La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

DOS MUJERES RAMERAS: Descubriendo el verdadero amor de madre Libro: Extraordinarias Mujeres de la Biblia Autora Eunice Faith Priddy Editorial Porta voz.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "DOS MUJERES RAMERAS: Descubriendo el verdadero amor de madre Libro: Extraordinarias Mujeres de la Biblia Autora Eunice Faith Priddy Editorial Porta voz."— Transcripción de la presentación:

1 DOS MUJERES RAMERAS: Descubriendo el verdadero amor de madre Libro: Extraordinarias Mujeres de la Biblia Autora Eunice Faith Priddy Editorial Porta voz – 2003 ISBN

2 Introducción: Las mujeres a menudo solemos enfrentarnos con situaciones que requieren mayor sabiduría de la que tenemos. Necesitamos que la sabiduría divina nos ayude a comprender correctamente al resto de la gente.

3 Dios le otorga sabiduría a Salomón: Esta historia nos da lo que probablemente sea el más claro ejemplo de la Biblia sobre cómo Dios puede otorgar y de hecho otorgar sabiduría. En el libro de 1 Reyes, se nos dice que cuando Salomón asumió como rey, temía a Dios y le servía. Dios estaba satisfecho y le dijo a Salomón que le otorgaría cualquier cosa que deseara.

4 La conversación entre Dios y el joven rey, se relata en 1 Reyes 3:5, 9-10: 5 Y se le apareció Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: Pide lo que quieras que yo te dé. 9 Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande? 10 Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto.

5 La Biblia dice que Salomón le pidió a Dios que le diera un corazón atento para poder distinguir entre lo bueno y lo malo. Esa es la verdadera sabiduría. Dios se puso tan contento con el pedido de Salomón que no solo le otorgó sabiduría. También le dió muchas riquezas.

6 Dos mujeres apelan ante el rey: En 1 Reyes 3:16-22, después de esa conversación entre Dios y Salomón nos encontramos con la historia de dos rameras que eran madres a quienes vamos a estudiar ahora.

7 16 En aquel tiempo vinieron al rey dos mujeres rameras, y se presentaron delante de él. 17 Y dijo una de ellas: ¡Ah, señor mío! Yo y esta mujer morábamos en una misma casa, y yo di a luz estando con ella en la casa.

8 18 Aconteció al tercer día después de dar yo a luz, que ésta dio a luz también, y morábamos nosotras juntas; ninguno de fuera estaba en casa, sino nosotras dos en la casa. 19 Y una noche el hijo de esta mujer murió, porque ella se acostó sobre él. 20 Y se levantó a medianoche y tomó a mi hijo de junto a mí, estando yo tu sierva durmiendo, y lo puso a su lado, y puso al lado mío su hijo muerto.

9 21 Y cuando yo me levanté de madrugada para dar el pecho a mi hijo, he aquí que estaba muerto; pero lo observé por la mañana, y vi que no era mi hijo, el que yo había dado a luz. 22 Entonces la otra mujer dijo: No; mi hijo es el que vive, y tu hijo es el muerto. Y la otra volvió a decir: No; tu hijo es el muerto, y mi hijo es el que vive. Así hablaban delante del rey.

10 Es difícil imaginarse el aspecto de estas dos mujeres frente al rey Salomón. Eran prostitutas, parias de la sociedad. Normalmente no se les hubiera permitido entrar a ver al rey. Sin embargo, allí estaban las dos, declarando ambas ser la madre del niño.

11 Es casi seguro que Salomón habrá recordado lo que Dios le había prometido. Si hubo algún momento de su vida que necesito la sabiduría, era este. La única evidencia que tenía era la palabra de estas dos mujeres. No había otros testigos del cambio de bebés.

12 Por alguna extraña razón, la mujer cuyo bebé había muerto estaba ansiosa de tener al niño que estaba vivo. Tener un niño era una evidencia de su vida pecaminosa. La muerte de su niño podía haber sido una forma sencilla de esconder su pecado. Cualquiera sea la razón, las dos madres seguían discutiendo frente al rey y sus instintos maternales se fueron perfilando con claridad.

13 La solución de rey: Leyendo a continuación en 1 Reyes 3:24-28, vemos como Dios le otorgó a Salomón la sabiduría para solucionar este problema. 24 Y dijo el rey: Traedme una espada. Y trajeron al rey una espada. 25 En seguida el rey dijo: Partid por medio al niño vivo, y dad la mitad a la una, y la otra mitad a la otra.

14 26 Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo. 27 Entonces el rey respondió y dijo: Dad a aquélla el hijo vivo, y no lo matéis; ella es su madre. 28 Y todo Israel oyó aquel juicio que había dado el rey; y temieron al rey, porque vieron que había en él sabiduría de Dios para juzgar.

15 El rey Salomón reconoció a la verdadera madre por las palabras que pronunció; cada una descubrió su verdadera identidad. Es allí, en esos momentos de peligro para un hijo en donde una verdadera madre se deja ver. La verdad es que una madre tiene un amor único para sus hijos, nosotras como mamás estamos dispuestas a todo por amor a nuestros hijos, cosa que muchas veces como hijas que somos también no vemos y si lo vemos no le damos importancia.

16 Definitivamente nosotras como madres no podemos ver sufrir a nuestros hijos y quedarnos como que si nada, ver a uno de nuestros hijos sufrir es como sufrir uno misma y es porque Dios nos ha dotado a las madres con un amor que se asemeja a su amor por nosotros, claro esta que el amor de Dios sobrepasa todo entendimiento, pero sabemos que el amor de nosotras como madre es el que mas se asemeja al amor que Dios tiene por nosotros.

