La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN (1788-1833) NUCLEO TEMÁTICO EL REINADO DE CARLOS IV (1788-1808) LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA (1808-1814) LAS CORTES DE CÁDIZ.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN (1788-1833) NUCLEO TEMÁTICO EL REINADO DE CARLOS IV (1788-1808) LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA (1808-1814) LAS CORTES DE CÁDIZ."— Transcripción de la presentación:

1 CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN ( ) NUCLEO TEMÁTICO EL REINADO DE CARLOS IV ( ) LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA ( ) LAS CORTES DE CÁDIZ ( ) LA CONSTITUCIÓN DE CÁDIZ (19 DE MARZO DE 1812) EL REINADO DE FERNANDO VII ( ).- LA RESTAURACIÓN DEL ABSOLUTISMO ( ).- EL TRIENIO LIBERAL ( ).- LA DÉCADA OMINOSA ( )

2 La crisis del Antiguo Régimen A finales del s. XVIII primer tercio del s. XIX, Europa y también España asiste al inicio del desmoronamiento de las estructuras que sostenían el Antiguo Régimen. En cada país el proceso fue distinto, en nuestro caso, este periodo comprende desde la muerte de Carlos III (1788) a la de Fernando VII (1833) y en consecuencia pasamos del Antiguo orden a un Nuevo orden (liberalismo) y al final el mundo (y, dentro de él España) será distinto. El proceso se caracterizó por una crisis del sistema político (monarquía absoluta) social y económica en la que influyeron las ideas revolucionarias francesas, la ilustración, la Guerra de la Independencia y como veremos la resistencias sociales de los estamentos privilegiados a aceptar ese cambio histórico. Todo ello desembocó en la descomposición del Antiguo Régimen y en el inicio de la Revolución Liberal. Fue un periodo de constante inestabilidad política, de avances y retrocesos: Guerra de la Independencia, Cortes de Cádiz, Restauración del Antiguo Régimen, Trienio Liberal, vuelta al absolutismo. En 1808, España inicia la Guerra de la Independencia contra los franceses. La ocupación francesa hizo irreversible la crisis del absolutismo borbónico, agravó las dificultades económicas, e inició una revolución, ya que manifestó un sentimiento nacional sobre el que se creó el Estado Liberal y aceleró la crisis del Antiguo Régimen. Por último, digamos en esta introducción, que la situación afectó a América, que inició una oleada revolucionaria que concluyó con la independencia de los territorios españoles en América.

3 CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN ( ) El paso del Antiguo Régimen un régimen liberal parlametario. El proceso en el que las estructuras de A. Régimen muestran su incapacidad ante los problemas que surgen en estos momentos: crisis económica, social, política. Crisis del absolutismo borbónico EL REINADO DE CARLOS IV ( ) Débil y sin carácter Influenciable Despotismo ministerial Floridablanca 1789 estalla la Revolución Francesa Miedo. Contagio. Temor. Pactos de Familia.¿? Confusión-dudas Censura Control ilustración FASE DE NEUTRALIDAD GODOY GUERRA CONTRA FRANCIA María Luisa de Parma Manuel Godoy 21 enero 1793 muere Luis XVI Napoleón y Godoy Primeras decisiones Alianza con Inglaterra Guerra de la Convención Paz de Basilea. Príncipe de la Paz ALIANZA CON FRANCIA ( ) 1796 Tratado de San Ildefonso Vuelta a los Pactos de Familia Colaboración Defensa Inglaterra Portugal 1805 TRAFALGAR consecuencias 1801 Guerra de las Naranjas España-Portugal 1807 Tratado de Fontainebleau Se les permite a las tropas francesas Instalarse y pasar por España hacia la conquista de Portugal. El ejército francés penetra en España. BALANCE SITUACIÓN. Crisis de la monarquía. Crisis Hacienda. Crisis comercio exterior. Impuestos. Hambre-escasez. Descontento popular

4 EL REINADO DE CARLOS IV ( ) Crisis del absolutismo borbónico Problema interno Conspiración Conjura Trama Partido nobiliario Fernando Príncipe Asturias CONTRA GODOY 1807 Conjura de El Escorial 19 marzo 1808 Motín de Aranjuez Godoy destituido Carlos IV obligado a abdicar Fernando VII nuevo rey Crisis profunda de la Monarquía absoluta Pide ayuda a Napoleón ABDICACIONES DE BAYONA 5 de mayo de 1808

5 El reinado de Carlos IV La crisis de la monarquía absoluta Debemos situar el problema : la Crisis del Antiguo Régimen, crisis que en el caso español se expresa en primer lugar a través de la ineficacia, ineptitud, incapacidad de la monarquía en la persona de Carlos IV en solucionar los grandes problemas del momento: en el exterior, la situación provocada por la Revolución Francesa y en el interior los problemas internos de la monarquía destacando la conspiración del príncipe Fernando contra su padre. La crisis económica, el freno a las reformas ilustradas de la etapa anterior empeoraron todavía más la situación. En 1808 la monarquía española se mostraba débil y corrupta, la crisis era palpable. El 14 de diciembre de 1788 murió en Madrid Carlos III y le sucedió su hijo Carlos IV, de talante político bien distinto al de su padre. Si Carlos III se ajustaba al modelo ideal del despotismo ilustrado, su hijo Carlos IV con bastantes menos capacidades que su padre, delegó prácticamente el poder en el primer ministro, es lo que se denomina despotismo ministerial. El reinado de Carlos IV estuvo condicionado por el estallido en 1789 de la Revolución francesa y su evolución posterior. Un acontecimiento que creó un gran temor en toda Europa, aunque en España este temor era comprensible: la proximidad geográfica con Francia, el temor de que sus propuestas revolucionarias se extendieran, las relaciones de parentesco entre las dos dinastías reinantes…. La política exterior española, desde la Guerra de Sucesión y la llegada de los Borbones, había estado marcada por la alianza con Francia a través de los Pactos de Familia, pero la Revolución obligó a España a replantearse está actitud hacia la nueva Francia. Las relaciones con el revolucionario país vecino pasaron por tres fases: Fase de neutralidad : con la llegada al trono, Carlos IV mantuvo como primer ministro

