La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Taller de Habilidades Lingüísticas Para Estudiantes de Zonas Indígenas.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Taller de Habilidades Lingüísticas Para Estudiantes de Zonas Indígenas."— Transcripción de la presentación:

1 Taller de Habilidades Lingüísticas Para Estudiantes de Zonas Indígenas

2 El presente material es una recopilación literaria cuyo fin es servir de complemento al cuadernillo de trabajo Leamos y Aprendamos. En él se ha incluido un conjunto de trabalenguas, un compendio de fábulas, refranes, adivinanzas y algo de la poesía del poeta chiapaneco Jaime Sabines (en conmemoración del denominado: 2009: Año de Jaime Sabines), todo ello con el único objetivo de apoyar el trabajo en el Taller de Habilidades Lingüísticas en Español para estudiantes de Zonas Indígenas. Por cada uno de los principales apartados se presenta un menú para facilitar el acceso a las obras de este material, solo basta un clic en el botón adecuado para poder ingresar. Cabe señalar también que el formato en el que se presenta no es muy técnico, por el contrario, su sencillez permite realizar las implementaciones, modificaciones y/o correcciones que se consideren convenientes para adaptarlo mejor a las diferentes metodologías de trabajo; en cualquiera de los casos, se recomienda generar previamente un respaldo y se agradecerá que se haga llegar una copia de cualquier cambio realizado al correo de sugerencias que se presenta el espacio de contacto, con el fin de generar el intercambio de material didáctico y poder enriquecer un futuro material. Con el deseo de que sea de utilidad, se pone pues a disposición de los asesores y alumnos del Taller, para contribuir a los trabajos realizados en los diferentes planteles donde se lleva a cabo, invitándolos a continuar dicha labor con el entusiasmo que se ha demostrado. Luis Alberto Hernández López Miembro del Grupo Colegiado del THL. Presentación INICIOSALIR

3 INICIO TRABALENGUASFÁBULASPOEMAS REFRANESADIVINANZAS CONTACTO DIRECTORIO SALIR

4 Me han dicho que tú has dicho un dicho Parangaricutirimicuaro Tres tristes tigres Chango chino rechiflado Cuando cuentes cuentos Pablito clavó un clavito Tras tres tragos El que poco coco come Podador que podas la parra La parra de Guerra Mariana Magaña, Marina Maraña Gallina pinta pipiripinta El arzobispo de Constantinopla Chiva peletica pelada Tres caracatrepitos Los trabalenguas son un excelente ejercicio para mejorar la lectura en voz alta, así como la fluidez y facilidad de palabra; aquí tienes algunos de ellos para que los practiques, pueden organizarse divertidos concursos entre compañeros. INICIO SALIR

5 Tres caracatrepitos Había una caracatrepa con tres caracatrepitos. Cuando la caracatrepa trepa, trepan los tres caracatrepitos. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

6 Chiva peletica pelada Tengo una chiva peletica pelin pin petica pelada peluda pelin pin puda que tiene tres chivitos peleticos pelin pin peticos pelados peludos pelin pin pudos. Si la chiva no fuese peletica pelin pin petica los chivitos no fueran peleticos pelin pin peticos pelados peludos pelin pin pudos. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

7 Gallina Pinta Pipiripinta Tengo una gallina pinta pipiripinta gorda pipirigorda pipiripintiva y sorda que tiene tres pollitos pintos pipiripintos gordos pipirigordos pipiripintivos y sordos. Si la gallina no hubiera sido pinta pipiripinta gorda pipirigorda pipiripintiva y sorda Los pollitos no hubieran sido pintos pipiripintos gordos pipirigordos pipiripintivos y sordos. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

8 Chango chino rechiflado porque chiflas a la china chango chino rechiflado rechiflador que a la changa china rechiflada chiflas chango chino rechiflado rechiflador. Chango chino rechifado MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

9 Cuando cuentes cuentos cuenta cuantos cuentos cuentas, porque si no cuentas cuantos cuentos cuentas nunca sabrás cuantos cuentos cuentas tú. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

