La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

J.RIBAS I FERNÁNDEZ ESCUELA DE MEDICINA DE LA EDUCACIÓN FÍSICA Y DEL DEPORTE. UNIVERSITAT DE BARCELONA EJERCICIO FÍSICO EN POBLACIONES ESPECÍFICAS Tema.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "J.RIBAS I FERNÁNDEZ ESCUELA DE MEDICINA DE LA EDUCACIÓN FÍSICA Y DEL DEPORTE. UNIVERSITAT DE BARCELONA EJERCICIO FÍSICO EN POBLACIONES ESPECÍFICAS Tema."— Transcripción de la presentación:

1 J.RIBAS I FERNÁNDEZ ESCUELA DE MEDICINA DE LA EDUCACIÓN FÍSICA Y DEL DEPORTE. UNIVERSITAT DE BARCELONA EJERCICIO FÍSICO EN POBLACIONES ESPECÍFICAS Tema 11 Fisiología. jribasfe@ub.edu

2 “Ejercía sobre ella [Tristana] su dueño [Don Lope] un despotismo que podemos llamar seductor, imponiéndole su voluntad con firmeza endulzada, a veces con mimos o carantoñas, y destruyendo en ella toda iniciativa que no fuera de cosas accesorias y sin importancia”. Tristana (1892)

3 ECA (ensayos clínicos controlados con asignación aleatoria)

4 1.Deporte Femenino A través del ciclo menstrual las mujeres están expuestas a continuos cambios en el perfil hormonal. fase folicularLos estrógenos comienzan a incrementarse a través de la fase folicular alcanzando un pico justo antes de la ovulación. fase luteaDurante la mitad de la fase lutea ambos, estrógenos y progesterona están elevados.

5

6

7 ¿Puede el ciclo menstrual influir en mi rendimiento?

8 ¿Cuándo debemos realizar los test de esfuerzo con respecto a FCM?.

9 termorreguladores, respiratorio y renalTanto estrógenos como progesterona causan efectos fisiológicos, incluyendo cambios en los sistemas termorreguladores, respiratorio y renal; pudiendo por lo tanto influenciar en el rendimiento durante el Ejercicio Físico.

10 Veremos como influye todo ello en: -Características contráctiles del músculo. -VO 2max. - Rendimiento en el ejercicio prolongado (AE).

11 1.1 Consideraciones metodológicas. 1.1.1 Verificación de la fase del ciclo menstrual. exactitudfase del ciclo menstrual Para determinar los efectos de las diversas fases del ciclo menstrual (FCM) sobre el rendimiento en el ejercicio, es de vital importancia verificar con exactitud en que fase del ciclo menstrual nos encontramos en el momento del test.

12 La mayoría de métodos de verificación se basan en la división del ciclo menstrual por la ovulación en fase folicular y fase lútea. Ciclos Anovulatorios Fase Lutea Deficiente (FLD) Esta división evita la inclusión de Ciclos Anovulatorios y ciclos de Fase Lutea Deficiente (FLD)

13 número de días a partir del comienzo de la menstruación a. Los primeros estudios que investigaban la influencia del CM contaban el número de días a partir del comienzo de la menstruación. Ello presupone la asunción de ciclos ovulatorios regulares. Pero existe una alta incidencia de ciclos anovulatorios y FLD en mujeres activas con menstruaciones regulares. De Souza MJ, Miller BE, Loucks AB, et al. High frequency of increased cardiovascular strain may be more pro- luteal phase deficiency and anovulation in recreational women runners: blunted elevation in follicle-stimulating hormone observed during luteal-follicular transition. J Clin Endocrinol Metab 1998; 83 (12): 4220-32.

14

15 “Basal Body Temperature” (BBT). b. Un segundo método es la medida de la temperatura basal “Basal Body Temperature” (BBT). 0,3 ºCdespués de la ovulación La mayoría de las mujeres menstruantes tienen un incremento de aproximadamente 0,3 ºC después de la ovulación, siendo sostenido a través de la fase lútea. Este método nos sirve para determinar la ovulación y por ende la longitud de las fases. Pero no nos da información del nivel hormonal actual.

16

17 Algunas mujeres no muestran un incremento de BTT durante la fase lútea. pobre correlación entre BTT y la concentración de progesterona. Se ha intentado asumir que un incremento en BTT refleja un incremento de progesterona, pero se ha encontrado una pobre correlación entre BTT y la concentración de progesterona. Bauman JE. Basal body temperature: unreliable method of ovulation detection. Fertil Steril 1981; 36 (6): 729-33 Forman RG, Chapman MC, Steptoe PC. The effect of endogenous progesterone on basal body temperature in stimulated ovarian cycles. Hum Reprod 1987; 2 (8): 631-4 Kesner JS, Wright DM, Schrader SM, et al. Methods of monitoring menstrual function in field studies: efficacy of methods. Reprod Toxicol 1992; 6 (5): 385-400

18 Se ha visto que los niveles urinarios de LH reflejan los séricos con bastante rapidez. 2,2 ± 2 horasEl tiempo entre el pico de la concentración sérica de LH y el pico urinario es de 2,2 ± 2 horas. determinación urinaria de la concentración de LH c. Un tercer método es la determinación urinaria de la concentración de LH mediante la utilización de kits de predicción de la ovulación. Miller PB, Soules MR. The usefulness of a urinary LH kit for ovulation prediction during menstrual cycles of normal women. Obstet Gynecol 1996; 87 (1): 13-7

19 medida de los niveles de estrógenos y progesterona. d. Un cuarto método para la verificación de la fase del ciclo menstrual es la medida de los niveles de estrógenos y progesterona. suero salivametabolitos en orina.La concentración hormonal puede ser medida en suero y saliva o bien medir sus metabolitos en orina.

