La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Los siete saberes necesarios a la educación del futuro Adaptado de Edgar Morin, UNESCO, 1999 Por: Rigoberto Pittí Panamá, 2012.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Los siete saberes necesarios a la educación del futuro Adaptado de Edgar Morin, UNESCO, 1999 Por: Rigoberto Pittí Panamá, 2012."— Transcripción de la presentación:

1 Los siete saberes necesarios a la educación del futuro Adaptado de Edgar Morin, UNESCO, 1999 Por: Rigoberto Pittí Panamá, 2012

2 Los siete saberes necesarios a la educación del futuro Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión Capítulo II - Los principios de un conocimiento pertinente Capítulo III – Enseñar la condición humana Capítulo IV – Enseñar la identidad terrenal Capítulo V – Enfrentar las incertidumbres Capítulo VI – Enseñar la comprensión Capítulo VII – La ética del género humano

3 Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión La educación, que es la que tiende a comunicar los conocimientos, permanece ciega ante lo que es el conocimiento humano, y no se preocupa en absoluto por hacer conocer lo que es conocer. El conocimiento no se puede considerar como una herramienta confeccionada que se puede utilizar sin examinar su naturaleza. El conocimiento del conocimiento debe aparecer como una necesidad primera. Se trata de armar cada mente en el combate vital para la lucidez. Es necesario introducir y desarrollar en la educación el estudio de las características cerebrales, mentales y culturales del conocimiento humano, de sus procesos y modalidades, de las disposiciones tanto síquicas como culturales que permiten arriesgar el error o la ilusión.

4 1. El talón de Aquiles del Conocimiento: La educación del futuro debe afrontar el problema desde estos dos aspectos: error e ilusión. Error e ilusión parasitan la mente humana desde la aparición del homo sapiens. No hay conocimiento que no esté, en algún grado, amenazado por el error y por la ilusión Hay un riesgo de error bajo el efecto de perturbaciones aleatorias o ruidos, en cualquier transmisión de información o comunicación de mensajes. Capítulo I: – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión

5 El talón de Aquiles del Conocimiento: Todas las percepciones son a la vez traducciones y reconstrucciones cerebrales. El conocimiento es el fruto de una traducción-reconstrucción mediada por el lenguaje y el pensamiento. Este conocimiento implica la interpretación, al interior de la subjetividad del conociente, de su visión del mundo, de sus principios de conocimiento. La proyección y las perturbaciones mentales que aportan nuestras emociones multiplican los riesgos de error. Los afectos pueden enceguecernos; pero también el desarrollo de la inteligencia es inseparable del de la afectividad. Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión

6 Los errores mentales: Ningún dispositivo cerebral permite distinguir la alucinación de la percepción. Nuestra memoria misma está sujeta a numerosas fuentes de error. El 98% del sistema neuro-cerebral implica al funcionamiento interior, mientras que las vías que conectan al exterior son el 2%. También existe en cada mente una posibilidad de mentira a sí mismo: el egocentrismo, la auto-justificación, la tendencia a proyectar. Una memoria no regenerada tiende a degradarse. Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión

7 Los errores intelectuales: Nuestros sistemas de ideas (teorías, doctrinas, ideologías) están sujetos al error y también protegen los errores e ilusiones. Resistes a la información que no conviene o que no se puede integrar. Las teorías resisten a la agresión de las teorías enemigas. Las doctrinas son invulnerables a cualquier crítica que denuncie sus errores. Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión

8 Los errores de la razón: La actividad racional de la mente es la que distingue entre vigilia y sueño, imaginario y real, subjetivo y objetivo. La racionalidad constructiva es la que elabora teorías coherentes verificando el carácter lógico de la organización de las ideas, teorías y experiencias. La racionalidad crítica, que se ejerce sobre los errores e ilusiones de las creencias, doctrinas y teorías. La racionalización es cerrada, la racionalidad es abierta Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión

9 Las cegueras paradigmáticas: Promoción/selección de conceptos maestros de la inteligibilidad – Exclusión o subordinación de conceptos antinómicos. El paradigma otorga el privilegio a ciertas operaciones lógicas a expensas de otras (disyunción en vez de conjunción, exclusión en vez de inclusión, etc.). Paradigma de simplificación que impide concebir la unidualidad (naturaleza-cultura, cerebro-psiquis). El paradigma instaura las relaciones primordiales que constituyen los axiomas, conceptos, discursos y teorías. Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión Sujeto / Objeto Alma / Cuerpo Espíritu / Materia Calidad / Cantidad Finalidad / Causalidad Sentimiento / Razón Libertad/Determinismo Existencia/Esencia

