La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

Oscar Alburquerque Anciano Iglesia Bíblica Jesús el Pan de Vida.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "Oscar Alburquerque Anciano Iglesia Bíblica Jesús el Pan de Vida."— Transcripción de la presentación:

1 Oscar Alburquerque Anciano Iglesia Bíblica Jesús el Pan de Vida

2 Filipenses 2:5 Considerad entre vosotros lo que hubo también en Jesús Cristo, Filipenses 2:6 el cual, existiendo en forma de Dios, no quiso por usurpación ser igual a Dios, Filipenses 2:7 sino que se despojó a Sí mismo tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; Filipenses 2:8 y hallándose en la condición de hombre, se humilló a Sí mismo al hacerse obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Filipenses 2:9 Por lo cual Dios también lo exaltó hasta lo sumo, y le dio el Nombre que es sobre todo nombre; Filipenses 2:10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra, Filipenses 2:11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor para gloria de Dios Padre.

3 Filipenses 2 versos 6-11 pueden haber sido un temprano himno cristiano. Vivir como Jesús vivió es un reto diario. Las prioridades del mundo nublan las que Cristo estableció. No hay excusa para no vivir en santidad, en esta fecha cercana a la navidad, quería que ustedes hermanos y yo con ustedes, no olvidemos que hemos sido llamados a alcanzar la estatura del varón perfecto: Cristo Jesús. Oremos…

4 William Barclay nos dice: En muchos sentidos este es el pasaje más importante y conmovedor que Pablo escribió en todas sus cartas acerca de Jesús. Contiene uno de sus pensamientos favoritos. Su esencia se encuentra en la sencilla afirmación que hizo Pablo escribiendo a los corintios: Que Jesús, aunque era rico, por amor a nosotros se hizo pobre (2 Corintios 8:9). Aquí esa misma idea se expresa en una plenitud sin paralelo. Pablo está exhortando a los filipenses a que vivan en armonía, a que dejen a un lado sus discordias, a que se despojen de sus ambiciones personales y de su orgullo y de su deseo de sobresalir, y a que tengan en su corazón aquel deseo humilde, generoso, de servir que fue también la esencia de la vida de Jesús. Su exhortación final y suprema consiste en señalar al ejemplo de Cristo. Este es un pasaje que debemos tratar de comprender plenamente, por lo mucho que contiene para despertarnos la mente a la meditación y el corazón a la adoración.

5 Que realmente tengamos la mente dispuesta y despierta a la meditación y el corazón firme y atento a la adoración de Aquel que nos escogió desde antes de la fundación del mundo. ¿Por qué quise compartir estos versos con ustedes esta tarde? Porque no podemos perder de vista, y menos próximos ala navidad, que fue Su deseo hacerse hombre, porque Él siendo objeto de la más solemne adoración, descendió voluntariamente a este mundo donde fue despreciado y desechado por los hombres según lo que profetizó Isaías 53:5. Pero ¿a qué renunció Jesús por nosotros?: 1.A su relación favorable con respecto a la ley divina "Al que no conoció pecado..." 2 Corintios 5:21 2.A sus riquezas "Se hizo pobre siendo rico..." 2 Corintios 8:9 3.A su gloria celestial La tenía en el seno de su Padre Juan 17:4-5 Su renuncia fue realmente la más grande que alguien haya hecho por ti y por mi y fue una renuncia con naturaleza humana y no aferrada a su naturaleza divina que estaba también en Él.

6 Él por nosotros tomó forma de siervo, sin despojarse de Su majestad, se hizo siervo por nuestra causa, se hizo siervo para redimirnos del pecado del cual éramos esclavos y por su sangre preciosa en la cruz TODOS fuimos redimidos, justificados y perdonados delante de Dios. Quiero mostrar que hay declaraciones explícitas del NT que indican que Jesús retuvo su naturaleza y atributos divinos, leamos por favor: Mateo 1:23 He aquí, la virgen quedará encinta y dará a luz un hijo, Y le pondrán por nombre Emmanuel, Que interpretado es: Con nosotros Dios. Mateo 11:27 Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre. Nadie conoce plenamente al Hijo sino el Padre, y nadie conoce plenamente al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.