20 saliva La concentración de esteroides en saliva refleja la porción libre de la concentración sérica siendo mucho menor que esta. (0,2 % estrógenos y 1,3 % progesterona). Worthman CM, Stallings JF, Hofman LF. Sensitive salivary estradiol assay for monitoring ovarian function. Clin Chem 1990; 36 (10): 1769-73 Vuorento T, Lahti A, Hovatta O, et al. Daily measurements of salivary progesterone reveal a high rate of anovulation in healthy students. Scand J Clin Lab Invest 1989; 49 (4):395-401

21 concentración urinaria La medida de la concentración urinaria de los metabolitos de estrógenos y progesterona nos puede indicar también la fase del ciclo en que nos encontramos. impracticabilidad de la recogida de orina en 24 horas.El principal problema de este método es la impracticabilidad de la recogida de orina en 24 horas. Albertson BD, Zinaman MJ. The prediction of ovulation and monitoring of the fertile period. Adv Contracept 1987; 3 (4):263-90.

22 determinaciones serán séricas. Debido a la gran inexactitud de las medidas en saliva y orina, la mayoría de determinaciones serán séricas. La verificación de la FCM se basa en un incremento de la progesterona desde la fase folicular a la luteal lo que indica que la ovulación ha tenido lugar. No obstante el valor mínimo requerido para verificar la ovulación con exactitud, no parece claro.

23 1Landgrenet al. Sugirieron 1 nmol/L.. 9,54Israel et al. Sugirieron 9,54 nmol/L.. Israel R, Mishell Jr DR, Stone SC, et al. Single luteal phase serum progesterone assay as an indicator of ovulation. Am J Obstet Gynecol 1972; 112 (8): 1043-6 Landgren BM, Unden AL, Diczfalusy E. Hormonal profile of the cycle in 68 normally menstruating women. Acta Endocrinol 1980; 94 (1): 89-98

24 estrógenos y progestágenosLa medida de ambos, estrógenos y progestágenos, es el único método que puede distinguir entre las tres fases.

25

26 1.2 Periodización de los test de esfuerzo. ¿Cuándo debemos realizar los test de esfuerzo con respecto a FCM?. ¿Existe una determinada influencia del ciclo menstrual sobre el rendimiento físico? Nos encontramos con el problema de realizar los test en la misma fase exacta del ciclo reproductivo, y por lo tanto con niveles hormonales iguales.

27 1.3 Secreción pulsátil de estrógenos y progesterona. larga variabilidad en la concentración de hormonas entre distintas mujeres.En la misma FMC existe una larga variabilidad en la concentración de hormonas entre distintas mujeres. Bunt JC. Metabolic actions of estradiol: significance for acute and chronic exercise responses. Med Sci Sports Exerc 1990; 22(3): 286-90. Filicori M, Butler JP, Crowley WF. Neuroendocrine regulation of the corpus luteum in the human: evidence for pulsatilemenstrual cycle on metabolic responses to exercise. J Clin Invest 1984; 73 (6): 1638-47 fase media-luteal 64 nmol/Len algunas horasPor otro lado para la misma mujer los niveles de progesterona fluctúan ampliamente durante la fase media-luteal, con cambios de concentración mayores a 64 nmol/L. en algunas horas. Ello es parcialmente debido a la secreción pulsátil de estas hormonas.

28

29 Syrop CH, Hammond MG. Diurnal variations in midluteal serum progesterone measurements. Fertil Steril 1987; 47 (1):67-70 mas elevados de progesterona durante la mañana.Syrop y Hammond observan valores mas elevados de progesterona durante la mañana. Ello se tendría en cuenta a la hora de comparar tests.

30 Keizer HA, Rogol AD. Physical exercise and menstrual cycle alterations: what are the mechanisms? Sports Med 1990; 10 (4): 218-35 Jurkowski JE, Jones NL, Walker C, et al. Ovarian hormonal responses to exercise. J Appl Physiol 1978; 44 (1): 109-14. Frankovich RJ, Lebrun CM. Menstrual cycle, contraception, and performance. Clin Sports Med 2000; 19 (2): 251-71 ejercicio físico incrementa las concentraciones de estrógenos y progesterona.Hay que considerar que el ejercicio físico incrementa las concentraciones de estrógenos y progesterona. reposo.Las medidas de verificación hormonal tendrán lugar en reposo.

31 1.4 Interacción de estrógenos y progesterona. Bunt JC. Metabolic actions of estradiol: significance for acute and chronic exercise responses. Med Sci Sports Exerc 1990; 22(3): 286-90. Dos mujeres pueden tener la misma concentración de estrógenos en un cierto punto del ciclo menstrual, pero niveles muy diferentes de progesterona. interacciónPor ello el efecto de la misma cantidad de estrógeno puede ser diferente por la interacción con la progesterona.

32 ratio estrógeno / progesterona. Para enfatizar la importancia de esta acción algunos estudios reportan también el ratio estrógeno / progesterona. fase medio-lúteaEsta interacción debe ser considerada especialmente durante la fase medio-lútea, donde ambas hormonas presentan altos niveles.

33 1.5 Características contráctiles del músculo esquelético durante el ciclo menstrual. Sarwar R, Niclos BB, Rutherford OM. Changes in muscle strength, relaxation rate and fatiguability during the human-menstrual cycle. J Physiol 1996; 493 (Pt 1): 267-72. mujeres fueron mas fuertes en la mitad del ciclo (días 12-18 del CM)Sarwar et al encontraron que las mujeres fueron mas fuertes en la mitad del ciclo (días 12-18 del CM)

34 Phillips SK, Sanderson AG, Birch K, et al. Changes in maximal voluntary force of human adductor pollicis muscle during the menstrual cycle. J Physiol 1996; 496 (Pt 2): 551-7. fase folicularPhillips et al muestran un incremento en la fuerza del adductor pollicis durante la fase folicular, seguida por una rápida disminución de la fuerza alrededor de la ovulación. Ambos estudios indicarían un cierto efecto potenciador de la fuerza por parte de los estrógenos.