10 El que poco coco come El que poco coco come, poco coco compra; el que con poca capa se tapa, poca capa se compra. Como yo poco coco como, poco coco compro, y como con poca capa me tapo, poca capa me compro. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

11 Mariana Magaña, Marina Mañara Mariana Magaña desenmarañará mañana la maraña que enmarañara Marina Mañara. ¿Desenmarañará mañana Mariana Magaña la enmarañada maraña que enmarañanó Marina Mañara? MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

12 Me han dicho que tú has dicho un dicho que yo he dicho. Ese dicho está mal dicho, pues si yo lo hubiera dicho, estaría mejor dicho que el dicho que a mí me han dicho que tú has dicho que yo he dicho. Me han dicho que tú has dicho un dicho MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

13 Tras tres tragos Tras tres tragos y otros tres, y otros tres tras los tres tragos, trago y trago son estragos, travesuras de entremes, trapola tramo y tragón, treinta y tres tragos de ron en un tris los truene el trueno tras tres tragos y otros tres, y otros tres tras los tres tragos. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

14 La parra de Guerra Guerra tenía una parra. Parra tenía una perra. La perra de Parra subió a la parra de Guerra. Guerra pegó con la porra a la perra de Parra. Y Parra de dijo a Guerra: -¿Por qué ha pegado Guerra con la porra a la perra de Parra? Y Guerra le contestó: -Si la perra de Parra no hubiera subido a la parra de Guerra, Guerra no hubiese pegado con la porra a la perra de Parra. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

15 Tres tristes tigres tragaban trigo en tres tristes trastos sentados tras un trigal. Sentados tras un trigal, en tres tristes trastos tragaban trigo tres tristes tigres. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

16 Pablito clavó un clavito en la calva de un calvito. En la calva de un calvito, un clavito clavó Pablito. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

17 El cielo de Parangaricutirimicuaro se quiere desparangaricutirimicuarizar el desparangaricutirimicuarizador que lo desparangaricutirimicuarizare buen desparangaricutirimicuarizador será. Parangaricutirimicuaro MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

18 Podador que podas la parra Podador que podas la parra: ¿qué parra podas? ¿podas mi parra o tu parra podas? Ni podo tu parra ni podo mi parra, que podo la parra de mi tío Bartolo. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

19 El arzobispo de Constantinopla se quiere desarzobisconstantinopolitanizar. El desarzobisconstantinopolitanizador que lo desarzobisconstantinopolitanice, buen desarzobisconstantinopolitanizador será. MENÚ TRABALENGUAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

20 El viento y el sol Las fábulas son parecidas a los cuentos, pero son más pequeñas, casi como una anécdota, la particularidad en ellas es que nos dejan una enseñanza. Disfruta aquí, algunas de las fábulas de Esopo, como se podrá observar, algunas resaltan el mensaje o moraleja, mientras que en otras tendrás que descubrirlo tú mismo… El perro gordo y el lobo flacoEl molinero, el muchacho y el burroEl pordiosero y la fortunaLa zorra y la cabraEl rey de la selvaEl cuervo y los pavorrealesEl ratón, la rana y el halcónEl gato y los ratonesEl pastor y el loboBiografía de Esopo INICIO SALIR

21 Fábulas de Esopo Esopo ( a.C.). Fue un fabulista griego, se supone que fue un esclavo liberado de Frigia. Su nombre se relaciona con fábulas de animales, transmitidas por tradición oral desde hace muchísimo tiempo. Las fábulas de animales forman parte de la cultura común de los pueblos indo-europeos y tal vez constituyan la colección de fábulas más leídas de la literatura mundial. Muchas de las fábulas de Esopo fueron reescritas en verso por el poeta griego Babrio, probablemente en los siglos I y II a.C., y en latín por el poeta romano Fedro en el siglo I d.C. La colección que actualmente lleva el nombre de Esopo consiste, en su mayor parte, en paráfrasis posteriores de las fábulas de Babrio. Su escritura influiría considerablemente en escritores posteriores, como es el caso del poeta francés del siglo XVII Jean de La Fontaine y del español Félix María de Samaniego, del XVIII. Disfruta aquí, algunas de las fábulas de este autor, como se podrá observar, algunas resaltan el mensaje o moraleja, mientras que en otras tendrás que descubrirlo tú mismo… MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