6 El reinado de Carlos IV La crisis de la monarquía absoluta a Floridablanca, cuya política se caracterizó por una actitud de vigilancia y neutralidad hacia Francia, y de represión contra la propaganda revolucionaria. Entre las medidas adoptadas destacamos: la inspección de correspondencia y paquetes procedentes de Francia, censura sobre cualquier noticia referente a Francia, prohibición a los estudiantes de salir al extranjero sin permiso del rey etc. Fase II: ascenso de Godoy, la guerra contra Francia : por influencia de la reina, María Luisa de Parma, un joven y apuesto guardia corps, Manuel Godoy, ascendió al cargo de primer ministro, sin entrar en los motivos por lo que un personaje de estas características alcanzó de forma tan meteórica y dudosa la cima del poder, lo cierto es que desde 1792 hasta el final del reinado en 1808, fue el verdadero gobernante de España. La Revolución francesa había entrado en su fase más radical y había abolido la monarquía. La política de Godoy se orientó en un primer momento a salvar la vida del monarca francés, Luis XVI, aunque no sirvió de nada, fue guillotinado el 21 de enero de Poco después, el 7 de marzo, en coalición con otras monarquías absolutas, declaramos la guerra a Francia; el resultado es desastroso y Godoy firma la Paz de Basilea La paz de Basilea significó no sólo el fin del conflicto, las buenas relaciones entre Napoleón y Godoy inician una nueva fase de amistad entre Francia y España. Godoy recibe el título de Príncipe de la Paz. Fase III: alianza con la Francia revolucionaria : en 1796 se firmó el primer Tratado de San Ildefonso, que equivalía a una renovación de los antiguos pactos de familia y vinculaban a España con Francia en una política de colaboración y defensa mutua. Esto implicaba declarar la guerra a los enemigos de Francia, Inglaterra y su aliado Portugal. La rivalidad con Inglaterra a causa de la alianza con Francia tuvo para España graves consecuencias, como los ataques ingleses a barcos españoles en el comercio con América o, la derrota franco-española de

7 El reinado de Carlos IV La crisis de la monarquía absoluta Trafalgar (1805), que supuso el hundimiento de España como potencia marítima. En 1807 Godoy firmó con Napoleón el tratado de Fontainebleau, en virtud del cual se permitía a las tropas francesas su paso por España para conquistar Portugal, país aliado de Inglaterra. El objetivo principal era dividir Portugal en tres partes, de las cuales una se constituiría como principado para el propio Godoy. Con este pretexto Napoleón dispuso sus tropas en distintas partes de España y aunque levantó sospechas, ya era demasiado tarde. El balance de esta situación muestra la crisis de la monarquía borbónica: la Hacienda real en crisis, el comercio colonial hundido, la deuda del estado aumentando, el aumento de los impuestos que provocó el descontento popular, hambre, escasez etc. La nobleza y el clero empezaron a mostrar su hostilidad hacia Godoy, y a mostrar su apoyo al príncipe Fernando que no veía con buenos ojos el poder alcanzado por el primer ministro. Se va formando en palacio un partido en la clandestinidad, que apoya a Fernando contra su padre, el rey Carlos IV. En 1807 el rey descubre una conspiración (Conjura del Escorial), cuyo fin era la caída de Godoy y la abdicación de Carlos IV. En marzo de 1808 estalló el motín de Aranjuez, lugar donde se encontraba la corte, el partido fernandino había logrado su objetivo, grupos populares (soldados, campesinos, sirvientes) protagonizan el motín asaltando el palacio de Godoy, deteniendo al primer ministro. Dirigido el populacho hacia el palacio, Carlos IV que se vio obligado a destituir a Godoy y a abdicar a favor de su hijo Fernando, comunicó a Napoleón lo ocurrido en España y reclamó su ayuda para poder recuperar el trono, lo que evidenció una vez más la crisis profunda de la monarquía española.

8 El reinado de Carlos IV La crisis de la monarquía absoluta Las rencillas internas de la familia real española fueron aprovechadas de manera muy hábil por Napoleón Bonaparte, que consiguió combinando presiones y maniobras diplomáticas, atraer a la ciudad francesa de Bayona a Carlos IV y Fernando VII (abdicaciones de Bayona). En Bayona Napoleón pone en práctica su plan para España: implantar una nueva dinastía en España, y sin mayor oposición, abdicaron ambos en la persona de Napoleón Bonaparte. Legitimado por las abdicaciones, Napoleón nombró a su hermano José rey de España y convocó Cortes a fin de aprobar una Constitución que acabase con el Antiguo Régimen y ratificase el nombramiento de su hermano.

9 ¿Qué es una revolución? Una revolución es un cambio rápido, profundo y violento que afecta a las instituciones políticas, económicas o sociales de uno o varios estados. En el proceso revolucionario se enfrentarán dos fuerzas: los partidarios de mantener las viejas estructuras (reaccionarios) y los partidarios de acabar con ellas para crear otras nuevas (revolucionarios). El último tercio del s. XVIII y el primero del XIX fueron testigos del fin del Antiguo Régimen y la transición de la denominada edad Moderna a la Contemporánea.