35 Bassey EJ, Coates L, Culpan J, et al. Natural variations estrogen and FSH levels in eumenorrheic women in negative association with voluntary muscle strength [abstract]. J Physiol 1995; 489P: 28P asociación negativa entre la concentración de estrógenos y la fuerzaBassey et al observaron una asociación negativa entre la concentración de estrógenos y la fuerza de los flexores de la mano. fase medio-lutealprogesteronaGreeves et al encontraron mayores valores de fuerza en la fase medio-luteal y sugirieron que la progesterona puede estar implicada en la producción de fuerza. Greeves JP, Cable NT, Reilly T. The relationship between maximal muscle strength and reproductive hormones during the menstrual cycle. 4th Annual Congress of the European College of Sport Science; 1999 Jul 14-17; Rome, 189

36 DiBrezzo R, Fort IL, Brown B. Relationships among strength, endurance, weight and body fat during three phases of the menstrual cycle. J Sports Med Phys Fitness 1991; 31 (1): 89-94 Quadango D, Faquin L, Gei-Nam L, et al. The menstrual cycle: Does it affect athletic performance? Phys Sportsmed 1991; 19 (3): 121-4 Lebrun CM, McKenzie DC, Prior JC, et al. Effects of menstrual cycle phase on athletic performance. Med Sci Sports Exerc 1995; 27 (3): 437-44 White MJ, Weekes C. No evidence for a change in the voluntary or electrically evoked contractile characteristics of the triceps surae during the human menstrual cycle [abstract]. J Physiol 1998; 506 P: 119P

37 Algunos estudios no han encontrado cambios en la fuerza contráctil muscular a lo largo del CM. Algunos estudios han estudiado la influencia hormonal sobre la fuerza isocinética. No se encontraron cambios en la fuerza isocinética de flexión y extensión de la rodilla a lo largo del CM. No existen diferencias en la fatigabilidad a lo largo del ciclo menstrual.

38 CONCLUSIONES -No existe suficiente evidencia sobre la influencia de las distintas FCM sobre la fuerza.

39 1.6 Consumo máximo de oxígeno a lo largo del ciclo menstrual. Algunos determinantes de VO 2max. pueden ser afectados por la fluctuación de estrógenos y progesterona durante el CM.

40 1.7 Metabolismo y concentración de Lactato Sanguíneo en respuesta al ejercicio. cambios en el sustrato utilizado por el metabolismo durante el CMaumento del metabolismo lipídico en fase medio-luteal.Algunos estudios reportan cambios en el sustrato utilizado por el metabolismo durante el CM, sugiriendo un aumento del metabolismo lipídico en fase medio-luteal. Hackney AC. Influence of oestrogen on muscle glycogen utilization during exercise. Acta Physiol Scand 1999; 167 (3):273-4 Dombovy ML, Bonekat HW, Williams TJ, et al. Exercise performance and ventilatory response in the menstrual cycle. Med Sci Sports Exerc 1987; 19 (2): 111-7 Braun B, Mawson JT, Muza SR, et al. Women at altitude: carbohydrate utilization during exercise at 4,300 m. J ApplPhysiol 2000; 88 (1): 246-56

41 De Souza MJ, Maguire MS, Rubin KR, et al. Effects of menstrual phase and amenorrhea on exercise performance in runners. Med Sci Sports Exerc 1990; 22 (5): 575-80. Nicklas BJ, Hackney AC, Sharp RL. The menstrual cycle and exercise: performance, muscle glycogen, and substrate responses. Int J Sports Med 1989; 10 (4): 264-9 Otras investigaciones no encuentran diferencias en el sustrato durante el CM.

42 Jurkowski JE, Jones NL, Toews CJ, et al. Effects of menstrual cycle on blood lactate, O2 delivery, and performance during exercise. J Appl Physiol 1981; 51 (6): 1493-9 Estrógenos aumentarían la oxidación de los lípidos y ahorrarían glicógeno, causando una menor respuesta del lactato al ejercicio en la fase medio-luteal.

43 Otros estudios no encuentran cambios significativos de la respuesta del lactato al ejercicio durante el CM. De Souza MJ, Maguire MS, Rubin KR, et al. Effects of menstrual phase and amenorrhea on exercise performance in runners. Med Sci Sports Exerc 1990; 22 (5): 575-80. Bemben DA, Salm PC, Salm AJ. Ventilatory and blood lactate responses to maximal treadmill exercise during the menstrual cycle. J Sports Med Phys Fitness 1995; 35 (4): 257-62. Galliven EA, Singh A, Michelson D, et al. Hormonal and metabolic responses to exercise across time of day and menoestrual cycle phase. J Appl Physiol 1997; 83 (6): 1822-31. Hessemer V, Bruck K. Influence of menstrual cycle on thermo-regulatory, metabolic, and heart rate responses to exercise at night. J Appl Physiol 1985; 59 (6): 1911-7

44 Jurkowski JE, Jones NL, Walker C, et al. Ovarian hormonal responses to exercise. J Appl Physiol 1978; 44 (1): 109-14 La diferencia en la respuesta al lactato puede ser debida al status nutricional. McCracken M, Ainsworth B, Hackney AC. Effects of the menstrual cycle phase on the blood lactate responses to exercise. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 1994; 69 (2): 174-5 Nicklas BJ, Hackney AC, Sharp RL. The menstrual cycle and exercise: performance, muscle glycogen, and substrate responses. Int J Sports Med 1989; 10 (4): 264-9 Bonen A, Haynes FJ, Watson-Wright W, et al. Effects of of the menstrual cycle on metabolic responses to exercise. J Appl Physiol 1983; 55 (5): 1506-13 Control dietario estricto  no cambios en la respuesta de lactato a lo largo del CM.

45 CONCLUSIONES -Se ha postulado cierta influencia del CM sobre la utilización de sustrato energético. No datos concluyentes. -La diferente respuesta del lactato respecto al CM podría ser debida a variaciones nutricionales.

