La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Vivir POBREZA Minoridad Libertad Dios Hermano Dios Hermano Al servicio de la Iglesia Oración Fraternidad Vida sencilla Vida sencilla Evangelización.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Vivir POBREZA Minoridad Libertad Dios Hermano Dios Hermano Al servicio de la Iglesia Oración Fraternidad Vida sencilla Vida sencilla Evangelización."— Transcripción de la presentación:

1 Vivir POBREZA Minoridad Libertad Dios Hermano Dios Hermano Al servicio de la Iglesia Oración Fraternidad Vida sencilla Vida sencilla Evangelización

2 Dichoso aquel que, cuando habla, no descubre todas sus cosas con miras en la recompensa y no habla con ligereza (cf. Prov 29,20), sino que medita sabiamente lo que ha de decir o responder con vistas al bien de sus hermanos. (Francisco de Asís, el Buenagente. Adm.11) VIVIR «Alguna vez te has preguntado: ¿Quién enseño a los pájaros a cantar? ¿Quién pintó las flores de colores? ¿Quién enseñó el camino a las golondrinas? ¿Quién dio a los hombres la capacidad de amar? … Dichoso el hombre que no se enaltece más por él bien que el Señor dice y obra por él, que por el que dice y obra por medio de otro. Comete pecado el hombre que prefiere más recibir de su prójimo que dar de sí mismo al Señor Dios. (Admonición 17) Regresar

3 La pobreza, al contrario que en las ordenes precedentes, debe ser absoluta, individual y colectivamente. Los hermanos deben vivir del propio trabajo y, en caso de necesidad, pueden recurrir a la "mesa del Señor", o sea a la mendicación, sin avergonzarse, porque también Cristo se hizo pobre y peregrino en este mundo. Regresar POBREZA Francisco recomendó a sus hermanos vivir de su propio trabajo, y si llegase el caso de que éste no diera para el sustento, entonces debían acudir a la mesa del Señor, a la caridad de las gentes del lugar. Pobre es el que lo espera todo de Dios;

4 MINORIDAD … Aunque fueses tan agudo y sabio que tuvieses toda la ciencia (cf. lCor 13,2) y supieses interpretar toda clase de lenguas (cf. lCor 12,28) y escudriñar agudamente las cosas celestiales, no puedes gloriarte de nada de eso; pues un solo demonio sabía de las cosas celestiales, y sabe ahora de las terrenas más que todos los hombres… … Asimismo, aunque fueses el más hermoso y rico de todos y aunque hicieses tales maravillas que pusieses en fuga a los demonios, todo eso te es perjudicial, y nada te pertenece y de nada de eso puedes gloriarte. En esto nos podemos gloriar: en cargar diariamente la santa cruz de nuestro Señor Jesucristo (cf. Lc 14,27). Regresar Les entró la idea de cual de ellos sería el más grande. Jesús, cogió la mano de un criadito, lo puso a su lado y les dijo: el que acoge a este chiquillo por causa mía, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, acoge al que me ha enviado; es decir, el que es de hecho más pequeño de todos vosotros, ése es el mayor.

5 Si el objeto de la vida es este duro ajetreo con el que llenamos nuestros días entonces no es para mí, debe haber algo mejor, tiene que haberlo. El hombre es espíritu, tiene alma, y eso es lo que yo quiero recobrar, mi alma, Quiero vivir en los campos, caminar en las colinas, trepar a los árboles, nadar en los ríos, sentir la firmeza de la tierra bajo mis pies, sin zapatos, sin posesiones, sin aquellas sombras que llamamos criados; quiero ser un mendigo, sí, un mendigo; Cristo fue un mendigo. Quiero ser tan libre como él. LIBERTAD sólo los que nada tienen pueden experimentar la gratuidad de Aquel que alimenta a los pájaros y a las hierbas silvestres. Las aves son libres porque no tienen graneros. S la pobreza la que transforma este mundo de intereses y espadas en un gran hogar en que unos dan y otros reciben, si bien los que dan son los que más reciben Regresar

6 DIOS HERMANO. Francisco, ¿por qué tarda tanto el trigo en crecer y dar fruto? ¿Y por qué Dios no escucha nuestras oraciones al momento? Dichoso tú, hermano León, si sabes cuidar el trigo hasta el momento de la cosecha, sólo entonces y nunca antes, podrás comer pan. Si te apresuras en la recogida del fruto, todo tu esfuerzo habrá sido inútil. En cuanto a Dios, seguramente te ha escuchado incluso antes de que tú acabases tu oración, pero sobre el momento adecuado sólo él tiene la sabiduría. (Francisco de Asís, el Buenagente ) Lucas 12,6: ¿No se venden cinco gorriones por cuatro cuartos?. Y sin embargo, ni de uno sólo de ellos se olvida Dios. Es más, hasta los pelos de vuestra cabeza están contados. No tengáis miedo Regresar

7 Los que han sido constituidos sobre otros, gloríense de tal prelacía tanto como si estuviesen encargados del oficio de lavar los pies a los hermanos SERVIR Francisco ¿Cómo puedo hacer justicia?. Le preguntó un hombre que se sentía robado por su hermano- Francisco tomó una fruta del árbol y le contestó: Dios ha puesto esto en nuestras manos, no sólo para nuestro bien sino también para el bien de nuestros hermanos. Sólo si das tú primero, pues tienes más, harás que tu vecino no necesite robarte. Sólo tú sabes si Dios te pide darle la mitad o dársela entera Dichoso el hombre que comparte cuanto tiene pues sabe que todos los bienes pertenecen al Señor Dios, porque quien se reserva algo para sí, esconde en sí mismo la riqueza de su Señor Dios (cf. Mt 25,18), y lo que creía tener se le quitará. S.Francisco de Asís: LC 8, 18. Admonición 18) Regresar