10 ¿Qué supusieron las revoluciones liberales? Las revoluciones políticas que tuvieron lugar en ese período terminaron con el absolutismo y lo sustituyeron por nuevas formas de gobierno basadas en la igualdad ante la ley, la democracia y la libertad individual. La sociedad feudal estamental dejó de existir y en su lugar se erigió la sociedad de clases capitalista, articulada en torno a dos grupos sociales: la burguesía y el proletariado. burguesíaproletariado

11 LIBERALISMO Sistema político.*Individualismo *Libertad *Igualdad *Propiedad Privada *Tolerancia *Constitución Ideas Ilustradas Se caracteriza por elaborar una CONSTITUCIÓN Ley suprema Marco jurídico Estado de Derecho Organización política Derechos y deberes Esta determina DERECHOS Y DEBERES DE LOS CIUDADANOS Hace a los ciudadanos LIBRES E IGUALES SOBERANIA El poder del pueblo se manifiesta en ELECCIONES Para constituir una ASAMBLEA NACIONAL DIVISIÓN DE PODERES LegislativoEjecutivoJudicial Crea las leyes

12 La Guerra de la Independencia de mayo Levantamiento. Infante Francisco de Paula. Murat. Daoiz y Verlarde Parque de artillería de Monteleón. 500 muertos. Primer enfrentamiento armado con los franceses. 3 de mayo fusilamientos Goya. Insurrecci- ón popular. El pueblo de Madrid héroe del alzamiento. Vació de poder Formación de Juntas Sin rey, Fernando VII en Francia, ¿Qué hacer? Andrés Torrejón alcalde de Móstoles, declara la Guerra a los franceses. Se van formando Juntas Organizar la guerra. Locales. Provinciales y una Junta Central Suprema que tomara las decisiones de gobierno. Formadas por las clases dominantes Nobleza Clero Ilustrados. José I Afrancesados El nuevo rey José I Bonaparte. Apoyo de los afrancesados. Código de Bayona LA GUERRAHasta noviembre de 1808 Bruc – Bailen Hasta enero de 1812 Gran Armee 1812 final de la guerra Wellington. Frente Ruso. Valençay GUERRILLA SITIO Consecuencias del conflicto Materiales Humanas Económicas Culturales Arapiles

13 La Guerra de la Independencia Tras los incidentes anteriores, el 2 de mayo de 1808 se produjeron sangrientos disturbios en Madrid originados por el intento de evitar que el infante don Francisco de Paula, uno de los pocos miembros de la familia real que aún permanecía en la Corte, fuese trasladado a Francia. Con cerca de franceses en las proximidades de la capital, nada tiene de extraño que las autoridades españolas (Junta de Gobierno, Consejo de Castilla) se mantuvieran al margen, ordenando a los pocos más de tres mil hombres de la guarnición que permaneciesen acuartelados y sin tomar parte en la contienda. Desobedeciendo las instrucciones recibidas, los capitanes Daoiz y Velarde se atrincheraron en el parque de artillería de Monteleón, entregando armas a los paisanos que lo solicitaron. La revuelta dominada con relativa facilidad, costó varios centenares de víctimas, a los que se sumaron los fusilamientos masivos con los que Murat pretendió amedrentar a los españoles. La marcha hacia Bayora de la familia real dejó tras de si un vacío de poder justamente cuando se presentaban unas circunstancias excepcionales, con el ejército de Murat ocupando Madrid. Esta situación tendrá una importancia decisiva, porque colocó a los españoles y muy especialmente a las élites dirigentes ante la alternativa de acatar la legalidad –la Junta de Gobierno que dejó Fernando VII antes de dirigirse a Bayona colaboraba con las tropas francesas de Murat- o atender al mandato de la propia conciencia. El pueblo abrazó la causa de Fernando VII, a quien llamó el Deseado, y el vacío de poder fue cubierto por instancias inferiores -el alcalde de Móstoles, Andrés Torrejón, por ejemplo- ante la pasividad o colaboración con el invasor que se observaba en la Junta de Gobierno y en las elites de la nación, declaró la guerra a Francia. A lo largo del mes de mayo en la mayor parte de las capitales españolas, no controladas por los franceses, las autoridades son sustituidas por Juntas que declaran la guerra a los franceses. Aunque a veces se ha hecho hincapié en el carácter revolucionario de estas juntas, lo cierto es que la creación de juntas es una práctica normal en la España del Antiguo Régimen en las situaciones de crisis, por lo que si bien es cierto que en 1808 se produce el desmantelamiento de una estructura política que había sido incapaz de hacer frente a los franceses, creemos que debe buscarse en ello una significación bélica, organizar y coordinar (vacío de poder) la guerra contra Francia. Las juntas tuvieron un papel organizativo, las había locales, provinciales y una Junta Central Suprema que asumió la labor de dirigir la guerra contra los franceses, y asumió el gobierno del país en las zonas no ocupadas. En 1810 la Junta Central Suprema traspasó sus poderes a un Consejo de Regencia que actuaba en nombre del rey Fernando VII y que se estableció en Cádiz. Las juntas estaban formadas por las clases dominantes, nobleza, clero, ilustrados etc.