46 1.8 Peso corporal. Algunas ♀ reportan cambios en el peso corporal a través del CM. Ello podría indicar cambios en la distribución de fluidos.

47 No encuentran cambios en el peso corporal a través del CM. De Souza MJ, Maguire MS, Rubin KR, et al. Effects of menstrual phase and amenorrhea on exercise performance in runners. Med Sci Sports Exerc 1990; 22 (5): 575-80. Stachenfeld NS, Silva C, Keefe DL. Estrogen modifies the temperature effects of progesterone. J Appl Physiol 2000; 88 (5): 1643-9. Watson PE, Robinson MF. Variations in body-weight of young women during the menstrual cycle. Br J Nutr 1965; 19: 237-48 mayor peso en la fase lútea tardía y los primeros días de la menstruación. 28 ♀.Medida diaria  mayor peso en la fase lútea tardía y los primeros días de la menstruación. Pico de peso después de la ovulación.Pico de peso después de la ovulación. La fase del ciclo se determinó mediante BTT.

48 Los cambios de estrógenos y progesterona durante el CM no afectan a la regulación de fluidos. Puede ser que el CM influya en la distribución de fluidos pero no en la retención o excreción de los mismos. CONCLUSIONES

49 1.9 Volumen plasmático,.Hematocrito y Concentración de Hemoglobina. volumen plasmático, hematocrito y la concentración de hemoglobinaPodemos obtener información sobre la distribución de fluidos determinando cambios en el volumen plasmático, hematocrito y la concentración de hemoglobina a lo largo de las FCM.

50 Fortney SM, Turner C, Steinmann L, et al. Blood volume responses of men and women to bed rest. J Clin Pharmacol 1994; 34 (5): 434-9 5 ♀. Volumen plasmáticomasa celular roja. -Medidas: Volumen plasmático absoluto y masa celular roja. - - Conclusiones: No se observan diferencias significativas entre la fase folicular y lútea. 8 ♀. Volumen plasmático absoluto. -Medidas: Cambios en Hematocrito y Hemoglobina  cambios en Volumen plasmático absoluto. -Conclusiones: Pico de VP dentro de 2 días de la ovulación seguido de un  durante la fase lútea precoz y  durante la fase lútea media y tardía.

51 Stephenson LA, Kolka MA. Plasma volume during heat stress exercise in women. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 1988; 57 (4): 373-81 Menor volumen plasmático en reposo durante la fase lútea media (días 19-22) que durante la fase folicular precoz. Vellar OD. Changes in hemoglobin concentration and hematocrit during the menstrual cycle: I. A cross-sectional study. Acta Obstet Gynecol Scand 1974; 53 (3): 243-6 Las mas altas concentraciones de hematocrito y hemoglobina alrededor del día 15 del CM.

52 Ninguno de los estudios citados verifica la FCM mediante determinaciones hormonales.

53 hemoglobinaMenor concentración de hemoglobina en reposo en la fase lútea media. Dombovy ML, Bonekat HW, Williams TJ, et al. Exercise performance and ventilatory response in the menstrual cycle.Med Sci Sports Exerc 1987; 19 (2): 111-7 hemoglobinaMayor concentración de hemoglobina en reposo en la fase lútea media. hematocritoMayor concentración de hematocrito en reposo en la fase lútea media. Jurkowski JE, Jones NL, Walker C, et al. Ovarian hormonal responses to exercise. J Appl Physiol 1978; 44 (1): 109-14. Stachenfeld NS, Silva C, Keefe DL. Estrogen modifies the temperature effects of progesterone. J Appl Physiol 2000; 88 (5): 1643-9.

54 Al estudiar la concentración de Hg durante el CM hay que tener en cuenta el volumen de las pérdidas menstruales. Hallberg L, Hogdahl A, Nilsson L, et al. Menstrual blood loss: a population study: variation at different ages and attempts to redefine normality. Acta Obstet Gynecol Scand 1966; 45 (3): 1238-4. El 80 % tuvieron un rango entre 10-90 mL. Media: 43 mL (476 ♀ entre 15 y 50 a). ♀ con menstruaciones > a 80 mL   significativa de la concentración de Hg.

55 Podrian existir cambios en el VP, Hto, Hg durante el CM. No datos concluyentes. Al estudiar la concentración de Hg durante el CM hay que tener en cuenta el volumen de las pérdidas menstruales CONCLUSIONES

56 1.10 Frecuencia cardiaca. Sawka MN, Coyle EF. Influence of body water and blood volumeon thermoregulation and exercise performance in the heat. In: Holloszy JO, editor. Exercise and sport sciences reviews. Philadelphia (PA): Lippincott Williams & Wilkins, 1999: 167-218 Una expansión del volumen plasmático: -  VS. -  FC. Por lo tanto cambios plasmáticos a lo largo del CM podrían condicionar cambios en FC.

57 El cambio del volumen sanguíneo inducido por los estrógenos puede producir fluctuaciones a lo largo del CM. Moran VH, Leathard HL, Coley J. Cardiovascular functioning during the menstrual cycle. Clin Physiol 2000; 20 (6): 496-504

58 Gorman AJ. Mechanisms producing tachycardia in conscious baboons during environmental heat stress. J Appl Physiol 1984; 56 (2): 441-6 Montain SJ, Coyle EF. Influence of graded dehydration on hyperthermia and cardiovascular drift during exercise. J Appl Physiol 1992; 73 (4): 1340-50 Rowell LB. Human cardiovascular adjustments to exercise and thermal stress. Physiol Rev 1974; 54 (1): 75- 159  de la FC debido a un  de la temperatura corporal. ↑ 7 lat· min -1 por cada ºC de aumento de la temperatura corporal. El incremento del flujo sanguíneo cutáneo   PVC y  FC para mantener Q.

