La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El modernismo hispanoamericano. De la ciudad patricia a la ciudad burguesa A fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX latinoamericano se produce la.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El modernismo hispanoamericano. De la ciudad patricia a la ciudad burguesa A fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX latinoamericano se produce la."— Transcripción de la presentación:

1 El modernismo hispanoamericano

2 De la ciudad patricia a la ciudad burguesa A fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX latinoamericano se produce la transición de las ciudades patricias a las ciudades burguesas.(José Luis Romero) –

3 Las riberas del Río

4 señala grandes cambios. Se altera la fisonomía de algunas zonas, especialmente de las ciudades portuarias convertidas en grandes metrópolis,se exacerban tensiones entre mundo rural y mundo urbano.

5

6 Calle Victoria

7 Casa de Gobierno 1887

8 El destino manifiesto La aplicación de la política del big stick o del destino manifiesto de los EEUU supone un cambio en el centro de dominación. Se afianza la hegemonía de los países industrializados

9 El fuerte de Buenos Aires

10 Extranjeros y Ciudadanos Dentro de las ciudades latinoamericanas las antiguas familias se ven conmovidas por la llegada de heterogéneos grupos de inmigrantes. Hay una renovación, sin precedente, de la vida cotidiana, que se lleva a cabo bajo la égida de la imitación de las ciudades europeas.

11 Hotel de Inmigrantes

12 De la Gran Aldea a la regia Buenas Aires Rubén Darío habla de la "regia Buenos Aires, Miguel Cané lamenta los cambios que sufre el mundo conocido y abjura de la vulgaridad de los rastacueros al mismo tiempo que mira con nostalgia orígenes inventados.

13 Ciudades puertos El crecimiento de los puertos, convertidos en grandes puertas, permite la entrada y salida de materias primas provistas por la asignación de monocultivos y provisión de materias primas. Se fundan ciudades nuevas como La Plata en Argentina o Belo Horizonte en Brasil.

14 Hotel Plaza

15 La casa del fantasma

16 La modernización Hay ciudades que entran en la modernización y ciudades que quedan al margen lo que produce la emergencia de nuevos centros y periferias. Los nuevos contingentes humanos alteran la estructura demográfica y provocan el colapso una cultura criolla patriarcal.

17 Los rechazos La clase oligárquica, propulsora del poblamiento, se siente amenazada y huye de la ciudad advenediza y burguesa. Los novelistas naturalistas- Gamboa, Gálvez, Cambaceres, Pocaterra- retratan la degradación, proclamando al campo, al que inventan una pastoril, en el ámbito señorial por excelencia.

18 Las nuevas burguesías Para reemplazar al viejo patriciado surgen las nuevas burguesías. Tiene una gran importancia la instalación de los ferrocarriles que permiten una comunicación más rápida y un comercio más próspero.

19 Nuevas clases Las nuevas clases burguesas son clases aventureras. Algunos de sus miembros logran controlar el mundo de los negocios y el mundo de la política. El nacimiento del proletariado acompaña el crecimiento de las clases medias.

20 El Pabellòn

21 Junto a la transformación espontánea muchas ciudades conocen una transformación deliberada. Se rompe el casco antiguo y se ensancha las calles. Extensos parques, grandes avenidas, servicios modernos y eficaces para asombrar al viajero. Todos estos arreglos reflejan la preocupación estilística fundamental para las clases media y alta.

22

23 Hotel Parìs

24 Una modernidad periférica La modernización es sólo periférica, ya que la sociedad tiene ritmos discontinuos. Según Ángel Rama la modernización internacionalista se extiende desde 1870 a 1920: su arrogante auto celebración se encuentra en las fiestas del primer centenario de la Independencia con fechas escalonadas entre 1910 y 1922.

25

26 Las clases populares que, sin embargo, se asombran ante la iluminación pública a gas y la iluminación eléctrica. Se ahondan las diferencias entre las provincias y la nación ( colonial quiere decir provinciano).