14 La Guerra de la Independencia Frente al poder popular y patriótico, el 25 de mayo de 1808, Napoleón anunciaba a los españoles la designación de José I, su hermano, como rey de España. La España de José I era la parte del territorio español ocupada por el ejército francés. Contaba con el apoyo de los llamados afrancesados, entre los cuales no sólo había serviles u oportunistas, también reformistas e ilustrados que pretendían una modernización pacífica y gradual de España, sin sobresaltos revolucionarios. Esta modernización vendría con el código de Bayona, que reconocía la igualdad de los españoles ante la ley y pretendía la liquidación del Antiguo Régimen. Pero está Constitución aprobada en Bayona nunca llegó a ponerse en práctica. La España de José I y los afrancesados contaba con el ejército napoleónico, los patriotas-la resistencia disponían de la ayuda del ejército inglés y la guerrilla (además del ejército regular organizado por las Juntas). En una rápida visión de la guerra, sin entrar en detalles, se pueden distinguir tres fases: –Hasta noviembre de 1808: etapa de euforia de la resistencia española. Esta consiguió algunas victorias sobre el ejército francés, como la de Bruc (Barcelona) o Bailén (19 de julio), que impidió la ocupación francesa de Andalucía y José I tuvo que abandonar Madrid y establecerse en Vitoria. –Desde noviembre de 1808 a enero de 1812: Napoleón decidió dirigir, en persona, las campañas militares en España, donde permaneció unos meses antes de regresar a París. Los franceses conquistan la península excepto Cádiz, la Gran Armee hombres cruzan los Pirineos, el ejército veterano de Napoleón cosecha victorias pese a la resistencia de la guerrilla y los sitios. –De 1812 al final de la guerra: la situación se invirtió. El Imperio napoleónico empezó a tener problemas en Europa (frente Ruso), y en España la iniciativa de la guerra la tomaron los patriotas y el ejército inglés que presionaron a los franceses a la retirada. A finales de 1813 se firmó el tratado de Valençay, por el cual Napoleón reconocía a Fernando VII como rey de España. La guerra había concluido de forma oficial aunque en marzo de 1814 cuando Fernando VII regresó a España como rey, todavía quedaban tropas francesas en determinadas zonas de Cataluña.

15 La Constitución de Cádiz 1812 REVOLUCIÓN LIBERAL Revolución liberal: proceso en el que se darán los pasos necesarios para la destrucción del A. Régimen, monarquía absoluta, derechos señoriales y la construcción de un orden social nuevo. De hecho, todo el proceso, a lo largo del s. XIX, en el que caben destacar acciones revolucionarias y contrarrevolucionarias y el ordenamiento legislativo que las consagra. Las Cortes de Cádiz es el primer paso hacia la revolución liberal, en dichas Cortes se concreta la transformación de la organización política que dará lugar al Estado moderno, al mismo tiempo, se sientan las bases de la sociedad de clases y del liberal-capitalismo. La convocatoria de Cortes en Cádiz. En 1810 se reunía en Cádiz el Consejo de Regencia y allí convocan una reunión de Cortes, Cádiz es el lugar idóneo ya que se mantiene independiente del dominio francés y defendida por la flota británica. La convocatoria es a la Nación con el fin de organizar el poder, redactando una Constitución. La convocatoria es primeramente por Estamentos, pero por presiones liberales se convocan unicamerales. Los componentes de las cortes. Los diputados son elegidos por provincias (juntas) y acuden a Cádiz, pero es necesario comprender la dificultad para poder llegar de las zonas dominadas por los franceses, por ello llegan principalmente los representantes de las zonas marítimas. A Cádiz llegarán intelectuales, abogados, curas ilustrados, comerciantes americanos... que adoptarían el nombre de liberales. Todo ello hace que en la composición de la cámara dominen los liberales, puesto que los diputados absolutistas que no pueden llegar son representados por liberales gaditanos. Son 271 representantes de los cuales hay 97 clérigos y 8 nobles, con lo cual se ve claramente la minoría

16 La Constitución de Cádiz 1812 REVOLUCIÓN LIBERAL de representantes de los estamentos privilegiados, el resto de los miembros son profesiones liberales, funcionarios y algunos comerciantes y propietarios. Por ello vemos claramente que la composición de las Cortes es liberal y burguesa, Cádiz está sitiada por los franceses y sin contacto directo con el pueblo, de hecho no hay casi ningún campesino representado en esta asamblea. Estas gentes que han llegado a la ciudad van a redactar la primera de las constituciones españolas, la de 1812 conocida como La Pepa por aprobarse el día de San José. Los debates más importantes en la redacción de la Constitución. Las ideas básicas de una constitución liberal han nacido con la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y la Revolución Francesa, en ambos casos se recogen las ideas de los ilustrados del XVIII (división de poderes, poder del parlamento...). La primera medida aprobada por las Cortes el 24 de septiembre de 1810 es la proclamación de la Soberanía Nacional, lo cual significa de hecho el final del Antiguo Régimen, puesto que ello acaba con el poder real de origen divino. Con esta primera sesión ya se perfilan los dos grupos que van a presidir todas los debates por un lado tenemos los partidarios de la soberanía nacional y los que consideran que esta solo la puede ostentar el Rey (soberanía real, el rey como soberano absoluto). Los primeros son llamados liberales y los segundos absolutistas o serviles. El debate sobre la soberanía perfiló los lideres de ambos grupos. Los liberales encabezados por Muñoz Torrero, el conde de Toreno, Martínez de la Rosa, Alcalá Galiano, Quintana. Y los absolutistas dirigidos por el obispo de Orense se niegan a aceptarlo y defienden los derechos de la monarquía absoluta. Para analizar los debates y su resultado vemos que nos encontrarnos con dos posturas contrarias, la de los absolutistas que consideran que las Cortes no tienen autoridad para variar las tradicionales leyes del reino, y se niegan a reformar el Antiguo Régimen, y los Liberales que quieren aprovechar las Cortes, para reformar el país acabando con el Antiguo Régimen.