10 Determinismo que impone dogmas, doctrinas, ideologías, verdades establecidas… El imprinting es la marca sin retorno que imponen las primeras experiencias (Konrad Lorentz). El imprinting cultural marca los humanos desde su nacimiento, con el sello de la cultura familiar, luego escolar, y después con la universidad o en el desempeño profesional. Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión 2. El Imprinting y la Normalización:

11 Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión 3. Noología – Posesión Noología: esfera de las cosas del espíritu. Las creencias y las ideas no sólo son productos de la mente, también son seres mentales que tienen vida y poder (mitos, dioses…). La noósfera está en nosotros y nosotros estamos en la noósfera. Los mitos y las ideas han tomado formas y nos pueden llevar a morir o matar por una creencia o una idea. Las ideas existen por y para el hombre, pero el hombre existe también por y para las ideas. Una idea o una teoría debería relativizarse y domesticarse y orientar las estrategias del conocimiento humano.

12 Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión 4. Lo Inesperado: Nuestras teorías y nuestras ideas no tienen ninguna estructura para acoger lo nuevo. Lo nuevo brota sin cesar; nunca podemos predecir cómo se presentará, pero debemos contar con su llegada (con lo inesperado). Cuando llegue lo inesperado, habrá que ser capaz de revisar nuestras teorías e ideas y no forzar el hecho nuevo a nuestras teorías (flexibilidad del conocimiento).

13 Capítulo I – Las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión 5. La Incertidumbre del conocimiento: La educación necesita despejar los grandes interrogantes sobre nuestra posibilidad de conocer. El conocimiento es como una aventura para la cual la educación debe proveer los viáticos indispensables. El conocimiento del conocimiento debe aparecer en la educación como un principio y una necesidad permanente (aprender a aprender). Hay condiciones bio-antropológicas socio- culturales y noológicas que permiten tener interrogantes fundamentales sobre el mundo, sobre el hombre y sobre el conocimiento mismo.

14 Capítulo II - Los principios de un conocimiento pertinente Existe un problema capital, aún desconocido, cual es el de la necesidad de promover un conocimiento capaz de abordar los problemas globales y fundamentales para inscribir allí los conocimientos parciales y locales. La supremacía de un conocimiento fragmentado según las disciplinas impide a menudo operar el vínculo entre las partes y las totalidades y debe dar paso a un modo de conocimiento capaz de aprehender los objetos en sus contextos, sus complejidades, sus conjuntos. Es necesario desarrollar la aptitud natural de la inteligencia humana para ubicar todas sus informaciones en un contexto y en un conjunto. Es necesario enseñar los métodos que permiten aprehender las relaciones mutuas y las influencias recíprocas entre las partes y el todo en un mundo complejo.

15 Capítulo II - Los principios de un conocimiento pertinente 1.La Pertinencia del Conocimiento: La era planetaria necesita situar todo en el contexto y en la complejidad planetaria. Para articular y organizar los conocimientos y reconocer los problemas del mundo, es necesaria una reforma de pensamiento (reforma paradigmática y no programática). Hay una inadecuación grave entre nuestros saberes desunidos, divididos, compartimentados y las realidades o problemas cada vez más polidisciplinarios, transversales, multidimensionales, transnacionales, globales, planetarios. La educación debe evidenciar: el contexto, lo global, lo multidimensional, lo complejo.

16 Capítulo II - Los principios de un conocimiento pertinente 2.La Inteligencia General: La educación debe favorecer la aptitud natural de la mente para hacer y resolver preguntas esenciales y estimular el empleo total de la inteligencia. Ejercicio de la curiosidad (facultad de la infancia y adolescencia). La educación del futuro debe utilizar los conocimientos existentes, superar las antinomias provocadas por los conocimientos especializados e identificar la falsa racionalidad. La especialización disciplinaria quebranta los contextos, las globalidades y las complejidades. Los problemas fundamentales y los problemas globales son expulsados de las ciencias disciplinarias.

