La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

QUINTO MOVIMIENTO. Pocos están listos, preparados para morir. Sé que hay que morir; pero no lo creo. Se vive como si jamás se hubiera de morir. Cuando.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "QUINTO MOVIMIENTO. Pocos están listos, preparados para morir. Sé que hay que morir; pero no lo creo. Se vive como si jamás se hubiera de morir. Cuando."— Transcripción de la presentación:

1 QUINTO MOVIMIENTO

2 Pocos están listos, preparados para morir. Sé que hay que morir; pero no lo creo. Se vive como si jamás se hubiera de morir. Cuando sobreviene un fallecimiento los mortales se asombran de que un mortal haya muerto

3 El Dios que nos creó y nos llamó amados antes de que naciéramos siquiera, vive con nosotros y en nosotros. Nada puede separarnos de ese amor de Dios en Cristo aún en medio de la realidad de la muerte, que muchos preferimos ignorar o evitar.

4 Dificultades Quebranto interior, Discusiones con la familia Presión en el trabajo Conflicto con los amigos La enfermedad. Y otras tantas cosas más nos recuerdan lo pequeño, insignificantes y vulnerables que somos.

5 del dinero un empleo diferente un cónyuge diferente una casa mejor, una nueva dieta, un programa de ejercicios. Queremos ser más de lo que somos. No nos contentamos con un poquito de vida, con un poquito de amor.

6 El nacimiento La escuela La universidad El matrimonio EL primer empleo El momento de retiro Nos recuerdan que el temor y el amor nacen al mismo tiempo. Jamás se separan del todo en nuestra existencia. Pero también esas pequeñas muertes nos traen vida. Nos permiten aprender a dejar las cosas atrás. Nos preparan para descubrir una vida diferente de la que conocimos hasta ese momento.

7 La vida es una escuela en la que se nos enseña a partir. Esto es lo que significa en realidad la mortificación: el entrenamiento a morir, para cortar los lazos que nos mantienen esclavos del pasado. Entonces lo que llamamos muerte ya no es una sorpresa, sino las última de muchas puertas que nos llevan a ser seres humanos completos.

8 ¿Por qué no nos preparamos para la muerte si vivimos tan cerca de ella? Culturalmente se hace un gran esfuerzo por evitar la muerte. Intentamos cubrirla, esconderla con cosméticos y todo tipo de esfuerzos. Cuando alguien sufre queremos mantenernos alejados. Cuando alguien muere no queremos enfrentar de lleno la muerte. Decimos: falleció, se fue, nos dejó. Y aunque tenemos la certeza de que todos moriremos negamos la muerte como si fuera la cosa más irreal.

9 Yo no lo sé. Usted tampoco lo sabe. Nos encontramos reducidos a tener que admitir que la muerte viene de manera personal, única para cada uno, ¿Quién puede decir algo en esto? Una cosa, sin embargo, suena cierta: en la muerte damos un salto, renunciamos, dejamos ir, nos entregamos y abandonamos el lugar seguro que conocemos, que nos es cómodo, lo hagamos de forma voluntaria o involuntaria. No sabemos que hay más allá de nuestra vida. No podemos pronosticar nada de nuestro futuro. La fe nos pide que saltemos, que nos entreguemos y creamos que en algún lugar, de algún modo, alguien nos atajará y nos llevará a casa.

10 San Agustín

11 Necesitamos aprender cómo morir tiene que ver con vivir cada día con el pleno conocimiento de que somos hijos de Dios, cuyo amor es más fuerte que la muerte. Cada vez que podemos disfrutar del presente aun sabiendo que el mañana tendrá al menos algunos momentos difíciles, algunas incertidumbres, algunos recordatorios de nuestra mortalidad, podemos aprender a extender nuestros brazos hacia Aquél en quien confiamos, hacia Aquel grandioso.

12

13 El llamado de Jesús a la vida surgió de sus lágrimas y del suspiro que nació en la profundidad de su corazón. Nuestra muerte puede convertirse en señal de gloria. Jesús mostró lo preciosa que es en verdad nuestra vida: lloró, se lamentó. Y de ese lamento nació nueva vida. Es a través de la muerte que llegamos a lo profundo de la vida.

14 Creemos en la muerte; pero, ¡qué difícil es hacer la aplicación de sí mismo! Sin duda, mi vecino, mi amigo, mi conocido morirá; pero yo también. La tendencia de todos es instalarse. Construimos casas para estar. Pero se habita poco tiempo y viene otros detrás, que serán pronto sustituidos por otros.

15 ÉXODO 29, LEVÍTICO 23, CORINTIOS 5, 4

16 Cómo lo hemos escuchado el origen de esta fiesta de las Tiendas es de origen agrícola. El hombre da gracias al Creador de todas las cosas, que en su bondad, ha concedido, otra vez, los frutos de la tierra. Pero pronto el pueblo de Israel adoptó la costumbre para evocar la travesía larga del pueblo en el desierto, después de la liberación de la esclavitud de Egipto, dando gracias a Dios por haber provisto las necesidades de sus hijos, en especial por el envío fiel del maná. Año con año renovaban su abandono en la Providencia.

17 Por esta evocación del éxodo, Sukkot, se volvió igualmente la celebración de la cohabitación de Dios y de los hombres. En el desierto, el Señor vino en efecto, a vivir bajo una tienda, compartiendo las condiciones precarias de su pueblo. Él acompañó, desde entonces a Israel en su vida nómada, hasta la entrada en la Tierra Prometida. Esa presencia se realiza plenamente en Cristo: Juan 1, 14.

18 Para concretizar, los diferentes aspectos de la fiesta, hoy, todavía, cada familia emprende la construcción de una tienda hecha de materiales pobres, tales como las palmas y las ramas, o menos poético como los cartones y pedazos de lámina. Por una semana la familia se reunirá bajo la tienda especialmente para tomar allí sus comida, y en la noche, el más joven de la familia tendrá hasta el privilegio de dormir allí. En medio de la oscuridad, descubriendo a través de las ramas del techo el centelleo de las estrellas, él aprenderá que el cielo es su verdadera morada, y que su existencia precaria, en este mundo lo conduce allí.

19 JUAN 16


Descargar ppt "QUINTO MOVIMIENTO. Pocos están listos, preparados para morir. Sé que hay que morir; pero no lo creo. Se vive como si jamás se hubiera de morir. Cuando."

Presentaciones similares


Anuncios Google