17 Cortes de Cádiz La Constitución de Cádiz 1812 REVOLUCIÓN LIBERAL Cortes Constituyentes: aprobaron una serie de leyes y decretos, en- tre los que el más importante fue la Constitución, destinados a elimi- nar el A. Régimen y crear en España un sistema político y económico liberal. Constitución de Cádiz: carta magna, ley fundamental, marco jurídi co. Elaborada por una asamblea soberana que representa la Nación. Sistema político que dicta. LA CONVOCATORIA 24 septiembre 1810 Primera sesión La Junta Suprema se disolvió en enero de 1810 y convocó Cortes Hasta que se reuniese se crea una Regencia de 5 miembros. La convocatoria es a la Nación con el fin de organizar el poder redactando una Constitución. Unicameral. LA COMPOSICIÓN 300 diputados Dificultades para llegar a Cádiz. Juntas. Paisanos. Predominan los eclesiásticos y los burgueses (abogados, funcionarios.) Dos grupos ideológicamente contrapuestos: Ilustrados-Liberales Absolutistas-Serviles Dominan los liberales: revolución liberal-destrucción del A. Régimen. En la primera sesión 24/9 Las Cortes asumen la Soberanía Nacional. Los diputados se erigen representantes legítimos de la Nación OBRA LEGISLATIVA Terreno económico: el principio de libertad guió las leyes: libertad para cercar, vender o arrendar fincas (fin de las manos muertas) Libertad de industria y comercio (fin de los gremios). Supresión del régimen señorial (Decreto del 6 de agosto 1811) con- vierte a los señores feudales en propietarios capitalistas y a los siervos en trabajadores jornaleros o arrendatarios, los títulos seño riales se convirtieron en propiedades particulares. El señorío jurisdiccional desaparece, la jurisdicción pasa a manos de los tribunales. Terreno religioso: abolición del Tribunal de la Santa Inquisición. CONSTITUCIÓN DE 1812 Soberanía Nacional Promulgada 19 marzo 1812 Leyes y decretos Reconocimiento de Derechos y Libertades Separación de poderes Monarquía Constitucional FernandoVII

18 La Constitución de Cádiz 1812 Derechos y Libertades: Libertad, igualdad ante la ley, propiedad, Libertad de imprenta, educación (instrucción pública-escuela de primeras letras), inviolabilidad del domicilio, servicio militar obliga- torio, Milicia Nacional (formada por ciudadanos armados que defien- den el régimen liberal contra los enemigos absolutistas. Separación de poderes: El poder Legislativo: reside en las Cortes, que representan la voluntad de la Nación, con cierta inter- vención del Rey. Leyes, sucesión del la corona, tratados, presupues- tos. Diputación Permanente. Estatuto de los diputados, incompati- bilidades, inviolabilidad, mandato 2 años. Elegidos por sufragio uni- versal, español mayor de 25 años varón, sufragio censitario para presentarse como candidato. Unicamerales. El poder Ejecutivo: reside en el Rey, inicio y sanción de leyes, Veto suspensivo 2 años. Nombra a los ministros que son responsa- bles ante las Cortes. Tienen responsabilidad penal. El poder del Rey está limitado. Consejo de Estado: nombra el rey a propuesta de las Cortes. El poder Judicial: reside en los tribunales, total independencia del Legislativo y Ejecutivo. Códigos únicos. Estado de Derecho. Forma de gobierno: monarquía parlamentaría, constitucional. Fernando VII, rey. Relación Iglesia-Estado: confesionalidad. La única religión que permite el Estado es la católica. Soberanía: Soberanía Nacional, es la Nación la que tiene el dere- cho de establecer sus leyes. El poder reside en la Nación. Ideas liberales: Ilustración Montesquieu Rousseau Revolución Francesa Monarquía Inglesa Constitución Americana

19 La Constitución de Cádiz 1812 REVOLUCIÓN LIBERAL Los debates son apasionados pero hemos de decir que en gran medida siempre ganan las votaciones los liberales, esto tiene una explicación: a) Forman la mayoría de la asamblea. b) Los absolutistas en su mayor parte eclesiásticos, se encontraban dispuestos a ciertas concesiones, sobre todo si al mismo tiempo permitían alguna contrapartida de parte de los Liberales; respecto a la conservación de sus privilegios Administrativos o Eclesiásticos. c) La situación de Cádiz, esta se encuentra cercada por los franceses, pero no sufre penurias económicas por el apoyo de la flota británica, por lo tanto no sufre los horrores de la guerra como el resto de la península; la población de la ciudad se he duplicado con la llegada de refugiados, alcanzando los habitantes; el ambiente es claramente liberal y a ello se suma que gran parte de los debates son públicos lo cual origina cierta influencia de los ciudadanos en la marcha de los debates. Un asunto importante es la Libertad de Prensa, la cual es aprobada por la Cortes, y es fundamental para garantizar el carácter liberal del nuevo orden. La abolición de los Señoríos Jurisdiccionales que suprimía las jurisdicciones particulares y acababa con la servidumbre, es decir, con los restos de propiedad feudal. Pero uno de los debates fundamentales lo tenemos en la Abolición del Tribunal dela Inquisición, este debate fue de los más acalorados por la defensa que de su mantenimiento hacen los absolutistas, en el intento de mantener vivo uno de los más firmes puntales del Antiguo Régimen. Los debates se centran en los métodos llevados a cabo por los tribunales de la Inquisición, pero esto es solo la punta del problema, puesto que los liberales pretenden con la desaparición de la Inquisición, acabar con la policía del Antiguo Régimen; por fin el 22 de Febrero de 1812 quedó abolida la Inquisición. Puesto que en el articulo V del Capítulo I del texto constitucional se recoge. "El tribunal de la Inquisición es incompatible con Constitución".