27 Los centenarios El siglo XX comienza al día siguiente de la rumbosa celebración del centenario de la Independencia. En 1910 la revolución mexicana sacude al continente. La crisis mundial de 1929 agudizan la situación y descarnan las contradicciones del cuerpo social. Crece la distancia entre centro y periferia en la economía capitalista.

28 ( ) puede ser considerado la base engendradora de la modernidad latinoamericana donde se recupera in nuce temas, problemas y desafíos del siglo XX. También habla de un primer período nacionalista ( ) y otro populista ( ) a los que sigue el de las dictaduras y el de las democracias neoliberales

29 Nos encontramos con una posición de exultante alabanza al progreso en los intelectuales en el cono sur. Tanto en el Lugones de la Oda al ganado y a las mieses como en el Darío del Canto a la Argentina donde saludan la entrada en el mundo moderno:).: "¡Me espanta la ciudad¡ Toda está llena/de copas por vaciar, o huecas copas¡/ ¡Tengo miedo ¡ay de mí¡ de que este vino/Tósigo sea, y en mis venas luego/Cual duende vengador los dientes clave¡ (José Martí).

30

31 Oíd el grito que va por la floresta/ de mástiles que cubre el ancho estuario,/e invade el mar; sobre la enorme fiesta/de las fábricas trémulas de vida; /sobre las torres de la urbe henchida;/sobre el extraordinario/tumulto de metales y de lumbres/activos; sobre el cósmico portento/de obra y de pensamiento/que arde en las poliglotas muchedumbres;/sobre el construir, sobre el bregar, sobre el soñar./sobre la blanca sierra,/ sobre la extensa tierra,/ sobre la vasta mar(Darío)

32 El aura perdida Hay en la cultura letrada del Fin-de-siècle latinoamericano algo que definitivamente se ha perdido, aquello que Walter Benjamin, llamándolo "aura" de la obra de arte, definió como la constatación de una lejanía y una distancia con el objeto del deseo cultural; las distancias -especialmente las estéticas- ya son irrecuperables en el fin de siglo, que promueve - paradójicamente, a través del artificio- la ilusión de la transparencia cultural a través de la reproductibilidad mecánica Hay en la cultura letrada del Fin-de-siècle dl

33 La pérdida Benjamín (1989) habla del aura menos como una condición de las obras de arte que como una relación que se establece entre ellas y el sujeto que las contempla y la relación aurática es, precisamente, la que el fin de siglo ve desvanecerse. El proceso se da paralelamente en

34 La especialización El período de modernización incorporó nuevas pautas de especialización en la ciudad letrada respondiendo a una más rígida división del trabajo que se tradujo en los planes de estudio de las Universidad positiva, en sociedades que se enfrentaban con complejas demandas de conocimientos

35 El letrado Ya el letrado no pudo aspirar a dominar el orbe entero de las letras, se delimitaron con mayor precisión las disciplinas. La política no dejó de estar relacionada con el campo intelectual

36 El periodismo El periodismo fue la actividad en expansión, se incorporaron a América nuevas doctrinas sociales Doble perspectiva en que hubo especialización, hasta llegar a la absorbente pasión y la participación generalizada en el foro público

37 Francia El mito de la "literatura pura" puede ser fácilmente descalificado. A pesar de ello tuvo una gran difusión. Incorporado desde Francia se robusteció al punto que se lo consideró modelo del omportamiento intelectual latinoamericano en el siglo XX. El poeta busca construirse un linaje que lo ligue a la latinidad

38 Los intelectuales Es dentro de esta idea que los intelectuales hispanoamericanos -en tanto clase supranacional- rearmaron el mapa de sus afectos y lealtades ideológico- culturales a través de la legitimación de nuevas versiones sobre una identidad y reacomodaron su agenda temática.

39 La identidad Los 400 años de la llegada de los españoles a América, la guerra de Cuba, la definitiva erradicación de las colonias españolas en América, vuelve a poner en el centro del debate el problema de la identidad intelectual, rearmando los alcances de una suerte de confraternidad pan- latina que auto-constituye a "los cultos" en elite capaz de dirigir la cultura como un dominio separado de la práctica política.

