La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

El pan que no usas es el pan del hambriento. El vestido colgado en tu armario es el vestido del que está desnudo. Los zapatos que no te pones son los.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "El pan que no usas es el pan del hambriento. El vestido colgado en tu armario es el vestido del que está desnudo. Los zapatos que no te pones son los."— Transcripción de la presentación:

1

2 El pan que no usas es el pan del hambriento. El vestido colgado en tu armario es el vestido del que está desnudo. Los zapatos que no te pones son los zapatos de quien está descalzo. El dinero que tienes guardado es el dinero de los pobres. El bien que dejas de hacer son injusticias que cometes. (San Basilio) Lucas 12, // 18 Tiempo Ordinario –C- Autora: Asun Gutiérrez. Música: Beethoven. Triple Concierto en Do. Largo.

3 Uno de entre la gente le dijo: –Maestro, di a mi hermano que reparta conmigo la herencia. Jesús le dijo: –Amigo, ¿quién me ha hecho juez o árbitro entre vosotros? Jesús se niega a ejercer de juez. Como en otras ocasiones, se distancia del caso concreto y va al fondo de la cuestión. Aprovecha la ocasión para referirse a la actitud que sus seguidores y seguidoras deben mantener frente a las posesiones materiales.

4 Y añadió: –Tened mucho cuidado con toda clase de avaricia; que aunque se nade en la abundancia, la vida no depende de las riquezas. Jesús está convencido de que la felicidad no depende de los bienes materiales, por muchos que se tengan. Jesús nos previene ante el deseo de acaparar, usurpar, acumular posesiones y privilegios... porque esa actitud esclaviza, aleja del amor generoso y gratuito del Padre y rompe la solidaridad entre El espíritu del Reino es abandonar el futuro en manos de Dios y compartir lo que se tiene, especialmente con quienes más necesitan.

5 Les dijo una parábola: –Había un hombre rico, cuyos campos dieron una gran cosecha. Entonces empezó a pensar: ¿Qué puedo hacer? Porque no tengo donde almacenar mi cosecha. Y se dijo: Ya sé lo que voy a hacer; derribaré mis graneros, construiré otros más grandes, almacenaré en ellos todas mis cosechas y mis bienes, y me diré: Ahora ya tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe y pásalo bien. En el diálogo que mantiene este hombre consigo mismo desvela sus prioridades e intereses en la vida. Invierte en un porvenir egoísta,piensa en tener sólo para él sin pensar en demás. No hubiera desentonado en nuestra sociedad consumista, donde una de las mayores idolatrías, también entre es el dinero. ¿En qué valores invierto? ¿Qué es lo que realmente enriquece a una persona?

6 Pero Dios le dijo: ¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién va a ser todo lo que has acaparado?. Así le sucede a quien atesora para sí, en lugar de hacerse rico ante Dios. El dinero y todos los bienes materiales tienen valor si valen para la vida definitiva, que ya ha comenzado. Con lo que consumimos y tiramos, además de embotar nuestro espíritu, aumentamos la miseria del resto del mundo y destruimos el planeta. Jesús nos invita a plantearnos que el verdadero tesoro para nuestras vidas no proviene de las posesiones materiales que consigamos y acumulemos, sino de lo que seamos capaces de dar y recibir como don. ¿Quién es ante Dios?

7 Envía tu luz a esta tierra injusta para que se reparta el pan al pobre. Abre nuestros ojos para ver la verdad. Abre nuestros oídos para oír el dolor. Haz que seamos personas de Paz, que llevemos la paz con nosotros. Aparta de nosotros el ansia de consumir y ayúdanos a saber compartir. Que demos la mano a quien lo necesite.Amén. Juanjo Elezkano


Descargar ppt "El pan que no usas es el pan del hambriento. El vestido colgado en tu armario es el vestido del que está desnudo. Los zapatos que no te pones son los."

Presentaciones similares


Anuncios Google