La descarga está en progreso. Por favor, espere

La descarga está en progreso. Por favor, espere

JESUS DIO LA VIDA POR TI Y POR MI PORQUE NOS AMA.... Te invito ha rezar este vía Crucis en tu casa, a solas o en familia. Rezar aporta alegría a tu corazón.

Presentaciones similares


Presentación del tema: "JESUS DIO LA VIDA POR TI Y POR MI PORQUE NOS AMA.... Te invito ha rezar este vía Crucis en tu casa, a solas o en familia. Rezar aporta alegría a tu corazón."— Transcripción de la presentación:

1

2 JESUS DIO LA VIDA POR TI Y POR MI PORQUE NOS AMA.... Te invito ha rezar este vía Crucis en tu casa, a solas o en familia. Rezar aporta alegría a tu corazón. Un día de la semana: el que tú quieras y a la hora que desees... Demos a Dios un ratito del tiempo que Él nos regala. PULSA DESPACIO CADA PANTALLA Y REZA... VIA CRUCIS

3 Ofrecemos el Viacrucis para reparar al Señor por nuestros pecados y los del mundo. Acompañemos a Cristo con María. Nos ponemos en Presencia de Dios para que su Espíritu ilumine nuestra mente y nuestro corazón y pidamos la gracia de recordar el Vía Crucis del Señor en los momentos difíciles de nuestra vida para vivirlos con humildad y amor. Ofrecemos el Viacrucis para reparar al Señor por nuestros pecados y los del mundo. Acompañemos a Cristo con María. Nos ponemos en Presencia de Dios para que su Espíritu ilumine nuestra mente y nuestro corazón y pidamos la gracia de recordar el Vía Crucis del Señor en los momentos difíciles de nuestra vida para vivirlos con humildad y amor. Por la señal de la Santa Cruz... Señor mío Jesucristo… Padre Nuestro - Ave María - Gloria ( CLICK, SE REZAN EN LA SIGUIENTE ) Por la señal de la Santa Cruz... Señor mío Jesucristo… Padre Nuestro - Ave María - Gloria ( CLICK, SE REZAN EN LA SIGUIENTE ) Introducción PULSA DESPACIO ORACION INICIAL

4 Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén. Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

5 I Estación Jesús es condenado injustamente Evangelio de Lucas 23,13-25 I Estación Jesús es condenado injustamente Evangelio de Lucas 23,13-25 Jesús no muestra rebeldía en sus actitudes, por el contrario, ante la maldad humana hace el mayor acto de amor a su Padre. Señor, que al recordar la condena injusta que sufriste, me cuide de no condenar a los demás y te pido la gracia de aceptar en paz las difamaciones. Jesús no muestra rebeldía en sus actitudes, por el contrario, ante la maldad humana hace el mayor acto de amor a su Padre. Señor, que al recordar la condena injusta que sufriste, me cuide de no condenar a los demás y te pido la gracia de aceptar en paz las difamaciones. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

6 II Estación Jesús carga con la cruz Evangelio de Juan 19,17 Señor, concédeme aceptar la cruz de cada día con amor. La cruz de los sufrimientos, incomprensiones, etc. como Tú lo hiciste. Te pido la gracia de poner mucho amor en cada acción que realice porque me dará fuerzas para no abandonar la cruz salvadora a la orilla del camino. Señor, concédeme aceptar la cruz de cada día con amor. La cruz de los sufrimientos, incomprensiones, etc. como Tú lo hiciste. Te pido la gracia de poner mucho amor en cada acción que realice porque me dará fuerzas para no abandonar la cruz salvadora a la orilla del camino. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

7 III Estación Jesús cae por primera vez Profeta Isaías 50,6 Tu sufrimiento es consecuencia de nuestros pecados y, por nuestra condición, las caídas son inevitables, por eso, te pido la gracia de acudir al Sacramento de la Penitencia cada vez, para recomenzar con nuevo impulso -por tu Gracia- el camino de la santidad. Tu sufrimiento es consecuencia de nuestros pecados y, por nuestra condición, las caídas son inevitables, por eso, te pido la gracia de acudir al Sacramento de la Penitencia cada vez, para recomenzar con nuevo impulso -por tu Gracia- el camino de la santidad. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