20 La Constitución de Cádiz 1812 REVOLUCIÓN LIBERAL Como una clara idea, de los absolutistas tenemos el reconocimiento en la Constitución de la Religión católica Apostólica Romana como la única verdadera que es y será perpetuamente la de la Nación Española y a la cual deben proteger las leyes. En este punto vemos claramente un compromiso con los absolutistas, y un rasgo que no se da en otras constituciones europeas. La Cortes de Cádiz, abordaron en realidad, cuestiones fundamentales de reforma, necesarias para el desarrollo del país; pero la reacción o moderantismo del texto (presiones absolutistas) frustraron en buena parte aquella oportunidad. Los principios políticos de la Constitución de (Obra legislativa) Soberanía Nacional (artículo 3) este punto es uno de los más fundamentales, puesto que significa el fin del poder Real de origen divino. Dicho de otra forma, se deroga la monarquía absoluta tradicional y, por tanto, se acaba con el Antiguo Régimen. El rey pierde muchos de sus poderes. En su lugar se instaura la monarquía parlamentaria. El poder emana de la Nación. División de Poderes. El poder Legislativo recae en las Cortes (con cierta intervención del rey) las cuales son la representación de la voluntad de la nación. Sus poderes son muy amplios: elaboración de las leyes, decisiones respecto a la sucesión de la Corona, aprobación de los tratados internacionales, fijación anual de las contribuciones y las fuerzas del ejército, etc. (art. l3l.). Las Cortes se reúnen anualmente durante un período fijado expresamente por lConstitución, ante el temor de que el rey no las convocara o las suspendiera se crea la Diputación permanente, integrada por 7 diputados elegidos; su fin es velar por la observancia de la Constitución mientras la Cortes no están reunidas. El estatuto de los diputados está fijado con detalle en el texto: su mandato dura dos años, es incompatible con cualquier cargo de nombramiento real, incluido el de ministro, y resulta inviolable en el ejercicio de sus funciones. Los votos de los diputados son individuales, recordemos que en las cortes tradicionales el voto era por estamento. El sistema electoral está fijado en la misma Constitución. La residencia constituye la única condición para ser elector y candidato unido al nivel de renta (muy bajo) (sufragio universal indirecto). Las Cortes son unicamerales.

21 La Constitución de Cádiz 1812 REVOLUCIÓN LIBERAL Poder Ejecutivo: reside en el Rey, pero su desarrollo lo vemos inspirados en la desconfianza ante el posible retorno del absolutismo, posee la dirección del gobierno y la administración (art. 170 y 171) e interviene en la elaboración de las leyes a través de la iniciativa y la sanción, poseyendo veto suspensivo durante dos años. El rey nombra a los ministros, pero estos son responsables ante las Cortes. El artículo 172 limita expresamente algunas decisiones del monarca ante la posibilidad que intentara extender sus poderes. Queda totalmente regulada la sucesión al trono para evitar lo ocurrido en Bayona. La Constitución regula la función de los ministros denominados todavía Secretarios de Despacho (hoy diríamos ministros), estableciendo la necesidad de refrendo para todas las decisiones del rey (art. 225). Se establece también su responsabilidad penal. El Consejo de Estado es el principal órgano consultivo del rey. Sus miembros son nombrados por el rey, a propuesta de las Cortes. Poder Judicial, es competencia exclusiva de los tribunales. La Constitución prohíbe expresamente la intervención de las Cortes y el rey, y asegura los principios fundamentales del Estado de derecho: códigos únicos en materia civil, criminal y comercial para todo el país, fuero único, salvo para eclesiásticos y militares, inamovilidad de los jueces, garantías para los ciudadanos etc. Otros títulos de la Constitución contemplan la organización de la administración provincial, la hacienda, el ejército (servicio militar obligatorio) y la instrucción publica. Con respecto a la Instrucción Publica respondía a la concepción ilustrada de que sólo el desarrollo cultural podía garantizar la economía y la felicidad pública, así como la fortaleza del Estado mismo. La Constitución recogía taxativamente la responsabilidad de promover escuelas de primeras letras en todos lo pueblos de la monarquía. Desde el punto de vista fiscal, los tributos se pagarían por todos los españoles sin

22 La Constitución de Cádiz 1812 REVOLUCIÓN LIBERAL distinción Tras muchas discusiones fue aprobada el 19 de Marzo de Está inspirada en el racionalismo francés y además influyó en otros países como Portugal, Italia y los países hispanoamericanos que obtendrán pronto su independencia. Nace, pues, la Constitución como un símbolo, como un arma en la lucha contra el invasor, y, sobre todos como solución a los problemas de España. Hemos de recordar el hecho de que los que han aprobado la Constitución son una minoría.

23 EL REINADO DE FERNANDO VII RESTAURACIÓN DEL ABSOLUTISMO Derrotado el ejercito Frances en España, Napoleón firmó el Tratado de Valencay (11 de diciembre de 1813) por el que reconocía como rey a Fernando VII cuyo regreso a España se retrasa hasta marzo de Cruza la frontera por Gerona, se desvía a Zaragoza y llega a Valencia el 16 de abril, donde en los siguientes veinte días prepararía la restauración del absolutismo. Frente a la minoría liberal, la mayoría del pueblo español, de la nobleza y del clero mantenían su adhesión al absolutismo y habían luchado durante la guerra a favor de su rey, Fernando VII. Un grupo de diputados absolutistas publicó un escrito, el Manifiesto de los Persas (12 de abril) en el que solicitaban al rey la restauración del poder absoluto, la anulación de toda la obra de las cortes gaditanas y el retorno al Antiguo Régimen. Las movilizaciones populares, los gestos del ejército, del clero y de la nobleza animaron a Fernando VII, antes de partir para Madrid, a firmar el 4 de mayo un decreto que anulaba toda la obra legislativa de las Cortes de Cádiz y restablecía el absolutismo. Inmediatamente se inició una dura represión contra los liberales y los afrancesados. Numerosos diputados liberales fueron detenidos y encarcelados, mientras que los funcionarios que habían colaborado con la administración de José I Bonaparte fueron igualmente depurados y, los que no había partido al exilio, detenidos. Miles de españoles, liberales y afrancesados, huyeron a Francia y Gran Bretaña para escapar de la venganza absolutista. Una parte de los guerrilleros que habían luchado contra la ocupación francesa, se integraron en el ejército regular. Muchos de ellos, sin formación militar, habían alcanzado una elevada graduación gracias a su heroísmo y popularidad: Juan Martín Díaz El Empecinado, carbonero vallisoletano antes de la guerra, Francisco Espoz y Mina, un campesino navarro. De este grupo surgirían buena parte de los pronunciamientos del ejército contra el absolutismo de Fernando VII, todos fracasados: 1814, en Navarra, Espoz y Mina logra huir a Francia; Juan Díaz Porlier, al año siguiente en La Coruña, donde es detenido y ejecutado; Richart en 1816, el general Luis de Lacy en 1817, el coronel Joaquín Nadal en Valencia en 1819.

