De qué debemos limpiarnos?

8 8 2Ti 2:14 Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes. ¿Cómo se ensucia un cristiano? Una forma es contendiendo con los cristianos. No debemos usar la Palabra para contender.

9 9 2Ti 2:15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. ¿Cuándo es que uno siente vergüenza? Uno siente vergüenza cuando está haciendo algo que no es correcto. Debemos saber la Palabra de verdad (escudriñarla).

10 10 (2ª. Co. 4:6 ) Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo. (2ª. Co. 4:7 ) Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros, En la antigüedad los tesoros se guardaban en vasijas de barro y se escondían. El tesoro más grande está dentro de nosotros, pues Cristo está dentro de nosotros.

11 11 Las Dos Cartas 2Co 3:1 ¿Comenzamos otra vez a recomendarnos a nosotros mismos? ¿O tenemos necesidad, como algunos, de cartas de recomendación para vosotros, o de recomendación de vosotros? 2Co 3:2 Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres; 2Co 3:3 siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.

12 12 Jer 32:1 Palabra de Jehová que vino a Jeremías, el año décimo de Sedequías rey de Judá, que fue el año decimoctavo de Nabucodonosor. Jer 32:2 Entonces el ejército del rey de Babilonia tenía sitiada a Jerusalén, y el profeta Jeremías estaba preso en el patio de la cárcel que estaba en la casa del rey de Judá. Jer 32:3 Porque Sedequías rey de Judá lo había puesto preso, diciendo: ¿Por qué profetizas tú diciendo: Así ha dicho Jehová: He aquí yo entrego esta ciudad en mano del rey de Babilonia, y la tomará;

13 13 Jer 32:8 Y vino a mí Hanameel hijo de mi tío, conforme a la palabra de Jehová, al patio de la cárcel, y me dijo: Compra ahora mi heredad, que está en Anatot en tierra de Benjamín, porque tuyo es el derecho de la herencia, y a ti corresponde el rescate; cómprala para ti. Entonces conocí que era palabra de Jehová. Jer 32:9 Y compré la heredad de Hanameel, hijo de mi tío, la cual estaba en Anatot, y le pesé el dinero; diecisiete siclos de plata. Jer 32:10 Y escribí la carta y la sellé, y la hice certificar con testigos, y pesé el dinero en balanza.

14 14 Jer 32:11 Tomé luego la carta de venta, sellada según el derecho y costumbre, y la copia abierta. Jer 32:14 Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: Toma estas cartas, esta carta de venta sellada, y esta carta abierta, y ponlas en una vasija de barro, para que se conserven muchos días. ¿De qué sirve que solo nosotros sepamos que somos cristianos? Para autenticar la transacción hicieron dos cartas: una sellada y una abierta. La copia abierta era el título de propiedad que todos podían ver. Ambas eran puestas en una vasija de barro para que no se deterioraran. Rom 8:16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. ¿Tenemos nuestra carta abierta?

15 15 El Proceso de la materia prima llamada barro: 1. El Alfarero sale a buscar el barro. 2. El barro se toma en terrones. 3. El Alfarero toma el barro y lo echa en un recipiente y comienza a deshacerlo hasta que se vuelva polvo. 4. Luego se le agrega agua al barro. 5. Amasar el barro.

16 16 El Proceso de la vasija en la mano del alfarero: 1. Pone la masa de barro en la rueda. 2. El Alfarero comienza a trabajar de adentro para afuera. 3. El Alfarero trabaja desde la base, desde adentro hacia arriba. 4. El barro obtiene el valor en las manos del alfarero. 5. Según la calidad del alfarero es el valor de la vasija.

17 17 El Proceso de la vasija en la mano del alfarero: 6. Una vasija se puede echar a perder en las manos del alfarero, pero él la vuelve a tomar para hacer una mejor. 7. Toda vasija tiene dos sellos: uno adentro y otro afuera, y son para ser leídas de los hombres.

18 18 2Co 3:2 Nuestras cartas sois vosotros, escritas en nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los hombres;

19 19 PROCESADOS EN LAS CASAS DE DIOS


Descargar ppt "1 2 3 PROCESADOS EN LAS CASAS DE DIOS."

Presentaciones similares


Anuncios Google