La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

LAS cinco excusas de Moisés. ¿Qué es una excusa? Diccionario define una excusa como la Razón o argumento con que se justifica un determinado comportamiento,

Presentaciones similares


Presentación del tema: "LAS cinco excusas de Moisés. ¿Qué es una excusa? Diccionario define una excusa como la Razón o argumento con que se justifica un determinado comportamiento,"— Transcripción de la presentación:

1 LAS cinco excusas de Moisés

2 ¿Qué es una excusa? Diccionario define una excusa como la Razón o argumento con que se justifica un determinado comportamiento, fallo o error.

3 El apóstol Pablo, quien vivió aproximadamente 1563 años después de Moisés, dice de él: Por la fe Moisés, al hacerse mayor, renunció a ser llamado hijo de una hija del Faraón, prefiriendo compartir con el pueblo de Dios los malos tratos a tener el goce pasajero del pecado (Heb.11:24,25).

4 Moisés rechazó los honores, la jerarquía y el poder del momento debido a su confianza en el elevado destino que Dios le había señalado a él y a su pueblo. Según todas las apariencias, nada podía ser de menos valor que poner la esperanza en tales cosas, pues el pueblo hebreo estaba sometido a la más vil servidumbre en la nación más poderosa de la tierra. Sólo la fe en las promesas de Dios pudo haberlo inducido a rechazar el trono de Egipto.

5 Moisés tenía que elegir entre el trono del imperio más grande del mundo, y vincularse con una raza de esclavos. Por la fe Moisés, al hacerse mayor, renunció a ser llamado hijo de una hija del Faraón, prefiriendo compartir con el pueblo de Dios los malos tratos a tener el goce pasajero del pecado

6 ¿Qué consecuencias tubo el situarse del lado de los esclavos? Fue sometido a maltratos aun como caudillo del pueblo hebreo. Los israelitas eran irremediablemente duros de cerviz y rebeldes, y murmuraban siempre. Moisés escogió un destino que, desde cualquier punto de vista, muy poco le podía ofrecer en cuanto a poder terrenal y renombre Moisés podría haber razonado que como rey de Egipto estaría en una situación ideal para liberar a su pueblo; pero el Faraón de Egipto también tenía que ser sacerdote de la religión idólatra egipcia. Además, siempre habría estado sometido a las influencias corruptoras de la vida de la corte

7 Para encontrar las cinco excusas de Moisés, tenemos que retroceder unos cuarenta y un años antes de los sucesos que hemos estudiado. Jeremías 1:5. Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que salieses de la matriz te santifiqué, te di por profeta á las gentes

8 Hagamos una investigación para saber de que manera Dios guió la vida de este hombre especial para Él, desde antes de nacer. Éxodo 2:1-10. UN varón de la familia de Leví fué, y tomó por mujer una hija de Leví: La cual concibió, y parió un hijo: y viéndolo que era hermoso, túvole escondido tres meses. Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos, y calafateóla con pez y betún, y colocó en ella al niño, y púsolo en un carrizal á la orilla del río: Y paróse una hermana suya á lo lejos, para ver lo que le acontecería.

9 Y la hija de Faraón descendió á lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vió ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya á que la tomase. Y como la abrió, vió al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los Hebreos es éste.

10 Entonces su hermana dijo á la hija de Faraón: ¿Iré á llamarte un ama de las Hebreas, para que te críe este niño? Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fué la doncella, y llamó á la madre del niño; A la cual dijo la hija de Faraón: Lleva este niño, y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño, y criólo. Y como creció el niño, ella lo trajo á la hija de Faraón, la cual lo prohijó, y púsole por nombre Moisés, diciendo: Porque de las aguas lo saqué.