40 La aristocracia del espíritu Mezclando argumentos iluministas, positivistas, idealistas -modernos- Rodó escribe a sus veintinueve años un ensayo para la juventud de América-Ariel- como un llamado, una interpelación, a la aristocracia del espíritu que debe, necesariamente, guiar a las muchedumbres ciegas

41 La Academia Lo escribe desde varias posiciones de poder: el saber y la Academia como fundamentos de la élite intelectual; el orgullo y la supremacía - incomprobable pero declamada- que otorga no haberse destacado, por desprecio de la vida material, en las empresas que denomina prácticas, utilitarias; la declaración de que los intelectuales son los únicos capaces de ver y comprender un "más allá" de la vulgaridad de lo cotidiano.

42 La cultura materialista Una parte considerable del ensayo se dedica, con la doble lógica que construye todo el texto, a profetizar la caída estrepitosa del modelo norteamericano por basar su dominio únicamente en "lo material" pues padece además de una connatural incapacidad para las obras "del espíritu".

43 Los modelos El desprecio hacia Estados Unidos implica el reacomodo de España en el discurso de las elites latinoamericanas, pero también implica el reacomodo de valores en el interior de las culturas nacionales: no al utilitarismo (la vida organizada según los valores modernos), sí a la espiritualidad (la necesidad de las aristocracias intelectuales).

44 La nueva barbarie Se enuncia la inminencia de un peligro: una nueva barbarie puede conquistar a América Latina; aquella que amenaza no solo con el "contagio" de su vulgaridad sino con la desembozada intervención económica

45 La alianza con el hispanismo Frente a esta coyuntura, la clase intelectual cierra sus filas rescatando más que las tradiciones criollas, una nueva alianza con el hispanismo, no tanto como alternativa frente a la penetración norteamericana sino como regulación interna de los nuevos públicos latinoamericanos. La historia parece repetirse: si en el periodo de la.

46 Las elites de criollos independentistas habían buscado las formas de crear una clase política que excluyera a negros, indígenas, gauchos, los intelectuales del fin de siglo, crearán un consenso sobre el tipo de "aristocracia del espíritu" que puede contribuir a elaborar los programas políticos de las elites y que detenga el avance de las crecientes clases medias.

47 Rubén Darío ¿ Hay en mi sangre alguna gota de sangre de África, o de indio chorotega o nagrandano? Pudiera ser, a despecho de mis manos de marqués; mas he aquí que veréis en mis versos princesas, reyes, cosas imperiales, visiones de países lejanos o imposibles: ¡qué queréis¡, yo detesto la vida y el tiempo en que me tocó nacer; y a un presidente de República no podré saludarle en el idioma en que te cantaría a tí ¡oh Halagabalí¡, de cuya corte-oro, seda, mármol-me acuerdo en sueños... (Si hay poesía en nuestra América, ella está en las cosas viejas: en Palenke y Utatlan, en el indio legendario y el inca sensual y fino, en el gran Moctezuma de la silla de oro. Lo demás es tuyo, demócrata Walt Whitman.)Buenos Aires: Cosmópolis.¡Y mañana¡

48 La Tempestad La tempestad (1611) de William Shakespeare, sirvió para la composición utópica del imaginario histórico en un presente conflictivo e inasible, y para impugnar el materialismo vulgar de los nuevos tiempos. La apropiación latinoamericana de los personajes del drama (Calibán, Ariel, Miranda, Próspero) es modernista, estaba ya en el imaginario de la época.

49 Dos años antes que Rodó escribiera el Ariel. Darío usa con una retórica frontal la oposición Ariel / Calibán en su condena a los Estados Unidos, a propósito de la guerra de Cuba. En mayo de 1898, en el teatro La Victoria, en un evento patrocinado por el Club español de Buenos Aires a raíz de la guerra entre los Estados nidos y España, Groussac se había referido a la agresión "yankee," y al cuerpo monstruoso (calibanesco) de los Estados Unidos, en medio de sus reflexiones sobre las bondades de la Conquista, las excelencias de la literatura española, y la observación sobre inmadurez de Cuba para la independencia en el umbral del siglo XX.

