La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

13. CREO EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA (II) CREO EN LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS Y EN EL PERDÓN DE LOS PECADOS.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "13. CREO EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA (II) CREO EN LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS Y EN EL PERDÓN DE LOS PECADOS."— Transcripción de la presentación:

1 13. CREO EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA (II) CREO EN LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS Y EN EL PERDÓN DE LOS PECADOS

2 1. Los fieles: igualdad fundamental y diversidad Fieles son Fieles son : todos los miembros de la Iglesia. Catecismo, 871 Catecismo, 871: son fieles cristianos aquellos que, incorporados a Cristo por el bautismo, se integran en el Pueblo de Dios y participan en consecuencia de la función sacerdotal, profética y real de Cristo, cada uno según su propia condición, y están llamados a desempeñar la misión que Dios encomendó a la Iglesia en el mundo.

3 igualdad fundamental Hay una igualdad fundamental de todos los fieles: por la gracia del Bautismo todos los cristianos están llamados a buscar la santidad y a hacer apostolado. diferencia esencial Pero hay también una diferencia esencial entre clérigos y laicos, radicada en su participación esencialmente diversa en el sacerdocio de Cristo.

4 Para edificar la Iglesia, el Espíritu Santo la ha provisto de dones jerárquicos y carismáticos: Dones jerárquicos Dones jerárquicos es la jerarquía eclesiástica; Dones carismáticos son las Dones carismáticos son las gracias (o "carismas") que el Espíritu Santo concede a los miembros, para la edificación del Cuerpo de Cristo.

5 2. La jerarquía de la Iglesia Catecismo, : Catecismo, : Cristo ha fundado la Iglesia como sociedad jerárquica. De entre los discípulos, eligió Doce Apóstoles y les confirió una "potestad sagrada: que consiste en el poder de actuar con su autoridad y en su nombre, para enseñar la Palabra de Dios, administrar los sacramentos y gobernar la Iglesia.

6 fin el servicio Esta potestad sagrada tiene como fin el servicio a los demás miembros de la Iglesia: como Cristo que "no vino a ser servido sino a servir" (Mt 20,28); El Señor designó a Pedro como Cabeza visible del Colegio de los Apóstoles. Al Colegio de los Apóstoles sucede el Colegio de los Obispos, que tiene como Cabeza al Sucesor de San Pedro.

7 El Santo Padre es - Sucesor de San Pedro - Obispo de Roma, - (Romano Pontífice), - Vicario de Cristo. El Papa tiene - potestad plena, - suprema y - universal. Forman también parte de la jerarquía eclesiástica los presbíteros y diáconos.

8 oficio de enseñar la fe La Jerarquía tiene el oficio de enseñar la fe ("oficio profético"), con la autoridad de Cristo: "el que a vosotros oye, a Mí me oye. Magisterio. El ejercicio de esta tarea se llama Magisterio. El objeto El objeto del Magisterio se extiende a todo el contenido de la Revelación y a las verdades que sean necesarias para custodiar y exponer el depósito de la Fe.

9 La misión La misión del Magisterio es defender, custodiar e interpretar el depósito de la Fe que ha recibido. Papa El Magisterio del Papa se dirige a toda la Iglesia. Obispo El de cada Obispo en comunión con el Papa a su diócesis o a la porción del Pueblo de Dios que le haya sido confiada.

10 infalibilidad El Romano Pontífice, Cabeza del Colegio episcopal, goza de la infalibilidad conferida por Cristo a su Iglesia, en virtud de su ministerio, "cuando como Pastor y Maestro supremo de todos los fieles que confirma en la fe a sus hermanos, proclama por un acto definitivo la doctrina en cuestiones de fe y moral...

11 La infalibilidad reside también en el Cuerpo episcopal cuando ejerce el magisterio supremo con el sucesor de Pedro, sobre todo en un concilio ecuménico. la obediencia de la fe Cuando la Iglesia propone por medio de su Magisterio supremo que algo se debe aceptar como revelado por Dios para ser creído y como enseñanza de Cristo, «hay que aceptar sus definiciones con la obediencia de la fe».

12 Catecismo 891: Catecismo 891: Esta infalibilidad abarca todo el depósito de la Revelación divina. C.I.C., can. 823 :" C.I.C., can. 823 :"para preservar la integridad de las verdades de fe y costumbres, los pastores de la Iglesia tienen el deber y el derecho de velar para que ni los escritos ni la utilización de los medios de comunicación social dañen la fe y las costumbres de los fieles cristianos; (continúa)

13 asimismo, de exigir que los fieles sometan a su juicio los escritos que vayan a publicar y tengan relación con la fe o las costumbres; y también de reprobar los escritos nocivos para la rectitud de la fe o para las buenas costumbres". La jerarquía de la Iglesia tiene el oficio de santificar ("oficio sacerdotal"), principalmente:

14 por por el poder que tienen los sacerdotes de renovar in persona Christi el Sacrificio del Calvario, la Santa Misa: "haced esto en conmemoración mía" ; por por la administración de la Santísima Eucaristía, del Sacramento de la Penitencia y de los demás Sacramentos.