22 El pordiosero y la fortuna Érase un pordiosero que vagaba por los caminos y se decía a sí mismo: ¡oh qué desgracia ser tan pobre! De pronto se encontró con la fortuna, quien le dijo: llenaré tu sombrero con monedas de oro, pero si dejas caer una todo el oro se convertirá en polvo. El pordiosero sintió cómo su sombrero se llenaba de monedas y la fortuna le preguntó: ¿tienes suficiente?, el pordiosero le respondió – no, aún no-, la fortuna le dio más monedas de oro. El pordiosero expresó –una moneda más por favor- y la fortuna se la dio, pero el sombrero se rompió y las monedas cayeron convirtiéndose en polvo. El pordiosero comentó que otra vez era tan pobre como antes, y la fortuna le dijo: debes aprender que… quienes son demasiado ambiciosos, muchas veces se quedan sin nada. MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

23 La zorra y la cabra Una zorra que caminaba descuidadamente se cayó en un pozo y comenzó a gritar: ¡Auxilio! ¡Auxilio!, pero nadie la escuchaba, hasta que pasado un tiempo una cabra se acercó en busca de agua y vio que la zorra estaba en el fondo del pozo, por lo que le preguntó: ¿Qué haces ahí abajo?, la zorra le contestó que estaba bebiendo un poco de agua y que era la mejor que había probado en su vida y le dijo que bajara a beber de esa agua; la cabra saltó y ya dentro del pozo bebió hasta llenarse y comentó que estaba muy rica y le había calmado su sed. Pasando un rato, la cabra preguntó: ¿Cómo le vamos a hacer para salir de este pozo? La zorra habló con la cabra para decirle que no se preocupara, que tenía un plan muy bueno: Treparé sobre tu cuerpo y tus cuernos y luego te ayudaré a salir; así, la zorra logró salir y ya estando afuera se fue diciéndole: Adiós, cabra. La cabra gritaba desesperada: Espérame, ¿ahora cómo voy a salir yo?; a lo que la zorra le respondió: Eso lo debiste haber pensado antes de saltar al pozo; siempre se debe pensar antes de hacer las cosas. MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

24 El gato y los ratones Cierto día, un grupo de ratones se reunió en consejo, uno de ellos tomó la palabra y dijo:-nos hemos reunido aquí para hablar de nuestro enemigo el gato, no podemos vivir en paz por su causa-. Otro ratón argumentó:-siempre nos persigue por todas partes, resulta imposible alimentarse y estamos en constante peligro porque no nos damos cuenta de su presencia hasta que lo tenemos encima-. Y dirigiéndose a todos pregunto: -¿Qué podríamos hacer? Un ratón tomo la palabra y manifestó:-tengo una idea, sugirió que se le cuelgue un cascabel en torno al cuello del gato para que lo oigamos cuando se nos aproxime. Algunos de los ratones expresaron que era una idea muy buena, pero el ratón mayor le pregunto:-¿quién le colgara el cascabel al gato? Se dirigió a uno diciéndole:- Tú eres grande y fuerte; lo aras. Alo que respondió:-Yo no-. Le dijo a otro:-Tu eres muy valiente; lo harás. A lo que contesto:-No, señor-. Le propuso al que dio la idea: lo harás tú. A lo expreso:- Yo tampoco- Nadie quiso ser voluntario para ponerle el cascabel al gato. El ratón mayor volvió a hablar para decir que… antes de seguir un plan, primero se deben considerar las posibilidades de ponerlo en práctica. MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

