La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Artista: Martha Orozco Karol Józef Wojtyła, Juan Pablo II.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Artista: Martha Orozco Karol Józef Wojtyła, Juan Pablo II."— Transcripción de la presentación:

1

2 Artista: Martha Orozco

3 Karol Józef Wojtyła, Juan Pablo II

4 18 de mayo de de abril de 2005

5 A las 16:15 horas del 16 de octubre de 1978 salió de la chimenea colocada en la capilla Sixtina la fumata blanca que anunciaba al mundo que había un nuevo Papa. 26 minutos después el cardenal Pericles Felici anunciaba al mundo que el nuevo Pontífice era el cardenal Wojtyla. "Habemus Papam", dijo Felici.

6 Su primer viaje en su labor pastoral, 1979 a República Dominicana, México y Bahamas En México, las porras dedicadas al pontífice siempre estuvieron presentes a su paso: "México católico, siempre fiel", "Juan Pablo II, te quiere todo el mundo", "Juan Pablo amigo, el pueblo está contigo" "Juan Pablo, hermano, ya eres mexicano".

7 México siempre fiel México sabe bailar, México sabe cantar, México sabe rezar, pero más que todo… ¡México sabe gritar!

8 ALGUNOS PENSAMIENTOS DEL PAPA JUAN PABLO II…

9 Porque sólo cuando se vea el rostro de Cristo y oiga su voz... se convertirá Internet en un espacio auténticamente humano, puesto que si no hay lugar para Cristo, tampoco hay lugar para el hombre... Que el Señor bendiga a todos los que trabajan con este propósito.

10 Me afecta cualquier amenaza contra el hombre, contra la familia y la nación. Amenazas que tienen siempre su origen en nuestra debilidad humana, en la forma superficial de considerar la vida.

11 El futuro depende, en gran parte, de la familia, lleva consigo el porvenir mismo de la sociedad; su papel especialísimo es el de contribuir eficazmente a un futuro de paz.

12 La caridad procede de Dios, y todo el que ama es nacido de Dios y a Dios conoce... porque Dios es amor (1 Jn 4:7- 9). Solamente lo que es construido sobre Dios, sobre el amor, es durable.

13 ¡Hombres y mujeres del tercer milenio! Dejadme que os repita: ¡abrid el corazón a Cristo crucificado y resucitado, que viene ofreciendo la paz! Donde entra Cristo resucitado, con Él entra la verdadera paz.

14 Danos tus ojos, María, para descifrar el misterio que se oculta tras la fragilidad de los miembros del Hijo. Enséñanos a reconocer su rostro en los niños de toda raza y cultura.

15 Hoy se exalta con frecuencia el placer, el egoísmo, o incluso la inmoralidad, en nombre de falsos ideales de libertad y felicidad. La pureza de corazón, como toda virtud, exige un entrenamiento diario de la voluntad y una disciplina constante interior. Exige, ante todo, el asiduo recurso a Dios en la oración.

16 La Eucaristía es la fuente y, al mismo tiempo, la cumbre de toda la evangelización, puesto que su objetivo es la comunión de los hombres con Cristo y, en Él, con el Padre y con el Espíritu Santo.

17 El Rosario me ha acompañado en los momentos de alegría y en los de tribulación. A él he confiado tantas preocupaciones y en él siempre he encontrado consuelo.

18 Hoy más que nunca la Iglesia necesita sacerdotes santos cuyo ejemplo diario de conversión inspire en los demás el deseo de buscar la santidad a la que está llamado todo el pueblo de Dios.

19 Con este espíritu, mientras os deseo, queridos hermanos y hermanas ancianos, que viváis serenamente los años que el Señor haya dispuesto para cada uno, me resulta espontáneo compartir hasta el fondo con vosotros los sentimientos que me animan en este tramo de mi vida, después de más de veinte años de ministerio en la sede de Pedro, y a la espera del tercer milenio, ya a las puertas. A pesar de las limitaciones que han sobrevenido con la edad, conservo el gusto por la vida. Doy gracias al Señor por ello. Es hermoso poderse gastar hasta el final por la causa del reino de Dios. Mensaje a los ancianos en 1999.

20 Sobre su Escudo Pontificio Otro signo de su amor filial a Santa María es su escudo pontificio: sobre un fondo azul, una cruz amarilla, y bajo el madero horizontal derecho, una "M", también amarilla, representando a la Madre que estaba "al pie de la cruz", donde -a decir de San Pablo- en Cristo estaba Dios reconciliando el mundo consigo. En su sorprendente sencillez, su escudo es, pues, una clara expresión de la importancia que el Santo Padre le reconoce a Santa María como eminente cooperadora en la obra de la reconciliación realizada por su Hijo. Su escudo se alza ante todos como una perenne y silente profesión de un amor tierno y filial hacia la Madre del Señor Jesús, y a la vez, es una constante invitación a todos los hijos de la Iglesia para que reconozcamos su papel de cooperadora en la obra de la reconciliación, así como su dinámica función maternal para con cada uno de nosotros. En efecto, "entregándose filialmente a María, el cristiano, como el apóstol Juan, "acoge entre sus cosas propias" a la Madre de Cristo y la introduce en todo el espacio de su vida interior, es decir, en su "yo" humano y cristiano: "La acogió en su casa". Así el cristiano, trata de entrar en el radio de acción de aquella "caridad materna", con la que la Madre del Redentor "cuida de los hermanos de su Hijo", "a cuya generación y educación coopera" según la medida del don, propia de cada uno por la virtud del Espíritu de Cristo. Así se manifiesta también aquella maternidad según el espíritu, que ha llegado a ser la función de María a los pies de la Cruz y en el cenáculo". La profundización de la teología y de la devoción mariana -en fiel continuidad con la ininterrumpida tradición católica- es una impronta muy especial de la persona y pontificado del Santo Padre.