11 Hasta aquí hemos visto la forma providencial como Dios preservó la vida de Moisés, proveyéndole un hogar seguro. El mismo hogar de Faraón, que había pretendido darle muerte al niño, Dios lo utiliza para salvarlo. Puesto que el pequeño, un niñito hebreo, fue colocado en un hogar hebreo, tenían que hacerse los arreglos necesarios para aclarar la supuesta relación de Jocabed con él como su nodriza. La princesa indicó lo que pagaría por el cuidado que se le diera. Así se estableció claramente que el niño se había convertido en propiedad de la hija de Faraón, con lo que silenciarían las preguntas en cuanto a su origen y las razones para que se mantuviera vivo y se acallarían los labios de informantes que quizá hubieran querido verlo muerto como otros niños hebreos.

12 Jocabed tomó al niño como podría haberlo tomado una extraña y, sin embargo, en su corazón había gozo y alegría desbordantes. Desde niño, La fortaleza de Moisés radicaba en su relación con la Fuente de todo poder, el Señor Dios de los ejércitos, que su madre le había inculcado (Lea Deut.6:7). Moisés se levantó muy por encima de todo atractivo terrenal y confió plenamente en Dios. Consideró que pertenecía al Señor. Mientras tuvo que ver con los intereses oficiales del rey de Egipto, estudió constantemente las leyes del gobierno de Dios, y con eso su fe fue creciendo.

13 Esa fe resultó valiosa para él. Estaba profundamente arraigada en el terreno de sus primeras enseñanzas, y la cultura de su vida debía prepararlo para la gran obra de liberar a Israel de la opresión. Meditaba en esas cosas; constantemente prestó oídos a su misión divina. Un día, cuando Moisés era ya mayor (tenía 40 años), salió a visitar a sus hermanos y fue testigo de las cargas que pesaban sobre ellos. Vio cómo un egipcio golpeaba a un hebreo, a uno de sus hermanos. Miró a uno y otro lado y, tras comprobar que no había nadie, mató al egipcio y lo enterró en la arena Versos 11, 12.

14 A pesar de que en los planes de Dios para Moisés, no figuraba que este matara a un egipcio para sacar al pueblo de Israel de la esclavitud, Dios lo utiliza como un medio para sacar a Moisés de aquel ambiente, y llevarlo donde Dios pudiese formarlo como líder, a la manera de Dios. Al oír esto, faraón procuró matar a Moisés. Pero Moisés huyó de faraón fue a vivir en la tierra de Madían.

15 Después de dar muerte al egipcio comprendió que no había entendido el plan de Dios, y huyó de Egipto para convertirse en pastor de ovejas. Ya no pensaba realizar una gran obra que permitió alcanzar gran humildad; se disipó la bruma que nublaba su mente, y disciplinó su intelecto para buscar su refugio en Dios (Carta 21a, 1893). Extraído del Comentario Bíblico Adventista Tomo 1 págs

16 Al llegar allá se sentó junto a un poso (Éxodo 2:15). 20 Y dijo á sus hijas: ¿Y dónde está? ¿por qué habéis dejado ese hombre? llamadle para que coma pan Versos Tenía el sacerdote de Madían siete hijas, las cuales vinieron á sacar agua, para llenar las pilas y dar de beber á las ovejas de su padre. 17 Mas los pastores vinieron, y echároslas: Entonces Moisés se levantó y defendiólas, y abrevó sus ovejas. 18 Y volviendo ellas á Ragüel su padre, díjoles él: ¿Por qué habéis hoy venido tan presto? 19 Y ellas respondieron: Un varón Egipcio nos defendió de mano de los pastores, y también nos sacó el agua, y abrevó las ovejas.

17 21 Y Moisés acordó en morar con aquel varón; y él dio á Moisés á su hija Séphora: 22 La cual le parió un hijo, y él le puso por nombre Gerson: porque dijo: Peregrino soy en tierra ajena.