7 Marcos 1:1 Principio del Evangelio de Jesús el Mesías. Juan 3:13 Porque nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo: el Hijo del Hombre. Juan 14:9 Jesús le dice: ¿Tanto tiempo he estado con vosotros, y no me has conocido Felipe? El que me ha visto, ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: Muéstranos al Padre? Romanos 1:4 que fue designado Hijo de Dios con poder, conforme al Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos), ¡Jesús es Dios! hecho semejante a los hombres, sin dejar de ser Dios. Porque el que hizo a los hombres, se hizo hombre por AMOR a Su creación; por eso Juan exclama: ¡De tal manera amó Dios al mundo!

8 1.Su divinidad eterna: en forma de Dios (v.6) 2.Su encarnación: asume la forma de siervo (v.7) 3.Su vida: de acuerdo a la voluntad de Dios (v.7-8) 4.Su muerte: hasta la muerte de cruz (v.8) 5.Su resurrección: exaltado a lo sumo (v.9) 6.Su tribunal: toda rodilla se doblará delante de Él (v.10) 7.Su gobierno: toda lengua lo glorificará (v.11)

9 Detengámonos en la forma de Dios. La decisión de Jesús de humillarse y morir en la cruz ocurrió en un contexto específico: siendo plenamente Dios. En lugar de aferrarse a sus derechos y privilegios, eligió un camino diferente. Pablo describe este camino tanto en términos positivos como negativos. Aunque hubiera podido ejercer su derecho divino, eligió no considerar la igualdad con Dios como algo de lo cual sacar provecho. Por el contrario, se despojó y se humilló a sí mismo. La implicancia es que si Jesús estuvo dispuesto a dejar de lado sus propios derechos en obediencia a los propósitos más elevados del Padre, ¿por qué no podemos nosotros hacer lo mismo? ¿Por qué no podemos tener su mismo sentir y considerar a otros más importantes que nosotros mismos?

10 Quiero hacer hincapié en los siguiente: aunque Jesús tenía el mismo poder que Dios para conseguir cualquier cosa que quisiera, Jesús eligió no defender sus derechos. Sin embargo, pensemos un poco ¿cuánto nos cuesta renunciara a nuestros privilegios aun ahora que nos reconocemos cristianos? Lo que Jesús sí hizo se destaca por contraste con lo que no hizo. Pablo continúa esto con dos afirmaciones de lo que Jesús sí hizo. En lugar de aferrarse a esos derechos, se despojó a sí mismo. ¿Cómo? Tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los hombres. Aquí es donde la cosa toma un curso sorpresivo. Pensemos un poco: casi todos los superhéroes de los que leí de niño tenían dos cualidades. Primero, tenían apariencia humana. Como Superman, Batman, el Hombre Araña o cualquiera de los Vengadores, para no sonar anticuado. Pero también había algo que los hacía diferentes; tenían cierto poder especial que los humanos no tenemos.

11 Las mismas características se daban en los villanos: también ellos tenían forma humana y algún poder especial. Lo que separaba a los buenos de los malos era lo que cada uno hacía con esos poderes. Los villanos usaban su poder para tratar de apoderarse del mundo, mientras que los héroes lo usaban para luchar por la justicia y la verdad. ¿Cómo se relaciona esto con los Filipenses? Bueno, Jesús está en el mismo tipo de posición: es plenamente humano, pero con atributos divinos. Surge la pregunta entonces ¿qué hizo Jesús?

12 La Palabra dice: Se humilló a sí mismo. Pablo atrae la atención sobre la respuesta de Jesús repitiendo la misma información. Pablo enumera dos cosas que hace Jesús, pero la segunda es la más significativa. Cada una se amplía usando una idea secundaria, que describe lo que implica en la práctica cada acción. Que Jesús se despojara a sí mismo implica que tomó forma de siervo, se hizo semejante a los hombres. ¿Qué significa en la práctica que se haya humillado a sí mismo? Que obedeció hasta la muerte más cruel e inconcebible: la crucifixión. Realmente Jesús, no podría haber sido más humilde ni obediente. ¿Por qué? Porque hizo mucho más que sufrir la muerte. Lo hizo de la manera más dolorosa y humillante: la crucifixión.

