La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Domingo XXXIII del T.O. Año C. El Señor llega para regir la tierra con justicia.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Domingo XXXIII del T.O. Año C. El Señor llega para regir la tierra con justicia."— Transcripción de la presentación:

1 Domingo XXXIII del T.O. Año C

2 El Señor llega para regir la tierra con justicia

3 Tocad la cítara para el Señor, suenen los instrumentos; con clarines y al son de trompetas, aclamad al Rey y Señor.

4 El Señor llega para regir la tierra con justicia

5 Retumbe el mar y cuanto contiene, la tierra y cuantos la habitan; aplaudan los ríos, aclamen los montes al Señor que llega para regir la tierra.

6 El Señor llega para regir la tierra con justicia

7 Regirá el orbe con justicia, y los pueblos con rectitud.

8 El Señor llega para regir la tierra con justicia

9 Hoy la liturgia pone de nuevo en nuestros labios, como respuesta orante a la lectura de Malaquías, el salmo 97. Salmo que ya empleamos el pasado domingo 28º, pero que si entonces nos focalizamos en sus primeras estrofas, hoy lo hacemos con las últimas. Se trata de los versículos 6 al 9, la parte de este salmo en la que predomina un cierto tinte escatológico, con ellos se trata de impulsar la fe del orante hacia el futuro reino de Dios. Este salmo fue escrito en la época del retorno de Babilonia (tras el año 538 a.C cuando el rey Ciro permitió la repatriación de los judíos). Por tanto, en una primera lectura del texto se percibe el anhelo del orante porque se instaure un reino de justicia y rectitud en la tierra recuperada. Lectio

10 La antífona del salmo: El Señor llega para regir la tierra con justicia se alza hoy como pregón que toda la asamblea proclama a modo de heraldo por las calles y plazas. Malaquías nos advierte que el día del Señor está cerca y que, por cierto, no da igual cómo hayamos actuado en esta vida. Pero este anuncio no nos debe ni asustar (Evangelio), ni hacer que descuidemos nuestro trabajo –como hicieron los tesalonicenses, pensando que la venida del Señor era inminente- sino que debemos recordar que nuestra fe está cimentada también en el anhelo de la venida gloriosa del Señor: Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, ¡ven, Señor Jesús! Meditatio

11 Señor, al escuchar tu Voz en este salmo no puedo evitar preguntarte: ¿Cuándo, Señor? ¿Cuándo llegarás para regir la tierra con justicia? Yo quiero unirme al cortejo triunfal de toda la creación: mares, ríos, montes, y cuanto contienen… porque cuando Tú riges todo va bien. Pero, inclina tu oído, Señor, escucha, abre tus ojos y mira: guerras, atropellos, opresión… la misma naturaleza desbocada en forma de tifón… Sí, Señor, anhelo tu venida. Enséñame a ser presencia de tu amor. Oratio

12 Veo que la tierra, el mundo, está como está. Y oro por él. Mas ahora veo otra tierra, mi tierra. Lugar donde el Señor quiere reinar y hacer de mi una persona justa, recta, fiel. Tanto para con Él como para con mis hermanos. Empezando por mi, quizá, el mundo, un poquito, pueda cambiar. Contemplatio

13 Que se me note que formo parte del séquito del Señor Lo cual me implica dos cosas: escuchar la Voz del Señor en mi tierra, y ser instrumento de paz donde me halle. Actio


Descargar ppt "Domingo XXXIII del T.O. Año C. El Señor llega para regir la tierra con justicia."

Presentaciones similares


Anuncios Google