18 En cumplimiento de Jer.1:5, Dios estaba preparando a Moisés para que sacara a Israel de la esclavitud egipcia, y para ello había utilizado a: Los padres de Moisés. A Faraón para que dictara el decreto de muerte. La cesta de juncos. María, hermana de Moisés. La hija de Faraón. El egipcio que fue muerto. A Jetro. Las ovejas. Y la zarza Después de 80 años, solamente faltaba que Moisés estuviese dispuesto a aceptar el llamado de Dios. Por tanto Dios interviene personalmente para hablar con él.

19 Todos estos años Moisés había estado en las manos de Dios, moldeándolo, como lo hace el alfarero con el barro para fabricar una hermosa vasija.

20 Ahora si llegamos a las cinco excusas de Moisés Nos imaginamos que Moisés, cansado de pastorear las ovejas, se sentó por un momento a descansar, y de pronto observa que una zarza se prende, y él pensó que era causado por el calor del desierto. Pero que raro, penso Moisés, esta zarza ardia y ardia y no se sonsumía. Por tanto, esto causó en Moisés una inquietud por saber por que causa esta zarza no se consumía (Exo.3:3).

21 Cuando el Eterno vio que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza: Moisés, Moisés…No te acerques. Quita las sandalias de tus pies, porque el lugar donde estás, es tierra santa (verso4,5).

22 Imagínese por un momento en la condición que se encontraba Moisés: De pronto escucha la voz de Dios: No te acerques, porque el lugar donde estás, es tierra santa. 1). Estaba con ropa de trabajo y sucia. 2). Sin bañarse, 3). Las sandalias con excremento de ovejas, 4). Y se acerca de una forma irreverente,

23 La pregunta es. ¿porqué le exige Dios a Moisés todo esto? Volvamos a leer jeremías 1:5: Antes que te formase en el vientre te CONOCÍ, y antes que salieses de la matriz te SANTIFIQUÉ, es decir te APARTÉ para un uso santo, te di por profeta á las gentes. Note que esta exigencia de Dios, no es solamente para Moisés, o los que ocupan un ministerio dentro de la iglesia, sino para todos los que responden al llamado de Dios.

24 Esto nos lleva a pensar varias cosas 1). Qué las horas del sábado, de puesta del sol a puesta del sol, son horas sagradas, porque Dios lo santificó, lo apartó para Él (Por favor lea Gén. 2:1-3 ;Éxo.20:8-11). 2). Que el lugar donde nos reunimos para adorar a Dios es un lugar santo porque Dios está allí con nosotros (Lea Mt 18,20), 3). Que nuestra presentación debe ser mejor que cuando nos presentamos ante una persona importante, estamos nada menos que ante el Creador del universo, si es posible tener un vestido especial para esa ocasión (Por favor lea Exo.19:10-15). ¿Qué les exigió a los israelitas? (Lea Exo.19:5-6). 4). Que todos los implementos que están dentro del templo deben ser tratados non mucho cuidado porque son para el servicio de Dios.

25 Después de darle esta orden, Dios se identifica a Moisés, quién era Él, y la razón por la cual se le presentaba en la zarza, le dice: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar á Dios. Y dijo Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor á causa de sus exactores; pues tengo conocidas sus angustias: Y he descendido para librarlos de mano de los Egipcios, y sacarlos de aquella tierra á una tierra buena y ancha, á tierra que fluye leche y miel,…. El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los Egipcios los oprimen.

26 Cualquiera pensaría que después de recibir tanto beneficio de parte de Dios, Moisés inmediatamente respondería como lo hizo Isaías: Aquí estoy, envíame a mí (Isaías 6:8). El llamado de Dios : Ven por tanto ahora, y enviarte he á Faraón, para que saques á mi pueblo, los hijos de Israel, de Egipto (Éxodo 3:6-10).

27 ¿Cuál fue la respuesta de Moisés? Dijo Moisés a Dios: "¿Quién soy yo para ir al Faraón y sacar de Egipto a los israelitas? (verso 11). Un gran cambio se había efectuado en Moisés. Cuarenta años antes voluntariamente se ofreció como libertador. Fue a sus hermanos y mató a uno de sus opresores esperando que entendieran "que Dios les daría libertad por mano suya Los 40 años de Madían (como pastor), le habían enseñado humildad y lo habían imbuido de una desconfianza completa de sí mismo (C.B.A). Primera excusa: Falta de capacidad.

