La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Una vez iba caminando por las montañas una niñita llamada Julieta. Ella tenía 13 años. Siempre solía tirarse de espalda en un valle repleto de flores.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Una vez iba caminando por las montañas una niñita llamada Julieta. Ella tenía 13 años. Siempre solía tirarse de espalda en un valle repleto de flores."— Transcripción de la presentación:

1

2 Una vez iba caminando por las montañas una niñita llamada Julieta. Ella tenía 13 años. Siempre solía tirarse de espalda en un valle repleto de flores amarillas. Pasaba horas y horas hablando con las flores. Estas flores siempre le susurraban cosas al oído. Hasta que un día una de las flores le comentó un secreto. Flor: Aquél árbol triste que siempre mira la puesta del sol, al bajar por el mar, nunca sonríe y nunca le habla a ninguna de las flores.

3 La niña fue corriendo hasta el árbol. Observó cuan frondoso y verdoso era. Fue en ese momento que lo llamó Verdosito. La niña subió hasta las ramas del árbol y comenzó a hablar con el árbol. Julieta: ¿Por qué siempre estás tan triste? Verdosito: ¿Ves aquellos dos huecos en la tierra, situados a mi lado? Julieta: ¡Sí! Parece ser de unos árboles iguales a ti. Verdosito: Esa es la razón por la cual me paso triste. Ellos murieron a consecuencia de los seres humanos. Julieta: ¿Usaron una sierra y los cortaron? Verdosito: No.

4 Julieta: Entonces, ¿cuál es la razón de tu tristeza? Verdosito: Ellos eran mi madre y mi padre. En ese momento la niña se quedó impresionada, pensando que sería estar solo(a) en este mundo, sin la presencia de los padres. Todo se veía negro en sus pensamientos. Verdosito: ¡Niña! ¡Julieta! Julieta: Lo siento, estaba pensando en algo. ¿Puedo preguntarte algo?

5 Verdosito: Claro. Julieta: Me puedes contar, ¿cómo fue la pérdida de tus padres? ¿Por qué tú dices?, los humanos tienen la culpa. El árbol gritando y preocupado: Verdosito: ¡Viene!, viene cada año. Cada vez es más fuerte y más frecuente. La niña se quedó preocupada y asustada. Julieta: ¿Qué cosa es…?

6 Verdosito: Por culpa de los humanos estoy solo en esta montaña viendo el sol irse, al igual que mis padres; se fueron. Lo más triste es que los observé desintegrándose poco a poco. Fueron 10 años de mucho dolor, aunque todavía lo sigue siendo. Hasta que un día desperté y ya no estaban. Julieta: Aún no sé, ¿por qué los humanos tienen la culpa? Verdosito: Ellos están contaminando, hay gases tóxicos por donde quiera. Las fábricas están quemando y hay basura a nuestro alrededor. Eso provoca que la capa de ozono se vaya desapareciendo.

7 Julieta: ¿Qué es la capa de ozono? Verdosito: Eso es una barrera protectora que tiene nuestra madre Tierra. Esta capa tiene como propósito: protegernos de los rayos ultravioletas; que pueden afectar la vida del planeta. Los rayos ultravioletas, provienen de nuestra estrella, llamada Sol. Julieta: ¿Dónde aprendiste todo eso? Eres muy brillante. Verdosito: Me encanta leer muchos libros. Todos mis conocimientos provienen de mi lectura diaria. Al desaparecer nuestra capa de ozono, los rayos ultravioletas entran a nuestra superficie terrestre, calentando así la temperatura del océano.

8 Julieta: O sea, tus padres se quemaron y ¿tú no? Verdosito: No murieron de esa manera. Cuando las aguas se calientan, ocurre algo interesante en el océano. Se forman unos fenómenos atmosféricos, llamados: huracanes.

9 Julieta: ¿Cómo se forman los huracanes? Verdosito: Cuando el agua calienta, se evapora el agua, hasta que llega a la atmósfera y forma nubes. Cuando esto ocurre, muchas nubes comienzan a agruparse y a rotar. Hasta que éstas nubes adquieren mucha energía y toman mucha fuerza, incrementando sus vientos y cantidad de precipitación. Muchas veces se observan descargas eléctricas. Julieta: O sea, ¿se ahogaron?