17 Nosotras como madres estamos dispuesta a quitarnos el bocado de la boca por dárselo a nuestro hijo, como madre estamos dispuesta a cubrir a nuestro hijo del frío aun cuando nosotras nos estemos muriendo de frío, como madre estamos dispuesta a correr kilómetros completos para llevar a nuestro hijo a un hospital. La fama de la sabiduría del rey Salomón se extendió por todo Israel. Esta breve historia se usa frecuentemente como ejemplo de la sabiduría de Salomón. Es también uno de los ejemplos más conmovedores de la puesta a prueba del amor de una madre.

18 No sabemos qué sucedió con las dos mujeres después de la decisión de Salomón; la Biblia guarda silencio. No puedo dejar de preguntarme porque razón Dios no nos cuenta más. A lo mejor es porque, más que el destino de las mujeres, la lección que pretende que aprendamos es sobre la fidelidad de Dios para con Salomón al otorgarle la sabiduría que la había prometido.

19 Pensamientos finales: ¿La ha puesto Dios en una posición de liderazgo? ¿Le ha pedido usted alguna vez que le de sabiduría? Quizá usted sea madre de niños pequeños o usted tiene adolescentes. Muchas veces por día usted necesita un corazón atento para distinguir entre lo que esta bien y lo que esta mal. ¡Ciertamente entonces necesita pedirle sabiduría a Dios!

20 ¿Por qué será que la Biblia dice que necesitamos pedir sabiduría, creyendo que la vamos a recibir? El temor de Jehová es el principio de la sabiduría La respuesta es que el entendimiento verdadero procede de Dios y se refleja en nuestras vidas solo cuando vivimos en un modo aceptable para Dios. El rey Salomón escribió en Proverbios 9:10a que El temor de Jehová es el principio de la sabiduría

21 Temor Temor como se usa en este versículo significa reverencia hacia Dios en nuestra relación con El. La Biblia nos dice que necesitamos depender de Dios, poner nuestra esperanza en El. Esto es lo que hizo Salomón. Habló con Dios y obtuvo gran sabiduría de parte de Dios.

22 Como mujeres cristianas, es probable que personas que no conocen al Señor como su Salvador se puedan acercar a nosotras buscando respuesta a sus preguntas y problemas. Al igual que Salomón, si buscamos la sabiduría divina, podemos testificar ante los otros que Dios puede solucionar los problemas de la vida.

23 Podemos aprender el noble afecto maternal que muestra la verdadera madre es una joya en el frágil montón de basura de la humanidad que representan estas dos prostitutas. Aunque era malvada, mantuvo un remanente de genuina dignidad. A diferencia de su compañera, ella estaba preparada para sacrificarse y nos recuerda que en lo profundo de los corazones más pecadores, yacen enterrados sentimientos que la gracia puede restaurar.

24 Mencionamos anteriormente no sabemos que paso con estas dos mujeres ¿Si se separaron y la más noble de ellas reformó su camino? ¿Trató de criar a su hijo sin el nombre de su padre, en el temor del Señor?

25 En conclución que aprendemos en 1 Reyes 3:6-9 que Salomón pidió sabiduría (corazón entendido) para poder guiar bien al pueblo y para tomar decisiones correctas asi también nosotras podemos pedir esta misma sabiduría como la pidio Salomón.

26 Santiago 1:5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Mi querida hermana note que Salomón pidió sabiduría para llevar a cabo su trabajo. No pidió a Dios que hiciera el trabajo por él.

27 Hermana querida no debemos pedir a Dios que haga por nosotros lo que El quiere hacer traves de nosotros. Por el contrario debemos pedirle que nos dé sabiduría para saber que hacer y el valor para continuar en ello. En 1 Reyes 3:11-14 Aprendemos que Salomón pidió sabiduría (entendimiento) no riqueza, pero Dios también le dio riquezas y una larga vida.

28 A pesar de que Dios no promete riquezas a aquellos que lo sigan, nos da lo que necesitamos si ponemos su reino, sus intereses, y sus principios en primer lugar en nuestra vida. Mateo 6:31-33 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

29 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mi querida hermana, el poner nuestra vista en las riquezas sólo nos dejará insatisfechas, porque aun cuando las obtengamos siempre desearemos algo más.

30 Pero si ponemos a Dios y a su obra en primer lugar, El satisfacerá nuestras necesidades mas profundas. 1 Reyes 3:12 aprendemos también hermanas que Salomón recibió corazón sabio y entendido. Por parte de Dios, pero dependia de él aplicar esta sabiduría a todas las areas de su vida.

31 Obviamente Salomón fue sabio al gobernar a la nación, pero fue necio en sus asuntos domésticos. Mi queridas hermanas la sabiduría es tanto el discernimiento para saber lo que es mejor como la fuerza del carácter para actuar sobre ese conocimiento. Recordemos que aun cuando Salomón permaneció sabio toda su vida, no siempre actuó conforme a su sabiduría ( 1 Reyes 11.6).

32 En 1 Reyes 3:13-18 Vemos la solución que Salomón dio a esta disputa fue un clásico ejemplo de su sabiduría. Este fallo sabio fue la comprobación de que Dios había respondido la petición de Salomón y le había dado discernimiento de corazón. Para terminar mis hermanas queridas recordemos nuevamente que la sabiduría de Dios también esta disponible para nosotras si se la pedimos en oración.

33 Pero al igual que Salomón, debemos ponerla en acción. Nuestro discernimiento se manifiesta al aplicar sabiduría en la vida. Además podrá pedirle la sabiduría que necesita para tratar con quienes le piden consejo y ayuda.


Descargar ppt "DOS MUJERES RAMERAS: Descubriendo el verdadero amor de madre Libro: Extraordinarias Mujeres de la Biblia Autora Eunice Faith Priddy Editorial Porta voz."

Presentaciones similares


Anuncios Google