8 IV Estación Jesús encuentra a su Madre Evangelio de Lucas 2,35 Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Con la mirada de amor de su madre, Cristo encuentra consuelo. Señor te pido la gracia de ser para quienes me rodean una presencia de paz y estímulo en el diario vivir. Ayúdame a cogerme de tu Madre con el rezo del Rosario y que así sienta su presencia maternal en todos los momentos de mi vida. Con la mirada de amor de su madre, Cristo encuentra consuelo. Señor te pido la gracia de ser para quienes me rodean una presencia de paz y estímulo en el diario vivir. Ayúdame a cogerme de tu Madre con el rezo del Rosario y que así sienta su presencia maternal en todos los momentos de mi vida. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

9 V Estación Jesús es ayudado por el Cirineo Evangelio de Lucas 23, 26 Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Muchas personas, sin hablar, nos piden ayuda, una palabra, un consuelo pero a veces obramos un poco forzados por las circunstancias y Cristo sigue sin recibir nuestro amor en la persona del otro. Señor, te pido la gracia de donar mi amor y mi tiempo a aquellos que lo necesitan. Muchas personas, sin hablar, nos piden ayuda, una palabra, un consuelo pero a veces obramos un poco forzados por las circunstancias y Cristo sigue sin recibir nuestro amor en la persona del otro. Señor, te pido la gracia de donar mi amor y mi tiempo a aquellos que lo necesitan. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

10 VI Estación Verónica limpia el rostro de Jesús Tradición Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... El amor verdadero es creativo y nunca pierde la oportunidad de hacer algo bueno y generoso. Señor, concédeme la gracia de ser una persona dócil y humilde para secundar las inspiraciones del Espíritu Santo. El amor verdadero es creativo y nunca pierde la oportunidad de hacer algo bueno y generoso. Señor, concédeme la gracia de ser una persona dócil y humilde para secundar las inspiraciones del Espíritu Santo. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo

11 VII Estación Jesús cae por segunda vez Profeta Isaías 53, 4-5 Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Todos pasamos por situaciones críticas y caemos por nuestra fragilidad pero encontramos una mano comprensiva que nos ayuda a levantarnos. Señor, te pido la gracia de ser agradecido con la ayuda que me das a través de las personas que son dóciles a Tí. Todos pasamos por situaciones críticas y caemos por nuestra fragilidad pero encontramos una mano comprensiva que nos ayuda a levantarnos. Señor, te pido la gracia de ser agradecido con la ayuda que me das a través de las personas que son dóciles a Tí. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

12 VIII Estación Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén. Evangelio de Lucas 23, Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Frente a dolor, lo importante es asumirlo y unirlo con amor al de Cristo, porque suaviza las heridas del alma y del cuerpo y las cicatriza rápidamente. Dios no necesita que lloremos por Él. Nos pide, sí, que seamos testimonio de fe, esperanza y amor. Frente a dolor, lo importante es asumirlo y unirlo con amor al de Cristo, porque suaviza las heridas del alma y del cuerpo y las cicatriza rápidamente. Dios no necesita que lloremos por Él. Nos pide, sí, que seamos testimonio de fe, esperanza y amor. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

13 IX Estación Jesús cae por tercera vez 1ª Carta de Juan 4, 10 Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Jesús nos enseña que todo lo que hagamos a los demás, es Él quien lo recibe primero, tanto las cosas buenas como las malas. Señor, te pido perdón por todas las veces que pequé y por las que hice caer a mis hermanos. Concédeme la gracia de sentir tu presencia en ellos. Jesús nos enseña que todo lo que hagamos a los demás, es Él quien lo recibe primero, tanto las cosas buenas como las malas. Señor, te pido perdón por todas las veces que pequé y por las que hice caer a mis hermanos. Concédeme la gracia de sentir tu presencia en ellos. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

14 X Estación Jesús es despojado de su ropa Evangelio de Mateo 27,35 Cuando uno no está apegado a nada, soporta mansamente las pérdidas. Señor, concédeme la gracia de poner mi corazón y mi deseo en los bienes eternos porque al final de nuestra vida dejaremos lo que hemos acumulado y llevaremos el amor y las buenas obras que dimos. Cuando uno no está apegado a nada, soporta mansamente las pérdidas. Señor, concédeme la gracia de poner mi corazón y mi deseo en los bienes eternos porque al final de nuestra vida dejaremos lo que hemos acumulado y llevaremos el amor y las buenas obras que dimos. Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