28 Respuesta de Dios: "Yo estaré contigo; y ésta será la señal de que yo te he enviado: cuando tú hayas sacado al pueblo fuera de Egipto, rendiréis culto a Dios en esta montaña (verso 12). Yo estaré contigo. Note que Dios no refutó los argumentos de Moisés sino que le aseguró la compañía y ayuda divinas. No hay ninguna habilidad humana, ni poder humano, ni inventiva propia del hombre que puedan realizar lo que sólo es posible cooperando con Dios. No hay una promesa mayor que pueda llegar hasta un dirigente del pueblo de Dios que la que fue dada a Moisés en el tiempo cuando fue llamado. Yo estaré contigo

29 Segunda excusa: Falta de conocimiento. Dijo Moisés a Dios: "Sí; yo iré a los israelitas y les diré: "El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros". Pero, si me preguntan cuál es su nombre, ¿qué les responderé? (verso 13). Estando a punto de aceptar el llamamiento divino, Moisés preguntó qué debía decir en caso de que el pueblo le pidiera sus credenciales divinas. La suposición de que el pueblo pudiera hacer esa pregunta no debe atribuirse a ignorancia del nombre de su Dios. Repuesta de Dios: Dijo Dios a Moisés: "Yo soy el que soy. Así hablarás a los israelitas: "el 'Yo soy' me envía a vosotros.

30 YO SOY significa una presencia eterna. El pasado, el presente y el futuro son todos iguales para Dios. El ve los acontecimientos más remotos tanto de la historia del pasado como del futuro muy distante, con una visión tan clara como nosotros vemos lo que sucede diariamente. No sabemos lo que está delante de nosotros. Y si lo supiéramos, no contribuiría a nuestro bienestar eterno. Dios nos da una oportunidad para depositar fe y confianza en el gran YO SOY (MS 5a, 1895).

31 Tercera excusa. Falta de autoridad Respondió Moisés: "Pero ellos no me creerán y no escucharán mi palabra, pues dirán: "No se te ha aparecido Yahveh(Exo. 4:1. La pregunta previa de Moisés, después de la promesa de Dios de dirección y protección, había implicado disposición para ir y un deseo de mayor información. Ahora parece que Moisés todavía se oponía mucho a la idea de aceptar la comisión. Y le pegunta a Dios: "¿Qué sucedería si el pueblo no me creyera... ?

32 Note la resistencia de Moisés para obedecer la orden de Dios, en contraste con la prontitud con que respondió Abran: Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán (Gén. 12:1,4). Cuando Abram ni siquiera sabía para donde iba. Es concebible que, desde que Jacob entró en Egipto 215 años antes, ninguna revelación divina había sido impartida a Israel y, por lo tanto, fácilmente pudo haber surgido la duda en cuanto a la validez de la pretensión de Moisés de haber recibido una comisión divina.

33 Respuesta de Dios: Dijo entonces Yahveh: "¿Qué es eso que tienes en la mano?". Respondió: "Un cayado. Los pastores usan el cayado para conducir el ganado.

34 Puesto que la fe de Moisés no era todavía lo suficientemente fuerte como para depender de la señal futura prometida, de adorar a Dios en el monte Sinaí, (Exo.3:12). Dios le proporcionó inmediatamente dos señales más por las cuales pudiera demostrar la legitimidad de su misión. El cayado convertido en culebra y la mano con lepra. Esta se cumplió tres meses después (Exo.19:1).

