La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Los lugares imaginarios Diciembre 2011-Febrero 2012 Biblioteca de Filología UCM.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Los lugares imaginarios Diciembre 2011-Febrero 2012 Biblioteca de Filología UCM."— Transcripción de la presentación:

1 Los lugares imaginarios Diciembre 2011-Febrero 2012 Biblioteca de Filología UCM

2 Desde hace muchos años, más de los que quiero reconocer, me han obsesionado los lugares imaginarios. Esta filia / fobia de las cartografías inventadas se acrecentó si cabe con la publicación del libro de Alberto Manguel y Gianni Guadalupi, Guía de lugares imaginarios que publicara Alianza Editorial en 1992 en una preciosa edición ilustrada por Graham Greenfield y con mapas y planos de James Cook. Sirve de homenaje esta pequeña exposición de los lugares imaginarios que más me han hecho soñar y disfrutar con su lectura. Evidentemente, faltan muchos lugares y seguro que el lector de esta presentación o el visitante de la exposición encontrará en falta su lugar. Para ellos, pido humildemente perdón. Sin más, empieza el viaje… Emilio Fernández

3 The Mabinogion Caerleon Existe actualmente una villa llamada Caerleon situada a orillas del río Usk, en el sur de Gales. Una de sus curiosidades era la escalera de 208 escalones que conducía a los aposentos de Merlín. En esta ciudad, según Sir Thomas Malory durmió el rey Arturo con la mujer de Lot, el rey de Orcania, sin saber que en realidad era su hermana, la hechicera Morgana.

4 Francis Bacon, New Atlantis Bensalem Isla situada en el Pacífico Sur, cuya institución más importante es la Casa de Salomón o Colegio de los Seis Días de Obras, dedicada al estudio de las obras y las criaturas de Dios. En su biblioteca guarda la Historia Natural del Rey Salomón. Los animales vagan libres por las calles y la esperanza de vida de la población ha aumentado gracias a los avances médicos. Happy are the people of Bensalem…

5 James M. Barrie, Peter Pan Pais de Nunca Jamás La segunda a la derecha, y luego todo seguido hasta la mañana. Ése era el camino a seguir para llegar al País de Nunca Jamás, según le había dicho Peter a Wendy; pero ni siquiera los pájaros, que llevan mapas y los consultan en todos los cruces de vientos, habrían podido encontrarlo con esas instrucciones.

6 Gustavo A. Becquer, Leyendas El Monte de las Ánimas Ese monte que hoy llaman de las Ánimas pertenecía a los Templarios, cuyo convento ves allí, a la margen del río… El monte, maldito ocasión de tantas desgracias, se declaró abandonado, y la capilla de los religiosos, situada en el mismo monte, y en cuyo atrio se enterraron juntos amigos y enemigos, comenzó a arruinarse. Desde entonces dicen que, cuando llega la noche de Difuntos, se oye doblar sola la campana de la capilla y que las ánimas de los muertos, envueltas en jirones de sus sudarios, corren como en una cacería fantástica…

7 Jorge L. Borges, La Biblioteca de Babel Babel Esos ejemplos permitieron que un bibliotecario de genio descubriera la Ley fundamental de la Biblioteca. Este pensador observó que todos los libros, por diversos que sean, constan de elementos iguales: el espacio, el punto, la coma, las veintidós letras del alfabeto. También alegó un hecho que todos los viajeros han confirmado: No hay, en la vasta Biblioteca, dos libros idénticos.

8 Edgar R. Burroughs, Tarzán en el centro de la Tierra Pellucidar De todos modos, si alguno de ustedes ha observado el Sol en las últimas horas, habrá podido darse cuenta de que, aunque no haya tal abertura polar que comunique con un mundo interior, hay en esta parte de la Tierra sobre la que vamos volando ahora, una gran depresión, y que el dirigible ha penetrado en esta depresión hace ya varias horas…

9 Samuel Butler, Erewhon Erewhon I got below the level of the clouds, into a burst of brilliant evening sunshine. I was facing the north- west, and the sun was full upon me… But what I saw! It was such an expanse as was revealed to Moses when he stood upon the summit of Mount Sinai, and beheld that promised land which it was not to be his to enter…

10 Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas País de las Maravillas Down, down, down. Would the fall never come to an end? I wonder who many miles Ive fallen by this time? she said aloud. I must be getting somewhere near the centre of the earth… I wonder if I shall fall right through the earth! How funny itll seem to come out among the people that walk with their heads downwards! The Antipathies, I think…

11 Arthur Conan Doyle, El mundo perdido Tierra de Maple White Porque era realmente un país de hadas, el más maravilloso que la imaginación del hombre podía concebir. La espesa vegetación se unía por lo alto, formando una pérgola natural, y a través de ese túnel de verdura fluía en una dorada penumbra el río verde y diáfano, bello en sí mismo, pero aún más maravilloso por los extraños matices que la vivísima luz que venía de arriba iba filtrando y atemperando en su caída.