25 El molinero, el muchacho y el burro Un molinero y su hijo conducían un burrito al mercado, cuando un señor se burló de ellos diciéndoles:-qué trato de príncipe le dan a esa bestia, los burros fueron hechos para ser montados y no caminar sin carga-. Encontrando algo de razón en el comentario, el molinero montó al niño sobre el burro y en el camino una señora les dijo:-qué chico tan desconsiderado, él va montado mientras su anciano padre tiene que caminar-. Por tal motivo el señor montó en el burro y bajó al chamaco, pero una señorita le comentó al molinero que era vergonzoso que el pobre niño caminara cuando el burro podía cargar a los dos. Ambos subieron entonces al asno, hasta que se encontraron a unas personas que expresaron:-miren a ese par de holgazanes, romperán el lomo del pobre animal por no saber tratar bien a las pobres bestias-. Para no parecer crueles con el burro, el molinero y su hijo decidieron invertir los papeles, atando al burro a un palo lo llevaron cargando, pero toda la gente que encontraban a su paso se burlaban de ellos comentando-observen a esa pareja de tontos mimando al burro y lo peor es que el animal va enojado-. En efecto, tanto se molestó la bestia, que acabó reventando las cuerdas que lo sujetaban y se lanzó con un rebuzno hacia las aguas del río. El molinero y su hijo se lamentaron de haber perdido a su burro y el molinero expresó:-¡Eso nos enseñará que… cuando se trata de complacer a todos, se acaba por no agradar a nadie! MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

26 El ratón, la rana y el halcón Un ratón y una rana se encontraron cerca de un charco y se hicieron muy amigos, el ratón invitó a la rana a visitar su nido y ésta aceptó encantada. Cuando llegaron al nido el ratón mostró todo su hogar y la rana expresó lo hermoso y acogedor que era el sitio donde estaban y dirigiéndose al ratón le dijo: Ahora me toca a mí enseñarte donde vivo; es un hermoso hogar en el lago, el ratón exclamó. ¡Cielos no puedo ir allá porque no se nadar!-dijo el ratón- La rana contestó que no importaba, que ataría su pie con el pie del ratón y lo llevaría por el lago, pero al entrar al algo el ratón gritó que lo dejara porque se iba a ahogar, pero la rana se rió y empezó a nadar a toda prisa. El ratón gritó desesperado: ¡Auxilio! ¡Socorro, No se nadar y me ahogaré! En esos momentos un halcón que volaba cerca, oyó los gritos y se dispuso a rescatarlo. No te asustes ratoncito, solo quiero darle una lección a la rana -le dijo- El halcón sujetó al ratón que seguía atado al pie de la rana y se elevó por los aires; la rana gritaba desesperada que la soltara, pero el halcón se reía de ella y volaba más alto. Finalmente el halcón bajó con los dos animales y los puso en la tierra. El halcón dijo a la rana que esperaba que hubiera aprendido la lección porque… nunca se debe hacer a los demás lo que no quisieran que le hicieran a uno. MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

27 El pastor y el lobo Había una vez un pastorcito que decía: Cómo me aburro cuidando corderos, haré algo para romper la monotonía. Bajó al pueblo gritando: ¡Auxilio!, ¡Auxilio!, ¡El lobo!, ¡El lobo!; los aldeanos salieron rápidamente para auxiliar al pastor, pero este se soltó riendo-¡Ja, ja, ja!, los engañé, no hay ningún lobo; ¡Ja, ja, ja! Los aldeanos le dijeron que eran personas ocupadas, que no lo volviera a hacer. Pero al día siguiente el pastorcito volvió a gritar: ¡Auxilio, auxilio!, ¡El lobo!, salven a mis corderos; los aldeanos acudieron nuevamente para ayudar al pastor y este se volvió a reír de ellos-¡Ja, ja, ja!, dijeron que no volverían; ¡Ja, ja, ja! Los aldeanos furiosos se dirigieron al pastor para decirle que no se burlara de ellos porque un día se podía arrepentir… Continuar…

28 …Al poco tiempo, el pastorcito gritaba desesperadamente- ¡Auxilio, auxilio!, !El lobo!, ¡El lobo se lleva mis corderos!-. En esta ocasión nadie le hizo caso, los aldeanos comentaban entre ellos que no los volvería a engañar, que gritara cuanto quisiera. Pero esta vez el lobo si se llevó a los corderos sin que el pastor pudiera hacer algo, pues nadie le prestó ayuda. El pastorcito aprendió que… Nadie cree a quienes acostumbran a decir mentiras, aun cuando alguna vez digan la verdad. MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

