La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Vidas de campo y mar Historias de vida Enrique Rodríguez Manuel Pérez Pedro Hurtado.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Vidas de campo y mar Historias de vida Enrique Rodríguez Manuel Pérez Pedro Hurtado."— Transcripción de la presentación:

1

2 Vidas de campo y mar Historias de vida Enrique Rodríguez Manuel Pérez Pedro Hurtado

3 Vida de campo de Enrique ¡Hola! Soy amante del campo, y por eso he escrito sobre diversos aspectos del medio rural. Además, practico y he practicado el trabajo de las pequeñas pero constantes labores agrarias, como aficionado. Por eso digo que tengo práctica en las tareas que constantemente hay que realizar. Y es que no hay aburrimiento o tiempo libre para la persona que habita en una vivienda unifamiliar. Siempre hay algo que hacer, como partir leña, renovar un peral, pulverizar las patatas, recoger fruta, preparar el terreno de labrantío, quemar maleza, podar el seto, aplicar antilimacos contra las babosas, plantar cebollín, regar las lechugas, abonar los manzanos, actuar contra los topos, pintar una ventana, atender los semilleros, reparar una tubería, eliminar malas hierbas, segar la pequeña pradera y un largo etcetera.

4 Vida de campo de Enrique Personalmente, hoy soy mas agricultor que "ganadero", pues como ganadero solo tengo un perro llamado Willy, un magnífico pastor alemán que también lleva su tiempo atenderlo debidamente. Hay que darle el pienso, y darle el agua, mantenerlo limpio, y el paseo diario, aunque ande suelto por la finca. Y como aficionado labrador, toda mi vida tuve huerto familiar, ahora muy pequeño, pero años atrás, fue mayor, pues en él tuve de todo lo que se cultiva en esta zona, como repollos, coliflores, patatas, lechugas, pimientos, zanahorias, perejil, judías de grano y de verdeo, etc. y otros cultivos menos conocidos como berenjenas, coles de Bruselas, tabaco o brécol. Y está es mi presentación.

5 El campo de Manuel Me encanta hacer trabajos en el pequeño taller que tengo. Hago de todo, en madera, mecánica, fontanería y también trabajo algo como albañil. Pero lo que mejor hago es inventar maquinaria para realizar los trabajos del campo y los de casa. Conservo herramientas y aperos antiguos que se usaban en el campo y también me gusta construir copias de estas máquinas en miniatura. También hice varios molinos con motor eléctrico para moler el maíz. Me llamo Manuel Pérez Arango y vivo en el Ferrero, en una casa de Campo. Participo en los talleres de Informática que se organizan en el Centro de Mayores de Luanco porque me gusta saber de todo un poco. Me interesa mucho Internet, me gusta leer el periódico, ver películas y utilizo mucho el correo que también me sirve para gestionar la casita rural que tengo.

6 El campo de Manuel Esta piedra de afilar con agua es antigua, y funcionaba con un pedal. Ahora funciona con el motor de una lavadora. Estas hoces que podéis ver en estas fotos eran de segar trigo y se usaban para segar hierva para el ganado. En mi juventud no había segadoras, se segaba la hierba con las guadañas y se empezaron a sembrar forrajes como praderas artificiales, raiglas, tréboles, alfalfa y maíz forrajero. Después, empezaron a venir segadoras tiradas por una pareja de vacas o bueyes y, poco mas tarde, la moto- segadora y los tractores con segadora. Ahora lo que se utiliza es la segadora hiladora y el autocargador y la empacadora.

7 El campo de Manuel Yo segué seis años por todo Gozón con una de estas segadoras que podéis ver en estas imágenes que se muestran aquí. A una la tengo acoplada una sembradora de fabes y también le acoplo un disco de sierra y una ordeñadora. Como podéis ver, a las maquinas se les puede sacar beneficios y rendimiento. Y entre estas herramientas hay un torno para trabajar la madera hecho con una bomba de agua que había sido de un tractor Barreiros y el motor lo reciclé de una vieja ordeñadora.

8 Historias de mar de Pedro Hurtado Mi Historia de vida es la siguiente yo estoy jubilado y me gusta estar al día, por eso vengo al centro para aprender a manejar el ordenador. He participado en varios cursos que se imparten en el centro y que patrocina La Caixa, así he aprendido a usar el ordenador y también a escribir textos en Word y también a hacer retoque digital. Lo que me gusta más es Internet que me parece muy útil para las personas mayores. En este proyecto de Historias de Vida participo para explicar mi afición a la pesca. En mis ratos libres me dedico a pasear junto al mar y, algunos días me entretengo en pescar lo que se deja. Cuando voy a caña pesco congrio, botones, cabras, julias, y alguna vez se ha caído una chopa. Pero como más disfruto es en el pedreo. Allí puedo pescar llámpares, bígaros, pulpos y oricios. También veo andariques y percebes pero eso sólo puedo mirar para ello y acordarme de otros tiempos en los que podía pescarlo

9 La pesca del pulpo Si el pulpo es grande hay que tener un poco de cuidado para que no se peguen las ventosas al brazo, pues es muy difícil despegarlas y pueden hacer bastante daño. Si alguien quiere intentar pescarlo verá que se pasa un rato muy entretenido y, además, se llevará algo muy rico para comer. Si el pulpo es pequeño está muy bueno preparado con patatines y si es grande lo mejor es ponerlo a la gallega. El pulpo lo pesco por los acantilados y es muy bonito pescarlo. Yo sólo necesito un palo y en la punta pongo una sardina y a esperar que venga el pulpo. Después, con un truel, un gancho o con la mano, cogerlo.

10 La pesca del calamar Se pesca con anzuelos que se llaman poteras y hay que tener mucha paciencia pero es muy divertido cuando pican. Hay que estar continuamente subiendo y bajando la potera hasta que pique el calamar. En muchas ocasiones se va para nada, pues no abundan, pero cuando se tiene suerte es una alegría subirlos al bote. Después, en casa, se les pone en la cazuela. Están ríquímos si se hace la receta de los chipirones afogaos. Para pescar el calamar yo salgo en un bote bordeando la costa. La hora adecuada es al anochecer o al amanecer.

11 La pesca del congrio El congrio es un pez peligroso así que hay que tener mucho cuidado con él, pues el mordisco te puede hacer mucho daño ya que hay congrios que llegan ha pesar hasta 40 o 50 kilos. Aunque hay que tener mucha suerte para llegar a pescarlo. El congrio se pesca a caña, tato por mar como por tierra. Hay que poner un sedal bastante fuerte y un anzuelo grande sujetado con un terminal de metal porque el congrio tiene una dentadura muy grande y fuerte y si no fuera así rompería el sedal muy fácilmente.

12 F i n


Descargar ppt "Vidas de campo y mar Historias de vida Enrique Rodríguez Manuel Pérez Pedro Hurtado."

Presentaciones similares


Anuncios Google