12 Miguel de Cervantes, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha Barataria Digo pues que con todo su acompañamiento llegó Sancho a un lugar de hasta mil vecinos, que era de los mejores que el duque tenía. Diéronle a entender que se llamaba la ínsula Barataria, ó ya porque el lugar se llamaba Baratario, ó ya por el barato con que se le había dado el gobierno….

13 Daniel Defoe, The life and adventures of Robinson Crusoe Isla de Robinson Crusoe My next work was to view the country, and seek a proper place for my habitation, and where to stow my goods to secure them from whatever might happen. Where I was, I yet knew not; wheter on the continent or on an island; theter inhabited or not inhabited; wheter in danger of wild beasts or not…

14 Umberto eco, El nombre de la rosa La Abadía Mientras trepábamos por la abrupta vereda que serpenteaba alrededor del monte, vi la abadía. No me impresionó la muralla que la rodeaba, similar a otras que había visto en el mundo cristiano, sino la mole de lo que después supe que era el Edificio. Se trataba de una construcción octogonal que de lejos parecía un tetrágono (figura perfectísima que expresa la solidez e invulnerabilidad de la Ciudad de Dios), cuyos lados meridionales se erguían sobre la meseta de la abadía…

15 Michael Ende, La historia interminable Fantasía Me gustaría saber, se dijo, qué pasa realmente en un libro cuando está cerrado. Naturalmente, dentro hay sólo letras impresas sobre el papel, pero sin embargo… Algo debe de pasar, porque cuando lo abro aparece de pronto una historia entera. Dentro hay personas que no conozco todavía, y todas las aventuras, hazañas y peleas posibles… y a veces se producen tormentas en el mar o se llega a países o ciudades exóticos…

16 Gabriel García Márquez, Cien años de soledad Macondo Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos.

17 Henry R. Haggard, Las minas del Rey Salomón Minas del Rey Salomón Al ver por fin abierto el camino a la cámara del tesoro de Salomón, fue tan grande nuestra excitación que me puse a temblar de pies a cabeza. ¿Resultaría un engaño, después de todo, o tendría razón el viejo Da Silvestra? ¿Encontraríamos arcones llenos de tesoros en aquel oscuro lugar que nos convertirían en los hombres más ricos del mundo? Ibamos a saberlo al cabo de uno o dos minutos.

18 James Hilton, Horizontes perdidos Shangri-La A Conway, al verlo por primera vez, le pareció una visión producida por la falta de oxígeno que estaba padeciendo y que, probablemente, había embotado sus facultades. Era, verdaderamente, una vista extraña y casi inverosímil. Un grupo de pabellones coloreados colgaban de la montaña sin la tristeza gris de un castillo de Renania, pero si con la delicadeza de los pétalos de una flor silvestre que emergen pálidos de una roca.

19 Ursula K. Le Guin, Un mago de Terramar Terramar La Isla de Gont, una montaña solitaria que se alza más de mil metros por encima del tormentoso Mar del Nordeste, es una famosa comarca de magos. De los poblados de los valles altos y los puertos de calas sombrías y estrechas más de un gontesco ha partido a servir como hechicero o mago en las cortes, o en busca de aventuras, haciendo magias a los señores del Archipiélago y yendo de isla en isla por toda Terramar

20 H.P. Lovecraft, El horror de Dunwich Dunwich Otras tradiciones hablan de olores fétidos provenientes de los círculos de piedra que coronan las colinas, y de presencias etéreas que pueden ser escuchadas débilmente a ciertas horas en puntos fijos del fondo de los grandes barrancos; mientras que aún otras tratan de explicar el Salto del Diablo… un flanco de colina estéril, calcinado, donde no crece ningún árbol, arbusto ni hoja de hierba.

21 Sir Thomas Malory, The romance of King Arthur and the knights of the Round Table Camelot Then Tor alighted off his mare and pulled out his sword, kneeling, and requiring the king that he would make him knight, and he might be a knight of the Table round

22 Sir Thomas More, Utopia Utopia La isla de UTOPIA se extiende unos doscientos kilómetros, y por larguísimo espacio no se estrecha considerablemente, pero en sus extremos queda reducida a unos cincuenta kilómetros. Dichos extremos están como torcidos, de manera que toda la isla tiene una forma parecida a la de la luna nueva. Estas partes extremas azotadas por el mar, distan una de otra unos once kilómetros. Entre estos brazos se forma como a manera de un lago apacible, quedando un refugio muy bien acomodado, desde el que pueden mandar sus flotas a otras regiones y países.

