La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Trigésimo segundo programa El pecado original El Bautismo La Confirmación.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Trigésimo segundo programa El pecado original El Bautismo La Confirmación."— Transcripción de la presentación:

1 Trigésimo segundo programa El pecado original El Bautismo La Confirmación

2

3 El pecado original se lava con el bautismo. Empezamos a vivir la vida de la gracia con el Sacramento del bautismo. Cuando nacemos a la vida natural, nacemos muertos a la vida de la gracia, porque nacemos con el pecado original.

4 El pecado original es la raíz de los demás pecados de los hombres. La realidad de este pecado es dogma de fe.

5 Con este pecado de desobediencia, nuestros primeros padres perdieron la gracia para ellos y para nosotros sus hijos. No somos responsables del pecado original porque no es pecado personal nuestro; pero lo heredamos.

6 Es un pecado "contraído", no "cometido"; es un estado, no un acto. El pecado original fue un pecado de soberbia.

7 Fue un verdadero suicidio espiritual. San Pablo: "..., por un solo hombre entró el pecado en el mundo y por el pecado la muerte, y así la muerte pasó a todos los hombres, porque todos pecaron. (Rom. 5, 12).

8 En el estado de pecado original, el hombre carece de la gracia de Dios y su libertad está debilitada e inclinada al mal. Esta es la vida de la gracia que empieza con el bautismo.

9

10 Es el Sacramento que nos borra el pecado original ante la invocación de la Santísima Trinidad. Perdona cualquier pecado cometido antes del bautismo, si recibe después de tener el uso de la razón.

11 Nos introduce a la Iglesia, nos hace miembros de ella, hijos adoptivos de Dios y herederos del cielo. Con este Sacramento se abren las puertas de poder recibir los otros Sacramentos.

12 El catecismo más antiguo (la Didaje, año 70), explica que el bautismo se realizaba por infusión, derramando agua sobre la cabeza del bautizado. El CDC establece la obligación de bautizar al recién nacido cuanto antes. Privarlo por largo tiempo es considerado pecado grave.

13 El limbo es un estado de felicidad natural sin la visión de Dios, No es un dogma de fe. Esta carencia no supone sufrimiento. El documento de La Comisión Teológica Internacional:

14 La esperanza de salvación para los niños que mueren sin haber sido bautizados "Nuestra conclusión es que muchos factores que hemos considerado dan serias bases teológicas y litúrgicas a la esperanza de que los niños muertos sin bautismo sean salvados y gocen de la visión beatífica", sostienen los teólogos.

15 Al bautizado conviene ponerle un nombre que no sea ajeno al sentir cristiano. Hay que educarlo cristianamente con la palabra y el ejemplo. Son exigencias del CDC: Consentimiento sus padres. Esperanza de que el niño va a ser educado en la religión católica

16 En peligro de muerte, puede ser bautizado, aun contra la voluntad de los padres. Privar a los hijos del bautismo para que ellos elijan al ser mayores, es tan absurdo como no enseñarles a hablar. Es en la niñez de la persona cuando hay que asegurarse una verdadera educación en la fe y en la vida cristiana.

17 Para la ayuda de la formación cristiana se eligen los padrinos, que suplen a los padres si estos faltan. Deben estar confirmados y vivir una vida cristiana.

18 El encargado de bautizar es el párroco, pero en caso extremo, puede ser cualquier persona, que tengo uso de la razón y quiera hacer lo que instituyó Cristo bautizando en el nombre de la Santísima Trinidad.

19 Para bautizar se derrama agua natural sobre la cabeza del niño, diciendo, con intención de bautizar: Yo te bautizo el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Las palabras se pronuncian al mismo tiempo que se derrama el agua. Ésta debe mojar la piel de la cabeza y correr por ella.

20 El bautismo sólo se puede recibir una sola vez y deja el alma señalada para siempre El bautismo de urgencia ya no es frecuente pues en las clínicas no suele haber gente que tenga práctica en hacerlo...

21 La necesidad del bautismo para salvarse está claro en el Evangelio. Le dice Jesucristo a Nicodemo: El que no naciere del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios

22

23 -En la Antigua Alianza, los Profetas anunciaron que el Espíritu del Señor reposaría sobre el Mesías y sobre todo el pueblo. - Toda la vida y la misión de Jesús se desarrollan en una total comunión con el Espíritu Santo.

24 -Los Apóstoles reciben el Espíritu Santo -en Pentecostés y anuncian «las maravillas de Dios». - Comunican el don del Espíritu a los nuevos bautizados, mediante la imposición de las manos.

25 -A lo largo de los siglos, la Iglesia ha seguido viviendo del Espíritu y comunicándolo a sus hijos. - Se llama Confirmación porque confirma y refuerza la gracia bautismal. -Se llama Crismación, puesto que un rito esencial de este sacramento es la unción con el Santo Crisma.

26 -El rito esencial de la Confirmación es la unción con el Santo Crisma (aceite de oliva mezclado con perfumes, consagrado por el obispo), que se hace con la imposición de manos por parte del ministro, el cual pronuncia las palabras sacramentales propias del rito.

27 -En Occidente, esta unción se hace sobre la frente del bautizado con estas palabras: «Recibe por esta señal el don del Espíritu Santo». - En las iglesias Orientales de rito bizantino, la unción se hace también en otras partes del cuerpo, con la fórmula: «Sello del don del Espíritu Santo».

28 - El efecto de la Confirmación es: La especial efusión del Espíritu Santo, tal como sucedió en Pentecostés.

29 - concede una fuerza especial para dar testimonio de la fe cristiana. Esta efusión - imprime en el alma un carácter indeleble - y otorga un crecimiento de la gracia bautismal; - arraiga más profundamente la filiación divina; - une más fuertemente con Cristo y con su Iglesia; - fortalece en el alma los dones del Espíritu Santo;

30 -Puede y debe recibirlo, una sola vez, aquel que ya ha sido bautizado. -Para recibirlo con fruto hay que estar en gracia de Dios. - El ministro originario de la Confirmación es el obispo.

31 -El sacramento es administrado por un presbítero ordinariamente en Oriente y en casos particulares en Occidente. - La edad para recibirlo: La CEA la estableció entre los 9 y los 12.

32 Presentación del P. Juan María Gallardo para


Descargar ppt "Trigésimo segundo programa El pecado original El Bautismo La Confirmación."

Presentaciones similares


Anuncios Google