15 Los pastores de la Iglesia tienen la misión de guiar a los fieles por el camino de la salvación. Para llevar a cabo esta misión, el Papa (para la Iglesia universal) y los Obispos y Prelados con jurisdicción, tienen el poder de gobernar; La jerarquía de la Iglesia tiene el oficio de regir o gobernar ("oficio pastoral"):

16 origen divino Este poder es de origen divino y no se deriva de la comunidad de los fieles. Su ámbito se limita a las cuestiones religiosas; - no se refiere a los asuntos temporales (cuestiones de carácter técnico, económico, político, etc.) Es independiente del poder civil.

17 Para gobernar la Iglesia, la jerarquía puede promulgar leyes. Las leyes eclesiásticas obligan a los fieles en conciencia (por ejemplo: la ley del ayuno y de la abstinencia; las normas litúrgicas; etc.); penas La autoridad eclesiástica puede establecer también penas para quienes incurran en determinados delitos (ej., la excomunión a quienes cometan el delito de aborto); POPE BONIFACE VIII Liber Sextus

18 En el "Código de Derecho Canónico" están contenidas gran parte de las leyes eclesiásticas de la Iglesia universal. 3. Los fieles laicos Son aquellos miembros de la Iglesia que están llamados por Dios a buscar la santidad y a ejercer el apostolado en medio del mundo, "tratando y ordenando según Dios los asuntos temporales (...)

19 Igual que la levadura, contribuyan desde dentro a la santificación del mundo. Les corresponde iluminar y organizar todos los asuntos temporales según el espíritu de Jesucristo. Han recibido en el Bautismo una participación específica en el triple oficio de santificar, enseñar y gobernar: Levadura en la masa

20 Participan en el sacerdocio de Cristo, y ejercen este sacerdocio ofreciendo a Dios en unión con el sacrificio de Cristo que se renueva en la Santa Misa sus actividades profesionales, familiares y sociales, realizadas con perfección, para redimir con Cristo y llevarle todas las almas.

21 -Son mediadores entre Dios y los hombres - Participan en la misión de enseñar la doctrina cristiana, contribuyendo a disipar la ignorancia. formación doctrinal. - Para ejercer esta misión: formación doctrinal.

22 4. La vida consagrada de los religiosos se caracteriza Se llama 'Vida consagrada" (o "vida religiosa") a un estado de vida peculiar, reconocido por la Iglesia, que se caracteriza por la profesión formal de los llamados "consejos evangélicos" de pobreza, castidad y obediencia.

23 "abandono del mundo Es propio de los religiosos el "abandono del mundo, es decir, la búsqueda de la santidad independientemente de las realidades seculares de la vida terrena, para dar testimonio de la vida futura, aunque a veces también se ocupen de esas realidades (trabajo en hospitales, escuelas, asilos, etc.), para ejercer la caridad y también para sustentarse..

24 - Por la profesión de los "consejos evangélicos", los religiosos se comprometen a vivir la pobreza, la castidad y la obediencia de un modo particular, en consonancia con el apartamiento del mundo que es propio de su vocación. - Este modo de practicar las virtudes es distinto del que es propio, por ejemplo, de un padre o de una madre de familia.

25 5. La comunión de los santos Tres estados hay en Iglesia: - militante (los fieles que viven en la tierra), - purgante (los que están en el purgatorio) y - triunfante (los santos del Cielo) Unidos a Cristo forman un solo Cuerpo "comunicados" entre sí:

26 "La expresión «comunión de los santos» tiene dos significados estrechamente relacionados: - «comunión en las cosas santas» (sancta, los sacramentos) y - «comunión entre las personas santas» (sancti, los santos).

27 Gracias a la comunión de los santos, la Iglesia cuenta con el tesoro infinito de los méritos de Cristo, y también con los de la Santísima Virgen y, en otro orden, con los méritos de los santos, y los aplica a las almas, por ejemplo mediante la concesión de indulgencias.

28 Nosotros podemos ayudar a los demás y a las almas del purgatorio mediante la oración, la penitencia y las obras buenas. Y también podemos recibir su ayuda. Esta comunión es más íntima entre quienes Dios ha unido por los vínculos sobrenaturales de una misma vocación.

29 6. Creo en el perdón de los pecados "El Credo relaciona el perdón de los pecados con la profesión de fe en el Espíritu Santo. En efecto, Cristo resucitado confió a los apóstoles el poder de perdonar los pecados cuando les dio el Espíritu Santo.

30 Por voluntad de Cristo, la Iglesia posee el poder de perdonar los pecados de los bautizados y ella lo ejerce de forma habitual en el sacramento de la Penitencia por medio de los obispos y de los presbíteros. No hay ninguna falta por grave que sea que la Iglesia no pueda perdonar.

31 Buenos Aires, 28 de abril 2008 Buenos Aires, 28 de abril 2008 Auditorio del CUDES Auditorio del CUDES P. Juan María Gallardo P. Juan María


Descargar ppt "13. CREO EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA (II) CREO EN LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS Y EN EL PERDÓN DE LOS PECADOS."

Presentaciones similares


Anuncios Google