24 EL REINADO DE FERNANDO VII TRIENIO LIBERAL En Las Cabezas de San Juan (entre Sevilla y Cádiz), un destacamento militar aguarda su embarque para combatir en las colonias americanas. Dos de sus oficiales, el teniente coronel Rafael del Riego y el coronel Quiroga, en enero de 1820, se sublevan contra Fernando VII y recorren Andalucía proclamando la Constitución de La pasividad del resto de ejército, la actuación de los liberales en las ciudades más importantes y la neutralidad de los campesinos facilitó el triunfo del pronunciamiento militar. El rey aceptó, el 10 de marzo, la Constitución, nombró un nuevo gobierno y convocó elecciones a Cortes. Las Cortes del Trienio desarrollaron una amplia obra legislativa, cuya aplicación apenas resultó efectiva por la rápida vuelta al absolutismo en Continuaron la desamortización de los bienes del clero, suprimieron la Inquisición y la Compañía de Jesús. Nuevos decretos disolvieron los señoríos jurisdiccionales y los mayorazgos. Reorganizaron el ejército, estableciendo un servicio militar obligatorio y una Milicia Nacional, cuerpo armado de voluntarios, de extracción urbana y burguesía media, con el objetivo de defender el orden constitucional. Los liberales se dividieron en moderados y exaltados. Los primeros planteaban la creación del sistema liberal con prudencia y sin enfrentamiento con el rey y la nobleza, mientras que los exaltados querían acelerar la destrucción del feudalismo apoyándose en los sectores liberales urbanos, el ejército, los intelectuales y la prensa. Desde finales de 1821, diversas partidas realistas, integradas por nobles y campesinos descontentos con las reformas liberales, recorren los campos de Galicia, Navarra, Cataluña y el Maestrazgo actuando como guerrillas en favor de la monarquía absoluta. Fernando VII, a escondidas del gobierno constitucional, solicitó ayuda a la Santa Alianza. Francia envió un ejército de casi soldados al mando del duque de Angulema, los Cien Mil Hijos de San Luis, que, ayudados por los realistas españoles, derrotaron a las tropas liberales y repusieron a Fernando VII como monarca absoluto.

25 EL REINADO DE FERNANDO VII La vuelta al absolutismo supuso una nueva y durísima represión contra los liberales, quienes partieron de nuevo al exilio, a Francia y Gibraltar desde donde viajaban a Gran Bretaña y al resto de Europa. Militares como Espoz y Mina, Torrijos y Gabriel Ciscar, clérigos como Antonio Bernabeu y José María Blanco White, escritores como Martínez de la Rosa, Mendizábal, el Duque de Rivas, Canga Argüelles y Florez Estrada destacan en la larga lista de exiliados, cercana a personas. Nuevamente, el pronunciamiento militar fue la única vía para los liberales. En 1831, un grupo de civiles y militares, al mando del general Torrijos, desembarcaron en la costa de Málaga, donde fueron detenidos y fusilados pocos días después. Se convirtieron en símbolos de la causa liberal al igual que Mariana Pineda, detenida, procesada y ejecutada ese mismo año por el delito de haber cosido un triángulo verde en un tafetán morado sobre el que bordó las palabras Ley. Libertad. Igualdad. La crisis de la Hacienda, agravadas por la perdida de las colonias americanas, obligaron a Fernando VII a buscar la colaboración de un sector moderado de la burguesía financiera de Madrid y Barcelona. Concedió un arancel proteccionista para las manufacturas catalanas y nombró a López Ballesteros, cercano al pensamiento liberal, ministro de Hacienda. Sin afectar a los estamentos privilegiados, las reformas fiscales permitieron aumentar la recaudación en un 25 %, sin embargo, esta actitud del monarca no fue bien recibida por los absolutistas más acérrimos, conocidos como realistas, apostólicos o ultrarrealistas. Desde 1823 se habían creado sociedades secretas absolutistas, con nombres como Junta Apostólica o el Ángel Exterminador. En 1827 se levantaron en armas partidas realistas (Els Malcontents) que recorrieron Cataluña reclamando el retorno a los usos y costumbres tradicionales. El infante, don Carlos María Isidro, hermano y heredero de Fernando VII, aglutino a estos sectores absolutistas. La cuestión sucesoria En 1829, moría sin descendencia la tercera mujer de Fernando VII. Cuando su cuarta esposa, María Cristina de Nápoles, anunció que estaba embarazada, el rey promulgó la Pragmática Sanción el 20 de marzo de Desde 1713, en materia de sucesi´on al trono reg´ıa la Ley S´alica de Felipe V que imped´ıa reinar a las mujeres. Sin embargo, la Pragm´atica Sanci´on de Carlos IV (1789), aprobada por las Cortes pero no publicada, derogaba la Ley S´alica y retornaba a la tradici´on espa˜nola de las Partidas de Alfonso X el Sabio, que aceptaba a la mujer como heredera y reina en caso de faltar var´on. Faltaba la promulgaci´on, que hizo Fernando VII con el fin de que su futura hija, Isabel, pudiera ser reina de Espa˜na. El otro pretendiente al trono, el infante don Carlos, hermano del rey, se neg´o a aceptar la Pragm´atica Sanci´on. Consigui´o que, en septiembre de 1832, a trav´es del ministro Calomarde, Fernando VII derogara la Pragm´atica Sanci´on aprovechando la debilidad en que se hallaba por un fuerte ataque de gota. Una vez el rey estuvo recuperado, destituy´o a Calomarde y volvi´o a poner en vigor la Pragm´atica. El infante don Carlos no acept´o los hechos y se exili´o en Portugal, desde donde dirigi´o el partido realista que dar´ıa paso al levantamiento carlista a la muerte del rey.