23 Platón, Critias La Atlántida En primer lugar, levantaron puentes en los anillos de mar que rodeaban la antigua metrópoli para abrir una vía hacia el exterior y hacia el palacio real. Instalaron directamente desde el principio el palacio real en el edificio del Dios y de sus progenitores y, como cada uno, al recibirlo del otro, mejoraba lo que ya estaba bien, superaba en lo posible a lo anterior, hasta que lo hicieron asombroso por la grandeza y belleza de las obras. A partir del mar, cavaron un canal de trescientos pies de ancho, cien de profundidad y una extensión de cincuenta estadios hasta el anillo exterior y allí hicieron el acceso del mar al canal como a un puerto, abriendo una desembocadura como para que pudieran entrar las naves más grandes. También abrieron, siguiendo la dirección de los puentes, los círculos de tierra que separaba los de mar, lo necesario para que los atravesara un trirremes, y cubrieron la parte superior de modo que el pasaje estuviera debajo, pues los bordes de los anillos de tierra tenían una altura que superaba suficientemente al mar. El anillo mayor, en el que habían vertido el mar por medio de un canal, tenía tres estadios de ancho.

24 Edgar A. Poe, La ciudad en el fondo del mar Mira! La muerte se ha izado un trono en una extraña y solitaria ciudad allá lejos en el sombrío Oeste, donde el bueno y el malo y el mejor y el peor han ido a su reposo eterno Allí capillas y palacios y torres (torres devoradoras de tiempo que no se estremecen) no se asemejan a nada que sea nuestro. En los alrededores, olvidadas por vientos inquietos resignadamente bajo el cielo las melancólicas aguas reposan.

25 J.K. Rowling, Harry Potter y la Piedra Filosofal Hogwarts Algunos nunca habían oído hablar de Hogwarts hasta que recibieron la carta, ya te imaginarás. Yo creo que debería quedar todo en las familias de antiguos magos.

26 Robert L. Stevenson, La isla del tesoro Isla del Tesoro Cuando subí a cubierta, a la siguiente mañana, el aspecto de la isla había cambiado por completo. Aunque la brisa había amainado del todo, habíamos hecho mucho camino durante la noche, y estábamos ahora encalmados a una media milla al suroeste de la costa oriental, que era muy baja. Bosques de un color gris cubrían gran parte del terreno…

27 Jonathan Swift, Los viajes de Gulliver Lilliput As the common size of the natives is somewhat under six inches high, so there is an exact proportion in all other animals, as well as plants and trees; for instance, the tallest horses and oxen are between four and five inches in height, the sheep and inch and half, more or less… but nature had adpated the eyes of the Lilliputians to all objects proper for their view…

28 J.R.R. Tolkien El señor de los anillos Moria Alzó la vara, que relampagueó brevemente. Unas grandes sombras se levantaron y huyeron y durante un segundo vieron un vasto cielo raso sostenido por numerosos y poderosos pilares tallados en la piedra. Ante ellos y a cada lado se extendía un recinto amplio y vacío: las paredes negras, pulidas y lisas como el vidrio, refulgían y centelleaban.

29 Julio Verne, Viaje al Centro de la Tierra Mar Lidenbrock Dabord je ne vis rien; mes yeux, déshabitués de la lumiére, se fermèrent brusquement. Lorsque je pus le rouvrir, je demeurai encore plus stupéfait quémerveillé. La mer! mécriai-je. – Oui, r´ponfit mon oncle, la mer Lidenbrock…

30 Julio Verne, Veinte mil leguas de viaje submarino La Atlántida …el capitán Nemo vino hacia mí y me detuvo con un ademán. Luego recogiendo un trozo de piedra caliza, avanzó hacia una roca de basalto negro y trazó está sola palabra:ATLÁNTIDA. ¡Qué relámpago atravesó por mi mente! ¡La Atlántida, la antigua Merópida de Teopompo, la Atlántida de Platón, el continente negado por Orígenes, Porfirio, Jámblico, d'Anville, Malte-Brun, Humboldt, quienes consideraban su supuesta desaparición como relatos legendarios,y, en cambio, admitida por Posidonio, Plinio, Ammianus,Marcelino, Tertuliano, Engels, Sherer, Tournefort, Buffon, d'Avezac,yo la tenía allí ante mi vista, mostrando aún los irrecusables testimonios de su catástrofe!

31


Descargar ppt "Los lugares imaginarios Diciembre 2011-Febrero 2012 Biblioteca de Filología UCM."

Presentaciones similares


Anuncios Google