29 El Viento y el Sol Un día, el viento y el sol discutían, el viento dijo: Soy mucho más fuerte que tú, a lo que el Sol contestó: tal vez, pero yo puedo hacer otras cosas; en ese momento pasaba un hombre y el sol dijo que podía quitarle su capa, ¿podrás tú? Preguntó al viento, el cual contestó que podría arrebatársela fácilmente a soplidos. El viento sopló y sopló, pero el hombre sintió frío y más fuertemente se envolvió en su capa, el Sol entonces tuvo piedad del hombre y le envió sus cálidos rayos, por lo que el hombre tuvo calor y se quitó la capa. El Sol le dijo al viento, ¿te das cuenta?, la fuerza no lo es todo, la bondad triunfará siempre donde la fuerza y la violencia fallen. MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

30 El Rey de la Selva Cierto día los animales del bosque platicaron sobre cuál tenía más familia. La ratona dijo: yo siempre tengo por lo menos cinco ratones al año; la coneja intervino ¿solamente cinco?; mis conejitos nacen de siete en siete cada año; la rana hinchó entonces el pecho y manifestó: ustedes no saben lo que es una familia numerosa, mis hijos nacen por docenas, entonces se volvieron hacia la leona y le preguntaron: ¿Tú cuántos hijos tienes, cuántos chicos te trae la cigüeña cada año?, a lo que la leona contestó; uno solo. Los otros animales se burlaron diciendo: ¿es todo?, ¿solo uno?, la leona les respondió afirmativamente, pero ese único es el león… ¡Rey de la Selva! MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

31 El perro gordo y el lobo flaco Un lobo flaco y hambriento, al encontrarse con un perro gordo y bien comido, le preguntó: ¿Qué haces para estar tan bien?. Estarías igual que yo, le dijo el perro, si prestaras a mi amo los mismos servicios que yo le presto. ¿Qué servicios son?, preguntó el lobo. Cuidar la puerta y defender la casa contra los ladrones en la noche, respondió el can. El lobo dijo: Sufro de hambre y frío; será mejor estar bajo techo y tener mucha comida. Mientras caminaban para ver al amo, el lobo vio el cuello del perro, pelado por la cadena que llevaba, y preguntó: ¿Por qué tienes así el cuello?. El perro respondió: Me atan de día para que vigile en la noche. Volvió a preguntar el lobo: ¿Te dejan salir cuando quieres?, el perro contestó: Definitivamente no.Pues entonces, quédate con tus bienes; yo no quiero estar tan bien comido a condición de no ser libre, replicó el lobo. MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

32 El cuervo y los pavorreales Había una vez un cuervo insatisfecho que decía: Soy un simple cuervo y todos los de mi especie son feos; quisiera ser tan hermoso como el pavo real. Un día que el cuervo merodeaba por el camino, encontró plumas de pavo real y dijo: Me las pondré para poder ser igual que ellos. Cuando acabó de ponerse las plumas fue a contonearse entre los pavos, diciéndoles: ¡Hola pavitos!. Pero ellos no estuvieron de acuerdo. ¿Quién es ese pajarraco?, decían. ¡Es un cuervo cretino! Vamos a arrancarle las plumas para que no se ande haciendo pasar por lo que no es. El cuervo, desplumado, solitario y triste, quiso volver y unirse a los otros cuervos; pero ellos lo recriminaron porque deseaba hacerse pasar por pavo real. Ahora quieres regresar con nosotros, pero ya no te queremos. Largo de aquí y no vuelvas nunca, dijeron. Y así el cuervo tuvo que vivir solo el resto de sus días, por tonto e inconforme. MENÚ FÁBULAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

33 La poesía es una de las más bellas expresiones literarias. En este material podrás leer y disfrutar algo de la obra de Jaime Sabines, a través de cinco de sus mejores poemas; se sugiere el comentario entre alumnos y asesores para analizarlos y comprender mejor el mensaje literario del autor. Yo no lo sé de ciertoAmor mío, mi amorLa lunaTu cuerpo está a mi ladoHoralBiografía de Jaime Sabines INICIO SALIR