21 Entre sus documentos principales: 14 Encíclicas, 15 Exhortaciones apostólicas, 11 Constituciones apostólicas y 45 Cartas apostólicas.

22 Publicó también cinco libros como doctor privado: * "Cruzando el umbral de la esperanza" (octubre de 1994) * "Don y misterio: en el quincuagésimo aniversario de mi ordenación sacerdotal" (noviembre de 1996) * "Tríptico romano - Meditaciones", libro de poesías (marzo de 2003) * ¡Levantaos! ¡Vamos! (mayo de 2004) * Memoria e identidad (febrero de 2005).

23 Redemptor hominis (Jesucristo Redentor del hombre) 04 de marzo de 1979 Dives in misericordia (sobre la Misericordia Divina) 30 de noviembre de 1980 Laborem exercens (sobre el Trabajo Humano en el 90 aniversario de la Rerum Novarum) 14 de septiembre de 1981 Slavorum Apostoli (Santos Cirilo y Metodio, patronos de los eslavos) 2 de junio de 1985 Dominum et vivificantem (sobre el Espíritu Santo en la Vida de la Iglesia y del Mundo) 18 de mayo de 1986 Redemptoris Mater (sobre la Bienaventurada Virgen María en la Vida de la Iglesia peregrina) 25 de marzo de 1987 Sollicitudo rei socialis (Auténtico desarrollo del hombre y de la sociedad) 30 de diciembre de 1987 Las Encíclicas de Juan Pablo II Redemptoris missio (sobre la permanente Validez del Mandato Misionero) 07 de diciembre de 1990 Centesimus annus (La cuestión social, a cien años de la Rerum novarum) 01 de mayo de 1991 Veritatis splendor (sobre algunas cuestiones fundamentales de la Enseñanza Moral de la Iglesia) 06 de agosto de 1993 Evangelium vitae (sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana) 25 de marzo de 1995 Ut unum sint (sobre el Empeño Ecuménico) 25 de mayo de 1995 Fides et ratio (sobre las relaciones entre Fe y Razón) 14 de septiembre de 1998 Ecclesia de Eucharistia (sobre la Eucaristía en su relación con la Iglesia) 17 de abril de 2003 Clic en el Título de la Encíclica que quieras ver

24 Redemptor hominis (Jesucristo Redentor del hombre) 04 de marzo de 1979 Dives in misericordia (sobre la Misericordia Divina) 30 de noviembre de 1980 Laborem exercens (sobre el Trabajo Humano en el 90 aniversario de la Rerum Novarum) 14 de septiembre de 1981 Slavorum Apostoli (Santos Cirilo y Metodio, patronos de los eslavos) 2 de junio de 1985 Dominum et vivificantem (sobre el Espíritu Santo en la Vida de la Iglesia y del Mundo) 18 de mayo de 1986 Redemptoris Mater (sobre la Bienaventurada Virgen María en la Vida de la Iglesia peregrina) 25 de marzo de 1987 Sollicitudo rei socialis (Auténtico desarrollo del hombre y de la sociedad) 30 de diciembre de 1987 Las Encíclicas de Juan Pablo II Redemptoris missio (sobre la permanente Validez del Mandato Misionero) 07 de diciembre de 1990 Centesimus annus (La cuestión social, a cien años de la Rerum novarum) 01 de mayo de 1991 Veritatis splendor (sobre algunas cuestiones fundamentales de la Enseñanza Moral de la Iglesia) 06 de agosto de 1993 Evangelium vitae (sobre el Valor y el Carácter Inviolable de la Vida Humana) 25 de marzo de 1995 Ut unum sint (sobre el Empeño Ecuménico) 25 de mayo de 1995 Fides et ratio (sobre las relaciones entre Fe y Razón) 14 de septiembre de 1998 Ecclesia de Eucharistia (sobre la Eucaristía en su relación con la Iglesia) 17 de abril de 2003 Clic en el Título de la Encíclica que quieras ver

25 El 28 de abril, el Santo Padre Benedicto XVI dispensó del tiempo de cinco años de espera tras la muerte para iniciar la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II. La causa la abrió oficialmente el cardenal Camillo Ruini, vicario general para la diócesis de Roma, el 28 de junio de 2005.

26 Pescador (Tema dedicado a Juan Pablo II) Pescador, Cristo te hizo pescador Indícanos dónde encontrarlo para ser con Él felices como tú. Voy navegando sin timón en mar abierto, me abandona la razón, apenas y sobrevivo como un niño perdido, busco Algo que no hay en mi interior. Mas, de repente llegas tú, y en tu palabra el faro de la blanca luz. Llévame a puerto seguro, donde haya un futuro, donde exista un cielo más azul. Tu palabra es la esperanza que buscamos tantas almas. Pescador, tú serás el viento nuevo, tú serás el amigo que nos lleve a un mundo nuevo en tu gran corazón infinito, en tu gran corazón infinito. Sí, cuesta a veces continuar en el naufragio y entre tanta oscuridad. En medio de un mar que calla y la fe que nos falta, voy en busca de un poco de paz. Mas, de repente llegas tú, y en tu palabra el faro de la blanca luz. Llévame a puerto seguro, donde haya un futuro, donde exista un cielo más azul. Tu palabra es la esperanza que buscamos tantas almas. Pescador, tú serás el viento nuevo, tú serás el amigo que nos lleve a un mundo nuevo en tu gran corazón infinito. Tu palabra es la esperanza…


Descargar ppt "Artista: Martha Orozco Karol Józef Wojtyła, Juan Pablo II."

Presentaciones similares


Anuncios Google