59 Gorman AJ. Mechanisms producing tachycardia in conscious baboons during environmental heat stress. J Appl Physiol 1984; 56 (2): 441-6 nodo sinusal. El 40 % del incremento de la FC debido al incremento de la temperatura corporal, se produce por acción directa de la temperatura sobre el nodo sinusal.

60 La FC puede estar incrementada en la FL del CM. CONCLUSIONES

61 1.11 Ventilación. Bailey SP, Zacher CM, Mittleman KD. Effect of menstrual cycle phase on carbohydrate supplementation during prolonged exercise to fatigue. J Appl Physiol 2000; 88 (2): 690-7. progesterona puede incrementar la VE Experimentos en animales demuestran que la progesterona puede incrementar la VE a través de un efecto central sobre el hipotálamo. estrógenos.Esta respuesta está modulada por los estrógenos.

62 Dempsey JA, Gledhill N, Reddan WG, et al. Pulmonary adaptation to exercise: effects of exercise type and duration, chronic hypoxia and physical training. Ann N Y Acad Sci 1977; 301: 76-83. MacDougall JD, Reddan WG, Layton CR, et al. Effects of metabolic hyperthermia on performance during heavy longed exercise. J Appl Physiol 1974; 36 (5): 538-44 White MD, Cabanac M. Exercise hyperpnea and hyperthermia in humans. J Appl Physiol 1996; 81 (3): 1249-54 VEtemperatura corporal.Se ha observado que VE está afectada por la temperatura corporal. progesterona temperatura corporal  VE.Durante la fase lútea tanto la progesterona como la temperatura corporal están elevadas   VE.

63 Preston RJ, Heenan AP, Wolfe LA. Physicochemical analysis of phasic menstrual cycle effects on acid-base balance. Am J Physiol 2001; 280 (2): R481-7 menor pCO 2 reposo Preston et al encontraron menor pCO 2 en reposo durante la fase lútea. menor pCO 2 ejercicio Dombovy et al encontraron menor pCO 2 en ejercicio durante la fase lútea. Dombovy ML, Bonekat HW, Williams TJ, et al. Exercise performance and ventilatory response in the menstrual cycle. Med Sci Sports Exerc 1987; 19 (2): 111-7

64 Jurkowski JE, Jones NL, Walker C, et al. Ovarian hormonal responses to exercise. J Appl Physiol 1978; 44 (1): 109-14. Williams TJ, Krahenbuhl GS. Menstrual cycle phase and running economy. Med Sci Sports Exerc 1997; 29 (12): 1609- 18 ejercicio Incremento en VE en ejercicio durante la fase lútea media. Schoene RB, Robertson HT, Pierson DJ, et al. Respiratory drives and exercise in menstrual cycles of athletic and nonathletic women. J Appl Physiol 1981; 50 (6): 1300-5 Beidleman BA, Rock PB, Muza SR, et al. Exercise VE and physical performance at altitude are not affected by menstrual cycle phase. J Appl Physiol 1999; 86 (5): 1519-26 reposo Incremento en VE en reposo durante la fase lútea media.

65 Beidleman BA, Rock PB, Muza SR, et al. Exercise VE and physical performance at altitude are not affected by menstrual cycle phase. J Appl Physiol 1999; 86 (5): 1519-26 Bailey SP, Zacher CM, Mittleman KD. Effect of menstrual cycle phase on carbohydrate supplementation during prolonged exercise to fatigue. J Appl Physiol 2000; 88 (2): 690-7. Bemben DA, Salm PC, Salm AJ. Ventilatory and blood lactate responses to maximal treadmill exercise during the menstrual cycle. J Sports Med Phys Fitness 1995; 35 (4): 257-62. A ejercicios a intensidades ≥ 70 % del VO 2max. no se reportaron cambios en VE durante CM. De Souza MJ, Maguire MS, Rubin KR, et al. Effects of menstrual phase and amenorrhea on exercise performance in runners. Med Sci Sports Exerc 1990; 22 (5): 575-80.

66 El VO 2max. medido durante el ejercicio incremental parece no estar afectado por cambios en la VE debidos al CM. CONCLUSIONES

67 Beidleman BA, Rock PB, Muza SR, et al. Exercise VE and physical performance at altitude are not affected by menstrual cycle phase. J Appl Physiol 1999; 86 (5): 1519-26. Bemben DA, Salm PC, Salm AJ. Ventilatory and blood lactate responses to maximal treadmill exercise during the menstrual cycle. J Sports Med Phys Fitness 1995; 35 (4): 257-62. No cambios en el VO 2max. durante CM No cambios en el VO 2max. durante CM. De Souza MJ, Maguire MS, Rubin KR, et al. Effects of menstrual phase and amenorrhea on exercise performance in runners. Med Sci Sports Exerc 1990; 22 (5): 575-80. 1.12 Consumo Máximo de Oxígeno. Uno de los principales indicadores de PAM. Cambios de este parámetro con FCM tendrían importantes implicaciones prácticas en la mujer deportista.

68 Lebrun CM, McKenzie DC, Prior JC, et al. Effects of menstrual cycle phase on athletic performance. Med Sci Sports Exerc 1995; 27 (3): 437-44 VO 2max. absoluto Menor VO 2max. absoluto durante la fase folicular media, que durante la fase folicular precoz. relativosSi se expresa en valores relativos no existen diferencias significativas (p= 0,06).

69 La mayoría de investigadores sugieren que el CM no afecta al VO 2max. No son necesarios ajustes en calendario competicional en mujeres atletas. CONCLUSIONES

70 http://www.acemefide.org

71

72 2.Deporte Adaptado 2.1 Fisiolología de la Parálisis Cerebral (CP) y de los Déficits de Movimiento Asociados. fase perinatal.Encefalopatía estática que puede tener su origen en la fase perinatal. no progresivoa la postura y el movimientoProceso no progresivo que afecta primordialmente a la postura y el movimiento, estando comúnmente asociado a: epilepsia, retraso mental, trastornos cognitivos y de comportamiento.