34 Jaime Sabines ( ) Jaime Sabines tuvo una infancia normal, fue jugador de trompo, canicas y basquetbol. Declamador desde la primaria, lo fue oficialmente en la secundaria. En 1945 viajó a la Ciudad de México para comenzar sus estudios como médico, pronto se dio cuenta de que la carrera de medicina no era para él, en ese momento es cuando comienza su carrera de escritor, estudió letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde se licenció en Lengua y Literatura Española. En su juventud participó en programas de radio. Fue diputado federal por el estado de Chiapas de 1976 a 1979 y diputado en el Congreso de la Unión en 1988 por el Distrito Federal. El poeta mexicano Jaime Sabines nació el 25 de marzo de 1926 en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Fue hijo de un libanés emigrado. Vivió alternativamente en Chiapas y en la ciudad de México. Continuar…

35 Sus poemas son viajes al fondo oscuro de las emociones, siempre con fuerza y desgarradores; tienen una fuerza y una tenacidad en donde el ritmo del lenguaje y la potencia de las expresiones dejan sin aliento al lector, seguro de haber tocado una verdad. Ganó el Premio Villaurrutia en 1973 y el Premio Nacional de Literatura en Sus libros son Horal (1950), La señal (1951), Adán y Eva (1952), Tarumba (1956), Yuria (1967), Maltiempo (1972), Algo sobre la muerte del Mayor Sabines (1973) y Uno es el hombre (1990). Su obra está recopilada en Nuevo recuento de poemas (1977). En 1953 se casó con Josefa Rodríguez Zebadúa, con quien tuvo cuatro hijos: Julio, Julieta, Judith y Jazmín. Falleció el 19 de Marzo de 1999 en la Ciudad de México, víctima de cáncer, a la edad de 72 años. MENÚ POEMAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR

36 Yo no lo sé de cierto Yo no lo sé de cierto, pero supongo que una mujer y un hombre un día se quieren, se van quedando solos poco a poco, algo en su corazón les dice que están solos, solos sobre la tierra se penetran, se van matando el uno al otro. Todo se hace en silencio. Como se hace la luz dentro del ojo. El amor une cuerpos. En silencio se van llenando el uno al otro. Cualquier día despiertan, sobre brazos; piensan entonces que lo saben todo. Se ven desnudos y lo saben todo. (Yo no lo sé de cierto. Lo supongo.) MENÚ POEMAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTE ANTERIOR

37 Amor mío, mi amor Amor mío, mi amor, amor hallado de pronto en la ostra de la muerte. Quiero comer contigo, estar, amar contigo, quiero tocarte, verte. Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo los hilos de mi sangre acostumbrada, lo dice este dolor y mis zapatos y mi boca y mi almohada. Te quiero, amor, amor absurdamente, tontamente, perdido, iluminado, soñando rosas e inventando estrellas y diciéndote adiós yendo a tu lado. Te quiero desde el poste de la esquina, desde la alfombra de ese cuarto a solas, en las sábanas tibias de tu cuerpo donde se duerme un agua de amapolas. Cabellera del aire desvelado, río de noche, platanar oscuro, colmena ciega, amor desenterrado. Voy a seguir tus pasos hacia arriba, de tus pies a tu muslo y tu costado. MENÚ POEMAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTE ANTERIOR

38 La Luna La luna se puede tomar a cucharadas o como una cápsula cada dos horas. Es buena como hipnótico y sedante y también alivia a los que se han intoxicado de filosofía. Un pedazo de luna en el bolsillo es mejor amuleto que la pata de conejo: sirve para encontrar a quien se ama, para ser rico sin que lo sepa nadie y para alejar a los médicos y las clínicas. Se puede dar de postre a los niños cuando no se han dormido, y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos ayudan a bien morir. Pon una hoja tierna de la luna debajo de tu almohada y mirarás lo que quieras ver. Lleva siempre un frasquito del aire de la luna para cuando te ahogues, y dale la llave de la luna a los presos y a los desencantados. Para los condenados a muerte y para los condenados a vida no hay mejor estimulante que la luna en dosis precisas y controladas. MENÚ POEMAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTE ANTERIOR