35 ¿Qué propósito tenían estas señales? Estas tres señales tenían dos propósitos 1). El de convencer a los israelitas de que Dios se había aparecido a Moisés. 2). Pero servían al mismo tiempo para fortalecer la fe de Moisés y disipar su temor del fracaso. Esta (la de la serpiente), habría de ser la evidencia de que Dios había llamado a Moisés para ser el dirigente de Israel y lo había dotado con el poder para desempeñar esa responsabilidad. Un encantador de serpientes generalmente las toma por el cuello para que no puedan morderlo. Moisés fue instruido a fin de que mostrara su confianza en Dios tomándola por la cola.

36 Añadió Yahveh: "Mete la mano en tu seno". Metió Moisés la mano en su seno y, al retirarla, apareció cubierta de lepra, blanquecina como la nieve. Le dijo Yahveh: "Introduce de nuevo la mano en tu seno". La introdujo en su seno y, al sacarla después, se había vuelto ya como el resto de su carne. "Así, pues, si no te creen y no te escuchan en virtud del primer prodigio, se convencerán por el segundo.

37 La lepra estaba considerada como absolutamente incurable. Por tanto, Su aparición instantánea y su desaparición eran contrarias a toda experiencia y se aceptarían como una evidencia de poder sobrenatural.

38 Dios personificó estas señales como que tuvieran una "voz", pues habían de dar testimonio de él en la persona de su instrumento escogido. De acuerdo con la Escritura, todo tiene una "voz", si tan sólo escuchamos con nuestro corazón: 1). El día, la noche, los cielos (Sal.19:1-3). 2). las bestias, las aves del aire, los peces (Job.12:7, 8) 3). y aun las mismas piedras (Luc.19:40). 4). Como también las tablas del enmaderado (Habacuc 2:11). Ellos claman en voz alta y levantan su voz proclamando la voluntad de su Hacedor, sea que el hombre escuche o no escuche; (Eze.3:11).

39 Cuarta excusa. Falta de fe. Éxodo 4:10. Dijo Moisés a Yahveh: "¡Perdóname, Señor! No soy hombre de palabra fácil, y esto no es de ayer ni de anteayer, ni tampoco de ahora, después que tú has hablado a tu siervo; pues soy premioso de palabra y torpe de lengua En vista de las promesas de Dios para facilitar su misión, parece injustificable que aquel que había sido según lo dice Pablo en(Hechos 7:22), "poderoso en sus palabras y obras, pretendiera tener dificultad para hablar.

40 ¿PORQUÉ RAZÓN ACTUABA MOISÉS DE ESTA MANERA? Su larga ausencia de Egipto y el hecho de que no había hablado el egipcio durante su permanencia en Madían sin duda lo hicieron sentirse descalificado para ir delante de Faraón; pero debiera haber estado listo para confiar en Dios.

41 Después de que terminó el tiempo de preparación y prueba de Moisés, y cuando una vez más se le dijo que fuera y liberara a Israel, aún le faltaba confianza propia, era lento para hablar y tímido. Dijo: "¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? Puso como excusa su torpeza para hablar. Había sido el general de los ejércitos de Egipto, y ciertamente sabía cómo hablar; pero estaba temeroso de introducir el yo en su trabajo (MS 11, 1903).

42 Dios pacientemente razonó con Moisés como con un amigo. El que había hecho la boca del hombre ciertamente podía impartir la habilidad de hablar con fluidez. Respuesta de Dios: Éxo.3: 11. "¿Quién ha dado al hombre la boca, y quién hace al mudo y al sordo, al vidente y al ciego? ¿Acaso no soy yo, Yahveh así que vete. Yo estaré en tu boca, y te sugeriré lo que hayas de hablar". Jesucristo es el Creador de todo (Lea Juan 1:1-3,14).

43 Quinta excusa. Hay Señor, definitivamente no puedo. Dijo Moisés: "¡Por favor, Señor mío, envía a cualquier otro, al que tú quieras enviar! Cap.4:13. Cuando fueron refutadas todas las excusas que pudo presentar Moisés, resultaron evidentes sus motivos ocultos. Lo que al principio había parecido ser duda en cuanto a su propia habilidad se reveló ahora como desconfianza en Dios.