17 Capítulo II - Los principios de un conocimiento pertinente 3.Los Problemas Esenciales: Disyunción y Especialización Cerrada: la hiper-especialización impide ver tanto lo global como lo esencial; imposibilita tomar lo complejo. La especialización extrae un objeto de su contexto y de su conjunto, rechaza los lazos y las intercomunicaciones con su medio y conduce a una abstracción que opera una separación con lo concreto (p.e,: la economía se separa de las condiciones sociales). Reducción y Disyunción: disminuir el conocimiento de un todo al conocimiento de sus partes; restringir lo complejo a lo simple; eliminar todo aquello que no sea cuantificable ni medible. La falsa racionalidad: racionalización abstracta y unidimensional, que excluye las costumbres y saberes de la gente.

18 Capítulo III – Enseñar la condición humana El ser humano es a la vez físico, biológico, síquico, cultural, social, histórico. Es esta unidad compleja de la naturaleza humana la que está completamente desintegrada en la educación a través de las disciplinas y que imposibilita aprender lo que significa ser humano. Así, la condición humana debería ser objeto esencial de cualquier educación. Este capítulo indica cómo, a partir de las disciplinas actuales, es posible reconocer la unidad y la complejidad humanas reuniendo y organizando conocimientos dispersos en las ciencias de la naturaleza, en las ciencias humanas, la literatura y la filosofía y mostrar la unión indisoluble entre la unidad y la diversidad de todo lo que es humano.

19 Capítulo III – Enseñar la condición humana La educación del futuro deberá ser una enseñanza primera y universal centrada en la condición humana. Conocer lo humano: situarlo en el universo y a la vez separarlo de él: ¿Quiénes somos? ¿dónde estamos? ¿de dónde venimos? ¿a dónde vamos?

20 Capítulo III – Enseñar la condición humana 1. Arraigamiento - Desarraigamiento Humano: La condición cósmica: nuestras partículas, átomos y moléculas se formaron en los primeros tiempos convulsivos de la Tierra (un proceso de auto-organización viviente). La condición física: Nosotros somos una pajilla de la diáspora cósmica, migajas de existencia solar, un brote de la existencia terrenal La condición terrestre: La Tierra se auto-produjo y se auto-organizó dependiendo del sol (periféricos). Somos seres cósmicos y terrestres. La condición humana: animalidad y humanidad. Somos biofísicos y uno sico-socio-culturales.

21 Capítulo III – Enseñar la condición humana 2.Lo Humano del Humano: Unidualidad: biológicos y culturales, egocéntricos y altruistas, homo sapiens es y homo demens. Bucle cerebro-mente-cultura: aparato biológico dotado de habilidades para actuar, percibir, saber, aprender – capacidad de conciencia y pensamiento – funcionamiento cerebral con efecto retroactivo. Bucle razón-afecto-impulso: córtex-mesocéfalo-paleocéfalo: hemisferios cerebrales, afectividad y memoria, impulsos primarios. Bucle individuo-sociedad-especie: Los individuos son producto del proceso reproductor de la especie humana, las interacciones entre individuos producen la sociedad y ésta, tiene efecto retroactivo.

22 Capítulo III – Enseñar la condición humana 3.La Unidad y la Diversidad Humana: Comprender lo humano, es comprender su unidad en la diversidad, su diversidad en la unidad. El campo individual: contenemos una unidad/diversidad genética, cerebral, mental, sicológica, afectiva, intelectual y subjetiva. El campo social: unidad/diversidad de las lenguas, de las organizaciones sociales y de las culturas. Diversidad cultural y pluralidad de individuos: No hay sociedad humana que no tenga cultura, pero cada cultura es singular. Sapiens – demens: El ser humano es complejo y lleva en sí de manera bipolarizada los caracteres antagónicos: racional-delirante, trabajador-lúdico, empírico-imaginativo, económico-dilapilador, prosaico-poético. Homo complexus: Somos seres infantiles, neuróticos, delirantes siendo también racionales, mesurados, calculadores.


Descargar ppt "Los siete saberes necesarios a la educación del futuro Adaptado de Edgar Morin, UNESCO, 1999 Por: Rigoberto Pittí Panamá, 2012."

Presentaciones similares


Anuncios Google