La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

La gran obra de Cristo: LA SALVACIÓN CRISTO DE VELAZQUEZ (1.632)

Presentaciones similares


Presentación del tema: "La gran obra de Cristo: LA SALVACIÓN CRISTO DE VELAZQUEZ (1.632)"— Transcripción de la presentación:

1 La gran obra de Cristo: LA SALVACIÓN CRISTO DE VELAZQUEZ (1.632)

2 Cristo nos salva en el sufrimiento pero no nos salva por el sufrimiento.

3 Llegada la hora sexta, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora nona….., gritó Jesús con fuerte voz: «Eloí, Eloí, ¿lema sabactaní?», - que quiere decir «¡Dios mío, Dios mío! ¿por qué me has abandonado?». Al oír esto algunos de los presentes decían: «Mira, llama a Elías.» Entonces uno fue corriendo a empapar una esponja en vinagre y, sujetándola a una caña, le ofrecía de beber, diciendo: «Dejad, vamos a ver si viene Elías a descolgarle.» Pero Jesús lanzando un fuerte grito, expiró. Y el velo del Santuario se rasgó en dos, de arriba abajo. Al ver el centurión, que estaba frente a él, que había expirado de esa manera, dijo: «Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.»

4 En El Cristo de Velázquez el gran tema es Dios vencedor de la muerte y por ello motivo de esperanza y sentido último de toda la Creación.

5 La gran paradoja del cristianismo es que un instrumento de muerte acaba convirtiéndose en símbolo de vida y salvación.

6 Es un Cristo que transmite PAZ. Medio rostro tapado por el pelo Luz alrededor de la cabeza..

7 Cabeza hacia abajo Ojos cerrados Todo lo que expresa el Cristo nace de Él, del interior de su Ser.

8 Sangre sólo en los clavos, no domina el rojo sino el blanco. Brazos ligeramente arqueados Los pies apoyados Cubrimiento más bien escaso.

9 Miguel de Unamuno ¿En qué piensas Tú, muerto, Cristo mío? ¿Por qué ese velo de cerrada noche de tu abundosa cabellera negra de nazareno cae sobre tu frente? Miras dentro de Ti, donde está el Reino de Dios; dentro de Ti, donde alborea el sol eterno de las almas vivas. Blanco tu cuerpo está como el espejo del padre de la luz, del sol vivífico; blanco tu cuerpo al modo de la luna que muerta ronda en torno de su madre nuestra cansada vagabunda tierra; blanco tu cuerpo está como la hostia del cielo de la noche soberana, de ese cielo tan negro como el velo de tu abundosa cabellera negra de nazareno.

10 Que eres, Cristo, el único hombre que sucumbió de pleno grado, triunfador de la muerte, que a la vida por Ti quedó encumbrada. Desde entonces por Ti nos vivifica esa tu muerte, por Ti la muerte se ha hecho nuestra madre, por Ti, el Hombre muerto que no muere blanco cual luna de la noche. Es sueño, Cristo, la vida y es la muerte vela. Mientras la tierra sueña solitaria, vela la blanca luna; vela el Hombre desde su cruz, mientras los hombres sueñan. Tú salvaste a la muerte. Abres tus brazos a la noche, que es negra y muy hermosa, porque el sol de la vida la ha mirado con sus ojos de fuego: que a la noche morena la hizo el sol y tan hermosa.

11 Y es hermosa la luna solitaria, la blanca luna en la estrellada noche negra cual la abundosa cabellera negra del nazareno. Blanca luna como el cuerpo del Hombre en cruz, espejo del sol de vida, del que nunca muere. Los rayos, Maestro, de tu suave lumbre nos guían en la noche de este mundo ungiéndonos con la esperanza recia de un día eterno. Noche cariñosa, ¡oh noche, madre de los blandos sueños, madre de la esperanza, dulce Noche, noche oscura del alma, eres nodriza de la esperanza en Cristo salvador!

12 La imagen de Cristo clavado en la Cruz de Velázquez tiene una gran significación en la totalidad de la cultura religiosa y simbólica hispana. Miguel de Unamuno compuso el más hondo y sincero poema de la lengua española desde el Siglo de Oro.

13 Humanidad de la Verdad, para alumbrar a quienes la contemplan. El Cristo vencedor de La muerte.

14 Dios y hombre verdadero Se da el realismo de la Encarnación y se ve ya la fuerza de la Resurrección. (D.Olegario González de Cardedal)

15 EL CRISTO DE VELÁZQUEZ Me gusta el Cristo de Velázquez. La melena sobre la cara... y un resquicio en la melena por donde entra la imaginación. Algo se ve. ¿Cómo era aquel rostro? Mira bien, componlo tú. ¿A quién se parece? ¿A quién te recuerda? La Luz entra por los cabellos manchados de sangre y te ofrecen un espejo. ¡Mira bien!... ¿No ves cómo llora? ¿No eres tú?... ¿No eres tú mismo? ¡Es el hombre! El hombre hecho Dios. ¡Qué consuelo! No me entendéis... ¿Por qué estoy alegre? No sé..., tal vez porque me gusta más así: el hombre hecho Dios, que el Dios hecho hombre. (León Felipe)

16

17


Descargar ppt "La gran obra de Cristo: LA SALVACIÓN CRISTO DE VELAZQUEZ (1.632)"

Presentaciones similares


Anuncios Google