15 XI Estación Jesús es clavado en la Cruz Evangelio de Juan 19,25 Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Es el momento más doloroso de Jesús y, a pesar de todo, pide al Padre que los perdone porque no saben lo que hacen. Señor, concédeme la enorme gracia de ponerme siempre en el lugar de los demás y tratarles como yo te trataría a Tí. Enséñame a perdonar y pedir perdón, a ser misericordioso con mi prójimo. Es el momento más doloroso de Jesús y, a pesar de todo, pide al Padre que los perdone porque no saben lo que hacen. Señor, concédeme la enorme gracia de ponerme siempre en el lugar de los demás y tratarles como yo te trataría a Tí. Enséñame a perdonar y pedir perdón, a ser misericordioso con mi prójimo. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

16 XII Estación Jesús entrega su Espíritu al Padre Evangelio de Lucas 23,44 Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... Para alguien que cree en las Palabras de Jesús, la muerte es el comienzo de una vida nueva junto a Dios, es la liberación de todo lo que nos aflige en el mundo. Señor, concédeme la gracia del amor y la perseverancia para ser un reflejo de tu Luz aquí en la tierra para alcanzar el cielo. Para alguien que cree en las Palabras de Jesús, la muerte es el comienzo de una vida nueva junto a Dios, es la liberación de todo lo que nos aflige en el mundo. Señor, concédeme la gracia del amor y la perseverancia para ser un reflejo de tu Luz aquí en la tierra para alcanzar el cielo. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

17 XIII Estación Jesús es bajado de la cruz Evangelio de Juan 19,30 Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí. Padre Nuestro... María sufre como Madre el dolor de su Hijo, que sólo vivió para hacer el bien; sufre como Esposa del Espíritu Santo, porque El Amor no fue amado como se merecía; sufre como Hija de Dios, porque la obra más perfecta del Creador es aparentemente destruida por el mal; pero en su interior ella sabe que el Amor y la Verdad siempre triunfan. Señor te pido la gracia de confiar siempre en Ti, todo ocurre para bien. María sufre como Madre el dolor de su Hijo, que sólo vivió para hacer el bien; sufre como Esposa del Espíritu Santo, porque El Amor no fue amado como se merecía; sufre como Hija de Dios, porque la obra más perfecta del Creador es aparentemente destruida por el mal; pero en su interior ella sabe que el Amor y la Verdad siempre triunfan. Señor te pido la gracia de confiar siempre en Ti, todo ocurre para bien. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

18 XIV Estación Jesús es puesto en el sepulcro Evangelio de Juan 19,38 Señor, pequé, ten piedad y misericordia de mí Padre Nuestro... La última morada que abre las puertas a la trascendencia. Señor te pido la gracia de despedir a nuestros seres queridos cuando les toque partir con espíritu de alegría y resurrección y que ese mismo espíritu nos acompañe cuando nos llames a tu encuentro. Amén. La última morada que abre las puertas a la trascendencia. Señor te pido la gracia de despedir a nuestros seres queridos cuando les toque partir con espíritu de alegría y resurrección y que ese mismo espíritu nos acompañe cuando nos llames a tu encuentro. Amén. Te adoramos Cristo y te bendecimos porque con tu santa Cruz redimiste al mundo.

19 Señor Jesús, tú me conoces y sabes como soy. Conoces los caminos que he recorrido y todas las veces que he caído. También sabes de mis deseos de hacer el bien a pesar de mi inconstancia, y dejadez. Tu conoces mi condición frágil y pecadora pero también sabes todo lo que soy capaz de hacer si me abro a tu gracia y soy dócil a tus inspiraciones. Señor Jesús, tú me conoces y sabes como soy. Conoces los caminos que he recorrido y todas las veces que he caído. También sabes de mis deseos de hacer el bien a pesar de mi inconstancia, y dejadez. Tu conoces mi condición frágil y pecadora pero también sabes todo lo que soy capaz de hacer si me abro a tu gracia y soy dócil a tus inspiraciones. Por eso te pido que me acompañes en el Vía Crucis de mi vida para que se convierta en Camino de Luz porque no es lo mismo sufrir contigo que sufrir sin Tí. Amén. Por eso te pido que me acompañes en el Vía Crucis de mi vida para que se convierta en Camino de Luz porque no es lo mismo sufrir contigo que sufrir sin Tí. Amén.


Descargar ppt "JESUS DIO LA VIDA POR TI Y POR MI PORQUE NOS AMA.... Te invito ha rezar este vía Crucis en tu casa, a solas o en familia. Rezar aporta alegría a tu corazón."

Presentaciones similares


Anuncios Google