73 Presenta dos formas: -Espástica. -Atetósica. CP congénita es de origen vascular y/o anóxico. Larroche JC. Fetal encephalopathies of circulatory origin. Biol Neonate 1986; 50: 61-4 Volpe JJ. Neurology of the newborn. 2nd edition. London: Saunders, 1987: 726

74 A.Forma espástica: Hipertonicidad. Hiperreflexia. Aumento de la respuesta plantar extensora. Sacudidas tendinosas. B. Forma Atetósica. Movimientos constantes involuntarios. Aumento de la respuesta plantar flexora.

75 3 procesos contribuyen a la discapacidad del niño con CP: 1.La lesión del sistema nervioso perjudica el control del sistema motor. 2.Alteraciones en el desarrollo óseo y muscular. 3.Patrones de movimiento anormales para compensar el daño neurológico.

76 forma espástica de la enfermedad.La mayoría de estudios sobre AF en CP tienen como objeto niños con la forma espástica de la enfermedad. correcta valoración de los test de esfuerzoImportancia de obtener datos fisiológicos de respuesta al ejercicio en CP para realizar una correcta valoración de los test de esfuerzo.

77 2.2 Test de ejercicio en niños con CP. En muchas ocasiones no se puede observar la presencia o ausencia de un "plateau" de VO 2 en CP. Lundberg A. Maximal aerobic capacity of young people with spastic cerebral palsy. Dev Med Child Neurol 1978; 20: 205-10. Rieckert H, Bruhn U, Schwalm U, et al. Endurance training within a program of physical education in children predominantly with cerebral palsy. Med Welt 1977; 28: 1694-701

78 Dresen MHW, de Groot G, Mesa Menor JR, et al. Aerobic energy expenditure of handicapped children after training. Arch Phys Med Rehabil 1985; 66: 302-6 Lundberg A. Maximal aerobic capacity of young people with spastic cerebral palsy. Dev Med Child Neurol 1978; 20: 205-10. Rieckert H, Bruhn U, Schwalm U, et al. Endurance training within a program of physical education in children predominantly with cerebral palsy. Med Welt 1977; 28: 1694-701 VO 2max parámetro mas utilizado entrenamientorehabilitaciónVO 2max es el parámetro mas utilizado para valorar tanto el entrenamiento como la rehabilitación en niños con CP.

79 Dresen MHW, de Groot G, Mesa Menor JR, et al. Aerobic energy expenditure of handicapped children after training. Arch Phys Med Rehabil 1985; 66: 302-6 Lundberg A. Maximal aerobic capacity of young people with spastic cerebral palsy. Dev Med Child Neurol 1978; 20: 205-10. Bar-Or O, Inbar O, Spira R. Physiological effects of a sports rehabilitation program on cerebral palsied and postpoliomyelitic adolescents. Med Sci Sports 1976; 8: 157-61 Hoofwijk M, Unnithan V, Bar-Or O. Maximal treadmill performance of children with cerebral palsy. Pediatr Exerc Sci 1995;7: 305-13 < VO 2maxAdolescentes con CP tienen < VO 2max que individuos de la misma edad sin CP. cicloergometría ergometría de EESSLa valoración del VO 2max. suele realizarse mediante cicloergometría o ergometría de EESS.

80 Rieckert H, Bruhn U, Schwalm U, et al. Endurance training within a program of physical education in children predominantly with cerebral palsy. Med Welt 1977; 28: 1694-701 Hoofwijk M, Unnithan V, Bar-Or O. Maximal treadmill performance of children with cerebral palsy. Pediatr Exerc Sci 1995; 7: 305-13 Estos dos estudios han intentado valorar VO 2max. mediante treadmill

81

82 Lundberg A. Maximal aerobic capacity of young people with spastic cerebral palsy. Dev Med Child Neurol 1978; 20: 205-10. Hoofwijk M, Unnithan V, Bar-Or O. Maximal treadmill performance of children with cerebral palsy. Pediatr Exerc Sci 1995; 7: 305-13 eficiencia ventilatoria (  EQO2).Uno de los posibles mecanismos fisiológicos para justificar la presencia de valores menores de VO 2max en niños con CP sería la existencia de una menor eficiencia ventilatoria (  EQO2). espasticidad muscular respiratoriaPudiendo resultar de la espasticidad muscular respiratoria. ¿ Por que es menor el VO 2 max. ?

83 Lundberg A. Maximal aerobic capacity of young people with spastic cerebral palsy. Dev Med Child Neurol 1978; 20: 205-10. Lundberg A. Oxygen consumption in relation to work load in students with spastic cerebral palsy. J Appl Physiol 1976; 40: 873-5. Otro mecanismo:  tono muscular   tono venoso.  aclaramiento de lactato.  FATIGA

84 Unnithan VB, Dowling JJ, Frost G, et al. Role of co-ontraction in the oxygen cost of walking in children with cerebral palsy. Med Sci Sports Exerc 1996; 28: 1498-504 van den Berg-Emons RJG, van Baak MA, de Barbanson DC, et al. Reliability of tests to determine peak aerobic power, naerobic power and isokinetic muscle strength in children with spastic CP. Dev Med Child Neurol 1996; 38: 1117-25.   niveles de co-contracción están asociados a un  coste energético al caminar a velocidades submáximas en niños con CP. Movimientos involuntarios de las extremidades afectan al VO 2submax.. FC max. < a los esperadosValores de FC max. < a los esperados contribuirían al menor VO 2max en niños con CP.

85 falta de habituaciónLa falta de habituación tiene un claro efecto sobre el VO 2max. ello puede presuponer un punto débil en algunos estudios previos. reproducibilidadLa reproducibilidad de la medida de la PAM presenta un rango entre 0,72 y 0,84 en niños con CP. Menores que en niños sanos (0,90). Rieckert H, Bruhn U, Schwalm U, et al. Endurance training within a program of physical education in children predominantly with cerebral palsy. Med Welt 1977; 28: 1694-701 Lundberg A. A longitudinal study of physical working capacity of young people with spastic cerebral palsy. Dev Med Child Neurol 1984; 26: 328-34 van den Berg-Emons RJG, van Baak MA, de Barbanson DC, et al. Reliability of tests to determine peak aerobic power, naerobic power and isokinetic muscle strength in children with spastic CP. Dev Med Child Neurol 1996; 38: 1117-25.