39 Tu cuerpo está a mi lado Tu cuerpo está a mi lado fácil, dulce, callado. Tu cabeza en mi pecho se arrepiente con los ojos cerrados y yo te miro y fumo y acaricio tu pelo enamorado. Esta mortal ternura con que callo te está abrazando a ti mientras yo tengo inmóviles mis brazos. Miro mi cuerpo, el muslo en que descansa tu cansancio, tu blando seno oculto y apretado y el bajo y suave respirar de tu vientre sin mis labios. Te digo a media voz cosas que invento a cada rato y me pongo de veras triste y solo y te beso como si fueras tu retrato. Tú, sin hablar, me miras y te aprietas a mí y haces tu llanto sin lágrimas, sin ojos, sin espanto. Y yo vuelvo a fumar, mientras las cosas se ponen a escuchar lo que no hablamos. MENÚ POEMAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTE ANTERIOR

40 Horal Lento, amargo animal que soy, que he sido, amargo desde el nudo de polvo y agua y viento que en la primera generación del hombre pedía a Dios. Amargo como esos minerales amargos que en las noches de exacta soledad, maldita y arruinada soledad sin uno mismo, trepan a la garganta y, costras de silencio, asfixian, matan, resucitan. Amargo como esa voz amarga prenatal, presubstancial, que dijo nuestra palabra, que anduvo nuestro camino, que murió nuestra muerte, y que en todo momento descubrimos. Amargo desde dentro, desde lo que no soy, mi piel como mi lengua desde el primer viviente, anuncio y profecía. Lento desde hace siglos, remoto ?nada hay detrás?, lejano, lejos, desconocido. Lento, amargo animal que soy, que he sido. MENÚ POEMAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTE ANTERIOR

41 Horal Lento, amargo animal que soy, que he sido, amargo desde el nudo de polvo y agua y viento que en la primera generación del hombre pedía a Dios. Amargo como esos minerales amargos que en las noches de exacta soledad, maldita y arruinada soledad sin uno mismo, trepan a la garganta y, costras de silencio, asfixian, matan, resucitan. Amargo como esa voz amarga prenatal, presubstancial, que dijo nuestra palabra, que anduvo nuestro camino, que murió nuestra muerte, y que en todo momento descubrimos. Amargo desde dentro, desde lo que no soy, mi piel como mi lengua desde el primer viviente, anuncio y profecía. Lento desde hace siglos, remoto ?nada hay detrás?, lejano, lejos, desconocido. Lento, amargo animal que soy, que he sido. MENÚ POEMAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTE ANTERIOR

42 Se dice que los refranes encierran la sabiduría popular, es decir las experiencias vividas y aprendidas por la gente común; los refranes, o también llamados dichos, al igual que las fábulas, contienen una especie de sentencia, la mayoría de ellos emplean metáforas o sentido figurado y se expresan a manera de advertencia, reflejando así, un conocimiento común que se desea transmitir. Observa los siguientes refranes, intuye su terminación y da clic sobre ellos para analizar su significado, comenta con tus compañeros y asesor otros refranes que conozcas. Quien mucho abarca… INICIOSALIR En casa de herrero…Al mal tiempo…Unos nacen con estrella…Cuando hay hambre…Al perro flaco…Por la boca…Quien siembra vientos…Ojos que no ven…Mucho ruido…Donde menos se piensa…A palabras necias…

43 Quien mucho abarca … Quien emprende muchas cosas al mismo tiempo, generalmente no desempeña ninguna bien. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …poco aprieta Significado:

44 En casa de herrero … A veces falta una cosa en el lugar donde nunca debiera hacer falta. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …cuchillo de palo Significado:

45 Al mal tiempo … Hay que saber sobrellevar los problemas de la vida. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …buena cara Significado:

46 Unos nacen con estrella … Es diverso el destino de las personas. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …y otros nacen estrellados Significado:

