La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Pinceladas de Lectio Divina Taller de oración para verano P. Agustín De la Vega, LC.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Pinceladas de Lectio Divina Taller de oración para verano P. Agustín De la Vega, LC."— Transcripción de la presentación:

1 Pinceladas de Lectio Divina Taller de oración para verano P. Agustín De la Vega, LC

2 La lectura orante de la Palabra de Dios LectioMeditacioOratioContemplatio

3 Jesús se embarca con los hombres Buscamos conocer a Cristo. Vayamos a verlo, pero esta vez en su vida pública, en directo, en vivo, en su trato con los hombres. Ahí nuevamente emergerá la figura fascinante de Aquel por quien hemos de dejado todo. Uno viéndolo actuar se enamora más de él. A Cristo no se le conoce, por eso se le sigue tan fríamente

4 Petición Señor, que te conozca hasta el punto que no pueda dejar de amarte; y que te ame hasta el punto que no pueda dejar de seguirte

5 Lectio Lc. 5, 1-11 = La pesca milagrosa Mt. 8, = La tempestad calmada

6 Lucas 5, 1-11 Agolpándose sobre El la muchedumbre para oír la palabra de Dios, y hallándose junto al lago de Genesaret, vio dos barcas que estaban al borde del lago; los pescadores, que habían bajado a ellas, lavaban las redes." Subió, pues, a una de las barcas, que era la de Simón, y le rogó que se apartase un poco de tierra, y, sentándose, desde la barca enseñaba a las muchedumbres. Así que cesó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro y echad vuestras redes para la pesca. Simón le contestó y dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando y no hemos pescado nada; mas, porque tú lo dices, echaré las redes." Haciéndolo, tomaron una gran cantidad de peces, tanto que las redes se rompían, e hicieron señas a sus compañeros de la otra barca para que vinieran a ayudarles. Vinieron, y llenaron las dos barcas, tanto que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, se postró a los pies de Jesús, diciendo: Señor, apártate de mí, que soy hombre pecador. Pues así él como todos sus compañeros habían quedado sobrecogidos de espanto ante la pesca que habían hecho, e igualmente Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran socios de Simón. Dijo Jesús a Simón: No temas; en adelante vas a ser pescador de hombres." Y, atracando a tierra las barcas, lo dejaron todo y le siguieron. Agolpándose sobre El la muchedumbre para oír la palabra de Dios, y hallándose junto al lago de Genesaret, vio dos barcas que estaban al borde del lago; los pescadores, que habían bajado a ellas, lavaban las redes." Subió, pues, a una de las barcas, que era la de Simón, y le rogó que se apartase un poco de tierra, y, sentándose, desde la barca enseñaba a las muchedumbres. Así que cesó de hablar, dijo a Simón: Boga mar adentro y echad vuestras redes para la pesca. Simón le contestó y dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando y no hemos pescado nada; mas, porque tú lo dices, echaré las redes." Haciéndolo, tomaron una gran cantidad de peces, tanto que las redes se rompían, e hicieron señas a sus compañeros de la otra barca para que vinieran a ayudarles. Vinieron, y llenaron las dos barcas, tanto que se hundían. Viendo esto Simón Pedro, se postró a los pies de Jesús, diciendo: Señor, apártate de mí, que soy hombre pecador. Pues así él como todos sus compañeros habían quedado sobrecogidos de espanto ante la pesca que habían hecho, e igualmente Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, que eran socios de Simón. Dijo Jesús a Simón: No temas; en adelante vas a ser pescador de hombres." Y, atracando a tierra las barcas, lo dejaron todo y le siguieron.