86 Conclusiones Test de PAM muestran una validez satisfactoria en niños con CP. Se puede utilizar ergometría de EESS, cicloergometría e incluso treadmill siguiendo los procesos habituales de familiarización.

87 2.3 Potencia Anaeróbica. La actividad física de niños con CP puede ser considerada como una serie de discretas ráfagas de actividad. Por ello la valoración del metabolismo anaeróbico mediante el PP y la PM del test anaeróbico de Wingate (WAnT), supone el mejor indicador de la capacidad funcional del niño con CP.

88 Bar-Or O, Inbar O, Spira R. Physiological effects of a sports rehabilitation program on cerebral palsied and post- poliomyelitic adolescents. Med Sci Sports 1976; 8: 157-61 Parker DF, Carriere L, Hebestreit H, et al. Anaerobic endurance and peak muscle power in children with spastic cerebral palsy. Am J Dis Child 1992; 146: 1069-73 valores { "@context": "http://schema.org", "@type": "ImageObject", "contentUrl": "http://images.slideplayer.es/10/2871545/slides/slide_88.jpg", "name": "Bar-Or O, Inbar O, Spira R.", "description": "Physiological effects of a sports rehabilitation program on cerebral palsied and post- poliomyelitic adolescents. Med Sci Sports 1976; 8: 157-61 Parker DF, Carriere L, Hebestreit H, et al. Anaerobic endurance and peak muscle power in children with spastic cerebral palsy. Am J Dis Child 1992; 146: 1069-73 valores

89 Parker DF, Carriere L, Hebestreit H, et al. Anaerobic endurance and peak muscle power in children with spastic cerebral palsy. Am J Dis Child 1992; 146: 1069-73 Parker et al. compararon 19 cuadrapléjicos, 16 dipléjicos y 14 niños hemipléjicos. PP y PM de EESS significativamente mayor (p< 0,05) en dipléjicos que en hemipléjicos y cuadrapléjicos. PP y PM de EEII significativamente menor (p < 0,05) en cuadrapléjicos que en dipléjicos y hemipléjicos.

90 ¿ Por que se producen bajos valores de WAnT? sincronización potencia muscularCompromiso de la sincronización normal entre grupos musculares agonistas y antagonistas, durante el movimiento voluntario   Altos grados de potencia muscular. reflejo de estiramientotónico hipertensivoposición acortada dificultad en el crecimiento muscularreducción de la masa muscular.El estiramiento aplicado al músculo espástico durante el movimiento es contrarrestado por el reflejo de estiramiento tónico hipertensivo  músculo permanece en posición acortada dificultad en el crecimiento muscular  reducción de la masa muscular. Emons HJG, Groenenboom DC, Burggraaff YI, et al. Wingate Anaerobic Test in children with cerebral palsy. In: Coudert J, Van Praagh E, editors. Children and exercise XVI. Paris:Masson, 1992: 187-9

91 Incapacidad de producir niveles altos de Potencia Muscular.  Rendimiento Anaeróbico.  Rendimiento Anaeróbico.

92 La disminución en el rendimiento anaeróbico puede ser debido a un incremento en el ratio de fibras musculares Tipo I / TipoII. Lesiones motoras superiores pueden causar atrofia de fibras Tipo II   Tipo I. Brooke MH, Engel WK. The histographic analysis of human muscle biopsies with regard to fibre types. Neurology 1969;19: 591-605

93 El deterioro del Sistema de Control Motor puede reducir el rendimiento anaeróbico. Parker DF, Carriere L, Hebestreit H, et al. Anaerobic endurance and peak muscle power in children with spastic cerebral palsy. Am J Dis Child 1992; 146: 1069-73 Tirosh E, Rosenbaum P, Bar-Or O. A new muscle power test in neuromuscular disease: feasability and reliability. Am J DisChild 1990; 144: 1083-7 anclaje en el pedal.CP espástica causa una pronación del pie debido al alto tono extensor  rotación medial del talón y tobillo  dificultando el anclaje en el pedal.

94 Tirosh E, Rosenbaum P, Bar-Or O. A new muscle power test in neuromuscular disease: feasability and reliability. Am J DisChild 1990; 144: 1083-7 atan el pie al pedalTirosh et al para resolver este problema atan el pie al pedal Bar-Or O. The Wingate Anaerobic Test: an update on methodology,reliability and validity. Sports Med 1987; 4: 381-94 peso corporalInutilidad de la utilización del peso corporal como índice para determinar la resistencia de frenado en niños con discapacidades. 30 y un 50 % del calculado para el peso corporal total (TBM).En niños con patologías nutricionales o musculares severas este valor estaría entre un 30 y un 50 % del calculado para el peso corporal total (TBM).

95 Dos alternativas para el cálculo de la fuerza de frenado en test de EESS: fuerza óptima obtenida en un test de F /V. 1.Se basa en la fuerza óptima obtenida en un test de F /V. volumen magro del brazo. 2.Se basa en la estimación del volumen magro del brazo. Van Mil GAH, Schoeber N, Calvert RE, et al. Optimization of braking force in the Wingate test for children and adolescentswith a neuromuscular disease. Med Sci Sports Exerc 1996; 28: 1087-92

96 Tirosh E, Rosenbaum P, Bar-Or O. A new muscle power test in neuromuscular disease: feasability and reliability. Am J DisChild 1990; 144: 1083-7 coeficiente de correlación de 0,976Tirosh et al. Encontraron para la PM un coeficiente de correlación de 0,976 para test-retest, en niños con diversos déficits neuromusculares. van den Berg-Emons RJG, van Baak MA, de Barbanson DC, et al. Reliability of tests to determine peak aerobic power, naerobic power and isokinetic muscle strength in children with spastic CP. Dev Med Child Neurol 1996; 38: 1117-25. Van den Berg et al. Encontraron para la PM 0,92-0,95 y para PP 0,90-0,94 en niños con CP. WAnT podrían contribuir a una medida fidedigna en niños con CP.PM y PP medidos mediante WAnT podrían contribuir a una medida fidedigna en niños con CP.