47 Cuando hay hambre … La necesidad obliga a valorar las cosas mínimas. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …no hay pan duro Significado:

48 Al perro flaco… Al abatido y caído se le juntan todos los males. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …no le faltan las pulgas Significado:

49 Por la boca… Es inconveniente hablar más de lo necesario. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …muere el pez Significado:

50 Quien siembra vientos… Los malos ejemplos e ideas, siempre tienen malas consecuencias. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …cosecha tempestades Significado:

51 Ojos que no ven… No se sufre por lo que no se sabe. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …corazón que no siente Significado:

52 Mucho ruido… Se aplica a quien habla mucho y obra poco. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …y pocas nueces Significado:

53 Donde menos se piensa… A veces, cuando menos se espera, ocurren las cosas. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …salta la liebre Significado:

54 A palabras necias… No hay que hacer caso del que habla sin razón. MENÚ REFRANES MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR …oídos sordos Significado:

55 Las adivinanzas son acertijos que ponen a prueba la habilidad mental de las personas, sus conocimientos y vocabulario; normalmente se expresan a manera de versos, esto depende del ingenio y la creatividad con que se hayan creado, siempre resultan muy divertidas y constituyen un pasatiempo que resulta provechoso porque además de entretenerte, aprendes. Seguramente conoces más adivinanzas de las que aquí se presentan, pon a prueba a tus compañeros y pon a trabajar tu imaginación… Tengo cinco habitaciones…En medio del cielo estoy…Todos corren…Vuela que vuela…A todos deja vencidos…¿De quién se puede tratar?No es luz y se apaga…¿Ya sabes quien soy?Vayas donde vayas…Les digo de frente… INICIOSALIR

56 Tengo cinco habitaciones, en cada una un inquilino, en invierno cuando hace frío, están todos calientitos. Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR El guante

57 En medio del cielo estoy sin ser sol, ni luna llena, sin ser lucero, ni estrella; a ver si aciertas quién soy. Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR La letra E

58 Todos corren, uno pita, dos detienen, muchos gritan. Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR El fútbol

59 Vuela que vuela, por allá va y viene, hace y construye, y manos no tiene. Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR La imaginación

60 Vence al tigre y al león. vence al toro embravecido, vence a señores y reyes, y a todos deja vencidos. Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR El sueño

61 Te dice lo que está bien, te dice lo que está mal y no es ninguna persona, ¿de quién se puede tratar? Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR La conciencia

62 Crece y se achica y nadie la ve, no es luz y se apaga, adivina, ¿qué es? Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR La sed

63 Si la tengo, no te la doy y si no la tengo, si te la doy. ¿ya sabes quien soy? Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR La razón

64 El cielo y la tierra se van a juntar, la ola y la nube se van a enredar. Vayas donde vayas siempre lo verás, por mucho que andes nunca llegarás. Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR El horizonte

65 Soy liso en el extremo, y aunque me falta la voz, digo de frente a quien sea la más leve imperfección; y cualquier cara que me pongan, la misma le pongo yo. Clic para ver la respuesta MENÚ ADIVINANZAS MENÚ INICIO SALIRSIGUIENTEANTERIOR El espejo

66 MENÚ INICIO SALIR Este material fue realizado por Lic. Luis Alberto Hernández López Miembro del Grupo Colegiado del Taller de Habilidades Lingüísticas Para envío de sugerencias, información, modificaciones y/o correcciones de este material por favor a la siguiente dirección electrónica: JULIO DE 2009

67 MENÚ INICIO SALIR Psic. Ana María Ruiz Flores Directora Académica. Ing. Manuel Conrado Ramírez Mazariegos Jefe del Departamento de Programas Especiales. Lic. Cielo Pineda Pérez. Jefe de la Oficina de Apoyo a la Educación. Lic. Margarita Evangelina Martínez Paniagua Directora General del Colegio de Bachilleres de Chiapas. Ing. Luis Fernando Castellanos Gutiérrez. Subdirector de Servicios Educativos.


Descargar ppt "Taller de Habilidades Lingüísticas Para Estudiantes de Zonas Indígenas."

Presentaciones similares


Anuncios Google