50 Calibán, Darío reintrodujo en "El triunfo de Calibán" el "personaje metáfora" que permitiría articular ese alegato desgarrado en favor de una idílica cultura hispánica fundada en valores espirituales, contra el modelo igualitario y capitalista de los Estados Unidos. Darío ya había adelantado su semblanza de Edgar Allan Poe publicada en 1894, recogida Los raros (1896).

51 Darío y Nueva York Se refiere a Nueva York como "la sanguínea, la ciclópea, la monstruosa... capital del cheque es Legión. Si por voluntad de Dios suele brotar de entre esos poderosos monstruos, algún ser de superior naturaleza, que tiende las alas a la eterna Miranda de lo ideal. Rodó, por su parte, el, no menciona a Darío. Renan le sirve de autoridad "mejor" que el nicaragüense. Por otra parte aunque ambos ensayos tienen como presupuesto "los valores de la latinidad," el de Rodó difiere por su tono reposado y porque en él la oposición Ariel / Calibán es menos explícita. Ariel "presupone la amenaza de Calibán"

52 Los gigantes con botas Al nombrar su causa de identidad como la de la raza latina, acudían a una idea racista, de factura francesa y paradójicamente diseñada en el proceso de constitución del "botín americano que se disputaban potencias como Inglaterra, Francia y Los Estados Unidos, esos gigantes con botas de siete leguas como decía Martí en 1891 que libraban una "pelea de cometas en el cielo" y que iban "por el aire dormido engullendo mundos" ("Nuestra América")

53 "¡Miranda preferirá siempre a Ariel; Miranda es la gracia del espíritu; y todas las montañas de piedras, de hierros, de oros y de tocinos, no bastarán para que mi alma latina se prostituya a Calibán!," no resiste la lectura de los versos de "Salutación al águila"): "Tráenos los secretos de las labores del Norte, / y que los hijos nuestros dejen de ser los rétores latinos / y aprendan de los yanquis la constancia, el vigor, el carácter." Darìo

54 La posición de Darío Darío no asocia Calibán / Caníbal, que no asocie Calibán / América, y/ no extienda el "escenario conceptual" de La tempestad a España. Ariel, de Rodó no se detuvo en "las causas político-económicas del fenómeno imperialista" sino que se quedó en la resistencia.

55 José Enrique Rodó. Cuando Rodó escribe su ensayo interpelando en su dedicatoria a "la juventud de América" parece mirar al futuro; en realidad cerraba, bajo el ropaje de propuesta de un deber ser, una época en agonía. Detrás de la grandilocuencia de ese texto, y de la vehemencia enconada, estaba la misma frustración e impotencia, la de una generación que hizo un discurso utópico en las puertas de su Apocalipsis.

56 Cosmópolis y Provincia Los internacionalistas de la hora proveyeron de visiones más amplias que los provincialismos. La frase de Martí lo define todo: "Lo que quede de Aldea de América ha de despertar" Inmersos en el conocimiento y con la información norteamericana y europea adoptaron nuevos marcos, adelantando así la integración de América Latina en el discurso intelectual de Occidente. Por ejemplo la aceptación pasiva del racismo de Alcides Arguedas tuvo su contradictor en Manuel González Prada. Muchos adoptaron con pasividad el discurso europeo, los más lúcidos intentaron construcciones sincréticas..

57 Paris, ciudad ideal Todos coincidieron en el traslado del debate internacional a América pero sin atreverse a entrar en él. La ciudad ideal según Rama no era solamente París sino aquella ciudad ideal que se había conservado de la terca tradición de la metrópoli, que además quedaba corroborada en la estructura centralizada de los estados.

58 El público La situación real y patética de los escritores que fraguan el modernismo es la carencia de público aunque ellos apostaron a la creación de uno propio sólo triunfaron tardíamente. Sus dos principales compradores fueron los políticos y los periódicos, Sin embargo es innegable que la emergencia del pensamiento crítico, con un relativo margen de independencia ocurrió bajo la modernización.


Descargar ppt "El modernismo hispanoamericano. De la ciudad patricia a la ciudad burguesa A fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX latinoamericano se produce la."

Presentaciones similares


Anuncios Google