97 Conclusiones Test de WAnT tanto de EESS como II serían un buen método para valorar niños con CP. Por ello WAnT se incorporaría como un componente básico en la evaluación de niños con CP.

98 2.4 Metabolismo y Coste Mecánico de la locomoción. Campbell JJ. Ball Energetics of walking in cerebral palsy. Orthop Clin North Am 1978; 9: 374-7 triplican el gasto energético durante el caminar a nivel submáximoLas anomalías en la marcha de niños con CP triplican el gasto energético durante el caminar a nivel submáximo con respecto a niños sanos. aparición precoz de fatigaEl incremento del gasto energético produce la aparición precoz de fatiga en estas poblaciones.

99 Unnithan VB, Dowling JJ, Frost G, et al. Role of co-ontraction in the oxygen cost of walking in children with cerebral palsy. Med Sci Sports Exerc 1996; 28: 1498-504 Coste energético considerablemente mas alto al caminar en tapiz a intensidades submáximas en niños con CP que en controles sanos.

100 McLenaghan B, Hill S, Okazaki C. Interface design for indirect calorimetry in children with cerebral palsy. Arch Phys Med Rehabil 1988; 69: 548-51. Pocos datos de valoración de VO2 en pruebas submáximas en tapiz realizadas con niños con PC 1.Necesidad de deambular en tapiz con la asistencia de mecanismos. 2.Dificultad en mantener la concentración en el caminar mientras se respira por una boquilla con la nariz tapada. 3.Dificultad de sellar los labios alrededor de la boquilla. Los dos últimos pueden ser mejorados con el uso de una mascarilla.

101 Corry IS, Duffy CM, Cosgrave AP, et al. Measurement of oxygen consumption in disabled children by the cosmed K2 portable telemetry system. Dev Med Child Neurol 1996; 38: 585-93. valoración telemétrica del VO2Corry et al valoraron la utilidad del uso de un sistema de valoración telemétrica del VO2, no obstante la validez test-retest de un sistema telemétrico fue solo el 10 %. La valoración aislada del coste metabólico no proporciona información sobre el mecanismo por el que se eleva el coste energético en niños con CP. cinética, cinemática y EMG.Es importante una aproximación multidisciplinar: cinética, cinemática y EMG.

102 energía mecánicatrabajo energía cinéticapotencialMedidas de la energía mecánica y trabajo, incluyendo cambios entre la energía cinética y potencial, se pueden obtener usando el análisis computarizado de marcadores cinematográficos u optoelectrónicos

103 Olney SJ, MacPhail A, Hedden DM, et al. Work and power in hemiplegic cerebral palsy gait. Phys Ther 1990; 70: 431-8 Olney et al. reportaron que partes movimiento ineficaz en niños con el CP que se podría identificar con investigaciones multidisciplinarias 1.Movimiento desigual que da lugar a una serie de paradas y de comienzos, cada uno de los cuales tiene un coste metabólico evidenciable mediante medidas metabólicas y mecánicas simultáneas. 2.Apoyo con la punta del pie que ocurre debido a la contracción posterior o a la espasticidad de la pantorrilla.

104 3.Longitud acortada del paso que resulta de la actividad física creciente de los tendones de la corva y de la flexión disminuida de la cadera. 4.Contracción de los flexores de la rodilla, dando lugar a flexión compensatoria de la cadera. 5.Dorsiflexión del tobillo dando por resultado una longitud acortada del paso.

105 características del paso del niño con el CPLas características del paso del niño con el CP representan una adaptación a su condición clínica. Si estas adaptaciones son beneficios es difícil de evaluar, por lo tanto la necesidad de la investigación multidisplinaria. Lai KA, Kuo KN, Andriacchi TP. Relationship between dynamic deformities and joint moments in children with cerebral palsy. J Pediatr Orthop 1988; 8: 690-5.

106 Bowsher KA, Damiano DL, Vaughan CL. Joint torques and co-contraction during gait for normal and cerebral palsy children.Proceedings of the Second North American Congress on Biomechanics (NACOB II); 1992: 319-20  de las velocidades no producía un cambio en el patrón de co- contracciónBowsher et al demostraron que el  de las velocidades al caminar no producía un cambio en el patrón de co- contracción de la cadera o rodilla en los niños con CP. Unnithan VB, Dowling JJ, Frost G, et al. Co-contraction and phasic activity during gait in children with cerebral palsy.Electromyogr Clin Neurophysiol 1996; 36: 487-94  de la co-contracción de piernay muslo  de las velocidadUnnithan et al. demostraron un  de la co-contracción de pierna (tibiales anterior / soleo) y muslo (vasto lateral/ isquiotibiales) con el  de las velocidad al caminar.

107 VO 2 índices de co-contracciónUnnithan et al obtuvieron coeficientes de correlación de 0,66 y 0,72 entre VO 2 y los índices de co-contracción de pierna y muslo respectivamente.

108 Conclusiones Investigaciones multidisciplinarias son necesarias si queremos intentar identificar la causa del incremento del coste energético de locomoción observado en niños con CP.

109


Descargar ppt "J.RIBAS I FERNÁNDEZ ESCUELA DE MEDICINA DE LA EDUCACIÓN FÍSICA Y DEL DEPORTE. UNIVERSITAT DE BARCELONA EJERCICIO FÍSICO EN POBLACIONES ESPECÍFICAS Tema."

Presentaciones similares


Anuncios Google