8 ORACION Creer es sentir a Dios por debajo de las nubes, en el agua que corre, en la tierra que pisas, en el cielo lleno de estrellas, en el amigo lleno de palabras; y también en cada noche de lluvia que promete otro amanecer. Creer es tener el convencimiento de que no estamos solos, de que Alguien, llamado Dios, nos pensó y nos amó; que la vida es Su don y que cada día es un regalo y cada mañana una oportunidad Mirad que diariamente se humilla el Hijo de Dios en la eucaristía (cf. Flp 2,8), como cuando vino desde el trono real, (Sab 18,15) al seno de la Virgen María. Él mismo viene diariamente a nosotros en humilde apariencia. Cada día baja del seno del Padre al altar, en manos del sacerdote. Y como se mostró a los santos apóstoles en carne verdadera, así también ahora se muestra a nosotros en el pan de la eucaristía. (cf. Mt 28,20). Adm 1 Regresar

9 Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, rezad por los que os injurian. Al que te pegue en una mejilla, preséntale también la otra, al que te quite la capa, dale también la túnica. Al que te pide, dale, al que se lleve lo tuyo no se lo reclames. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Lc 6,37: No juzguéis y no os juzgaran; no condenéis y no os condenarán; perdonad y os perdonarán; dad y os darán: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante. La medida que uséis la usarán con vosotros Regresar FRATERNIDAD La caridad entre los hermanos y entre ellos y sus superiores debe ser más "materna" que fraterna La humildad sin medida y el deseo de obedecer a Dios y ayudar prácticamente a los hombres hacen de San Francisco el más fiel intérprete del concepto cristiano del trabajo

10 Tened el delantal puesto, y encendidos los candiles: pareceos a los que velan esperando a que su amo vuelva de la boda para, cuando llegue, abrirle en cuanto llame Vida sencilla «Quiero que todos mis frailes trabajen y se ejerciten humildemente en obras buenas para huir del ocio, enemigo del alma; para ser menos gravosos a los hombres, para ganarse la vida honestamente. Los que saben trabajar, trabajen y ejercítense en el oficio que supieren, y los que no saben ninguno, apréndanlo, mas cuiden de trabajar con fidelidad y devoción, de modo que no extingan el espíritu de oración, al que deben servir todas las cosas temporales; y guárdense de no recibir en pago sino las cosas necesarias al cuerpo, salvo dinero, y esto humildemente, como conviene a los siervos de Dios y a los seguidores de la santísima pobreza.» Regresar

11 La predicación por parte de los frailes capacitados y autorizados debe ser, según el ejemplo del Señor, con discursos útiles y edificantes y "brevedad de palabras". Y debe ir acompañada por el buen ejemplo, "sirviendo al Señor en pobreza y humildad", mostrándose ante todos en el mundo como hombres "mansos, pacíficos, modestos y humildes", sin discusiones, contiendas o juicios, soportando con humildad y paciencia las persecuciones y enfermedades y orando por los enemigos. Evangelización y Misión Y añadió : Dichoso el hombre que conforta a su amigo en su fragilidad, y le ayuda a llevar sus tareas como querría que a èl le ayudaran, si estuviese en una situación semejante (Admonición 18). Regresar

12 La verdadera ALEGRIA Dichosos vosotros cuando os odien los hombres y os insulten y propagen mala fama de vosotros por causa de este hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, mirad que os va a dar Dios una gran recompensa. Viene un mensajero y dice que todos los maestros de París entraron en la Orden. Escribe: no es verdadera alegría. Y lo mismo de todos los prelados del otro lado de los Alpes, arzobispos y obispos; y lo mismo del rey de Francia y del rey de Inglaterra. Escribe: no es verdadera alegría. Y que todos mis hermanos fueron a los infieles y los convirtieron a todos a la fe; y que tengo tanta gracia de Dios que curo a los enfermos y hago muchos milagros. Te digo que en todas estas cosas no está la verdadera alegría. ¿Cuál es, entonces, la verdadera alegría? Regreso de Perusa y llego aquí muy de noche y es invierno, con barro y mucho frío, hasta el punto que el agua congelada en el borde de la túnica me golpea las piernas y sangran las heridas. Y lleno de barro, con el frío y el hielo, llego a la puerta y, después de mucho aporrear y llamar, viene el fraile y pregunta: ¿Quién es? Yo respondo: Fray Francisco. Y él dice: " Vete, estas no son horas. No entrarás ". Y al insistir de nuevo responde: " Vete, eres un simple y un ignorante; de ningún modo vendrás con nosotros; somos tantos y tales que no te necesitamos ". Y yo sigo aún en la puerta y digo: " Por el amor de Dios, hospedadme esta noche ". Y èl responde: " No lo haré. Ve al lugar (hospital ) de los Crucíferos y pide allí". Yo te digo que si tengo paciencia en esto y no me molesto, esa es la verdadera alegría y la verdadera virtud y salvación del alma. Regresar


Descargar ppt "Vivir POBREZA Minoridad Libertad Dios Hermano Dios Hermano Al servicio de la Iglesia Oración Fraternidad Vida sencilla Vida sencilla Evangelización."

Presentaciones similares


Anuncios Google