10 Verdosito: ¡No! El huracán se fue moviendo por el mar, agitando las aguas y nublando todo el paisaje. Un día llegó a esta montaña. Yo aún estaba naciendo entre dos rocas. Yo los veía a ellos menearse de lado a lado. El viento quería llevarse a mis padres. Hasta que de momento todo se calmó. Julieta: O sea, ¿la luz se los llevó?

11 Verdosito: Tú sí que me haces reír mucho. ¡No! Solo era el ojo del huracán. Cuando hay un intervalo de tiempo despejado significa: que es un huracán intenso, poderoso, fuerte. Luego de la tranquilidad, llegó lo más difícil. Viento mucho más fuerte, pero en otra dirección. Fue en ese instante que mis padres se cayeron. Julieta: Ahora entendí por que se murieron. De ahora en adelante voy a reciclar y a no tirar basura, para proteger la capa de ozono. Además leeré como tú, me iré a estudiar para crear nuevas tecnologías y para transmitir un mensaje positivo al mundo, para cambiar la visón de cada persona.

12 Julieta tiene 23 años de edad, ya graduada. Julieta se dedicaba a proteger el mundo. Hasta que un día la población se olvidó de su mensaje. La gente comenzó a tirar nuevamente basura y a contaminar. Ella miraba a su alrededor llorando de tristeza. Fue a su casa y encendió la televisión para despejar su mente. A Julieta siempre le encantaba ver la sección del tiempo, porque le recordaba a un buen amigo. De repente, el meteorólogo anuncia que un fuerte huracán se aproximaba a la isla. Julieta comienza a llorar y a llorar, no se podía contener. Ella se recordó de un amigo: Verdosito. Ella condujo horas y horas para llegar a donde estaba el árbol. Finalmente llega al lugar en donde se encontraba el árbol.

13 Julieta: ¿Verdosito? Verdosito: Ahora soy Verdesote. He crecido mucho. Crecí como mis padres. Julieta, ¿por qué lloras? Julieta: Tengo que decirte una mala noticia. Verdosito: No por favor, ¡no! No quiero saber otra vez de eso. El árbol lloraba mientras que Julieta se acercó y lo abrazó. Julieta: No llores Verdosito, no llores. Estaremos juntos hasta el final, no te preocupes. Me quedaré aquí contigo todo el tiempo, no te abandonaré. Todo se nubla muy rápido, todo se oscurecía. Julieta y el árbol se quedaron juntos, ambos llorando esperaban que nada le sucediera.

14 Julieta: Si las personas no hubieran contaminado, no teníamos que pasar por esto. Verdosito, ¿estás preparado? Verdosito: Sí lo estoy, estaré con mis padres, ahora estaré acompañado. ¡No puede ser! Tengo mucho miedo. Julieta se quedó pensando en los momentos felices que compartieron desde que eran pequeños. Julieta: ¡Ya llegó el momento! Verdosito, no me suertes. Aguántame fuerte. ¡Te quiero mucho!, gracias por compartir conmigo.

15 Verdosito: Para mí fue una bendición que tú llegaras aquí, fuiste la compañía que nunca tuve. De hecho gracias por no dejarme morir solito. El viento y la lluvia llegaron muy fuertes. Julieta y Verdosito miraron hacia arriba, observaron un intervalo de tranquilidad. Julieta: Ahora si entiendo, lo que es un ojo del huracán. A los cinco minutos, la tranquilidad se agotó, hasta que luego ambos desaparecieron.

16 Todos sabemos que ellos están en un lugar mucho mejor. Quizás esto no hubiera sucedido, si los humanos no contaminaran a diario. Sabemos que esto ocurrió entre un árbol y una mujer. Ellos no son los únicos que mueren a consecuencia de la contaminación. Personas como Julieta, debemos ser todos. Tenemos que ser perseverantes y cuidar nuestra madre azul. Recuerda es un lugar prestado, debemos respetarlo y cuidarlo. FIN


Descargar ppt "Una vez iba caminando por las montañas una niñita llamada Julieta. Ella tenía 13 años. Siempre solía tirarse de espalda en un valle repleto de flores."

Presentaciones similares


Anuncios Google