13 Pero yo quiero cerrar esta tarde recordando que NUNCA debemos olvidar que nuestra percepción humana del poder y los derechos está empañada por nuestra naturaleza pecaminosa. ¿Quién no se ha sentido pisoteado o aprovechado por otros en algún momento de la vida? Cuando se nos otorga poder y derechos, nos negamos a renunciar a ellos. ¿Por qué? Porque tememos que se los utilice en nuestra contra, dejándonos en una posición de debilidad. Aunque esto puede reflejar cómo funcionan las cosas en el contexto humano, Dios no obra así.

14 Dios responde a la auto- humillación de Jesús exaltándolo a lo máximo. Veamos: Porque Jesús se despojó a sí mismo, Dios lo exaltó hasta lo sumo. Porque Jesús se humilló a sí mismo, Dios le dio un nombre que está sobre todo nombre. Porque fue obediente hasta la muerte, Dios dispuso que TODA rodilla se doble. ¿Qué rodillas? Y sí, la respuesta es ¡TODA rodilla! En el cielo, en la tierra y debajo de la tierra.

15 No olvidemos entonces: Que el que hizo al hombre se hizo hombre por AMOR. Que Dios no murió en la cruz, pero que el que murió en la cruz era Dios. Que Dios dispuso que delante de Él toda rodilla se doble, porque Él es Señor de Señores y Rey de Reyes. Jesús es Dios, Jesús es Dios con nosotros, Jesús es nuestro Señor y Salvador y como estuvo con Moisés estará con nosotros hasta el fin de nuestros días. Hermanos, no hay privilegio más grande que servir a Jesús. Y no hay deleite más grande que amarlo con todo nuestro corazón y con toda nuestra alma, y con toda nuestra mente y con todas nuestras fuerzas. Mi Señor Jesús, los bendiga en gran manera.

16 Invitamos a nuestros hermanos Hernando y Gladis para que se acerquen para la distribución del pan y del vino. Invitamos a los músicos para que nos acompañen en este tiempo de reflexión, en el que cada uno de nosotros busca ponerse a cuenta con el Señor pidiéndole perdón por todo aquello que hayamos hecho que no se corresponde con Su voluntad. Oremos. Aquellos hermanos que han reconocido a Jesús como Su Señor y Salvador y que hayan sido bautizados en un culto Cristiano Evangélico y que deseen participar de la Cena, los invitamos a ponerse de pie.

17 Invitamos a nuestros hermanos a distribuir el pan y el vino. Mientras se distribuye el pan y el vino, leamos por favor Mateo 26: El primer día de los ázimos, los discípulos se acercaron a Jesús, diciendo: ¿Dónde quieres que te preparemos para comer la Pascua? 18 Y Él dijo: Id a la ciudad, a tal hombre, y decidle: El Maestro dice: Mi tiempo está cercano: en tu casa celebro la Pascua con mis discípulos. 19 Y los discípulos hicieron como Jesús les ordenó, y prepararon la Pascua. 20 Y llegado el atardecer, estaba reclinado a la mesa con los doce, 21 y mientras ellos comían, dijo: De cierto os digo que uno de vosotros me entregará. 22 Y entristecidos en gran manera, comenzaron a decirle, uno por uno: ¿Acaso soy yo, Señor? 23 Él respondió y dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, éste me entregará. 24 A la verdad, el Hijo del Hombre se va según ha sido escrito de Él, pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! Más le valdría a ese hombre no haber nacido. Y Jesús instituyó la Cena…

18 El apóstol Pablo nos dice lo siguiente: 1 Corintios 11:23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 1 Corintios 11:24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Participemos del pan… 1 Corintios 11:25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Participemos de la copa… 1 Corintios 11:26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. 1 Corintios 11:27 De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 1 Corintios 11:28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. 1 Corintios 11:29 Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí.


Descargar ppt "Oscar Alburquerque Anciano Iglesia Bíblica Jesús el Pan de Vida."

Presentaciones similares


Anuncios Google