7 MEDITATIO La multitud cautivada por Cristo, le siguen. Sin duda su personalidad, su simple mirada era algo que enganchaba. En ese sentido la película de Ben-Hur es sumamente evocadora. Hermosísima. La paz de la mirada de Cristo. Los apóstoles ni en el mercado veían tanta gente. Están lavando sus redes. Cansados... Cristo sin mediar palabra se sube a la barca. A eso vino, a embarcarse con los hombres. Una aventura, una singladura de amor a través de los siglos. La eternidad se hace tiempo. Que mejor imagen que embarcarse 1. Ver las personas

8 MEDITATIO 2. Ver los hechos Cristo quiere usar mi barca para desde ahí hablar a los hombres. Se auto-nombra capitán: Cuando terminó les mando bogar mar adentro. Ya vimos que El es el Rey, el es el que llama. Tenemos que acostumbramos a su voz de mando. Boga mar adentro, deja el miedo que te ata a la orilla. Esa orilla de tus falsas seguridades, de que yo soy así... Y te manda hacer lo de todos los días: lanzad vuestras redes. A veces esperamos que Cristo nos mande algo distinto de lo que todos los días hacemos. No. El se manifiesta en el trabajo de cada día. Pero en esta ocasión hay algo nuevo que percibe Pedro y los demás que van con él. El capitán de la barca es otro. Es esto quizá lo que necesitas, cambiar el capitán de tu vida. Concederle el protagonismo a otro. La actitud de los apóstoles es de espanto... Nunca habían pescado tanto. Y su actitud es la que cabía esperar, humildad, reconocimiento de la santidad de Dios. Este éxito apostólico no es mío. Es de Cristo. No fueron mis redes sino el poder de Dios. "Apártate de mi que soy un hombre pecador" Gracias a Dios, Cristo no nos suele hacer caso en esos momentos. No se apartó. Sino que le redimensionó su misión. Pescador de hombres. Eso soy, eso eres.

9 MEDITATIO 3. Sacar las consecuencias Somos los primeros... (Mateo a Pedro). No hay escapatoria. La única es la muerte.

10 ORATIO Señor, tu también pasaste un día por la orilla de mi vida y te subiste sin pedir permiso a mi barca. Y no me molestó que fuera así, pues mi vida te pertenece. Gracias por haber contado conmigo. Yo solo te he prestado la barca. Habla tu desde ahí a las gentes, contágiales de tu amor. Que la gente solo te vea a ti y no se distraiga con los aperos de mi barca. Concédeme la gracia de escuchar tu voz en mi. Quero aprender tu mensaje. Y cuando tú quieras da la orden de bogar mar adentro. No tengo miedo a una singladura hacia el mar abierto del mundo si tu vas conmigo como capitán, aunque a veces piense que estas dormido. Confío en ti Señor, tanto si duermes como si das la orden de lanzar las redes en donde aparentemente no hay peces ni por el lugar ni por la hora. Quiero responder siempre: en tu nombre lanzaré las redes. Pues es la fórmula infalible de triunfar. Gracias por haberme trasformado en pescador de hombres. Y ayúdame a entender que los he de atrapar con las redes de tu Misericordia y de tu amor Señor, tu también pasaste un día por la orilla de mi vida y te subiste sin pedir permiso a mi barca. Y no me molestó que fuera así, pues mi vida te pertenece. Gracias por haber contado conmigo. Yo solo te he prestado la barca. Habla tu desde ahí a las gentes, contágiales de tu amor. Que la gente solo te vea a ti y no se distraiga con los aperos de mi barca. Concédeme la gracia de escuchar tu voz en mi. Quero aprender tu mensaje. Y cuando tú quieras da la orden de bogar mar adentro. No tengo miedo a una singladura hacia el mar abierto del mundo si tu vas conmigo como capitán, aunque a veces piense que estas dormido. Confío en ti Señor, tanto si duermes como si das la orden de lanzar las redes en donde aparentemente no hay peces ni por el lugar ni por la hora. Quiero responder siempre: en tu nombre lanzaré las redes. Pues es la fórmula infalible de triunfar. Gracias por haberme trasformado en pescador de hombres. Y ayúdame a entender que los he de atrapar con las redes de tu Misericordia y de tu amor

11 CONTEMPLATIO Disfruta de la presencia de Cristo en tu vida Déjale el timón, navega con él.

12 Twitter: Club de Amigos de Alter Christus Súmate al ¿Dónde encontrarnos?


Descargar ppt "Pinceladas de Lectio Divina Taller de oración para verano P. Agustín De la Vega, LC."

Presentaciones similares


Anuncios Google