26 EL REINADO DE FERNANDO VII Desde 1713, en materia de sucesión al trono regía la Ley Sálica de Felipe V que impedía reinar a las mujeres. Sin embargo, la Pragmática Sanción de Carlos IV (1789), aprobada por las Cortes pero no publicada, derogaba la Ley Sálica y retornaba a la tradición española de las Partidas de Alfonso X el Sabio, que aceptaba a la mujer como heredera y reina en caso de faltar varón. Faltaba la promulgación, que hizo Fernando VII con el fin de que su futura hija, Isabel, pudiera ser reina de España. El otro pretendiente al trono, el infante don Carlos, hermano del rey, se negó a aceptar la Pragmática Sanción. Consiguió que, en septiembre de 1832, a través del ministro Calomarde, Fernando VII derogara la Pragmática Sanción aprovechando la debilidad en que se hallaba por un fuerte ataque de gota. Una vez el rey estuvo recuperado, destituyó a Calomarde y volvió a poner en vigor la Pragmática. El infante don Carlos no aceptó los hechos y se exilió en Portugal, desde donde dirigió el partido realista que daría paso al levantamiento carlista a la muerte del rey.

27 La emancipación de la América hispana La independencia de las colonias españolas estuvo en manos de la minoría criolla. Estos descendientes de españoles aspiraban a dirigir los destinos políticos de las tierras americanas aplicando los principios de la Ilustración y los ejemplos de la revolución francesa (1789) y de la independencia de los Estados Unidos de Norteamérica (1776–1783). La mayoría indígena y mestiza, junto con los esclavos negros de origen africano, no participaba de los intereses criollos, puesto que su situación social y económica no iba a cambiar. La administración colonial estaba en manos de los españoles peninsulares y marginaba a la rica minoría criolla. Estos criollos se habían enriquecido con las plantaciones (azúcar, café, tabaco) y el comercio a pesar del monopolio que la metrópoli imponía a sus colonias. Gran Bretaña conseguía introducirse en el mercado americano a través del contrabando, ansiaba la libertad comercial para aumentar sus beneficios en este vasto y amplio mercado, facilitó y alentó los deseos de independencia de los criollos, igual que Estados Unidos desde 1823 cuando formuló la doctrina Monroe América para los americanos, principio que pretendía cerrar el continente a los intereses europeos cambiando el monopolio español por el norteamericano. Cuatro virreinatos y varias capitanías generales conformaban la estructura colonial: el Virreinato de Nueva España, desde Panamá hasta California; el de Nueva Granada, hasta la frontera del actual Perú; el Virreinato del Río de la Plata, desde Buenos Aires hasta la vertiente interior de los Andes; el Virreinato del Perú y la capitanía general de Chile agrupaban las tierras andinas del Pacífico. Igual que en España, cuando estalla la guerra de independencia contra la ocupación francesa, se forman Juntas en muchas ciudades (Quito, La Paz, Caracas o Buenos Aires) entre 1809 y En los primeros momentos declararon su fidelidad a Fernando VII, pero no reconocieron la autoridad de la Junta Suprema Central. Poco a poco las Juntas proclamaron la independencia.

28 La emancipación de la América hispana La emancipación se desarrolla a partir de tres focos principales: México, Venezuela y Buenos Aires. En México, el cura Miguel Hidalgo movilizó en 1810 a miles de campesinos indígenas que reclamaban la abolición de la esclavitud, del tributo indio y de la reforma agraria. La minoría criolla, ante el cariz revolucionario y social de la revuelta, reprimió el levantamiento y ejecutó a Hidalgo, sin embargo, su obra la continuó otro sacerdote, Morelos, quien en noviembre de 1813 proclamó la independencia de México y se enfrentó al poder español y al criollo. En 1815, Morelos fue apresado y fusilado por las tropas realistas españolas. Sólo se mantuvieron diversos y aislados focos guerrilleros, hasta que, en 1821, los criollos y el ejército español, al mando de Agustín Iturbide, se unieron para proclamar la independencia de México. Iturbide se convirtió en emperador, Agustín I, hasta que en 1824 una revuelta militar convierte el imperio en República Federal. En esta situación conflictiva, América Central se separa de México en 1823, constituyendo las Provincias Unidas (Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras y Costa Rica). Una vez que Fernando VII regresó a España, se negó a aceptar la separación de las colonias americanas y envió un ejército de soldados con el fin de someter a los rebeldes. Desde Venezuela, Simón Bolivar encabezó la lucha contra el poder español y se convirtió en e Libertador de Venezuela (1815), Colombia (1819) y Ecuador (1822), territorios que mantuvo unidos como República de Colombia hasta En Buenos Aires, José San Martín había proclamado la independencia de la República Argentina (1810), ratificada en 1816 por el congreso de Tucumán. En 1817 cruzó los Andes, y proclamó la independencia de Chile (1818). Bolivar y San Martín, reunidos en Guayaquil decidieron liberar Perú. Se consiguió la independencia tras la victoria de Ayacucho (1824). Sólo quedaron en poder de España las islas de Cuba y Puerto Rico hasta 1898, fecha en que la intervención militar y económica de Estados Unidos puso fin a los restos del imperio español en América.


Descargar ppt "CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN (1788-1833) NUCLEO TEMÁTICO EL REINADO DE CARLOS IV (1788-1808) LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA (1808-1814) LAS CORTES DE CÁDIZ."

Presentaciones similares


Anuncios Google