44 Respuesta de Dios : Verso Se irritó entonces Yahveh contra Moisés, y le dijo: "¿No está acaso ahí tu hermano Aarón, el levita? Yo sé que él habla bien. Va a salir a tu encuentro y, al verte, se alegrará en su corazón. Tú le hablarás y pondrás las palabras en su boca, yo estaré en tu boca y en la suya, y os indicaré lo que habéis de hacer. Él hablará por ti al pueblo: él será tu boca, y tú serás su dios. Ante la actitud renuente de Moisés, Dios le había dicho: Ve, y vuélvete á Egipto, porque han muerto todos los que procuraban tu muerte (Lea Exo. 4:19).

45 La expresión usada se irritó es vigorosa pero probablemente sólo significa que Dios estaba disgustado. Tan sólo castigó a Moisés dividiendo entre los dos hombres la responsabilidad que Moisés iba a llevar solo. La expresión tu hermano Aarón, "levita indica que Moisés tenía otros hermanos, y además que habían otros Aarones pertenecientes a las otras tribus.

46 Entonces Moisés tomó su mujer y sus hijos, y púsolos sobre un asno, y volvióse á tierra de Egipto: tomó también Moisés la vara de Dios en su mano (Exsodo 4:18,20). Así se fué Moisés, y volviendo á su suegro Jethro, díjole: Iré ahora, y volveré á mis hermanos que están en Egipto, para ver si aún viven. Y Jethro dijo á Moisés: Ve en paz.

47 La conclusión de este tema nos deja varas lecciones. 1). Para Dios no hay excusas que valgan, cuando Dios llama a alguien, este no se puede excusar de obedecer la orden de Dios. 2). ¿Qué excusa tienes preparada para no hacer lo que Dios te pide que hagas?. 3). «Mirad hermanos que no son muchos entre vosotros los sabios según la carne, ni muchos son poderosos ni muchos nobles,» sino que lo necio del mundo escogió Dios para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia (1Co –29).

48 La Palabra de Dios no os dice cuanto tiempo necesito Moisés para realizar el recorrido de Madían a Egipto. Recordemos que le acompañaba su esposa y sus dos hijos, al paso del burro por el desierto, quizá serían uno o dos meses, y cuando ya estaban por llegar, Dios movió el corazón de Aarón para que viajara a Madían con el fin de visitarlo, y se encontraron en el camino. Este hecho fortaleció la fe de Moisés, porque Dios se lo había anunciado (Éxo.4:14).

49 ¿Como sabemos que esta historia es verdadera? 1). La Biblia siempre nos muestra las cosas buenas y malas que realizaban los hombres, aún las que realizaban los hombres de Dios. 2). Esta historia es contada por el mismo Moisés autor de Éxodo, o sea que es su biografía. Por tanto, Moisés en este caso en particular no necesito ser inspirado por Dios, como si lo fue en el relato de la creación (2 Tim.3:16).

50 Mi oración es que tanto usted como yo, no seamos reacios a escuchar la voz de Dios, cuando Él nos invite a hacer su voluntad, estemos prestos a obedecer. Me imagino el pesar que experimentaría Moisés escribiendo su propia historia, se lamentaría diciendo: ¿Por qué no obedecí inmediatamente la orden que Dios me dio? Pesar peor experimentarán todos los hombres que fueron advertidos sobre la necesidad de prepararse para la vida eterna, y no lo hicieron, Jesús dice: He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él, así sea Amen (Apoc.1:7). Lo invito a unirse al remanente que se está preparando para la vita eterna, Los que guardan los Mandamientos de Dios y tienen el Testimonio de Jesús (Apoc.12:17).


Descargar ppt "LAS cinco excusas de Moisés. ¿Qué es una excusa? Diccionario define una excusa como la Razón o argumento con que se justifica un determinado comportamiento,"

Presentaciones similares


Anuncios Google