La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Biblia y realidad Dios contra los imperios Diseño: José L. Caravias sj.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Biblia y realidad Dios contra los imperios Diseño: José L. Caravias sj."— Transcripción de la presentación:

1 Biblia y realidad Dios contra los imperios Diseño: José L. Caravias sj.

2 Yavé dijo: He visto la humillación de mi pueblo y he escuchado sus gritos al ser maltratado; conozco sus sufrimientos. Su clamor ha llegado hasta mí y he visto cómo los oprimen. Ve, Ve, pues. Yo te envío a Faraón para que saques de la opresión a mi pueblo. Ex 3,7-10

3 Yavé pide cuentas por la sangre derramada; se acuerda y no olvida el clamor de los oprimidos. Yavé pide cuentas por la sangre derramada; se acuerda y no olvida el clamor de los oprimidos. Sal 9,13. Las lágrimas de la viuda que corren por sus mejillas, ¿no son acaso un clamor contra quien se las hace derramar?... Dios no las verá sin irritarse... Eclo 35,18s Su sangre es preciosa ante sus ojos. Sal 72,13

4 Dice Yavé: Yavé: Mi sentencia será inapelable. Por sus innumerables crímenes. Porque machacaron a mi pueblo... Porque vendieron como esclavos esclavos a poblaciones enteras. Porque al extender sus dominios abrieron el vientre de las mujeres embarazadas... las mujeres embarazadas... Am 1,3-13 P orque les tienen un odio siempre vivo.

5 Palabras de Yavé contra Nínive. Por más potentes y poderosos que sean, serán cortados y desaparecerán. El león desgarraba para sus cachorros; despedazaba para sus leonas y llenaba su cueva de víctimas y su guarida de despojos. Pero aquí estoy yo contra ti, dice Yavé: yo convertiré en cenizas tus carros... Y pondré fin a tus robos... Nah 1,12-14 Pobre de la ciudad de sangre, toda llena de mentiras e incesantes robos. ¡No hay remedio para tu herida, tu llaga es incurable! incurable! Nah 3,1.19

6 ¿Cómo se ha partido en mil pedazos el martillo de toda la tierra? ¿Cómo es posible que Babilonia Babilonia se haya convertido en espanto de las naciones? Jer 50,23.31s Salgan de en medio de Babilonia y que cada cual salve su vida... Ciudad opulenta, ha llegado tu fin, el término de tus rapiñas. Ciudad opulenta, ha llegado tu fin, el término de tus rapiñas. Jer 51,6.13 Contra ti me dirijo, Insolencia, dice el Señor; ha llegado la hora de tu castigo. Insolencia tropezará y caerá al suelo, sin tener quien la levante.

7 ¡Ay del que amontona sin parar cosas que son de otros!... Porque tú le has robado a un sinnúmero de pueblos, asesinado a su gente, arrasado el territorio, sus ciudades y habitantes. Al destruir a pueblos numerosos, te echas encima el mal que les haces. Hab 2, Tú matas a personas, arrasas el país con sus ciudades y terminas con todo ser viviente.

8 Tiro, Tiro, estoy en tu contra... Con tu sabiduría y tu inteligencia afirmaste tu poder; el oro y la plata llegaron a tus cofres. Muy grande es tu sabiduría, y tus negocios te hicieron más poderoso; y mientras crecía tu poder, te engreías cada vez más. Pero Yo sacaré de ti mismo un fuego que te devore. que te devore. Ez 28, Tú te igualaste con Dios en tus pensamientos. Con el avance de tu comercio te llenaste de violencia y de pecados.

9 Contra Antíoco IV: Proyectas planes perversos. Piensas: Voy a subir contra un país sin defensa, marcharé contra gente tranquila que vive en paz... Subes contra mi pueblo, a manera de nubes que cubren toda la tierra. Ez 38, Quieres tomar un gran botín: para esto has reunido semejante ejército, para echar mano de un montón de bienes porque necesitas plata y oro.

10 La bestia era espantosa y extraordinariamente fuerte; tenía enormes dientes de hierro; comía, trituraba y lo sobrante lo pisoteaba con las patas. La bestia era espantosa y extraordinariamente fuerte; tenía enormes dientes de hierro; comía, trituraba y lo sobrante lo pisoteaba con las patas. Dn 7,7 Mandará sus fuerzas a profanar el santuario; y pondrán allí el abominable ídolo del devastador. Corromperá con halagos a muchos... Venerará al dios de las fortalezas... Dn 11,31s Insolente y hábil en engaños. Proyectará cosas inauditas. Destruirá a poderosos... Llevará a cabo sus engaños, se creerá grande y, en plena paz, destruirá a muchos... Dn 8,23-25

11 Tuve hambre y ustedes no me dieron de comer. Yo soy Jesús a quien tú persigues... H ch 9,5 Estuve enfermo y encarcelado y no me visitaron... Mt 25,42s Estaba sin ropa y no me vistieron. Era forastero y no me recibieron en su casa. Tuve sed y no me dieron de beber.

12 Santiago: Santiago: ¿De dónde proceden esas guerras y esas divisiones entre ustedes? Son el fruto de la codicia... Sant 4,1 Los gusanos se han metido en sus sus reservas; su oro se ha oxidado. Han conocido sólo lujo y placeres en este mundo. Lo Lo pasaron muy bien, mientras otros eran asesinados. Ustedes mataron a inocentes que no podían podían defenderse. Sant 5,2-6

13 Con esta famosa prostituta pecaron los reyes, y los habitantes de la tierra se emborracharon con el vino de su idolatría. Con esta famosa prostituta pecaron los reyes, y los habitantes de la tierra se emborracharon con el vino de su idolatría. Ap 17,1s En ella se encontró sangre de profetas; s í la sangre de todos los que fueron muertos en la tierra. s í la sangre de todos los que fueron muertos en la tierra. 18,24 Los comerciantes del mundo se hicieron muy ricos, gracias a su lujo lujo 18,3.19 Nadie puede comprar o vender si no está marcado con el nombre de la bestia. bestia. 13,17 Imperio romano:

14 Pero la bestia fue capturada y con ella el falso profeta profeta que había realizado maravillas al servicio de la bestia, engañando con ellas a los que habían aceptado la marca de la bestia y a los que adoraban su estatua. estatua. Ap 19,20 Por último, la Muerte fue arrojada al lago de fuego. 20,10.14 Después el diablo, el seductor, fue arrojado al lago de azufre hirviente. ¡El último enemigo vencido será la muerte! 1Cor 15,26

15 Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva, pues el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido. Dios enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte ni lamento, ni llanto ni pena, pues todo lo anterior ha pasado. Ya no habrá muerte ni lamento, ni llanto ni pena, pues todo lo anterior ha pasado. Ahora todo lo hago nuevo A p 21,1.4s

16 Estén dispuestos siempre a dar razón de su esperanza. Estén dispuestos siempre a dar razón de su esperanza. 1Pe 3,15 Nosotros esperamos, según la promesa de Dios, cielos nuevos y una tierra nueva en la que reine la justicia. 2Pe 3,13


Descargar ppt "Biblia y realidad Dios contra los imperios Diseño: José L. Caravias sj."

Presentaciones similares


Anuncios Google